Solidarismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El solidarismo es la expresión francesa del liberalismo social. Surge entre finales del siglo XIX y principios del XX de manos de varios políticos entre los que destaca sobre todos Léon Bourgeois. Tuvo cierto influjo también en otros países como Alemania e Italia, y en España entre los krausoinstitucionalistas, como demuestran los fondos bibliográficos del Consejo Económico-Social y de la Universidad Complutense de Madrid.

Principios del solidarismo[editar]

Según Léon Bourgeois y otros autores del pensamiento, el solidarismo lo que quiere expresar es el hecho de la solidaridad social, de la mutua dependencia entre los individuos. Retomando la teoría del contrato social, el solidarismo habla de un cuasi-contrato que une a los individuos en sociedad y que conllevan unas expectativas y unas obligaciones comunes entre todos ellos regulados por la justicia. Y define la justicia como una relación de equivalencia entre lo que se aporta y lo que se recibe. No supone la desaparición de las desigualdades, sino que la justicia se encarga del cumplimiento de una deuda social que los individuos tienen con la sociedad.

La relación se establece de la sociedad hacia los individuos y viceversa, resumiéndose en el principio de mutualidad, que cubre los infortunios de sus miembros a través de unas cuotas que aportan.

Los temas políticos se sumergen en los asuntos sociales, concretamente en la cuestión obrera. Se trata de incorporar la clase obrera al Estado y al orden político-social con medidas de protección del trabajador y de laicización de la educación.

Otro tema tratado de manera importante por el solidarismo es el de la democracia, que significaba conseguir el sufragio universal como principal expresión de la acción política ciudadana.

Con todo ello no cambia tanto el diseño institucional del Estado como sus funciones, que pasa de ser vigilante a tener una misión más activa en la acción social. No se propone, por tanto, eliminar el capitalismo sino hacerlo más igualitario.

El solidarismo supone una corrección de las relaciones entre individuo y sociedad. Incorpora la sociología de Auguste Comte recuperando la importancia de lo social, acentuando el peso de lo social en todos los campos y superando el individualismo del liberalismo clásico. Sin embargo, no se sacrifica el individuo a la sociedad o al Estado, sino que supone un organicismo precisado en el sentido de que no elimina al individuo en favor de la sociedad, sino que son los individuos los que forman la sociedad, aunque la sociedad es algo más que la suma de individuos. Se trata de mantener un equilibrio entre sociedad e individuo intercalando la libertad individual con los derechos sociales.

El solidarismo encuentra a su gran referencia en Émile Durkheim, al incorporar el cientifismo con el positivismo que busca las leyes que expliquen el desarrollo social.

Teóricos del solidarismo[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Logue, William. From philosophie to sociology. The evolution of French liberalism 1870-1914. Northern Illinois University Press. Chicago, 1983.
  • Suárez Cortina, Manuel. El gorro frigio. Liberalismo, democracia y republicanismo en la Restauración. Capítulo V. Biblioteca Nueva. Madrid, 2001.

Bibliografía complementaria[editar]

  • Bouglé, Célestin. «Le solidarisme», en Les doctrines politiques V. Giard y E. Brière. París, 1907.
  • Bourgeois, Lèon. Solidarité. A. Colin. París, 1896.