Sistema automático de edificación

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


El Sistema Automático de Edificación se define como un conjunto de tecnologías y métodos constructivos innovadores destinados a revolucionar la construcción de bloques de viviendas, combinando técnicas avanzadas en sistemas de hormigón con tecnologías punteras en automatización e industrialización de procesos constructivos.

A continuación se expone un resumen con los aspectos técnicos más destacables, para su desarrollo y modelo de negocio que generaría el desarrollo del “Sistema Automático de Edificación”.

Descripción general del sistema[editar]

El “Sistema Automático de Edificación” se diferencia de los sistemas tradicionales de construcción de viviendas en dos aspectos fundamentales:

El tipo de edificación resultante:

Edificios de viviendas independientes o en bloques, de hasta 35 metros de anchura, longitud ilimitada y con alturas dependiendo de cada proyecto.

Los edificios resultantes se componen de una única pieza de hormigón con armadura de acero, la cual integra la estructura principal, divisiones internas, fachadas, tejados, etc.

Las viviendas construidas gozan de todas las ventajas que aporta la construcción basada en hormigón:

-Estructura completamente antisísmica.

-Elevada resistencia al fuego e inclemencias meteorológicas.

-Máximo aislamiento térmico y acústico entre viviendas y con el exterior.


El proceso aplicado en su construcción:

Construcción modular en cadena, apoyada por sistemas robotizados.

Costes y tiempos de construcción muy reducidos respecto de los sistemas actuales.

Menores riesgos laborales al reducirse la intervención humana en los procesos.

Empleo de técnicas de suministro e instalación de elementos “Justo a tiempo”.

Producción de hormigón y otros elementos “in-situ” integrados en cadena de producción.

Reducido impacto ambiental en el proceso constructivo y nula generación de escombros.

Estructura de soporte a la construcción


El corazón del “Sistema Automático de Edificación” que posibilita la construcción del tipo de edificio descrito y en cadena, se compone entre otros dispositivos, de una novedosa estructura metálica y robotizada que envuelve al edificio en construcción, lo cubre y sirve para realizar la puesta en obra de los distintos elementos, mediante conducciones de bombeo de hormigón, sistemas de elevación y puentes grúa automatizados, guiados y programados por sistemas automáticos inteligentes.

Toda esta estructura se apoya sobre raíles instalados a cada lado del edificio en construcción, desplazándose longitudinalmente sobre estos conforme avanza el proceso. Una vez finalizados los edificios, toda la estructura metálica y los distintos subsistemas que componen el “Sistema Automático de Edificación” son desmontados y preparados para su transporte por carretera.

La siguiente figura describe la estructura robotizada de soporte a la construcción de edificios:


edificio