Shock y pavor

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Shock y pavor (en inglés: Shock and awe, técnicamente conocida como Dominio rápido) es una doctrina militar basada en el uso de poder abrumador, conciencia del campo de batalla dominante, maniobras dominantes y demostraciones espectaculares de fuerza para paralizar la percepción del adversario de un campo de batalla y destruir su voluntad de luchar. La doctrina fue escrita por Harlan K. Ullman y James P. Wade en 1996 y es un producto de la Universidad de Defensa Nacional de los Estados Unidos.

Doctrina del Dominio Rápido[editar]

El Dominio Rápido es definido, por sus autores Harlan K. Ullman and James P. Wade, como el intento de

"afectar la voluntad, percepción y entendimiento del adversario para luchar o responder a nuestros fines políticos estratégicos a través de la imposición de un régimen de Shock y Pavor."[1]

Adicionalmente, El dominio rápido:

"impondrá este abrumador nivel de shock y pavor contra un adversario en una base inmediata o suficientemente oportuna para paralizar su voluntad de soportar . . . aprovechar el control del entorno y paralizar o sobrecargar las percepciones y el entendimiento de los eventos de un adversario tal que el enemigo sea incapaz de resistir en niveles tácticos o estratégicos."[2]

Presentando la doctrina en un reporte a la Universidad de la Defensa Nacional de los Estados Unidos en 1996, Ullman y Wade la describen como un intento de desarrollar una doctrina militar post Guerra Fría para los Estados Unidos. El Dominio Rápido y el Shock y Pavor, escriben ellos, puede convertirse en un “cambio revolucionario” mientras el ejército de los Estados Unidos es reducido en tamaño y la tecnología de la información está integrada crecientemente en el combate.[3] Autores subsiguientes del ejército de los Estados unidos han escrito que la doctrina de Rápido Dominio explota “ la tecnología superior, el ataque de precisión y el dominio de la información” de los Estados Unidos.[4]

Ullman y Wade identifican cuatro características vitales de la doctrina Dominio Rápido: “casi total o absoluto conocimiento y entendimiento de sí mismo, del adversario y del entorno; rapidez y oportunidad en la aplicación; brillo operacional en la ejecución; y (casi) control total y manejo del signature en todo el entorno operacional”[5] Shock y Pavor es usado más consistentemente por Ullman y Wade como el efecto que el Dominio Rápido busca imponer sobre el adversario. Es el estado deseado de impotencia y falta de voluntad. Puede ser inducido, según escriben, por fuerza directa aplicada a los centros de comando y control, negación selectiva de información y la diseminación de la desinformación, abrumando la fuerza de combate y rapidez de acción.

La doctrina del Dominio Rápido ha evolucionado del concepto de “fuerza decisiva”. Ullman y Wade enumeran los elementos entre los dos conceptos en términos del objetivo, el uso de la fuerza, el tamaño de la fuerza, alcance, velocidad, bajas y la técnica.

Bajas civiles y destrucción de infraestructura[editar]

Aunque Ullman y Wade afirman que la necesidad de “minimizar bajas civiles, pérdidas de vida y daño colateral ” es una “política sensible que debe ser entendida por adelantado” su doctrina de dominación rápida requiere la capacidad para entorpecer “ medios de comunicación, medios de transporte, producción de alimentos, suministro de agua, y otros aspectos de infraestructura”, [6] y, en la práctica, “ el adecuado equilibrio de Impacto y Pavor debe causar... La amenaza y el temor de acción que puede anular completamente o en parte la sociedad del adversario o hacer indefensa su habilidad para combatir cerca de la completa destrucción física” [7]

Usando como ejemplo teórico la invasión de Irak 20 añosbreakdown después de la operación Tormenta del Desierto, los autores afirman,” desactivando el país implicaría ambos la destrucción física apropiada de la infraestructura y la desactivación y control del flujo de toda información vital y comercio asociado tan rápido como para lograr un nivel de impacto nacional similar a los efectos que el bombardeo nuclear en Hiroshima y Nagasaki tuvo en los japoneses.” [8]

Reiterando el ejemplo en una entrevista con CBS News varios meses antes de la Operación Libertad Iraquí, Ullman declaró, “Estás sentado en Bagdad, de repente tú eres el general y 30 de tus cuarteles generales de división han sido aniquilados. Tú también darías la ciudad por perdida. Con eso quiero decir que puedes deshacerte de su energía, su agua. En 2, 3, 4, 5 días ellos estarán física, emocional y psicológicamente exhaustos.” [9]

Aplicaciones Históricas[editar]

De acuerdo a sus teóricos originales, la doctrina Shock y Pavor deja a un adversario sin voluntad para resistir a través de demostraciones abrumadoras de poder. Ullman cita los bombardeos atómicos de Hiroshima y Nagasaki (Nagasaki es representada en la foto) como un ejemplo de Shock y Pavor.

