Sin novedad en el frente (novela)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sin novedad en el frente
de Erich Maria Remarque
Remarque Im Westen nichts Neues 1929.jpg
Género Novela antibelicista
Tema(s) Primera Guerra Mundial y Ejército alemán
Idioma Alemán
Título original Im Westen nichts Neues
País GER
Formato Impreso
ISBN ISBN 84-350-1603-X
ISBN 978-84-350-1603-2
OCLC 295972 y 257544212
Serie
Sin novedad en el frente El camino de la vuelta (1931)
[editar datos en Wikidata]

"Sin novedad en el frente" es una novela de Erich Maria Remarque, que muestra los horrores de la guerra desde el punto de vista de un joven soldado. La obra suele categorizarse como de literatura antibelicista, aunque el mismo Remarque la calificó de apolítica.

El libro se publicó por primera vez en Alemania en 1929. En ese mismo año se tradujo ya a 26 idiomas. Hasta hoy han aparecido ediciones en más de 50 idiomas, y las ventas estimadas superan en todo el mundo los 20 millones.

Temas centrales[editar]

Los temas del libro son los horrores y las pérdidas de la guerra, las dudas sobre el sentido de la misma, la camaradería entre los soldados y el trauma inimaginable que les supone combatir en ella y el que les supondrá rehacer sus vidas tras el conflicto.

Argumento[editar]

Paul Bäumer pertenece a un grupo de soldados alemanes en el frente oeste de la Primera Guerra Mundial. Paul y sus compañeros Tjaden, Müller, Albert Kropp, Katczinsky son jóvenes entre 19 y 20 años, todos han salido de la misma clase para ir a la guerra. Todos son voluntarios en esta guerra y han empezado a cuestionar la sabiduría de los profesores que los animaron a alistarse. Al principio de la novela Paul describe como pasaban sus días y parece que no les hacía falta nada. Comían bien, les daban tabaco, recibían sus correos y también el periódico, sólo se quejaban de que no podían dormir bien y que echaban de menos un buen sueño.

Un amigo de Paul, el cabo Kemmerich, es herido y es trasladado a un hospital militar donde Paul lo visita todos los días. Un día los amigos de Kemmerich lo visitan y se encuentran con un hombre totalmente diferente, con un amigo que cuyo aspecto era horrible, con una cara pálida y amarilla, un hombre sin vida. Entendieron que Kemmrich nunca será el mismo joven, después de aquel enfrentamiento y sobre todo después de que le amputaron la pierna. Paul visita a su amigo Kemmerich otra vez en el hospital y lo ve morir.

Bajo el mando de su rudo superior, el suboficial Himmelstoss, aprenden ya en la formación básica que todos los valores inculcados hasta entonces en la escuela pierden su validez.

Les llevan al frente oeste, donde un grupo de soldados veteranos dirigidos por el curtido Stanislaus Katczinsky les instruyen sobre los peligros del frente. Entre Kat y Bäumer se crea una especie de relación padre e hijo. Paul aprende a sobrevivir, a distinguir los diferentes proyectiles sólo por el sonido, también a encontrar algo de comer en las más adversas circunstancias, para enfrentarse al enemigo real - la muerte.

Mientras se preparan para un esfuerzo ofensivo del enemigo hay una plaga de ratas, a las cuales matan de forma creativa. Luego son bombardeados durante la noche, que hace que los soldados más jóvenes se vuelvan locos. Después hay otro ataque del enemigo. En el terror y la violencia, Paul se da cuenta de que él y los otros soldados se han convertido en bestias salvajes sin ningún sentimiento. En otro ataque ofensivo Paul y sus amigos consiguen llegar a las líneas enemigas saqueando todo lo que pueden y vuelven a la retaguardia.

A Paul le dan dos semanas de descanso y regresa a casa para ver a su madre, quién tiene cáncer y a su padre, quién quiere saber todo sobre las batallas. Paul se siente fuera de lugar y se da cuenta de que alguien que no ha estado en el frente no puede comprender lo que es vivir allí. Después visita a la madre de Kemmerich y la miente para convencerla que su hijo murió instantáneamente. Visita también a su profesor, Kantorek, el hombre que le convenció a él y sus amigos a alistarse. Al volver al frente, Paul se arrepiente de haber ido a casa.

En un ataque es herido por metralla y pasa unas cuantas semanas en el hospital de campaña. En los meses siguientes, de vuelta en el frente, se va desintegrando su grupo. Salvo su buen amigo Tjaden, van muriendo los soldados uno tras otro por los ataques de gas, las granadas, los disparos de metralleta o en la lucha cuerpo a cuerpo. Hasta que finalmente él también, justo antes de acabarse la guerra, es herido de muerte "en un día tan tranquilo y calmado, que el informe del ejército se limitó a la frase: sin novedad en el frente".

Referencias culturales[editar]

  • En 1983, Elton John compuso una canción antibélica titulada "All Quiet on the Western Front" que hace referencia a la película.
  • En 1929 se publica la traducción al francés de Sin novedad en el frente, titulada A L’Ouest rien de nouveau; sobre esta versión el poeta peruano César Vallejo escribió una reseña en el diario El Comercio de Lima, en la edición del 2 de agosto de 1929, del que dice es: “Un libro sensacional sobre la guerra” [...] “el sueño sobresaltado del poilu, su disputa con las ratas por las migajas del pan negro, sus piojos, el ataque con gases asfixiantes, la podredumbre de los cadáveres...” y estima que Remarque “no quiere escribir sino conmover”; le impresiona esa “crónica incomparable de las trincheras”, según referencia César Miró en un artículo suyo (ver aquí). Curiosamente en 1931, Vallejo publica el libro Rusia en 1931: reflexiones al pie del Kremlin, el cual es recomendado por la Asociación del Mejor Libro del Mes, cuyo comité estaba conformado por Azorín, Ramón Pérez de Ayala, Enrique Díez Canedo y Ricardo Baeza, siendo el libro más vendido después de la traducción al español de Sin novedad en el frente.

Enlaces externos[editar]