Confederación de Sistemas Independientes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Separatistas»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Emblema de la Confederación

La Confederación de Sistemas Independientes (abreviado como CSI) o llamados también separatistas es una de las facciones políticas de la saga de Star Wars que lucha directamente con la República Galáctica y los Jedis durante las Guerras Clon.

Origen[editar]

La política de la Galaxia está en constante cambio. La República Galáctica, el actual gobierno de la galaxia está llena de burocratas y corruptos.

Para algunos debe ser destruida para establecer un nuevo sistema. Importantes Asociaciones y Corporaciones se aliaron hábilmente y juntaron sus ejércitos droides para obtener beneficios propios una vez derrotada la República. También contaron con la ayuda de varios planetas.

El Conde Dooku era el líder separatista que logró convencer de esta revolucionaria filosofía a muchos planetas y empresas, reuniendo a los más influyentes en el planeta Geonosis donde los líderes firmaron un tratado: el tratado de la Confederación.

Historia[editar]

La Confederación de Sistemas Independientes comenzó como un plan bien elaborado por Darth Sidious para mantenerse en el poder de Canciller Supremo por la causa de una guerra para exterminar poco a poco a los Jedi y para ganar poderes especiales concedidos por el mismo Senado Galáctico, diez años antes, Sidious mandó en secreto a una cazarecompensas transformista llamada Zam Wesell, para que se hiciera pasar por el jedi Sifo Dyas por medio de su aprendiz el Conde Dooku, al lejano planeta de Kamino con el propósito de crear un ejército de clones para que la República estuviera preparada cuando el momento de defenderse llegara, después Zam Wesell (disfrazada de Syfo Dyas) borró la información de los archivos jedi, y para que el fraude de Zam no fuera descubierta, el verdadero Syfo Dyas fue asesinado por su antiguo amigo, Dooku, pero su cuerpo fue preservado en secreto. Después de varios años Sidious y Dooku comenzaron a unir planetas y corporaciones muy poderosas en secreto. Así la confederación empezó a tomar forma con las esperanzas de volver a iniciar esta vez con una galaxia más ordenada y organizada. Sin embargo, Sidious sabía que para esto necesitaría corporaciones y empresas muy poderosas que tuvieran ejércitos y tecnologías superiores para poder sobrevivir a una intensa guerra. De esta manera las Guerras Clon estallaron y ahora el Ejército Clon estaba preparado para defender a la República, mientras que los separatistas estaban listos con su Ejército Droides.

Así pasaron cuatro años de guerra y Darth Sidious controlaba los movimientos de los Ejércitos de la República y parte de los movimientos Separatistas para prolongar la guerra. De un lado Darth Sidious se mantenía como Palpatine, el Supremo Canciller de la República, y ganaba más poder y simpatía por manejar la guerra con destreza y por otro lado, su aprendiz secreto, el conde Dooku, unía cada vez más y más planetas a la causa separatista. En los últimos años de la guerra separatistas se daban cuenta de que estaban perdiendo la guerra, así que el líder separatista y Archiduque de Geonosis Poggle el Menor, junto con el separatista y líder del Clan Bancario, San Hill, vieron la posibilidad de unir a Qymaen jai Sheelal, un legendario guerrero oriundo del planeta Kalee, pero éste no acepto ya que él estaba en constante guerra en su propio planeta así que Poggle y Hill planearon un sabotaje con un arma lanzadora que este guerrero usaría, cuando esto paso hubo un gran accidente y casi no quedó nada del cuerpo del guerrero así que con la tecnología de Wat Tambor, el financiamiento de San Hill, las fabricas de Poggle y una transfusión de sangre del cuerpo de Sifo-Dyas reconstruyeron el cuerpo del guerrero como un cyborg, de esta manera fue como el General Grievous quedó al servicio de los Separatistas siendo el Supremo Comandante del Ejército Droide.

Así el conde Dooku tuvo un nuevo aprendiz quien era excepcional con las estrategias y usando el Sable láser, la guerra dio un giro, momentáneamente, el General Grievous asesinó incontables Caballeros Jedi y tomó muchos sistemas y planetas más hasta el punto de asediar e invadir la capital de la República , Coruscant, para poder así secuestrar al Canciller Palpatine. En un intento fallido de secuestro, Palpatine escapó con ayuda de los Jedis Obi-Wan Kenobi y Anakin Skywalker, el Conde Dooku fue asesinado a manos de Anakin, marcando así la posible derrota de los separatistas. Después de esto era hora de que Sidious le pusiera un fin a la guerra, le ordeno al nuevo líder de la Confederación, Grievous, que enviara a los miembros del Consejo Separatista al planeta Mustafar. Luego Obi-Wan viajo al planeta Utapau y destruyo a Grievous, y así Sidious tuvo la oportunidad y el apoyo del Senado Galáctico para transformar a la República en el Imperio Galáctico. Ahora con la guerra finalizada solo le restaba exterminar a los Jedi por medio de los clones, y su nuevo aprendiz Sith, Darth Vader (Anakin Skywalker) asesinaría a los últimos líderes separatistas en Mustafar, terminando así las Guerras Clon y su plan para llegar a ser el único mandatario en la galaxia llegó a su fin.

