Shita-kiri Suzume

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Shita-kiri Suzume (舌切り雀 shita-kiri suzume?), traducido literalmente como "Gorrión de Lengua Cortada", es una fábula tradicional japonesa contando la historia de de un buen hombre viejo, su avara esposa y un gorrión lastimado. La historia explora los efectos de la avaricia, la amistad y los celos en los personajes.

Andrew Lang la incluyó como El Gorrión con la Lengua Cortada en The Pink Fairy Book.[1]

El cuento es clasificado según el criterio Aarne-Thompson como tipo 480 dentro de la categoría "Tareas sobrenaturales". Variantes literarias incluyen a Las tres hadas y Aurore y Aimée.[2] [3]

Argumento[editar]

Una vez vivía un viejo leñador con su esposa, que ganaba para vivir cortando árboles y pescando. El viejo era honesto y bueno pero su esposa era arrogante y avara. Una mañana el viejo fue a las montañas para cortar leños y vio un gorrión herido pidiendo ayuda con su llanto. Sintiendo pena por el ave el hombre lo lleva a su casa y lo alimenta con arroz e intenta ayudarlo a recuperarse. Su esposa, siendo muy avara y ruda, se molesta en que su marido gaste preciosa comida en semejante pequeñez como el gorrión. El viejo de todas formas siguió cuidando al ave.

El hombre tuvo que volver a las montañas un día y dejó al ave bajo el cuidado de su esposa, la cual no tenía intención de alimentarlo. Luego de que se fuera su esposo, ella fue a pescar. Mientras no estaba, el gorrión encontró un poco de fécula de maíz y terminó comiéndosela toda. La mujer estaba tan enojada al volver que cortó la lengua del ave y lo mandó volando de nuevo a las montañas de donde vino.

El anciano fue a buscar al pájaro y con la ayuda de otros gorriones, encontró el camino un bosquecillo de bambús en donde estaba la posada de los gorriones. Una multitud de gorriones lo saludaron y le mostraron el camino hacia su amigo, el pequeño gorrión que salvó. Los otros le trajeron comida y cantaron para el.

Luego de su partida, le presentaron como obsequio la elección de una canasta grande o una pequeña. Siendo un hombre mayor, eligió la pequeña al pensar que sería mas fácil de llevar. Cuando llegó a casa, abrió la canasta y descubrió una gran cantidad de tesoros dentro. La esposa, enterándose de la existencia de la canasta grande corrió a la posada de los gorriones con la esperanza de tener mas tesoros. Eligió la canasta grande pero se le advirtió que no la abriera antes de llegar a casa.

Tan grande fue su codicia que la esposa no pudo resistir abrir la canasta antes de volver a la casa. Para su sorpresa, la caja estaba llena de mortíferas serpientes y otros monstruos. La asustaron tanto que rodó abajo todo el alto de la montaña hasta su muerte.

En la cultura moderna[editar]

En el video juego de Clover Studio, Ōkami, la posada de los gorriones existe como un lugar importante, al lado de una anciana pareja, que capturó a un gorrión y pensaban comerlo. La historia ha sido traducida al inglés multiples veces, por A.B. Mitford (1871), William Elliot Griffis (1880), David Thomson (como el volumen 2 de Hasegawa Takejirō's Japanese Fairy Tale Series, 1885), Yei Theodora Ozaki (1903), Teresa Peirce Williston (1904), y muchos otros.[4]

Referencias[editar]

  1. Andrew Lang, The Pink Fairy Book, "The Sparrow with the Slit Tongue"
  2. Jack Zipes, The Great Fairy Tale Tradition: From Straparola and Basile to the Brothers Grimm, p 543, ISBN 0-393-97636-X
  3. Heidi Anne Heiner, "Tales Similar to Diamonds and Toads"
  4. A.B. Mitford, Tales of Old Japan, vol. 1 (London: Macmillan, 1871): 257-59; William Elliot Griffis, Japanese Fairy World (Schenectady: Barhyte, 1880): 30-36; David Thomson, The Tongue-Cut Sparrow (Tokyo: Hasegawa, 1885); Yei Theodora Ozaki, The Japanese Fairy Book (London: Constable, 1903); Teresa Pierce Williston, Japanese Fairy Tales Retold (Chicago: Rand McNally, 1904).