Sinfonía Turangalila

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

La Sinfonía Turangalila es un poema sinfónico de grandes proporciones que el compositor francés Olivier Messiaen compuso para satisfacer su primer encargo internacional importante. La partitura fue compuesta entre 1946 y 1948 por encargo de Serge Koussevitzky para la Orquesta Sinfónica de Boston, de la que Koussevitzky fue director titular entre 1924 y 1949.

La orquesta estrenó la Sinfonía Turangalila el 2 de diciembre de 1949, bajo la dirección de Leonard Bernstein en su sede de Boston. El encargo fue muy libre, no concretando ni la duración, requisitos orquestales ni el estilo de la obra, dejando todas estas decisiones para el compositor.[1] Koussevitzky tenía programado dirigir el estreno de la obra, pero cayó enfermo, y tuvo que ceder la batuta a un joven Bernstein. Yvonne Loriod, quien posteriormente se convertiría en la segunda esposa de Messiaen, fue la solista al piano y Ginette Martenot tocó el generador de ondas Martenot en la primera y todas las siguientes interpretaciones hasta que desde 1953 Jeanne Loriod, hermana de Yvonne, empezó a tocar las ondas Martenot en muchas interpretaciones y grabaciones de la obra.[2]

Concepto[editar]

Singularmente, dado que la mayoría de la obra de Messiaen tienen inspiración religiosa (y en concreto católica), durante la composición de la Sinfonía Turangalila estaba fascinado por el mito germánico de Tristán e Isolda, razón por la que esta obra forma parte integral de una trilogía de composiciones centradas en las ideas románticas del amor y de la muerte ―las otras dos piezas de esta trilogía esta son Harawi (para piano y soprano) y Cinq rechants (para coro no acompañado)―.

La obra es considerada una de las obras maestras de la música clásica del siglo XX, siendo muy interpretada y grabada. La obra cuenta con diez movimientos que se tocan sin interrupción a lo largo de sus aproximadamente ochenta minutos de duración.

En respuesta a preguntas sobre el significado de la duración de la obra, su división en diez movimientos y el porqué del uso de las ondas Martenot, Messiaen simplemente respondió: «Se trata de una canción de amor».

El título de la obra, así como el de sus movimientos, fueron concebidos con posterioridad a la terminación de la obra. No fueron explicados por Messiaen hasta que se publicó una anotación de su diario de principios de 1948:[3] «El título nace de las dos palabras del sánscrito, turanga y lila, y puede traducirse libremente como ‘canción de amor e himno a la alegría, el tiempo, el movimiento, el ritmo, la vida y la muerte’.[4] También describe la alegría de Turangalila como «sobrehumana, desbordante, deslumbrante y abandonada».

En sánscrito, turáṃ-ga significa ‘que va rápido’ (siendo turá: ‘rápido’, y ga: ‘va’): un caballo, o el pensamiento; y līlā: ‘diversión, pasatiempo’, especialmente ‘diversión divina’. Turanga lila significa el ‘los pasatiempos de la mente’.. Messiaen revisó la partitura en 1990.[2]

Estructura[editar]

Los diez movimientos de la sinfonía están enlazados por una serie de temas e ideas musicales que reaparecen una y otra vez:

