Sociedad de inversión

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las sociedades de inversión son aquellas instituciones de inversión colectiva (abreviadamente IIC) que adoptan la forma de sociedad anónima y cuyo objeto social es la captación de fondos, bienes o derechos del público para gestionarlos e invertirlos en bienes, derechos, valores u otros instrumentos, financieros o no, siempre que el rendimiento del inversor se establezca en función de los resultados colectivos.[1]

Las instituciones de inversión colectiva pueden ser de carácter financiero o no, adoptan la forma jurídica de sociedad de inversión o fondo de inversión.

Las sociedades de inversión, o fondos, son la forma más accesible para que los pequeños y medianos inversionistas puedan beneficiarse del ahorro en instrumentos bursátiles. El inversionista compra acciones de estas sociedades cuyo rendimiento está determinado por la diferencia entre el precio de compra y el de venta de sus acciones. Los recursos aportados por los inversionistas son aplicados por los fondos a la compra de una canasta de instrumentos del mercado de valores, procurando la diversificación de riesgos.

Estas instituciones forman carteras de valores o portafolios de inversión con los recursos que captan del público inversionista. La selección de estos valores se basa en el criterio de diversificación de riesgos. Al adquirir las acciones representativas del capital de estas sociedades, el inversionista obtiene ventajas tales como la diversificación de sus inversiones, principio fundamental para disminuir el riesgo y, la posibilidad de participar del Mercado de Valores en condiciones favorables sin importar el monto de los recursos aportados.

Para un inversionista pequeño o mediano, adquirir unitariamente instrumentos del mercado de valores, equivaldría a concentrar excesivamente su inversión. Ello, sin considerar que, en muchos casos, son elevados los montos mínimos exigidos para la compra de un instrumento bursátil en particular. En una sociedad de inversión, en cambio, los recursos del inversionista se suman a los de otros, lo que permite ampliar las opciones de valores bursátiles consideradas.

Denominación social[editar]

La denominación de las sociedades de inversión deberá ir seguida de las letras o palabras que hagan alusión al tipo de sociedad de inversión que se refiere; por ejemplo, denominación social seguida de "Sociedad de Inversión de Capital Variable" o de las siglas "SICAV", denominación social seguida de "Sociedad de Inversión Inmobiliaria" o de las siglas "SII", según convenga al caso.

Sociedades de Inversión en Instrumentos de Deuda[editar]

Son sociedades que invierten en Activos Objeto de Inversión que representan deuda de los emisores (Gobierno Federal, instituciones bancarias o empresas privadas), por ello, las utilidades que obtienen son por medio de intereses y en forma secundaria por la compraventa de los títulos. El rendimiento que estas sociedades de inversión ofrecen es más pequeño que la de Renta Variable, pero de una forma más constante, y están expuestos a una menor volatilidad o riesgo. Las primeras de estas sociedades iniciaron su operación a finales de 1983, y básicamente se constituyeron como fondos de mercado de dinero, es decir las características básicas que ofrecían estas sociedades eran alta liquidez y rendimiento, y por consiguiente su cartera se encontraba invertida en instrumentos de mercado de dinero.

Las Sociedades de Inversión en Instrumento de Deuda se clasifican en cinco categorías:

