Silvestre Tornasol

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El Profesor Silvestre Tornasol o Cuthbert Tornasol (español latino) (en francés Tryphon Tournesol) surge en su serie Las aventuras de Tintín, de un modelo real, la viva imagen del profesor e inventor Auguste Piccard, un amigo de Hergé. Se trata de uno de los personajes principales de este cómic, siendo quizás el cuarto en importancia tras Tintin, Milú y el Capitán Haddock, aunque el hecho de ser un hombre mayor y disminuido físicamente, hace que no tenga un protagonismo en todas las historias, pues se sobreentiende que muchas de las aventuras emprendidas por Tintín y Haddock serían peligrosas para él o no tiene el menor interés en participar.

El inventor suizo Auguste Piccard sirvió de inspiración a Hergé para la creación del profesor Tornasol.

El recurso del sabio un poco excéntrico y distraído ya tenía antecendentes en Las aventuras de Tintín, por ejemplo, Filemón Ciclón, el egiptólogo de Los cigarros del faraón o el especialista en numismática y filatelia de El cetro de Ottokar, cuando Hergé introdujo a Tornasol en El tesoro de Rackham el Rojo como un científico sordo que ofrece a los expedicionarios un submarino con forma de tiburón. El recurso de la sordera le dio la oportunidad al autor de introducir varios gags por lo que es lógico suponer por que decidió mantenerlo como uno de los personajes estables de la serie.

Al final de este álbum, es Tornasol quien con el dinero obtenido de la venta del submarino al gobierno, compra el castillo de Moulinsart llamado en español latino Mansion Pasador para el capitán Haddock, en compensación por haberlo dejado probar el submarino en la expedición al Unicornio .

Los roles que cumple en las historias, son de los más variados, van desde distraído disparador de algunos gags por medio de la sordera o sus excentricidades, ser quien resuelve cierto problema científicamente, elaborar un dispositivo que tendrá alguna utilidad en la trama. Muchas veces la aventura gira en torno a él: tanto en Las siete bolas de cristal y su continuación El templo del sol, como posteriormente en El asunto Tornasol es secuestrado y el resto de personajes tienen que salir a su rescate. En Objetivo: la Luna y su continuación Aterrizaje en la Luna desarrolla la tecnología que permite realizar el viaje a la Luna. Estos dos volúmenes constituyen más una excepción respecto al personaje de Tornasol y la ciencia en general. Pues dice que su especialidad es la astronáutica, trabaja en instalaciones de alta tecnología rodeado por un numeroso equipo de científicos y se pone audífonos para oír por lo que las confusiones típicas de su sordera no tienen lugar y su actividad como científico se parece más a como se desarrolla la actividad científica en general. Son característicos del Profesor Tornasol el portar un péndulo y practicar la radiestesia.

En las demás historias trabaja en solitario y realiza actividades en diversos campos. En El tesoro de Rackham el Rojo es un inventor de excéntricos aparatos, la mayoría de escasa utilidad: en Tintín en el país del oro negro descubre el componente con el que se sabotea la gasolina, la forma de anularlo y una cura para los curiosos males que aquejan a Hernández y Fernández; en El asunto Tornasol inventa una poderosa arma a base de ultrasonidos; en Stock de coque está desarrollando unos patines motorizados; en Las joyas de la Castafiore investiga las posibilidades de la televisión en color; y en Tintín y los 'Pícaros' un tratamiento contra el alcoholismo. Como se puede ver, ningún científico podría abarcar el estudio sístemático de tantas áreas y mucho menos lograr tales resultados trabajando solo y por su cuenta.