  1. Introducción. Modéré, un peu vif: a modo de prólogo, se da entrada al «tema de la estatua» y al «tema de la flor», al que sigue el cuerpo central del movimiento, en el que se superponen dos grupos en ostinato con punteados rítmicos. Un reprise del «tema de la estatua» cierra la introducción.
  2. Chant d’amour (Canción de amor) 1. Modéré, lourd: Tras una introducción atonal, el movimiento se construye mediante la alternancia de un tema rápido y apasionado dominado por las trompetas y un tema suave y gentil llevado por la cuerda y las ondas Martenot.
  3. Turangalîla 1. Presque lent, rêveur: Se presentan tres temas: el primero mediante un solo de clarinete, el segundo suena en los metales graves y la cuerda y el tercero lo toca el viento-madera. El movimiento se desarrolla luego, se sobreimpone a los tres temas, con la adición de un nuevo ritmo en la percusión.
  4. Chant d’amour 2. Bien modéré: introducido mediante un «scherzo» para el flautín y el fagot, este movimiento contiene nueve secciones, varias retoman material musical ya escuchado anteriormente. Una tranquila coda en la mayor le pone fin.
  5. Joie du Sang des Étoiles (Alegría de la sangre de las estrellas). Vif, passionné avec joie: una frenética danza cuyo tema principal es una variación rápida del «tema de la estatua». Para Messiaen, esta danza representa la unión de dos amantes, vista como una transformación a escala cósmica. La danza es interrumpida por una demoledora cadenza del pianista, previa a una breve coda orquestal.
  6. Jardin du Sommeil d’amour (Jardín del sueño del amor). Très modéré, très tendre: la primera aparición del «tema del amor» en la cuerda y las ondas Martenot se acompaña por una canción de pájaros idealizada ejecutada por el piano y la orquesta, mediante efectos coloristas. Según Messiaen, «los dos amantes son abrazados por el sueño del amor. Un paisaje sale de ellos...»
  7. Turangalîla 2. Un peu vif, bien modéré: un movimiento completamente atonal que pretende invocar terror, con un papel predominante para la percusión.
  8. Développement d’amour (Desarrollo del amor). Bien modéré: para Messiaen, el título puede considerarse de dos formas. Para los amantes es terrible: unidos por el elixir de amor, están atrapados en una pasión que crece hasta el infinito. Musicalmente, esta es la sección de desarrollo de la obra.
  9. Turangalîla 3. Bien modéré: Un nuevo tema es aportado por el viento madera. Un conjunto de percusión de cinco elementos, introduce unas series rítmicas que da soporte a una sucesión de variaciones del nuevo tema.
  10. Final. Modéré, presque vif, avec une grande joie: El movimiento sigue la forma sonata: Una fanfarria de los metales, en paralelo a una rápida variación del «tema del amor» se desarrolla hasta llegar a una larga coda, una versión final del «tema del amor» ejecutada en fortissimo por la orquesta al completo. La obra termina con un enorme acorde de fa mayor. En palabras de Messiaen, «gloria y alegría sin fin».

La respuesta inicial de Messiaen al encargo de Koussevitzky fue la composición de una sinfonía convencional, en cuatro movimientos (que corresponden, según su posición en la obra actual, a los movimientos 1, 4 6 y 10). A continuación, añadió los tres movimientos Turangalîla, que inicialmente denominó Tâlas, en referencia al uso del ritmo en la música clásica india (movimientos 3, 7 y 9, según el orden definitivo). Posteriormente añadió todavía dos más: Chant d'amour y Développement de l'amour (movimientos 2 y 8). Pero no quedó contento hasta que añadió el quinto movimiento, el que es posiblemente se ha convertido en el más célebre: Joie du sang des étoiles que aporta en el núcleo de la obra un elemento de contraste a la ensoñación sostenida en el movimiento lento Jardin du sommeil d’amour encerrando el espíritu efervescente de la obra.[3] [5]

Al principio, Messiaen autorizó la ejecución de los movimientos 3, 4 y 5 como Tres tâlas (nombre que no tiene nada que ver con el que dio inicialmente a los tres movimientos Turangalîla), pero luego decidió desaprobar la interpretación de extractos.

Instrumentación[editar]

La Sinfonía Turangalila requiere una instrumentación singular: flautín, 2 flautas, 2 oboes, corno inglés, 2 clarinetes, clarinete bajo, 3 fagots, 4 trompas, 3 trompetas, 1 trompeta en re, corneta, 3 trombones, 1 tuba, piano solo, celesta y como mínimo 8 y hasta 11[2] percusionistas a cargo de: vibráfono, glockenspiel con teclado y glockenspiel enmallado, triángulo, temple blocks y caja china, platillos (crash y tres tipos de platillos suspendidos), gong, pandereta, maracas, caja, tamboril provenzal, bombo, campanas tubulares e instrumentos de cuerda (32 violines, 14 violas, 12 violoncelos y 10 contrabajos), además de un generador de ondas Martenot.[2]

La parte del piano solista incluye varias cadenzas muy exigentes técnicamente.

Grabaciones[editar]

