Sermón de las Siete Palabras

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Detalle del montaje del Sermón, con el paso En tus manos encomiendo mi espíritu

El Sermón de las Siete Palabras es uno de los actos más singulares y destacados de la Semana Santa de Valladolid, organizado por la Cofradía de las Siete Palabras. Cada Viernes Santo a mediodía, la plaza Mayor, engalanada con telones negros, se transforma en un escenario del siglo XVI en el que un sacerdote reflexiona sobre las siete palabras que Cristo pronunció en la Cruz, delante de los respectivos pasos que las ilustran. Este Sermón viene precedido de un pregón a caballo que es proclamado a lo largo de toda la mañana en distintos puntos de la ciudad.

Historia[editar]

En 1932, a petición del Arzobispo Remigio Gandásegui, la Cofradía de las Siete Palabras organizó un Ejercicio o Sermón de las Siete Palabras en la Catedral con la asistencia de las primeras autoridades religiosas, civiles y militares, así como representantes de todas las cofradías. El primer predicador fue el canónigo magistral de Zaragoza.

En el Viernes Santo de 1943 (23 de abril), siguiendo la costumbre de los siglos XVI y XVII de predicar sermones en el escenario de la plaza Mayor, pasa a realizarse allí el Sermón de las Siete Palabras, en la acera en donde se encontró ubicado el Convento de San Francisco, ante el paso Jesús entre los ladrones (hoy denominado En tus manos encomiendo mi espíritu), con el Cristo de las Mercedes de Pompeo Leoni, titular de la cofradía. Predicó este sermón Eduardo Sánchez, canónigo magistral de Valladolid.

El siguiente Viernes Santo (7 de abril de 1944) fue el primero en el que un grupo de hermanos a caballo, con un pregonero, recorrió diversas calles de la ciudad invitando a oír el Sermón. Aquel año Justo García Sanz, por aquel entonces presidente de la Cofradía, fue quien proclamó un pregón-poema escrito por el periodista Félix Antonio González.

El hecho anecdótico sucedió en 2003, cuando, al terminar la lectura del pregón frente al Hospital Clínico Universitario, tercera de las trece etapas previstas, el caballo del pregonero Álvaro Gimeno Vela se puso de manos y derribó a su jinete, quien sólo sufrió un leve golpe y pudo continuar su recorrido.

Pregón de las Siete Palabras[editar]

Caballos durante el pregón.
Los siete pasos se dirigen a la Plaza Mayor para su colocación.

Tras recibir el pergamino con el texto de manos del Arzobispo, en cuyo nombre se desarrolla el acto, el pregonero, montado a caballo, realiza una primera lectura del pregón en el Palacio Arzobispal, a primera hora de la mañana (8:30 en las últimas ediciones). A continuación, durante el resto de la mañana vuelve a pronunciarlo en distintas calles, plazas e iglesias de la ciudad, acompañado por unos sesenta o setenta cofrades también a caballo, ataviados con hábitos diseñados para la ocasión.

El pregonero se dirige a:

«cuantos hombres y mujeres de la Archidiócesis de Valladolid y a los que se encuentren en camino, que esta carta vieren y oyeren»

para anunciarles que:

«a mediodía de hoy, Viernes de la Cruz, ante todas las autoridades locales, cofradías penitenciales y pueblo fiel congregado en la Plaza Mayor, se expondrán las Siete Palabras que Cristo Nuestro Señor dijo desde la Cruz»

El texto del poema-pregón es elegido por la Cofradía entre los que cada año son presentados por diversos autores para la ocasión.

El cortejo goza de una gran admiración popular, ya que el sonido de los cascos de los caballos, las vestimentas de los cofrades y el fervor del pregonero durante su lectura crean el ambiente de expectación adecuado y sirven de gran antesala para la concentración de fieles en la plaza Mayor.

La penúltima lectura se realiza en la Plaza de Zorrilla. En este punto aguarda la Cofradía con los pasos preparados, para dirigirse a la Plaza Mayor.

La última lectura se realiza en la misma plaza, justo a continuación de las campanadas de mediodía. El pregonero concluye su labor entregando de nuevo el pergamino al Arzobispo, dando así paso al comienzo de la proclamación del Sermón.

Proclamación del Sermón[editar]

La plaza Mayor se convierte en un gran escenario, cuya impresión general es de luto, y que rememora los autos de fe que se celebraban en la antigua plaza del Mercado en el siglo XVI. Las autoridades ocupan diversas tribunas y enfrente, en una gran extensión de sillas que ocupa toda la Plaza, se sientan los asistentes de todas las cofradías, que con sus hábitos dan colorido al acto. El público abarrota normalmente las calles adyacentes a la Plaza.

