Cordilleras Béticas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sistemas Béticos»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Cordilleras Béticas
Sistemas Beticos.png
Localización de los Sistemas Béticos en Andalucía
Dimensiones
Máx. cota 3479 msnm
Coordenadas 37°N 3°O / 37, -3Coordenadas: 37°N 3°O / 37, -3
Localización
País(es) Flag of Spain.svg España
Orientación OSO - ENE
Geografía
Subsistemas Cordillera Subbética y cordillera Penibética
Cumbres Mulhacén, Veleta, La Sagra

Las cordilleras Béticas o sistemas Béticos son un conjunto de sistemas montañosos que se extienden por el sur de la península ibérica, desde el golfo de Cádiz hasta Alicante y Baleares. Forman parte del Arco de Gibraltar y se subdividen en las cordilleras Prebética, Subbética y Penibética.

Es el más importante de los conjuntos de relieve de España. Es un vasto conjunto montañoso que se alarga más de 600 km desde el Estrecho de Gibraltar hasta el Cabo de la Nao y que incluso continua por debajo del mar para aparecer en las Islas Baleares. Su extremo más estrecho es en la zona de Gibraltar y se va ensanchando hacia la zona oriental, donde se pone en contacto con el zócalo herciniano de la meseta.

División geográfica[editar]

Tradicionalmente los geógrafos han distinguido cuatro unidades dentro de las cordilleras Béticas, de norte a sur:

La cordillera Prebética[editar]

Se extiende por el sur de España, al este de la Cordillera Subbética, desde la provincia de Jaén y Granada hasta la provincia de Alicante. Entre otras está formada por las sierras de Cazorla, sierra de Segura, sierra de Alcaraz, sierra de Castril, sierra de la Sagra, sierra del Taibilla, sierra de María (a caballo entre sistemas Penibético y Prebético), sierra de Mariola, sierra de Aitana, hasta desaparecer en el Mediterráneo tras el Macizo de Montgó, la sierra de Bernia y Peñón de Ifach.

La cordillera Subbética[editar]

Discurre desde Gibraltar hasta la provincia de Jaén. Algunas de las diversas sierras y serranías que la conforman son de oeste a este. Desde los Alcornocales, la sierra de Grazalema, sierra de Gibalbín, las sierras subbéticas de Córdoba, sierra Elvira, sierra de Loja, Sierra Sur de Jaén, sierra Harana y sierra de Huétor, esta última en contacto con el sistema Penibético y por último sierra Mágina superpuesta sobre el sistema prebético.

Surco intrabético[editar]

Son una serie de depresiones, más o menos cerradas y separadas unas de otras, que se intercalan entre las sierras Béticas y la cordillera Penibética (Ronda, Antequera, Granada, Baza, Guadix, Huéscar, etc.). Se denominan surco intrabético o depresión Penibética.

Sierra Bermeja.

La cordillera Penibética[editar]

La Cordillera Penibética es la más sureña de las Cordilleras Béticas, y discurre por la costa Sur de Andalucía, desde la provincia de Cádiz hasta la de Murcia. Poco más al Norte, tras depresiones más o menos definidas, se encuentra la Cordillera Subbética y Prebética.

Las sierras principales que la conforman, de oeste a este, son, entre otras, la Serranía de Ronda, la cordillera Antequerana, sierra de Tejeda, sierra de Almijara, Sierra Nevada, sierra de Lújar, sierra de la Contraviesa, sierra de Gádor, sierra de Baza, sierra de los Filabres, sierra de Las Estancias, sierra Alhamilla, sierra Espuña, la sierra de la Muela y la sierra minera de Cartagena.

División geológica[editar]

Ubicación de la Cordillera Bética en el contexto geológico de la península ibérica.[1]

Los geólogos establecen una nomenclatura totalmente diferente que puede plantearnos nombres que resultan equívocos con respecto a los nombres que les dan los geógrafos. Dividen las cordilleras atendiendo a unas razones genéticas, es decir, en función de donde se forman los materiales que dieron lugar a las distintas partes dentro del conjunto Bético. En el plegamiento alpino el zócalo también es levantado junto con los sedimentos y forma parte de las estructuras plegadas.

Entre estas dos zonas nos encontramos grandes diferencias de tipo estructural y de componente litológico:

Zona interna[editar]

La zona interna en líneas generales no nos plantea problema ya que coincide con la cordillera Penibética.

La zona interna resulta mucho más compleja por su litología y estructura, ya que la zona interna incluye materiales sedimentarios del fondo de la fosa y del propio zócalo prealpino levantado por el plegamiento alpino; además los materiales han sufrido procesos metamórficos y aparecen materiales de origen volcánico. Desde el punto de vista de la estructura es más complicada ya que el empuje de sur a norte producido por el plegamiento alpino ha hecho que no sólo se plieguen sino que también se desplace en esta dirección en forma de mantos de corrimiento.