  • De mercado de dinero: Estas sociedades invierten al menos el 90% de sus activos totales en instrumentos gubernamentales, bancarios y privados con un plazo por vencer no mayor a 90 días y con las dos más altas calificaciones para que el riesgo disminuya.
  • Especializadas: El 60% de sus activos totales son invertidos en instrumentos gubernamentales, bancarios o privados, según sea su especialización, o en valores referidos a un concepto específico como tasa real o cobertura.
    • Sociedades de inversión de cobertura: Se cubren o protegen contra devaluaciones del tipo de cambio, invirtiendo en valores referidos a dólares estadounidenses u otras divisas.
    • Sociedades de inversión de tasa real: invierten en valores que ganan rendimiento real (ajustabonos, udibonos, etc.), cubre la inflación.
    • Sociedades de inversión en algún tipo de deuda: Deuda con el gobierno federal, instituciones bancarias o corporativas.
  • Combinadas: Deben diversificar su portafolio invirtiendo en más de un tipo de instrumento de deuda, con el objetivo de mejorar el rendimiento.
  • En valores sin grado de inversión: El 60% de sus activos objeto de inversión totales debe invertirse en instrumentos de deuda sin grado de inversión. Estos instrumentos sin grado de inversión tiene una calificación más baja, por lo cual, al ser más riesgosos ofrecen un mejor rendimiento.
  • Agresivas: No se limitan con máximos o mínimos por tipo de instrumento, ya que su estrategia está enfocada a aprovechar los movimientos del mercado (alzas, bajas y lateralidad).

Sociedades de Inversión de Renta Variable[editar]

Fueron las primeras en aparecer en el país y sus activos se invierten en valores de renta variable e instrumentos de deuda. Pueden invertir personas físicas y personas morales. El inversionista obtiene una ganancia de capital que consiste en la diferencia entre el precio de venta y el precio de compra. Esta ganancia es exenta de impuestos para las personas físicas y es acumulable para las personas morales. Estas sociedades, al igual que las de Instrumentos de Deuda, se categorizan en:

  • Indizadas: Su objetivo principal es replicar o imitar los rendimientos de algún índice como el IPC de la Bolsa Mexicana de Valores.
  • De largo plazo: Invierten como mínimo 60% de sus activos en valores de renta variable cuya rotación anual de cartera no puede ser superior al 80%. Esto permite que el documento sea mantenido por un periodo más largo para incrementar el rendimiento.
  • De la pequeña y mediana empresa: Invierten, por lo menos, 60% de sus activos totales en acciones de empresas con potencial de crecimiento.
  • Sectoriales: Invierten, al menos, 60% de sus activos totales en valores de empresas de un sector específico.
  • Regionales: Invierten, al menos, 60% de sus activos totales en acciones de empresas localizadas en una región en particular.
  • Balanceadas: Deben invertir en una mezcla equilibrada de instrumentos de renta variable y de deuda, por ejemplo, entre 60% y 30% de renta variable y el resto en deuda.
  • Preponderantemente en deuda: Deben invertir en una mezcla de instrumentos de renta variable (entre 10% y 30%) y de deuda.
  • Agresivas: no tienen máximos ni mínimos por tipo de instrumento, ya que su estrategia está enfocada a utilizar los movimientos del mercado (alzas, bajas y lateralidad) para generar rendimientos. Se dice agresiva pues tiene que estar atenta a los movimientos del mercado.

Sociedades de Inversión de Capitales[editar]

Las sociedades de inversión de capitales operarán con Activos Objeto de Inversión cuya origen corresponda a acciones, obligaciones y bonos a cargo de empresas que promueva la propia sociedad de inversión y que requieran recursos a mediano y largo plazo. El desempeño financiero de las empresas promovidas influye en el rendimiento de estos instrumentos, debido que la inversión se realiza en el capital de la empresa. El plazo de las inversiones de capitales, por lo general, es de largo plazo (de un año en adelante). Las Sociedades de Inversión de Capitales ( SINCAS ) invierten sus recursos de manera temporal en empresas que por sus características particulares presentan viabilidad financiera e importante capacidad de desarrollo productivo que derivan en un retorno sobre el capital invertido de la SINCA.

Sociedades de Inversión de Objeto Limitado[editar]

Estas sociedades operarán con valores y documentos emitidos por empresas que requieren recursos a largo plazo y cuyas actividades están relacionadas preferentemente con los objetivos de planeación nacional del desarrollo. Por lo general, las sociedades de objeto limitado nacen de la unión de personas con un objeto o fin común, que buscan adquirir préstamos o medios de financiamiento que beneficien su sector productiva.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Ley española estatal 35/2003, de 4 de noviembre, de Instituciones de Inversión Colectiva.

Enlaces externos[editar]