Seminograma

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Se denomina seminograma al análisis del eyaculado o semen. A este estudio se le denomina también como espermiograma. Se trata de una prueba sencilla que no va a ser muy útil para diagnóstico clínico, ya que su especificidad y sensibilidad es baja. Únicamente en el hipogonadismo se puede valorar la respuesta al tratamiento con testosterona a través de la normalización de los componentes producidos en las vesículas seminales y en la próstata. Por el contrario, sí que será de gran ayuda para los tratamientos de reproducción asistida a la hora de decidir cuál de éstos deberá de llevarse a cabo. Teniendo en cuenta las circunstancias reproductivas de la mujer, y en función del resultado del seminograma, puede orientarse a la pareja hacia un tratamiento de fertilidad u otro, de forma que un semen moderado o altamente patológico tendrá indicación de fecundación in vitro o ICSI, mientras que alteraciones leves, o resultados normales serán indicativos de técnicas menos complejas, como coitos programados o inseminación artificial. De este modo, se ahorrarán gastos en reproducción asistida optimizando el proceso.

Parámetros analizados[editar]

Este análisis del semen va a realizarse siguiendo las técnicas y criterios estandarizados descritos por la OMS (1999) o la ESHRE (2002). El objetivo de dicha estandarización es la mejora de la calidad en los laboratorios de andrología. De esta forma, un seminograma va a constar de diversas pruebas. Entre éstas, se encuentran estudios macroscópicos (de viscosidad, capacidad de licuefacción, color y olor), químicos (valoración del pH, análisis de Zn, alfa-glucosidasa, fructosa) y análisis microscópico, que consiste en el estudio de la concentración de los espermatozoides así como la movilidad, vitalidad y morfología de éstos. De todas estas pruebas, las más importantes e informativas son las medidas de concentración y movilidad.

Los parámetros que se suelen estudiar son los siguientes:

  • Licuefacción: Para evaluar una muestra de semen esta debe estar licuada. Esto se consigue gracias a una sustancia liberada en el eyaculado denominada fibrinolisina. Esto ocurre aproximadamente a los 20 minutos de la eyaculación si la muestra está a temperatura ambiente. Si la licuefacción no se produce en este tiempo, puede indicar algún tipo de disfunción a nivel de la próstata. El eyaculado, de forma espontánea, se condensa al poco tiempo de ser expulsado. Gracias a esa sustancia (fibrinilisina) secretada por la próstata se consigue que se licue, pero puede darse el caso de que el semen no condense. Esto se debe a problemas de secreción de la vesícula seminal, que es la que contiene sustrato para que el eyaculado condense.
  • Viscosidad: El semen licuado debe ser ligeramente más viscoso que el agua. Para examinar la viscosidad, se comprueba la formación de hilos en la muestra. Si la muestra es altamente viscosa, puede deberse a una disfunción prostática, eyaculación frecuente o al estado psicológico del paciente. Este aumento de la viscosidad no supone una causa directa de infertilidad, únicamente debe tenerse el cuenta a la hora de determinar el resto de parámetros de un seminograma.
  • Volumen: El volumen normal de un eyaculado tras un periodo de 3 a 5 días de abstinencia es de 2-6 ml. Un volumen inferior, hipoespermia, puede deberse a una obstrucción causada por una infección, una alteración congénita de los vasos deferentes, o por eyaculación retrógrada. Esto es, cuando el semen no recorre su camino normal, sino que entra en la vejiga y se mezcla con la orina. La producción de un volumen superior a 6 ml se denomina hiperespermia y ésta puede ser debida a procesos inflamatorios de próstata y/o vesículas seminales. La no producción de eyaculado se denomina aspermia y algunas de sus causas pueden ser la eyaculación retrógada, anomalías anatómicas y neurológicas, y el uso de antihipertensivos.
  • Color: el color habitual del semen es blanco opalescente, ligeramente amarillento. Algunas alteraciones pueden deberse a contaminación con sangre, presentando color rojizo (hematospermia); color amarillo intenso, debido a la bilirrubina o ingesta de vitaminas; amarillento, por un alto contenido en leucocitos o medicamentos; o muy transparente, debido a una baja concentración de espermatozoides.
  • pH: Normalmente varía entre 7,2-8,2. Debe de medirse antes de que pase una hora de la eyaculación, ya que se libera CO2 que eleva el pH. Valores fuera de este rango pueden significar una infección genital. Solamente es relevante para la salud del varón. Normalmente, suele estar entre 7,2 y 7,3 (nunca llega a 7,4). Si los valores del pH se encuentran por debajo de 7 y además el varón sufre de azoospermia , la causa puede ser debida a una obstrucción de los conductos eyaculadores y o bien a una agenesia de los vasos deferentes. Por otro lado, si los valores del pH sel semen se encuentra por encima de 8.2, la causa puede ser debida a enfermedades agudas de las vesículas seminales; o bien a que se ha realizado una medida reatardada de éste y por lo tanto el plasma seminal ha liberado dióxido de carbono de forma continua provocando de esta forma un aumento del pH. Por último, si los valores del pH se encuentran por debajo de 7 y el paciente no padece azoospermia,la causa puede ser debida a procesos inflamatorios crónicos.
  • Concentración de fructosa: El valor normal según la OMS es de 13 mmol por muestra. La ausencia de fructosa en la muestra puede indicar un problema en las vesículas seminales.
  • Concentración de espermatozoides: El valor normal es de 20 millones/ml o 40 millones/eyaculado. Para medir la concentración pueden utilizarse hemocitómetros clásicos (cámara de Neubauer), cámaras específicas (Makler) y métodos automáticos (CASA). El método CASA no se utiliza mucho porque es muy caro y proporciona información prescindible.
  • Movilidad: Es indispensable para que los espermatozoides puedan llegar a las trompas de Falopio y fertilizar el óvulo. Se valora el porcentaje de espermatozoides móviles, el de progresivos y el grado de movilidad. Existen 4 tipos de movimientos, como se verá más adelante.
  • Vitalidad: Se realiza una tinción supravital para distinguir entre los espermatozoides vivos y muertos, pues el hecho de que estén inmóviles no significa que estén muertos. Se realiza cuando el porcentaje de espermatozoides de movilidad tipo D es mayor del 50%. Se utiliza la tinción de eosina-nigrosina, la prueba hipoosmótica o la tinción vital fluorescente.
  • Morfología: El espermatozoide debe tener la cabeza oval, sin defectos en el cuello, pieza media y cola. Estas características morfológicas de normalidad se establecen a partir del aspecto que presentan los espermatozoides recuperados del moco cervical después del coito de aquellos varones considerados fértiles. En un seminograma normal debe haber más o igual del 14% de espermatozoides normales. Existen dos métodos básicos para el estudio de la morfología, el de Papanicolau, que es un método lento y caro, y no sirve cuando las muestras están poco concentradas en espermatozoides, y el panóptico rápido, que como su nombre indica es un método más rápido pero menos eficaz. En este estudio se deben tener en cuenta las tres partes en las que se divide el espermatozoide: cabeza, parte media y cola, anotando el número de anomalías totales observadas y el número de espermatozoides normales. Para establecer estos datos, se pueden seguir seguir dos criterios: el de la OMS (menos restrictivo) y el de Kruger/Tygerberg (más estricto). No obstante, es muy subjetivo clasificar un espermatozoide según su morfología, ya que se eliminan muchos que podrían fecundar al ovocito sin ningún problema. Un parámetro que podemos calcular es el índice de teratozoospermia que se corresponde a la relación entre el número de anomalías en los espermatozoides y el número de espermatozoides analizados; éste oscilará entre valores de 0 (todos normales) y 3 (todos alterados en cabeza, cola y pieza media)


Con los datos obtenidos, se puede determinar el índice de teratozoospermia (alteraciones) dividiendo el número total de alteraciones observadas entre el número total de espermatozoides. Se obtendrán valores entre 0 y 3: 0 cuando no se observan alteraciones y 3 cuando se observan 3 alteraciones por espermatozoide (no se podría efectuar inseminación artificial).

Recogida de muestras[editar]

Aquellos varones que precisen realizarse un seminograma, necesitan conocer una seria de instrucciones a la hora de recoger su muestra seminal:

1. Concierte una cita con el laboratorio de Andrología y avise si tiene algún problema en la recogida de la muestra.

2. Se recomienda guardar de 3-4 días de abstinencia sexual previamente a la obtención de la muestra. El mínimo son dos días y el máximo 7.

3. Se recomienda recoger las muestras en la clínica donde se va a realizar el estudio de la muestra seminal, siempre mediante masturbación excepto en casos excepcionales. En caso de recoger la muestra en otro lugar deben hacerlo en un recipiente de la propia clínica previamente recogido y aproximadamente una media hora antes de entregarlo. Para transportar la muestra debe conservarse a la temperatura corporal, alrededor de los 37ºC ( esto se consigue acercando el tubo de muestra al cuerpo).

4. Las muestras se recogerán en un recipiente estéril rotulado con los datos del paciente, el número de historial, la fecha y hora de la recogida de la muestra y los días de abstinencia sexual.

5.En casos especiales se podrán utilizar otros métodos: preservativos especiales; en caso de paraplejidad o dificultades de erección, se puede utilizar estimulaciones mecánicas con vibrador; incluso electroeyaculación, etc. No dude en consultar al laboratorio cualquier información al respecto.