La zona externa[editar]

Pico Mulhacén.

A su vez la dividen en dos grandes unidades: Prebético y Subbético. En líneas generales se podría decir que coinciden con las Subbéticas, pero una de las partes de la zona externa toma el nombre de Subbético, con el que los geógrafos denominan a toda la zona incluido también el Prebético.

La zona externa se ha formado a partir de materiales sedimentarios levantados por le impulso alpino plegados y algunas veces ligeramente cabalgados. Esta zona no se ha visto afectada por fenómenos metamórficos ni por vulcanismo relacionado con el propio plegamiento alpino.

El surco intrabético puede formar parte de la zona interna o exterior y no tiene una gran importancia para los geólogos ya que es morfología.

Las cordilleras Béticas forman el conjunto más importante de la Península. Tienen una longitud de unos 600 km, mayor que la del Pirineo. Además tienen una anchura en su parte central también mayor y su máxima altitud (Mulhacén) es también mayor que la del Pirineo (Aneto). En cambio, como típica montaña mediterránea, da menor sensación de montaña debido entre otras razones a su menor continuidad. Las cordilleras béticas tienen características morfológicas que las diferencian de una cordillera típicamente alpina y que las convierten en montaña mediterránea. Éstas son:

  1. Su compartimentación. No forman una barrera continua y están formadas por una serie de macizos montañosos separados por pasillos que les hacen perder esa sensación de continuidad. Estos pasillos son los que ha utilizado el hombre para penetrar desde el mar o establecer los principales sistemas de comunicación.
    1. Pasillo Granada-Motril, entre la sierra de Almijara y Sierra Nevada.
    2. Pasillo Guadix-Almería, por el valle del Andarax entre la sierra de Baza y la sierra de los Filabres.
    3. Pasillo Baza-Huéscar-Almería, por el valle del Almanzora entre la sierra de las Estancias y la de los Filabres.
  2. El carácter alomado de las partes más elevadas del conjunto montañoso. Su altura es similar a la de los Pirineos pero, sin embargo, su sensación de altura es menor que la de la zona central del Pirineo. La carencia de formas agrestes (agujas, crestas, etc.) hace también que la sensación de altura sea menor. Esto se debe a la estructura en mantos de corrimiento de la cordillera pero también a la blandura de los materiales que componen el núcleo central de Sierra Nevada. A esta circunstancia han podido contribuir los grandes periodos glaciares, que han dejado sus huellas en los amplios y suaves valles glaciares. Es en el borde del conjunto Penibético, de menor altitud, donde se da un paisaje con mayor sensación montañosa debido a la existencia de calizas y dolomías, que se disponen en forma de aureola alrededor de Sierra Nevada en la zona llamada el Calar.

Estructura de los sistemas Béticos[editar]

La estructura es bastante compleja. Debido a ello su estudio ha sido bastante lento. A lo largo de la historia se han ido adoptando teorías distintas. En un primer momento se llegó a pensar que en realidad estábamos ante un gran pliegue desventrado por la erosión en su parte central, de manera que al Norte se constituyó la sierra Subbética y en el Sur se constituyó la cordillera Penibética.

Después se pensó que en realidad eran dos pliegues paralelos, uno más alto que otro, y que estaban separados por un valle.

En la mitad del s. XX van a ir surgiendo las teorías modernas sobre la estructura de las cordilleras Béticas, que después se han ido modificando en puntos concretos. Se establece la idea de que las cordilleras Béticas son fruto de mantos de corrimiento. Los primeros estudios los llevan a cabo Blumenthal, que realiza una serie de estudios entre 1927 y 1950 sobre todo en la mitad occidental de las cordilleras Béticas. Por otra parte Fallot realiza también un serie de estudios en la mitad oriental entre 1918 y 1960. A partir de entonces podemos decir que las investigaciones no han cesado y que se han incrementado con el paso del tiempo. Existen varios equipos de investigación: danés, alemán y holandés, que van investigando y profundizando en los estudios de Blumenthal y Fallot. Hay que resaltar también el equipo español de la escuela geológica granadina, fundada por el catalán Fondbote. Esto significa que poco a poco se ha ido definiendo la estructura de la cordillera Penibética, que es la estructura más complicada.

  • Zona externa: pliegues con ligeros cabalgamientos.
  • Zona interna: donde se darían en toda su complejidad esos mantos de corrimiento, que le dan una mayor complejidad estructural y litológica.

Espacios naturales protegidos[editar]

En el ámbito de la cordillera Bética han sido declarados los siguientes Espacios Naturales Protegidos:

Referencias[editar]

  1. Vera Torres, J. A. (ed.) (2004). Geología de España. Sociedad Geológica de España e Instituto Geológico y Minero de España. p. 884. ISBN 84-7840-546-1. 

Véase también[editar]