Sociedad Taína

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las Antillas se fueron poblando por grupos aborígenes perteneciente al grupo indígena de los arahuacos que emigraron de las cuencas de los ríos Orinoco en Venezuela y Xingú y Tapajos en las Guayanas, en el siglo XV. El medio que permitió el traslado de los pobladores sudamericanos a las Antillas fue la canoa, lo cual se hizo posible porque estos aprovechaban las corrientes marinas y el rosario de islas que componen el archipiélago.

Durante la emigración de éstos aborígenes se conocen cuatros períodos migratorios, en los que conocemos a los ciguayos, que se establecieron en el noreste de la isla de Santo Domingo; los macorixes; los ciboneyes, que se dedicaban a la caza, la pesca y la recolección de frutos; los iñerís, que eran agricultores y trabajaron la cerámica, decorada con pintura; y los taínos, que era el grupo principal y el cual encontraron los españoles en la isla de Santo Domingo. Los ignerís y los taínos hablaban lenguas de origen arawak, mientras que existe dudas sobre la naturaleza de las lenguas de los otros grupos. Bartolomé de las Casas dice explícitamente que en la isla de La Española (o Hispaniola):

Tres lenguas había en esta Isla distintas, que la una a la otra no se entendía; la una era de la gente que llamábamos del Macoríx de abajo, y la otra de los vecinos del Macorix de arriba [=los Ciguayos], que pusimos arriba por cuarta y por sexta provincias; la otra lengua fue la universal de toda la tierra, y esta era la más elegante y más copiosa de vocablos, y más dulce el sonido; en esto la de Xaraguá, como dije arriba, en todo llevaba ventaja y era muy más prima. (De las Casas 1875:5:486)

Agricultura[editar]

La yuca era la principal producción de los taínos.

Los taínos eran dedicados a la agricultura, sembraban plantas domesticadas en Sudamérica, que éstos habían traído en su primer viaje. Para cultivar la tierra usaron el sistema de los montones, que consistía en acumular la tierra en forma circular, éstos sembrados se llamaban conucos. Utilizaban la coa, como instrumento para hacer hoyos sobre los montones y sembrar las semillas o las estacas.

Su principal producción fue la yuca amarga, con el cual hacían cazabe, siendo este el pan de los indios; y fermentaban la yuca para obtener una bebida embriagadora llamada uicú. Otros de los cultivos importantes es el maíz, que comían asado, crudo o tierno; la yautía, la batata, que comían asadas o hervidas; el maní, el cual comían con cazabe, la papa, cahuate, pimienta, piña, algodón y tabaco.

Otros alimentos[editar]

Además de que éstos se dedicaban a la agricultura, también practicaban la pesca de dorados, lisas, pargos y xureles en el mar, utilizando como medio la canoa, anzuelos hechos de huesos, y redes. En los ríos pescaban camarones, dajaos, diahacas, róbalos y zagos. Pescaban también manatí que abundaba en la costa de la isla.

La caza era también practicada por éstos, cazando iguanas, jutías, caimanes, culebras; aves como la cotorra, paloma , pato y águilas.

Además de la caza y la pesca que practicaban los taínos, éstos recolectaban frutos tropicales.

Organización política[editar]

Básicamente estaban organizados en cacicazgos compuestos por varias aldeas llamadas yucayeques. El cacicazgo estaba gobernado por un jefe o cacique.

Este estaba acompañado por los nitaínos, que actuaban como asistentes de los caciques.

También de un behique, bohique que hacía las veces de sacerdote y ejercía un poder considerable sobre todo los individuos, pues actuaba no solamente como intermedio entre los indios y sus divinidades, sino también como curandero

Y por último, los naborias, que era el pueblo común y éstos trabajaban para los caciques.

Cacicazgos[editar]

La isla denominada Haití o Quisqueya por los aborígenes, poseía cinco cacicazgos cada uno gobernado por un cacique.

Marién era gobernado por el cacique Guacanagarix, ocupando su cacicazgo una porción de la parte noroeste de la isla, donde se encuentra el norte de la República de Haití y en porción a Dajabón, Santiago Rodríguez, Monte Cristi y otras comunidades del lado de la República Dominicana.

El Cacicazgo de Jaragua era gobernado por Bohechío, poseedora de la parte Suroeste de la isla, la porción restante de Haití y la parte Suroeste de la República Dominicana, incluyendo San Juan. Este cacicazgo quedó a mano de Anacaona cuando su hermano Bohechío murió.

Otro de los cacicazgos era dirigido por Caonabo que llevaba por nombre Maguana. Este cacicazgo componía lo que hoy es San Cristóbal, Peravia, Azua, Monseñor Nouel, La Vega, Santiago y San Juan, éste último donde Caonabo hizo su principal asiento.

Cayacoa era el cacique que gobernaba en el territorio de Higüey. Este cacicazgo estaba ubicado en toda la región Sureste de la República Dominicana.

El último de los cacicazgos es Maguá, el cual era gobernado por el cacique Guarionex. Maguá comprendía todos los llanos costeros del Norte, la Cordillera Septentrional, adentrándose al Cibao Oriental y la Península de Samaná.


Imagen:BohioTaino.jpg

Religión, mitos y creencias[editar]

La religión de los taínos era politeísta, creían en diferentes dioses a los que llamaban cemíes y los hacían de piedra o madera. Entre sus dioses, el principal era el dios de la Yuca, llamado Yucahu-Bagua-Maorocoti. También tenían otros dioses como Atubey, madre de Yucahu, Guabanex, diosa que se relacionaba con la lluvia, el viento y los huracanes.

En honor a los dioses celebraban el rito de la cohoba, que era dirigida por el cacique junto con el behique, comunicándose el cacique a través de ésta ceremonia con los dioses y recibía consejos de éstos.

Hacían fiestas llamadas areítos, con las que conmemoraban hechos importantes. Los areítos eran creencias organizado en versos medidos, cantados siempre de la misma manera, siendo éstos celebrados como bailes cantados y dirigidos por una persona principal que recitaba las historias danzando.

Los mitos se relacionaban con el origen del Sol y de la Luna, salidos de una cueva llamada Jovovava.