Servicio de referencia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

El servicio de referencia es una de las tareas principales que se desarrollan en las bibliotecas, donde los bibliotecarios instruyen y ayudan a los usuarios a encontrar y elegir aquellos materiales que estos requieren. Consiste en la asistencia personal al usuario en la búsqueda de información.

Historia[editar]

En 1876, durante la primera conferencía de la ALA (American Library Association), Samuel Green presentó el artículo, "Personal Relationship Between Librarians and Readers"[1] que se considera el primer tratado sobre el servicio de referencia; allí, él sugirió sus cuatro funciones fundamentales:

  1. Instruir al lector en el uso de la biblioteca.
  2. Asistirlo en sus preguntas.
  3. Ayudarlo en la selección de obras buenas.
  4. Promover la biblioteca dentro de la comunidad.

Romanos de Tiratel señala que, si bien estas definiciones de funciones tienen ya más de un siglo, siguen siendo adecuadas, aunque hace una salvedad en la tercera función: al decir "obras buenas", Green se refería a "obras moralmente edificantes", mientras que hoy en día se toma como "las obras más relevantes respecto de las necesidades del usuario".[2]

En 1915 Bishop define al servicio de referencia como el esfuerzo organizado para asistir en el uso de los libros de una biblioteca de la forma más ágil y fructífera. En 1929 Wyer dice que su objetivo es el de asisitir a los lectores en la interpretación de las colecciones de la biblioteca con fines de estudio e investigación.[3] Y en 1939 Shores retoma la idea de que el referencista es el intérprete entre el usuario y la colección.[4]

En 1944 Hutchins desacredita a Wyer diciendo que sus ideas son obsoletas y declarando que no sólo es la interpretación de la colección para la investigación y el estudio, sino el proveer de todo tipo de información para cualquier fin, con lo cual recalca la importancia de la asistencia personal y directa del referencista al usuario.[5]

En la misma corriente Rothstein dice, en 1953, que el trabajo del referencista es la asistencia personal dada por un bibliotecario a lectores en la búsqueda de información.

En 1967 Rees distingue el 'trabajo de referencia' del 'servicio de referencia' y del 'proceso de referencia'. Hasta entonces, las dos primeras expresiones se utilizaban indistintamente, pero ella las distinguió, y definió a la tercera como los diferentes procesos llevados a cabo por el referencista durante una entrevista de referencia. Así, para esta autora el servicio de referencia es la entrega formal de información realizada por un referencista, quien se interpone entre el usuario y las fuentes de información, en tanto que el trabajo de referencia es toda actividad llevada a cabo para cumplir dicha función.

Sabor siguió esta tendencia en 1978 destacando además la importancia de las fuentes de referencia que son las obras que el referencista consulta para obtener los datos necesarios.

Varios[¿quién?] autores más continuaron estas ideas durante las siguientes décadas, como Boop y Smith, quienes en 1991 definieron al servicio de referencia en un aspecto mucho más amplio, destacando que ya no solo incluía a la entrevista de referencia sino también a la organización y gerencia del servicio, la evaluación y el desarrollo de la colección.

En 200, García dice que el servicio de referencia es el conjunto de etapas sucesivas, en las que se realizan diversas tareas con el fin de satisfacer las necesidades de información y formación de la comunidad de usuarios a la que sirve la biblioteca.

Con el advenimiento de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, el servicio de referencia tuvo que adaptarse. Así como en alguna época las bibliotecas tuvieron que añadir la consulta telefónica, de la misma forma hoy en día se pueden realizar consultas mediante formularios web, correo electrónico, mensajes de texto vía celular y servicios de mensajería instantánea, como IRC o chats especiales incorporados en los OPAC de algunas bibliotecas.

Referencias[editar]

  1. Green, Samuel (1876). «Personal Relationship Between Librarians and Readers». Library Journal 1:  p. 74-81. http://polaris.gseis.ucla.edu/jrichardson/DIS245/personal.htm. 
  2. Garcia, Irma Luz (2009). «Prologo». Servicio de referencia : una propuesta integradora (2a edición). Buenos Aires: Alfagrama. pp. 13–33. ISBN 9789871305308. 
  3. Weyr, J.I. (1930). Reference work: a textbook for students of library work and librarians (en inglés). Chicago: American Library Association. 
  4. Shores, L. (1954). Basic Reference Sources: an introduction to materials and methods. (en inglés). Chicago: American Library Association. 
  5. Hutchins, M. (1944). Introduction to reference work. (en inglés). Chicago: American Library Association.