5. Procure recoger toda la muestra . Si no, informe de la pérdida de parte de ella.

6. Lávese detenidamente el pene retirando bien el prepucio con agua y gel. Aclare el jabón con agua abundante.

7. Si la muestra se va a usar en un ciclo reproductivo (inseminación artificial o fecundación in vitro) espere hasta que confirmen la validez de la muestra.

Recogidas especiales[editar]

En casos de individuos que presenten distintos tipos de disfuncionalidades (bien fisiológicas o psicológicas) que impidan la recogida normal de la muestra de semen, existen diversos tipos de recogidas especiales:

  • Split: se emplea sobre todo en individuos que posean algún tipo de esterilidad de origen inmunitario. En la recogida de tipo split, el eyaculado del individuo se recoge en dos botes diferentes, formándose dos fracciones: una inicial o primaria que contiene el 90% de los espermatozoides y poco plasma seminal; y una secundaria que contiene menor proporción de espermatozoides y de peor calidad. La fracción que nos interesa es la primera, a la cual se le añadirá posteriormente 2 o 3 ml de medio de cultivo para proceder a trabajar con ella.
  • Eyaculación retrógrada: se emplea en pacientes diabéticos que presentan eyaculación retrógrada, es decir, el fluido que va a ser eyaculado, que normalmente sale a través de la uretra, se redirecciona hacia la vejiga (saldrá mezclado junto a la orina a través de la micción). Para poder recuperar una muestra de semen válida, se debe llevar a cabo el siguiente protocolo:
  1. Periodo de abstinencia sexual 2-7 días
  2. Alcalinizar orina: tomar bicarbonato (25 g) la noche anterior a la recogida, y la mañana de recogida de la muestra
  3. Antes de masturbación, vaciar vejiga (1ª orina)
  4. Intentar eyacular a continuación, y recoger muestra si es posible (frasco 2)
  5. Recoger finalmente la orina post-eyaculación (fracción más importante; frasco 3)
  • Pacientes con inhibición psicológica: se emplean métodos como la psicoterapia, la estimulación química o la aspiración percutánea de espermatozoides del epidídimo o del testículo
  • Pacientes con lesiones neurológicas: se emplean técnicas como la vibroestimulación o la electroeyaculación

Análisis de la concentración[editar]

Se puede distinguir entre distintos tipos de semen en base a la concentración de espermatozoides:

  1. Normozoospermia: más de 20 millones de espermatozoides/ml. Esta es la concentración normal o habitual de espermatozoides en el eyaculado de un varón, pero el hecho de que un individuo presente normozoospermia no asegura que sea fértil, ya que puede haber otras causas de esterilidad no relacionadas con la cantidad de espermatozoides.
  2. Oligozoospermia:
    • Leve: más de 10-20 millones de espermatozoides/ml.
    • Moderada: Menos de 10 millones y más de 2 millones de espermatozoides/ml.
    • Grave: 2 millón de espermatozoides/ml o menos.
    • Criptozoospermia: menos de 1.000.000 espermatozoides/ml.
    • Azoospermia: no se observan espermatozoides.

La azoospermia es sinónimo de esterilidad en un hombre y conlleva importantes repercusiones en una pareja que desee tener hijos. Por tanto, antes de declarar que un un individuo es azoospérmico, deben analizarse al menos seis gotas de eyaculado, ya que en cada análisis o conteo que se realiza sólo se estudia una porción de la muestra de semen. Puede que sea difícil encontrar espermatozoides debido a la baja concentración de los mismos, pero si se consigue encontrar un número bajo ya se contaría con material suficiente como para trabajar en reproducción asistida y llevar a cabo técnicas de fecundación in vitro o ICSI.

Para el conteo se utilizan las cámaras de Neubauer y de Makler (también el programa informático CASA). La cámara de Neubauer tiene mayor profundidad de campo y se encuentra dividida en cuadrículas. La concentración, medida en espermatozoides/microlitro, se obtiene dividiendo el número de espermatozoides contados entre la superficie analizada (mm²), la profundidad de la cámara (mm) y la dilución realizada. Es más útil que la Makler, ya que la probabilidad de encontrar espermatozoides en muestras de muy baja concentración, es mucho mayor en Neubauer. Por el contrario, la cámara Makler presenta una mejor profundidad de campo de forma que el cubre, al pesar más, expande mejor la muestra. Presenta una cuadrícula 10x10, de forma que proporciona la concentración de espermatozoides de la muestra sin tener que aplicar ningún cálculo.