Planetas de la Confederación de Sistemas Independientes[editar]


Las Corporaciones[editar]

Entre las empresas más importantes que formaban el Consejo Separatista hallamos a:

  • El planeta Alliga: representado por el embajador Rogwa Wodrata.

Eventualmente la Confederación lucha contra la República Galáctica a lo largo de las Guerras Clon con el objetivo de vencer a los Jedi y a los soldados clon, pero logra escasas victorias y abundantes derrotas.

Cuando pierden al Conde Dooku en la batalla de Coruscant a manos de Anakin, quedan severamente heridos políticamente. Él era el carismático guía de todos estos corruptos y burócratas. Al mando quedó el General Grievous, que siguiendo las órdenes de Darth Sidious moviliza al Consejo Separatista al planeta Mustafar. Grievous murió a manos de Obi-Wan.

Tiempo después Darth Vader fue enviado a asesinar a los últimos separatistas y ordenó la desactivación de Ejército Droide Separatista, anulando definitivamente a la Confederación de Sistemas Independientes.

No obstante, Gizor Dellso, un geonosiano y antiguo ayudante de Poggle, reactivó unas fábricas en Mustafar para construir su propio ejército droide y formar una nueva Confederación, con ayuda de otros aliados separatistas que querían revelarse contra el Imperio Galáctico. Estaba trabajando en los prototipos de un nuevo droide de batalla. Muchos droides, como los Magnaguardias y los Droidekas, fueron reactivados y empleados contra la Legión 501 de Lord Darth Vader, que sin embargo no pudieron hacer nada para frenar a los soldados del Imperio. Tras la batalla, los soldados realizaron un bombardeo orbital usando un destructor estelar. La fabrica y los drodies fueron destruidos, Dellso y sus colegas fueron asesinados y la formación de una nueva Confederación fue detenida.

Tres años después de la batalla de Yavin, aún habían algunos antiguos droides de batalla separatistas activos, situados mayormente en Geonosis y otros planetas, que funcionaban como guardaespaldas o soldados privados.

Arsenal de la Confederación de Sistemas Independientes[editar]

Cada corporación aporta distintos droides y maquinas de guerra diferentes. Entre los más destacados están:

  • Los Tri-Droides, las Octuptarras y Droides Cangrejo de la Unión Tecnológica.
  • Los Super Droides de Batalla y los Tanques Hailfire de las Industrias Geonosianas.
  • Los Droides de Batalla, los Droides Buitre, los Droidekas y los Tanques Federados de la Federación de Comercio.
  • Los Droides Arañas y los Droides Arañas Enanos del Gremio de Comercio.
  • Los Droides Gunships y los Tanques Corporativos de la Alianza Corporativa.
  • Los Magnaguardias, los Tanques Sísmicos y los Droides Camaleón del Clan Bancario Intergaláctico.

Los principales comandantes del Ejército Droide eran: Durge, el cazarecompensas Gen'Dai; Asajj Ventress, la aprendiz de Dooku y el General Grievous, Comandante Supremo del Ejército Droide Separatista. Grievous obedecia solo al Conde Dooku (el líder de todos los separatistas) y a Darth Sidious.

El Ejército de la Confederación continuó luchando hasta la gran desactivación de droides que efectuó Lord Vader luego de matar a los miembros del Consejo Separatista y acabar con la Confederación. El geonosiano rebelde Gizor Dellso y sus cómplices reactivaron muchas unidades droides para el ejército de la nueva Confederación, pero todas ellas fueron eliminadas por acción de la Legión 501.

No obstante, no todos los droides fueron eliminados: los droidekas y los droides araña continuaron al servicio imperial. Más tarde, cuando el Imperio fabricó los MT-AT, reactivó a los droides cangrejo. Varios Magnaguardias acabaron siendo reactivados y empleados como guardaespaldas de altos mandos militares.

Muchos líderes criminales usaron droides para sus armadas personales, siendo los más habituales los droidekas. El criminal Tyber Zann también empleó droides mosca diseñados especialmente para ser lanzados desde sus cazas. Muchos años más tarde, durante la invasión de los yuuzhan vong, la Alianza Galáctica empleó Super Droides de Batalla.