Siete Dioses de la Fortuna

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En el folclore japonés, los siete dioses de la fortuna (七福神, shichi fukujin) son siete deidades de la buena suerte y a menudo tienen su lugar en grabados netsuke y otras representaciones.

Los siete dioses de la fortuna.

Descripción[editar]

Muchos dioses japoneses fueron transmitidos de la India a China, y de ahí a Japón, entre ellos los siete (shichi) dioses ya citados. Otra diosa, Kichijōten, suele estar representada junto con los siete dioses tradicionales.

Como suele ocurrir en el folclore, los dioses japoneses a veces representan cosas distintas en distintos lugares.

Atributos[editar]

Cada uno de ellos se caracteriza por un determinado atributo:

  1. Ebisu, dios de mercaderes, agricultores, ejecutivos y extranjeros, es el único de los siete dioses con origen Japonés, suele representarse llevando un bacalao.
  2. Daikokuten (Daikoku), dios de la abundancia y el comercio. Suele estar junto a Ebisu y es un motivo recurrente en los grabados y máscaras de pequeños comercios.
  3. Bishamonten, dios de la dignidad y de la buena fortuna, la riqueza, la felicidad, la bondad y la fe, identificado con el dios hindú Vaiśrāvana.
  4. Benzaiten (Benten-sama), diosa del conocimiento, las artes y la belleza, identificada con la diosa hindú Sarasvatī, diosa de los artistas, los escritores, los bailarines, los pintores, los escultores.
  5. Fukurokuju, dios chino de la sabiduría, la felicidad, la riqueza y la longevidad, reconocible por su cabeza la cual es la mitad, patrón de los jugadores de ajedrez, los creadores de relojes y los atletas.
  6. Hotei, dios gordo, calvo y feliz, de la satisfacción y el comercio, el guardián de los niños y el patrón de los adivinos y los camareros, de la abundancia y la buena salud.
  7. Jurōjin, dios de la prosperidad y la longevidad, es el dios de los profesores, los científicos, los matemáticos y los maestros.

Enlaces externos[editar]

  • kirainet.com (artículo sobre los siete dioses de la fortuna, en el blog de Kirai]