Seguro del automóvil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda


El seguro del automóvil es un contrato de seguro que cubre los riesgos creados por la conducción de automóviles en caso de causar un accidente.

Existe una modalidad básica, cuya contratación es obligatoria por los propietarios de todo vehículo, denominada por ello seguro obligatorio del automóvil que cubre la responsabilidad civil del propietario y del conductor del vehículo —en el caso de que no sean la misma persona— por los daños y lesiones que causen a terceros. Incluye también la defensa jurídica hasta ciertos límites. Esta modalidad está regulada de forma detallada por la normativa estatal.

Junto a esta modalidad básica se pueden contratar otros complementos voluntarios: lo que se denomina seguro de responsabilidad civil voluntario, que cubre las posibles indemnizaciones a terceros por encima de las cantidades incluidas en el seguro obligatorio; el seguro de ocupantes, lo mismo que el anterior pero específicamente para los ocupantes del vehículo; el seguro de daños propios o seguro a todo riesgo, por los daños que pueda sufrir el vehículo del propio asegurado; el seguro de lunas, por los daños a las lunas del propio vehículo, es una subespecie del anterior; el seguro de accidentes del conductor, que es un seguro sobre la vida del propio conductor, ya que éste no está cubierto por el seguro obligatorio; el seguro de defensa jurídica en cuanto no esté cubierto por el obligatorio; la asistencia en viaje, etc.

También existe la variante «con franquicia» que se utiliza sobre todo en los seguros de coche a todo riesgo que en vez de cubrir el total del siniestro, solo lo hace a partir de una cantidad que soporta el asegurado.

¿Por qué comprar un seguro para el vehículo?[editar]

Además del SOAT es importante tener un seguro que ampare al vehículo y a su propietario o conductor, pues tener un seguro es la manera más sencilla de proteger su patrimonio.

El Amparo Básico incluye: Responsabilidad Civil Extracontractual, Daños producidos a las personas, Daños producidos a las cosas. Asistencia jurídica en proceso penal y Civil.

Una pérdida parcial en un seguro de coche, son los daños causados por un accidente o por actos mal intencionados de terceros o desaparición de partes, piezas o daños como consecuencia del hurto cuando: los repuestos + mano de obra + impuestos, no superan el 75%.

Una pérdida total, son los daños que si superan el 75%.

En México el seguro del automóvil, efectivamente es un contrato, el cual cubre los riesgos (Accidentes) en los cuales puede estar involucrado un vehículo sin importar si esta está siendo conducido o está estacionado.

No hay modalidades básicas, se denominan coberturas y sus características son las siguientes:

  • Cobertura Responsabilidad Civil: esta cobertura solo cubre los daños o lesiones que cause el vehículo que está asegurado a terceros ya sean en sus bienes o personas, quedan excluidos el robo del vehículo y sus daños.
  • Cobertura Limitada: esta cobertura cubre los daños o lesiones que cause el vehículo que está asegurado a terceros ya sean en sus bienes o personas y también está amparado el robo del vehículo, en esta cobertura no quedan amparados los daños del vehículo asegurado.
  • Cobertura Amplia: esta cobertura cubre los daños o lesiones que cause el vehículo que está asegurado a terceros ya sean en sus bienes o personas queda amparado el robo del vehículo y también quedan amparados los daños del vehículo asegurado.
  • En todos los casos la cobertura de defensa jurídica está amparada.

En cada cobertura incluyendo la defensa jurídica queda especificado el monto por el cual la compañía de seguros responderá.

Se cuenta con otras coberturas que cada persona elige al igual que las anteriores si las necesita o no, esta son:

  • Adaptaciones o conversiones
  • Accidentes al conductor
  • Auxilio Vial

Lamentablemente en México no está reglamentado el que todos los vehículos cuenten con seguro, pero es conveniente contar con uno, por lo menos con la cobertura de Responsabilidad Civil (RC) ya que esto ayudaría mucho a la persona que lamentablemente se ve involucrada en un siniestro y al ser responsable del mismo, al no contar con seguro aparte de perder su patrimonio, tenga que pagar los daños ocasionados y contratando por lo menos un seguro con esta cobertura la compañía de seguros pagara los daños ocasionados a los terceros.

Normativa[editar]

España[editar]

En España, el seguro del automóvil está regulado por el Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor.[1]

Véase también[editar]

Referencias[editar]

  1. Real Decreto Legislativo 8/2004, de 29 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre responsabilidad civil y seguro en la circulación de vehículos a motor.