Sigmundur Brestisson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Tumba de Sigmundur Brestisson en el cementerio de Skúvoy.
Estatua de Sigmundur Brestisson frente a la Vesturkirkja, en Tórshavn. Escultura de Hans Pauli Olsen.

Sigmundur Brestisson (Skúvoy, 961Sandvík, 1005) introdujo el cristianismo en las Islas Feroe en 999. Él es uno de los protagonistas de la Saga Færeyinga. La saga le cita como un aguerrido vikingo que regresó de un largo exilio y estaba bien adiestrado en armas.[1]

Nacido aproximadamente en el año 961 fue hijo de Brestir Sigmundsson y Cæcilia. Su padre era un rico terrateniente vikingo de Skúvoy. A la edad de 9 años, Sigmundur fue testigo del asesinato de su padre y de su tío, suceso que le marcaría la mayor parte de su vida. Durante muchos años intentaría vengar este asesinato para, finalmente, convertirse al cristianismo en 999. Ya como miembro de dicha religión, llevaría a cabo la construcción de la primera iglesia del archipiélago y se encargaría de cristianizar a sus conciudadanos.

Hacia 986 se casó con la que sería la mujer más influyente del archipiélago, Turið Torkilsdóttir.

Sigmundur fue el primer feroes en convertirse al cristianismo y siguiendo los pasos de la Mancomunidad Islandesa, intentó oficializar la nueva fe por decreto en el Althing de Tórshavn, pero el resultado fue adverso y casi lo mata una multitud enfurecida. Más tarde cambió de táctica, al estilo de Olaf Tryggvason, y fue a la hacienda del caudillo opositor Trondur í Gøtu de noche con un grupo de hombres armados dándole a elegir entre aceptar la nueva fe o ser decapitado en aquel mismo instante. No tuvo más remedio que aceptar.

Trondur no se lo perdonó y aprovechando la oportunidad, Sigmundur fue emboscado y trató de escapar saltando al mar, cruzando la distancia a nado que separa la isla de la población de Sandvík en Suðuroy (aproximadamente unos 15 kilómetros). Exhausto, fue encontrado en la costa por Torgrímur Illi (apodado el Malo), que lo decapitó para robarle su brazalete de oro.

Su tumba, conocida como la Sigmundarsteinur se encuentra en el cementerio del pueblo de Skúvoy y es uno de los restos medievales de mayor importancia que se puede encontrar en el archipiélago. Una característica curiosa de su lápida es la ausencia de caracteres rúnicos, algo que era habitual en la época. En su lugar, se puede observar una pequeña cruz.

El artista feroés Hans Pauli Olsen le dedicó tres monumentos a Sigmundur Brestisson: uno en Skúvoy, su lugar de nacimiento, otro en Tórshavn, donde predicó el cristianismo, y un tercero en Sandvík, donde falleció.

Referencias[editar]

  1. James Proctor (2013), Faroe Islands, 3a. edición, Bradt Travel Guides, ISBN 184162456X p. 142.

Bibliografía[editar]

  • G.V.C. Young: Færøerne. Fra vikingetiden til reformationen. København: Rosenkilde og Bakker, 1982

Enlaces externos[editar]