  1. Roger Désormière, Orchestre National de la Radio Télévision Française, Yvonne Loriod (piano) y Ginette Martenot (ondas Martenot) - INA 1950 directo (estreno en Europa, en el Festival de Aix-en-Provence el 25 de julio de 1950).
  2. Hans Rosbaud, SWF-Sinfonieorchester Baden-Baden, Yvonne Loriod (piano) y Ginette Martenot (ondas Martenot) - Wergo 1951
  3. Maurice Le Roux, Orchestre National de la RTF, Yvonne Loriod (piano) y Jeanne Loriod (ondas Martenot) - Vega/Accord 1961 (producción supervisada por Messiaen).
  4. Jean Fournet, Netherlands Radio Philharmonic, Yvonne Loriod (piano) y Jeanne Loriod (ondas Martenot) - Q Disc 1967 live
  5. Seiji Ozawa, Toronto Symphony Orchestra, Yvonne Loriod (piano) y Jeanne Loriod (ondas Martenot) - RCA 1967
  6. André Previn, Orquesta Sinfónica de Londres, Michel Béroff (piano) y Jeanne Loriod (ondas Martenot) - EMI 1977
  7. Louis de Froment, Orchestre Symphonique de RTL, Yvonne Loriod (piano) y Jeanne Loriod (ondas Martenot) - Forlane 1982 live
  8. Esa-Pekka Salonen, Orquesta Philharmonia, Paul Crossley (piano) y Tristan Murail (ondas Martenot) - CBS/Sony 1985
  9. Simon Rattle, Orquesta Sinfónica de la Ciudad de Birmingham, Peter Donohoe (piano) y Tristan Murail (ondas Martenot) - EMI 1986
  10. Myung-Whun Chung, Orchestre de l'Opéra Bastille, Yvonne Loriod (piano) y Jeanne Loriod (ondas Martenot) - Deutsche Grammophon 1990 (producción supervisada por Messiaen y primera grabación de la versión revisada).
  11. Riccardo Chailly, Orquesta Real del Concertgebouw, Jean-Yves Thibaudet (piano) y Takashi Harada (ondas Martenot) - Decca 1992
  12. Marek Janowski, Orchestre Philharmonique de Radio France, Roger Muraro (piano) y Valérie Hartmann-Claverie (ondas Martenot) - RCA 1992
  13. Yan Pascal Tortelier, Orquesta Filarmónica de la BBC, Howard Shelley (piano) y Valérie Hartmann-Claverie (ondas Martenot) - Chandos 1998
  14. Hans Vonk, Saint Louis Symphony Orchestra, Garrick Ohlsson (piano) y Jean Laurendeau (ondas Martenot) - Pentatone 1999 live
  15. Antoni Wit, Polish National Radio Symphony Orchestra, Francois Weigel (piano) y Thomas Bloch (ondas Martenot) - Naxos 1998
  16. Kent Nagano, Orquesta Filarmónica de Berlín, Pierre-Laurent Aimard (piano) y Dominique Kim (ondas Martenot) - Teldec 2000 live (el biógrafo de Messiaen Christopher Dingle, recomienda esta versión, debido a que, aunque la Filarmónica de Berlín parece una elección que diste de ser evidente, su falta de familiaridad con la obra unida a la tensión provocada por la grabación en directo, bajo una excelente dirección de Nagano ― reflejo de su profundo conocimiento de la música de Messiaen―, confiere una frescura de la que a menudo carecen las grabaciones, siendo la interpretación de Aimard, electrizante.)[6]
  17. Norichika Iimori, Tokyo Symphony Orchestra, Kazuoki Fujii (piano) y Takashi Harada (ondas Martenot) - Canyon 2001
  18. Ryusuke Numajiri, Japan Philharmonic Orchestra, Ichiro Nodaira (piano) y Takashi Harada (ondas Martenot) - Exton 2002 live
  19. Thierry Fischer, BBC National Orchestra of Wales, Roger Muraro (piano) y Jacques Tchamkerten (ondas Martenot) - BBC Music 2006 live
  20. Hiroyuki Iwaki, Melbourne Symphony Orchestra, Kaori Kimuda (piano) y Takashi Harada (ondas Martenot) - ABC Classics 2007 live
  21. Sylvain Cambreling, SWR Sinfonieorchester Baden-Baden und Freiburg, Roger Muraro (piano) y Valérie Hartmann-Claverie (ondas Martenot) - Hänssler 2008

Referencias y notas[editar]

  1. Notas al programa facilitado con la grabación de Naxos Records de la Orquesta Sinfónica de la Radio Nacional Polaca con François Weigel (piano), Thomas Bloch (ondas Martenot) y Antoni Wit (director).
  2. a b c d Partitura completa, editada por Durand.
  3. a b Peter Hill y Nigel Simeone (2005). Messiaen. Yale University Press, New Haven and London. ISBN 0-300-10907-5. 
  4. Parte de la información incluida en este artículo puede encontrarse en las notas al programa escritas por Messiaen, incluidas con el CD de DG con la interpretación de la Orquesta de la Ópera Bastille.
  5. Olivier Messiaen: Music, Art and Literature. Ashgate. 2007. ISBN 0-7546-5297-1.  Texto «autor:Christopher Dingle y Nigel Simone» ignorado (ayuda)
  6. Comentarios de Christopher Dingle incluidos en el libro 1000 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir, dirigido por Matthew Rye y Luis Suñen ISBN=978-84-253-4146-5.