Simón el Estilita

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Simeón el Estilita
Simeon Stylite Louvre.jpg
Plancha metálica que muestra a san Simeón Estilita sobre su columna. La serpiente representa al demonio, tratando de tentarlo (siglo VI, Louvre).
Nacimiento Hacia 390
Sisan, Cilicia
Fallecimiento 459
Alepo, Siria
Venerado en Iglesia católica romana, Iglesia ortodoxa.
Festividad 5 de enero
Atributos Columna (en griego stylé).
[editar datos en Wikidata ]

San Simón o Simeón el Estilita, o simplemente Simón Estilita (Sisan, Cilicia, c. 390Alepo, Siria, 27 de septiembre de 459), también conocido como Simeón Estilita el Viejo (para diferenciarlo de Simeón Estilita el Joven y Simeón Estilita III), fue un santo asceta cristiano que nació en Cilicia a finales del siglo IV. Su fama radica en el hecho de haber elegido como penitencia el pasar 37 años en una pequeña plataforma sobre una columna[1] (del griego stylé; de ahí su sobrenombre) cerca de Alepo, Siria. Es conocido como uno de los Padres del yermo.

Nacido en Sisan, al norte de Siria, vivió su infancia como pastor. A los 15 años ingresó en un monasterio donde aprendió de memoria los 150 salmos de la Biblia, rezándolos cada semana, 21 cada día.

Se le considera el inventor del cilicio.[cita requerida] Fue expulsado de un monasterio por su rigor absoluto, así que decidió ir al desierto para vivir en continua penitencia; allí, después de vivir en una cisterna seca y en una cueva, y a causa de la continua molestia que le suponían las muchas gentes que venían a visitarle, apartándole de la vida contemplativa y la oración y acercándole a la tentación, decidió que le construyeran una columna de tres metros de altura, luego una de siete y por último pasó a una de 17 metros para vivir subido en ella y alejarse del tráfago humano. Sobre esta columna pasó sus últimos 37 años de vida, por lo que se ganó el sobrenombre de «el Estilita». Murió en el año 459. Su festividad se conmemora el 5 de enero.

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • Peña OFM, Ignacio; La desconcertante vida de los monjes sirios. Siglos IV-VI; Sígueme, Salamanca, 1985.

Referencias[editar]

  1. Peña OFM, Ignacio (1985). La desconcertante vida de los monjes sirios. Siglos IV-VI. Salamanca: Sígueme. p. 46. «El santo murió el 27 de septiembre del año 459, después de haber pasado treinta y siete años sobre la columna. Su cuerpo fue colocado en un féretro de plomo al pie de la columna, para ser transportado, tres días más tarde, a Antioquía. Fueron necesarios 600 soldados, con el magister militum de la capital al frente, para evitar el asalto de sus numerosos devotos que querían apoderarse de la reliquia de su cuerpo.» 

Enlaces externos[editar]