Sheriffs en Estados Unidos

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

En los Estados Unidos, el sheriff es un oficial de un condado, normalmente es el principal funcionario encargado de la aplicación de la ley en un condado. Históricamente, el sheriff también estaba encuadrado como comandante en las filas de la milicia de los condados. Un rasgo distintivo para hacer cumplir la ley en los Estados Unidos, es que por lo general los sheriffs sean elegidos. Las elecciones políticas para seleccionar a una persona para que ocupe el cargo de líder policial es una exclusiva tradición estadounidense. La Policía Honoraria de Jersey, una Dependencia de la Corona británica en las Islas del Canal han sido elegidas por lo menos desde el siglo 16.[1]

El organismo encargado de velar por el cumplimiento de la ley que está encabezado por un sheriff, se le suele denominar como la oficina del sheriff. Según la Asociación Nacional del Sheriff (es un Grupo de presión fundado en 1940 dedicado a la protección de los sheriffs) había 3.085 departamentos y oficinas del sheriff a finales de 2008. Estas varían en tamaño y proporción, desde muy pequeñas (de uno a dos miembros) en zonas rurales poco pobladas, hasta grandes organismos del orden público con servicios completos, tales como el Departamento del Sheriff del Condado de Los Ángeles, que es la oficina más grande y la séptima mayor agencia de seguridad en Estados Unidos, con 16.400 miembros y 400 ayudantes de reserva. El promedio ronda unos 24,5; de los cuales son agentes de policía juramentados empleados por departamentos del sheriff en Estados Unidos.

De los 50 estados que tiene Estados Unidos, 48 de ellos tienen sheriffs. Los dos que no lo hacen son Alaska (que no tiene condados) y Connecticut (que no tiene ningún gobierno de condado y tiene alguaciles o "Marshals" estatales en lugar de sheriffs).

Los sheriffs son elegidos durante periodos relativos de cuatro años en 41 estados, de 2 años en tres estados, un plazo de 3 años en un estado (Nueva Jersey) y un plazo de seis años en un estado (Massachusetts).

En muchos poblados rurales de Estados Unidos, particularmente en el sur, el sheriff ha sido considerado tradicionalmente como uno de los más influyentes oficiales titulares al cargo en un condado.

Los agentes de policía que trabajan para un departamento dirigido por un sheriff se les suele conocer por el sobrenombre de: ayudante del sheriff, policía del sheriff u oficial del sheriff; y están denominados de esta forma debido a que están representados por el sheriff que está al cargo de realizar todas las funciones prescritas por la ley de ese estado. En algunos estados, un sheriff no puede ocupar el cargo de agente de policia juramentado, si no que tiene encomendado el cargo como funcionario civil electo, careciendo de facultades policiales para hacer detenciones o arrestos, pero estando al cargo y supervisión del departamento y sus agentes de policía juramentados.

En algunas zonas del país tales como en los condados de California (San Bernardino, Riverside, Orange y Ventura) la oficina del sheriff también tiene la responsabilidad de la dirección de una oficina del forense, que se encarga de la recuperación de los restos mortales dentro de su condado y la realización de autopsias. El funcionario a cargo de los departamentos del sheriff, denominado comúnmente como médico forense de la oficina del sheriff, y los funcionarios que realizan dichas funciónes para estos departamentos son tradicionalmente denominados como ayudante forense del sheriff o forense adjunto. El segundo al mando del departamento del sheriff a veces es denominado como Sheriff segundo al mano o jefe adjunto, similar al subjefe del puesto policial de un departamento de policía municipal. En algunos condados, el sheriff segundo al mano es el alcaide de la cárcel correspondiente del condado.

Referencias[editar]

  1. Balleine's History of Jersey, Marguerite Syvret and Joan Stevens (1998) ISBN 1-86077-065-7