Segundo Gobierno de Manuel Prado Ugarteche

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Segundo Gobierno de Manuel Prado Ugarteche
(1956-1962)
Escudo nacional del Perú.svg
Autoridades
Vicepresidentes Luis Gallo Porras
Carlos Moreyra y Paz Soldán
Presidente del Consejo de Ministros Manuel Cisneros Sánchez
Luis Gallo Porras
Pedro Beltrán Espantoso
Carlos Moreyra y Paz Soldán
Datos Generales
Elegido en Elecciones generales de 1956
Toma de mando 28 de julio de 1956
Fin del gobierno 18 de julio de 1962
Gobierno Anterior Gobierno de Manuel A. Odría
Gobierno Posterior Gobierno de Ricardo Pérez Godoy
[editar datos en Wikidata ]

El segundo gobierno constitucional de Manuel Prado Ugarteche se inició el 28 de julio de 1956 y culminó el 18 de julio de 1962, día en que fue derrocado por el general Ricardo Pérez Godoy, cuando faltaban solo 10 días para culminar su mandato.

Elección y toma de mando[editar]

Triunfó en las elecciones elecciones generales de 1956, obteniendo el 45,5% de los votos, frente a Fernando Belaúnde Terry, que obtuvo el 36.7%

El sábado 28 de julio de 1956 se realizó la ceremonia de transmisión de poderes en la Catedral de Lima y luego en el Palacio Legislativo. Prado juramentó como Presidente de la República ante José Gálvez Barrenechea, presidente del Senado, luego de ello, dio un mensaje a la nación con las normas de su gobierno. A continuación prestaron juramento los vicepresidentes Luis Gallo Porras y Carlos Moreyra y Paz Soldán. Estuvieron presentes representantes de otros países, entre ellos el presidente del consejo de estado español José Ibáñez Martín y el secretario de gobierno estadounidense John Foster Dulles.

Ese mismo día se reunió una gran cantidad de ciudadanos en la Plaza de Armas de Lima quienes fueron testigos de la firma de la ley Nº 12654, que causó gran ovación hacia el presidente, pues esta dispuso poner en libertad inmediata a todos los ciudadanos arbitrariamente detenidos por el régimen dictatorial de Manuel A. Odría. Además, esta ley concedió amnistía e indulto político y dispuso el corte de todos los procesos seguidos contra todos los civiles y militares, procesados o condenados por cortes marciales o de cualquier clase. Asimismo, derogó las leyes que excluían al Partido aprista de participar en política.

Juramentó como Presidente del Consejo de Ministros del Perú y Ministro de Relaciones Exteriores el señor Manuel Cisneros Sánchez

El 29 de julio se dio la tradicional Parada Militar en el que participaron fuerzas de todas las Armas del ejército Peruano y unidades de la policía. Por la tarde el presidente asistió a las carreras celebradas en el Hipódromo de San Felipe. En la noche se ofreció un banquete en el Palacio de Gobierno

Gobierno[editar]

El segundo gobierno de Manuel Prado fue llamado el «período de la convivencia», ya que se produjo un entendimiento entre el pradismo y el aprismo, pese a que en su primer gobierno, Prado había mantenido fuera de la ley al APRA. Según Haya de la Torre (el líder del aprismo), no se trató de un cogobierno, sino de un entendimiento para resguardar el orden constitucional.

Este gobierno se desarrolló en un clima de agitación motivada por las siguientes tres razones principales:

  • Por la crisis económica que se presentaba con caracteres cada vez más alarmantes.
  • Por la agitación que surgió en el campo a favor de la realización de la reforma agraria; y
  • Por la enérgica campaña de alcance nacional a favor de la recuperación de los yacimientos petrolíferos de La Brea y Pariñas que ilegalmente seguía explotando la compañía norteamericana International Petroleum Company.

El liderazgo de la oposición lo asumió el arquitecto Belaunde, que organizó un nuevo partido de masas: Acción Popular, que fue preparándose para las siguientes elecciones generales, donde tendría protagonismo. Los diarios El Comercio y La Prensa hacían también oposición, que no podía contrarrestar La Crónica, diario de propiedad de la familia Prado, por estar más orientado a temas deportivos y policiales.

En el plano personal, Prado logró en 1958 que la Iglesia Católica anulara su matrimonio con Enriqueta Garland para casarse con la dama limeña Clorinda Málaga, lo que causó no poco escándalo entre el sector conservador de la sociedad limeña. En 1961 fue el primer jefe de estado extranjero en visitar Japón tras la Segunda Guerra Mundial.

