Sistema de planificación por competencias

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Sistema de Planificación por Competencias (SPC) es una aplicación web de uso docente destinada a centros educativos que desean promover una pedagogía basada en competencias. Permite discutir y planificar el trabajo de los educadores desde las habilidades que se pretende que los estudiantes desarrollen, como alternativa a una enseñanza basada en contenidos. Debe tenerse en cuenta que comenzar a pensar en competencias o habilidades a promover o desarrollar implica que no se empieza por los contenidos “a dar”, en un enfoque de transmisión-recepción.

Características principales[editar]

Se trata de una aplicación PHP con base de datos MySQL.

Objetivos del sistema:

La aplicación desarrollada tiene tres objetivos pedagógicos prioritarios:

a) Poner énfasis en la categorización de competencias o habilidades cognitivas según niveles de exigencia cognitiva, con la idea de promover las de orden superior;

b) Promover la coherencia entre la competencia o habilidad que se pretende que logren los estudiantes y la(s) situación(es) de aprendizaje que se propone(n), de tal manera que un nivel de realización satisfactoria de la situación, implique una muestra de dominio de la habilidad o competencia.

c) Impulsar el intercambio y colaboración entre colegas, en la tarea de realización de los objetivos anteriores.


El modelo pedagógico

Este sistema toma en cuenta el enfoque del curso CADE [1](Competency Assessment in Distributed Education) de JesuitNET[2] ( Jesuit Distance Education Network) en cuanto a la discriminación de las competencias en categorías, apuntando a las estratégicas, la importancia de diseñar situaciones que pongan en evidencia el dominio de la competencia y la sugerencia de explicitar una respuesta satisfactoria. Asimismo, toma en cuenta el “diseño inverso” sugerido por Wiggins&Mc Tighe en “Understanding by Design” Alexandria, Virginia, USA, ASCD (Association for Supervisión and Currículum Development), que hace pensar en lo que se quiere que el alumno comprenda, luego en la evidencia de esa comprensión y luego en el diseño de situaciones de aprendizaje que promuevan la comprensión citada. Es una línea que tiene mucho en común, también, con la “Enseñanza para la comprensión”, del Equipo del Proyecto Cero, de la Escuela de Graduados de Educación, de Harvard.

Manejo[editar]

Esta aplicación web permite construir en forma colaborativa una grilla de desarrollo curricular donde se explicitan Competencias, Situaciones de aprendizaje, Respuestas satisfactorias , Medios y Fundamentaciones.

Competencia:

Las competencias deben ser redactadas, pensando en los logros que se pretende que alcancen los estudiantes al finalizar el curso o la unidad.

Dentro de ellas, deben categorizarse en distintos niveles según la exigencia cognitiva que represente.

El mayor nivel corresponde a la resolución de problemas, tomas de decisión, análisis crítico, síntesis, generalizaciones. Son las llamadas habilidades cognitivas de orden superior.

Con respecto a las habilidades de orden superior, son las que, en general, ejecutan los expertos en un área del conocimiento. Generalmente, éstos no es que acumulen mayor cantidad de conocimientos, sino que abordan los problemas de otro modo, diferente al novato.

Otros niveles son las que implican el seguimiento de pasos, como en el dominio de una técnica, y el que se refiere al conocimiento de terminología, vocabulario, hechos, conceptos.

Situación de aprendizaje:

A cada nivel de competencia le corresponderá distinto tipo de situación de aprendizaje, de tal forma que, resuelta la situación en forma satisfactoria, demostrará el dominio de la competencia.

Respuesta satisfactoria:

Interesa que el docente no solamente describa cada situación de aprendizaje, sino que especifique lo más concretamente cuál sería la respuesta que representaría la más correcta posible según distintos criterios, que indicaría dominio de la competencia. Puede considerar niveles satisfactorios dentro de distintos criterios.


Fundamentación:

Es importante que el docente se esfuerce por expresar las razones por las que la resolución satisfactoria de la(s) situación(es) son indicadores de que se ha alcanzado un dominio de la competencia

Medios:

Pueden ser imágenes, sonidos, animaciones, páginas web, software educativo, elaboración de mapas conceptuales, presentaciones.


Antecedentes[editar]

Actualmente se está dando un giro, de los abordajes de la enseñanza que parten de los “contenidos”, a los que se orientan a las “competencias”. Las razones de esa evolución son múltiples, dentro de las cuales, es importante señalar las necesidades crecientes, de selección con eficacia, de determinados perfiles profesionales, pero aquí interesa destacar los fundamentos didácticos de tal evolución. En efecto, la comunidad educativa, recogiendo teorías e investigaciones actualizadas, reconoce cada vez más la importancia protagónica y activa del estudiante como constructor de su propio conocimiento, trascendiendo el rol tradicional de receptor de conocimientos elaborados y transmitidos por otros.

Ese reconocimiento es el que avala la evolución de una enseñanza centrada en el docente, cuya tarea principal consistía en organizar los contenidos a transmitir, a una enseñanza centrada en el estudiante y en los logros que se pretende que éste alcance al culminar un curso o una unidad del mismo.

Otro aspecto importante es que esos logros, o competencias a alcanzar, deben ponerse en evidencia, mediante comportamientos observables y en cierta forma, medibles. Por eso, a la derecha de la redacción de la competencia, en este sistema deben expresarse las situaciones a resolver por quienes, supuestamente, han alcanzado el dominio de la competencia.

Naturalmente, no habrá una única manera de poner de manifiesto el dominio de la competencia y sobre todo, en el caso de las competencias complejas, deberá plantearse una serie gradual de situaciones a resolver. Es necesario destacar, que el enfoque por competencias cobra su verdadero valor cuando se hace una categorización de competencias en distintos niveles según la exigencia cognitiva que representan.

Así, las habilidades o competencias de orden superior, son las que, en general, ejecutan los expertos en un área del conocimiento. Generalmente, éstos no es que acumulen mayor cantidad de conocimientos, sino que abordan los problemas de otro modo, diferente al novato, mostrando capacidades estratégicas, que se manifiestan por no dar respuestas “rápidas” y “seguras” en forma inmediata, sino que resuelven problemas y/o toman decisiones, luego de realizar análisis críticos de alternativas, síntesis, generalizaciones.

Para el logro de ese nivel estratégico, se requerirán otras competencias, de menor exigencia cognitiva, como por ejemplo, las que implican el seguimiento de pasos, como en el dominio de una técnica y las que se refieren al conocimiento de terminología, vocabulario, hechos, conceptos.

El logro de cada nivel de competencia se pondrá en evidencia mediante la resolución de distinto tipo de situación de aprendizaje, de tal forma que, resuelta la situación en forma satisfactoria, demostrará el dominio de la competencia de ese nivel.

Véase también[editar]

Competencias (pedagogía).

Enlaces externos[editar]