Análisis de movilidad y vitalidad[editar]

Si en una muestra hay espermatozoides inmóviles no significa que no estén vivos, pues puede darse el caso de que no tengan movilidad propia, como en el caso de la sindrome de Kartagener. Entonces el test de vitalidad se hace mediante un test hipo-osmótico de manera que, exponiendo las celulas a una solución hipotónica, aquellas que estén muertas tendrán la membrana permeable y se hincharán (cabezas y/o colas). Otro test más preciso de este es el realizado mediante tinción con eosina, basado en el mismo principio. Se expone un volumen de espermatozoides al compuesto y aquellos que aparecen teñidos en rojo son los espermatozoides muertos. Por supuesto, si hace falta utilizar la muestra para un ciclo de fecundacion asistida, no se pueden utilizar los colorantes para distinguir los espermatozoides muertos de los vivos, en cuyo caso se prefiere realizar un test hipo-osmótico. Con la tinción vital fluorescente, la técnica más fiable, se detecta la desnaturalización del ADN nuclear mediante el empleo de naranja de acridina mas bromuro de etidio: observando al microscopio de fluorescencia, los espermatozoides muertos aparecen de color naranja brillante y los vivos en verde. En cuanto a la movilidad, los laboratorios de análisis clínico distinguen 4 tipos de espermatozoides en base a su capacidad de movimiento:

  • Tipo A (+++) o rápidos progresivos: recorren más de 25 μm/s.
  • Tipo B (++-) o lentos progresivos: recorren entre 5 y 24 μm/s.
  • Tipo C (+--) o no progresivos: recorren menos de 5 μm/s.
  • Tipo D (0) o inmóviles.

Para considerar que un semen es normozoospérmico en movilidad debe presentar más de un 50% de espermatozoides tipo A/B o más de un 25% de espermatozoides de tipo A. En el resto de los casos se declara astenozoospermia, que puede ser leve (30-49% de tipo A y B), moderada (10- 29% tipo A y B)o grave (<10% de tipo A y B).

Análisis de aglutinación[editar]

La aglutinación espermática se evalúa también mediante el seminograma. Se estima la cantidad de espermatozoides móviles adheridos entre sí. Un valor superior al 30% puede indicar un problema de esterilidad inmunitaria, aunque no es un valor determinante a la hora de predecir si existe un problema de tipo inmunitario.

La esterilidad inmunológica es debida a la presencia de anticuerpos anti-espermatozoides, reconociendo a los espermatozoides como células extrañas. Esto puede deberse a que la mujer fabrica estos anticuerpos en su moco cervical; o a que el hombre fabrica los anticuerpos contra sus propios espermatozoides debido a una rotura de la barrera hematotesticular.

Límites seminales inferiores de referencia de la OMS (2010)[editar]

Los valores de referencia que se utilizan para determinar el estado de la muestra en un seminograma corresponden a los de la población que se considera fértil, constituida por hombres que han sido capaces de fecundar a una mujer en los últimos 12 meses. Sin embargo, es necesario recordar que, aunque se definan como normozoospermia, estos valores de referencia no son valores de normalidad, ni indican esterilidad o fertilidad garantizada, pues varones con valores por debajo de los de referencia pueden llegar a fecundar y conseguir gestaciones.

En 2010, la OMS estableció unos nuevos valores de referencia enfocados a considerar la muestra de semen en su totalidad, resultando así unos parámetros menos estrictos que los de 1999. Estos nuevos parámetros establecen los límites seminales inferiores de referencia, como son principalmente:

  • Volumen: 1,5 ml.
  • Concentración: 15 millones de espermatoziodes/ml.
  • Número total de espermatoziodes: 39 millones.
  • Movilidad total: 40% de los espermatoziodes del eyaculado (antes A+B+C).
  • Movilidad progresiva: 32% de los espermatoziodes del eyaculado (antes A+B).
  • Vitalidad: 58% de los espermatoziodes del eyaculado.
  • Morfología: 4% de los espermatoziodes del eyaculado.

Diagnóstico y análisis global de resultados[editar]

Hay que destacar que el seminograma consiste en la valoración de una muestra de semen. Es por ello que, no se pueden extrapolar los resultados para llevar a cabo un diagnóstico del paciente. Para poder diagnosticar al paciente van a necesitarse al menos dos seminogramas con un periodo de varias semanas entre ambos. Además, la productividad de espermatozoides puede experimentar grandes alteraciones a lo largo del tiempo, incluso puede verse afectada por factores como el estrés. También hay que considerar, que los espermatozoides de la muestra en estudio, se formaron dos meses antes, que es el periodo que tarda aproximadamente la espermatogénesis, con lo cual, llevando a cabo el estudio de un varón a lo largo del tiempo, se observará que la calidad del esperma varía constantemente.

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]