Ullman y Wade argumentan que han habido aplicaciones militares que caen dentro de algunos de los conceptos de Shock y Pavor. Enumeran nueve ejmplos:

  • Fuerza Abrumadora: la "aplicación masiva de fuerza abrumadora" para "desarmar, incapacitar o hacer al enemigo militarmente impotente con la menor cantidad posible de bajas de nuestro ejército o de personas no combatientes."
  • Hiroshima y Nagasaki: El establecimiento de la doctrina de Shock y Pavor a través de "niveles de destrucción masiva instantáneos, casi incomprensibles dirigidos a influir grandemente en la sociedad, esto es, en los líderes y sus seguidores, en vez de enfocar las fuerzas contra objetivos militares o estratégicos incluso si se encuentran relativamente en escaso número o escasa cantidad de sistemas."
  • Bombardeo Masivo: Descrito como "poder destructivo preciso en el tiempo mayormente dirigido contra objetivos militares y sectores relacionados."
  • Blitzkrieg: El "intento fue de aplicar cantidades precisas, -quirúrigicas- de fuerza estrechamente concentrada para alcanzar la máxima presión con una absoluta economía de escala."
  • Sun Tzu: La "decapitación selectiva, instantánea de objetivos militares o sociales para alcanzar el Shock y Pavor."
  • Ejemplo Haitiano: "Imponiendo el Shock y Pavor a través de la demostración de fuerza a través del engaño, desinformación y mala información."
  • Las Legiones Romanas: "Alcanzar el Shock y Pavor reposa en la habilidad de disuadir y subyugar a un adversario a través de la percepción de éste y del temor a su vulnerabilidad o a nuestra propia invencibilidad."
  • Decay and default: "La imposición de la descomposición social sobre períodos largos de tiempo, pero sin la aplicación de destrucción masiva."

Guerra en Irak[editar]

Buildup[editar]

Antes de la Invasión a Irak 2003, oficiales en las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos describieron su plan como el empleo del shock y pavor.[10]

Evaluaciones Pre-guerra en Conflicto[editar]

Previo a su implementación, había disenso en la Administración Bush de si el plan Shock-y-pavor funcionaría. Según un reporte de CBS News, "Un senior official lo llamó bunch of bull (racimo de toro), pero confirmó que era el concepto en el cual se basaba el plan de guerra." El Corresponsal de CBS David Martin notó que durante la operación Anaconda en Afganistán el año anterior, las fuerzas de los Estados Unidos fueron "negativamente sorprendidas por la disposición de Al Qaeda de pelear hasta la muerte. Si los iraquíes pelean, los Estados Unidos tendrían que enviar refuerzos y ganar a la manera tradicional aplastando a los guardias republicanos y que ello significaría más bajas en ambos lados."[11]

Campaña[editar]

Los bombardeos continuos comenzaron el 19 de marzo de 2003, mientras las fuerzas de los Estados Unidos intentaron matar a Saddam Hussein sin éxito. Los ataques continuaron contra un pequeño número de objetivos hasta el 21 de marzo de 2003 cuando, a las 1700 UTC, empezó la campaña principal de bombardeo de los Estados Unidos y sus aliados. Sus fuerzas desplegaron aproximadamente 1700 despegues aéreos (504 usando misiles de crucero).[12] Las fuerzas terrestres de la Coalición habían iniciado una rápida ofensiva hacia Bagdad el día anterior. Las fuerzas de tierra de la coalición asediaron Bagdad el 5 de abril y los Estados Unidos declararon la victoria el 14 del mismo mes. El término "shock y pavor" es usado típicamente para describir sólo el preciso comienzo de la invasión a Irak, no a la guerra larga ni a la consiguiente insurgencia.

Evaluaciones Post-guerra en Conflicto[editar]

Críticas a su ejecución[editar]

Bajas[editar]

En la Cultura Popular[editar]

Leer más[editar]


Referencias[editar]

  1. Harlan K. Ullman and James P. Wade, Shock And Awe: Achieving Rapid Dominance (National Defense University, 1996), XXIV.
  2. Ullman and Wade, Shock and Awe, XXV.
  3. Ullman and Wade, Shock and Awe, Prologue.
  4. David J. Gibson, Shock and Awe: A Sufficient Condition for Victory? (Newport: United States Naval War College, 2001), 17.
  5. Ullman and Wade, Shock and Awe, XII.
  6. Ullman and Wade, Shock and Awe, Introduction.
  7. Ullman and Wade, Shock and Awe, Chapter 5.
  8. Ullman and Wade, Shock and Awe, Chapter 1.
  9. CBS Evening News (Jan. 24, 2003) Interview with Harlan Ullman accessed August 4, 2006.
  10. "Iraq Faces Massive U.S. Missile Barrage" (CBS News, January 24, 2003.
  11. David Martin (January 24, 2003). «Iraq Faces Massive U.S. Missile Barrage». CBS News. 
  12. "Operation Iraqi Freedom - By the Numbers", USCENTAF, April 30, 2003, 15.