Serafina de San Geminiano

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santa Fina
Santa Fina.jpg
Santa Fina, capilla de Sant' Agostino en San Gimignano, Italia.
Venerada en Iglesia católica
[editar datos en Wikidata ]

Serafina de San Geminiano, conocida como Santa Fina (San Gimignano, 1238ibídem, 12 de marzo de 1253), fue una joven que consagró su vida a Dios y fue reconocida como Santa y Virgen por la Iglesia católica. Su nombre proviene de Serafín, que significa "ser ardiente" y tiene origen hebreo.

San Geminiano (San Gimignano) es una localidad de la Toscana (Italia). Era una joven muy bella a la que una grave enfermedad postró en cama con sólo diez años, paralizándola totalmente, pasando la mayor parte de su vida sobre una tabla de madera de encina, uniéndose a esta circunstancia la muerte de su madre habiendo fallecido ya su padre anteriormente. Lejos de desesperarse, sobrellevó con enorme entereza y con gran fe su grave dolencia hasta el año 1253 en que murió a la edad de quince años.

Su cuerpo estaba llagado, pero nunca se impacientó. Todos los que acudían a visitarla para consolarla y ayudarla quedaban conmovidos de tanta resignación. Disfrutaba hablando a todos de la Pasión de Jesucristo y de la gran devoción que se debe de tener a la Virgen María.

El 4 de marzo de 1253, después de cinco años de sufrimiento soportando la dureza de la tabla donde yacía, estando sola, como de costumbre, se le apareció en su lúgubre estancia San Gregorio Magno a quien profesaba una gran devoción, quien le predijo su muerte el 12 de marzo de 1253, día de la festividad del Santo, como así sucedió y cuentan que el día de su fallecimiento las campanas sonaron solas. La gente la honró pronto como santa, debido a que se propagó la noticia de que se producían milagros en su tumba.

El dominico Juan del Coppo escribió en el siglo XIV su biografía.

Referencias[editar]

  • Santos Campaña, Felipe. «Santa Fina» (en español). Consultado el 15, 03 de 2008.

Enlaces externos[editar]