Aspecto político[editar]

El presidente Manuel Prado y el presidente de los Estados Unidos John F. Kennedy, con sus respectivas esposas: Clorinda Málaga de Prado y Jacqueline Kennedy. Washington, 1961.

Prado confió la jefatura de su primer gabinete a Manuel Cisneros Sánchez, que a la vez asumió la cancillería. Cisneros, fundador del Movimiento Democrático Peruano, había sido el impulsor de la candidatura de Prado. En este primer gabinete estaban Juan Pardo Heeren, en la cartera de Hacienda, y Jorge Basadre en la de Educación Pública.

A diferencia del gobierno de Bustamante y Rivero, Prado contaba con mayoría en ambas cámaras del parlamento. En sus mejores momentos, la oposición alcanzó en la Cámara de Diputados, reuniendo a democristianos, acciopopulistas, odriístas, comunistas y otros, una treintena de votos, contra los cuales había, invariablemente, entre sesenta y ochenta votos del gobierno.

A partir de su segundo año de gobierno, Prado comprendió la necesidad de dar a su gobierno un sentido mayormente nacional. A principios de 1958, Pardo Heeren renunció al ministerio de Hacienda. El Presidente aprovechó la ocasión para proceder a una recomposición del gabinete. Cisneros, presidente del gabinete, pasó de Relaciones Exteriores a Justicia. El titular de Justicia, Augusto Thorndike Galup, pasó a Hacienda. En la cancillería entró el ilustre Víctor Andrés Belaunde. Éste renunció poco después y entró en su reemplazo otra personalidad descollante: Raúl Porras Barrenechea.

Mientras tanto, la crisis económica se acentuaba y la moneda nacional amenazaba con devaluarse. La gestión hacendaria del gobierno fue duramente combatida desde el diario La Prensa, abanderado del liberalismo económico. Por su parte, el diario El Comercio, enemigo furibundo del APRA desde los años 30, atacó al gobierno por la exclusiva razón del pacto electoral del pradismo con el aprismo. Prado entendió que no era posible gobernar contra los dos diarios más importantes de Lima, con difusión en todo el territorio nacional. Descartado cualquier entendimiento con El Comercio, Prado intentó un acercamiento con Pedro Beltrán, el director de La Prensa. En abril de 1958, producida la renuncia del gabinete Cisneros, Prado le ofreció a Beltrán la presidencia del nuevo gabinete. Beltrán declinó entonces por razones de salud. La presidencia del gabinete fue ocupada, de manera interina, por Luis Gallo Porras. Un año después, Prado insistió en el ofrecimiento a Beltrán, y éste finalmente aceptó. De parte de Prado, se trató de una jugada política maestra, pues jalaba a su gobierno a quien hasta entonces había sido su más furibundo crítico.

El 20 de julio de 1959, Beltrán juró desempeñar la presidencia del Consejo de Ministros en el despacho de Hacienda y Comercio. De inmediato, tanto en mensaje televisado como en su exposición ante el Congreso, el flamante premier explicó claramente sus objetivos. Frente a la crisis hacendaria y económica, el gobierno pondría en orden las finanzas y estabilizaría la moneda, adoptando, para el bien común, las medidas que fueran necesarias, por más drásticas que parecieran.

La medida más dura y necesaria fue el alza de la gasolina, lo que, naturalmente levantó mucho descontento. De todos modos, la gestión de Beltrán fue, en líneas generales, exitosa. El sol se fortaleció y estabilizó frente al dólar. En 1960, ya no había déficit en el presupuesto sino superávit.

A fines de 1961, Beltrán renunció al ministerio, presumiblemente para postular a la presidencia en las elecciones de 1962 (intención que no se concretó, al tantear que no gozaba de popularidad). Lo reemplazó, como jefe del gabinete, Carlos Moreyra y Paz Soldán, el segundo vicepresidente de la República. Este sería el último gabinete del gobierno de Prado, hasta el golpe de estado de julio de 1962.

Aspecto económico y financiero[editar]

Prado tuvo desde el principio afrontar una difícil situación económica, pues el anterior gobierno (el de Odría), poco antes de finalizar, había elevado demagógicamente los sueldos y salarios, en base a rentas comprometidas por el término de 5 años y no debidamente financiadas.[1] Ello, obviamente, debilitó seriamente la economía nacional.

