Siphonops annulatus

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Culebrita tapiera
Siphonops annulatus.jpg
Siphonops annulatus
Estado de conservación
Preocupación menor (LC)
Preocupación menor (UICN)[1]
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Amphibia
Subclase: Lissamphibia
Orden: Gymnophiona
Familia: Siphonopidae
Género: Siphonops
Especie: S. annulatus
Nombre binomial
Siphonops annulatus
Mikan, 1820
Sinonimia

Caecilia annulata Mikan, 1820
Caecilia interrupta Cuvier, 1829
Dermophis crassus Cope, 1885 "1884"
Siphonops annulatus var. marmoratus Sawaya, 1937

La culebrita tapiera, anillada excavadora o tapiadora (Siphonops annulatus), es una especie de anfibio ápodo de la familia de los cecílidos que habita en regiones tropicales de América del Sur, normalmente a una altitud inferior a 800 msnm.

Su área de distribución comprende desde el oriente de Colombia hasta el Brasil, el Paraguay y el norte de la Argentina.

Se halla en el Brasil; en la Guayana Francesa; en la República Cooperativa de Guyana ; en el Surinam; en las regiones amazónicas de Colombia, de Ecuador y del Perú; en los estados de Barinas y Portuguesa (Venezuela); en los departamentos del Beni, La Paz, Pando y Santa Cruz (Bolivia); en el oriente del Paraguay; en el sur de la provincia de Misiones (norte de la Argentina).

Características[editar]

Mide de 20 a 40 cm de longitud. Su piel es de color azul marino u obscuro brillante, con anillos delgados blancos. Como el resto de las cecilias, carece de extremidades y se arrastra y cava en el suelo. De hábitos nocturnos, se alimenta de lombrices y de otros invertebrados. Cuando se siente en peligro, expele una secreción repugnante.

La hembra pone los huevos en la tierra; las crías nacen ya desarrolladas, y durante los dos primeros meses de vida se alimentan de la piel de la madre, sacando piezas de ella con sus 44 dientes en forma de cuchara. Como esta práctica es similar a la de su pariente africano Boulengerula taitanus, se piensa que evolucionó hace 100 millones de años, cuando África y América del Sur estaban unidas.[2]

Cuando las crías tienen 15 cm de longitud, dejan a la madre. La piel de ella se regenera y sirve para nuevas crías, lo cual explica por qué la reproducción ocurre sólo cada dos años.[2] Las grasas y las proteínas se almacenan en la piel de la hembra; así, las células se agrandan y la abundancia nutriente produce un aumento del grosor de la piel. Durante un período de dos meses, esta piel alimenta dos veces a la semana a unas crías que son de 8 a 16.[2]

Referencias[editar]

  1. Plantilla:IUCN 59593
  2. a b c Wilkinson, Kupfer, Marques-Porto, Jeffkins, Antoniazzi, Jared. (2008). «"One hundred million years of skin feeding? Extended parental care in a Neotropical caecilian (Amphibia: Gymnophiona)" ("¿Cien millones de años de dermatofagia? Cuidado materno posnatal en una cecilia neotropical (Amphibia: Gymnophiona")». Biology Letters. doi:10.1098/rsbl.2008.0217.  Texto íntegro del artículo en inglés.

Enlaces externos[editar]