El Sermón es proclamado cada año por un predicador de prestigio, escogido por la Cofradía, que va desgranando las últimas palabras pronunciadas por Cristo en la cruz e invitando a la reflexión sobre las mismas. Cada palabra se ilustra con el paso que la representa, el cual desfila por delante de la tribuna del predicador al concluir la palabra correspondiente.

Disposición de la Plaza Mayor[editar]

El montaje del Sermón se coloca en la acera opuesta a la del Ayuntamiento, llamada de San Francisco, por haberse encontrado ubicado allí el convento del mismo nombre. Hasta 1989 se realizaba sólo con el último paso, el de Cristo entre los ladrones. Desde entonces, se lleva a cabo con los siete pasos, que van desfilando por delante de la tribuna del predicador. En 2012, al objeto de aprovechar el espacio y favorecer la organización, se ha optado por colocar los siete pasos fijos a lo largo de la acera de San Francisco. No obstante, esta disposición aun no se ha llevado a cabo, pues debido a la lluvia el Sermón hubo de ser trasladado a la Catedral.

El Sermón de las Siete Palabras y la lluvia[editar]

El Sermón de las Siete Palabras requiere de un monaje complejo. La colocación de los telones negros y de las sillas y tribunas, se realiza en la madrugada, lo que requiere de unas condiciones climáticas favorables. Si a esto le añadimos la gran cantidad de asistentes y el montaje de los siete pasos de la Cofadía, algunos propiedad del Museo Nacional de Escultura, se comprende que, en caso de pronóstico de lluvia, haya que optar por un plan alternativo.

Tras una lluviosa mañana de Viernes Santo de 2009, en el que el Sermón tuvo que ser trasladado en el último momento a la Iglesia Santiago, a la que, por razones de espacio, sólo pudieron asistir un reducido número de personas, la Cofradía viene planteando en los últimos años la realización del Sermón en la Catedral en el caso de que haya pronóstico de lluvia, rememorando los primeros años de recuperación de esta tradición. El traslado del acto a la Catedral es comunicado a las autoridades, cofradías y fieles en la tarde de Jueves Santo si las predicciones meteorológicas son desfavorables. De esta forma, la lluvia, que hizo acto de presencia en 2011, 2012 y 2013 no impidó la celebración de este acto con las mismas solemnidades, en el interior del templo.

Predicadores[editar]

La Cofradía elige al predicador anualmente, anunciándolo en el mes de enero. Es tradición que los sucesivos arzobispos de Valladolid y los consiliarios de la Cofradía lo den el año siguiente de llegar al cargo. Cabe destacar que el Cardenal Primado de España ha predicado el Sermón en dos ocasiones. En los últimos años, los predicadores han sido los siguientes:

  • 2003: Braulio Rodríguez Plaza, Arzobispo de Valladolid.
  • 2004: Antonio María Javierre Ortás, Cardenal y Prefecto emérito de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos.
  • 2005: Luis Javier Argüello García, Vicario de la ciudad de Valladolid y Rector del Seminario.
  • 2006: Aurelio García Macías, Consiliario de la Cofradía de las Siete Palabras y delegado de Liturgia de Valladolid.
  • 2007: Juan Antonio Martínez Camino, Portavoz y Secretario general de la Conferencia Episcopal Española.
  • 2008: Fernando Sebastián Aguilar, Arzobispo emérito de Pamplona y Obispo de Tudela.
  • 2009: Julián López Martín, Obispo de León y Presidente de la Comisión Episcopal de Liturgia.
  • 2010: Carlos Amigo Vallejo, Cardenal Arzobispo emérito de Sevilla.
  • 2011: Ricardo Blázquez Pérez, Arzobispo de Valladolid.[1]
  • 2012: José Andrés Cabrerizo Manchado, Canónigo de la Catedral de Valladolid y Promotor de Justicia y Defensor del Vínculo en el Tribunal Eclesiástico.
  • 2013: José Heras Rodríguez, Consiliario de la Cofradía de las Siete Palabras y Profesor de la Universidad de Valladolid.[2]
  • 2014: Francisco Cerro Chaves, Obispo de Coria-Cáceres.

Véase también[editar]

Referencias[editar]

Enlaces externos[editar]