A ello se sumó la recesión o declinación de los negocios que los Estados Unidos sufrieron desde 1957. Ello originó que los precios de los productos de exportación del Perú bajaran, y por lo tanto, los dólares o divisas empezaron a escasear. Consiguientemente, la moneda nacional (el sol de oro) fue perdiendo valor frente al dólar, pero el gobierno, en vez de proceder a la devaluación en frío y a tiempo, fue manteniendo artificialmente la cotización del dólar en 19 soles, entre 1956 y 1958, hasta que se agotaron las reservas del Banco Central.

Para enfrentar esta situación, Prado nombró, como ya hemos visto, a Pedro G. Beltrán como ministro de Hacienda y presidente del Consejo de Ministros.

La misión de Beltrán era poner en orden las finanzas, equilibrar el presupuesto y estabilizar la moneda, lo que se logró, no sin antes adoptar medidas antipopulares como el alza de la gasolina, el recorte de los subsidios a los alimentos y el aumento moderado de la carga tributaria.

La moneda peruana se fortaleció y estabilizó frente al dólar, a la tasa de 27 soles por dólar. El Banco Central de Reserva del Perú reconstituyó sus fondos disponibles en oro y en monedas fuertes. A partir de 1960 el presupuesto dejó de ser deficitario y tuvo superavit. El Banco Central reconstruyó sus fondos disponibles en oro y en monedas fuertes. En cambio, no se pudo reducir los gastos fiscales.

Entre los años de 1959 a 1961 se produjo una considerable recuperación económica, no solo como consecuencia de la política liberal aplicada por Beltrán, sino por la mayor demanda de algunos productos de exportación, tales como los derivados de la pesca, el algodón, el azúcar, el petróleo crudo, el cobre el plomo y otros minerales. Las exportaciones, que en 1959 llegaba a 314 millones de dólares, pasaron en 1960 a 540 millones. En particular, la industria pesquera tuvo un repunte espectacular, por obra de un empresario peruano, Luis Banchero Rossi.

Los servicios de las deudas interna y externa consolidada fueron pagándose con regularidad.

Aspecto social[editar]

En esos años se desarrollaron mucho las migraciones de la sierra y se incrementaron las barriadas en torno a Lima, al punto de hablarse del “cinturón de miseria” que empezaba a rodear la capital. En general, Prado no hizo mucho por mejorar la situación y condición de las mayorías nacionales que continuaron viviendo en pésimas condiciones.

Al aproximarse el final del gobierno, el descontento popular era innegable. Menudearon las huelgas y se hicieron protestas bulliciosas y hasta violentas en las calles. Además de la política económica, se criticaba la propia personalidad del presidente, de tendencia pomposa y frívola en momentos difíciles.

Aspecto internacional[editar]

Obras importantes[editar]

Fomento y obras públicas[editar]

  • Se creó el Fondo Nacional de Desarrollo Económico en cada departamento para la ejecución de obras públicas como una manifestación de descentralismo administrativo.
  • Se otorgó toda clase de estímulos a las mutuales de vivienda para la construcción de casas.
  • Se iniciaron carreteras de penetración, como en la zona del Apurímac, para el objetivo de conquistar la ceja de Montaña. Se entregó al tránsito la vía que une la costa con Chachapoyas, y se amplió la autopista Lima-Chosica y Balsas-Laymebamba.
  • Se trazó un ambicioso plan de electrificación para el país, tanto para dotar de energía eléctrica a los pueblos, como para fines industriales. Se puso en servicio 57 hidroeléctricas en varios pueblos y se planearon otras obras eléctricas en diversos departamentos.
  • Se inició la construcción de la Central Hidroeléctrica de Machu-Picchu.
  • Hubo un gran desarrollo de la minería. En los años finales del gobierno se dio un apreciable aumento en la producción de cobre y hierro, debido, sobre todo, a la explotación de los yacimientos de Acarí y Toquepala. En cuanto a la producción petrolera, en los primeros años del gobierno esta cubría en un 70% el consumo nacional, destinándose el 30% para la exportación.
  • En lo concerniente a las irrigaciones, se concluyeron las obras de construcción de la represa de San Lorenzo, en la irrigación del Quiroz; la de El Frayle, primera etapa de la irrigación de La Joya; la derivación de las lagunas de Orcococha y Choclococha al río Ica; las de Churcampa en Huancavelica y de las pampas de Sicaya y Orcotuna.
  • Entraron en funcionamiento los hoteles de turistas de Cajamarca, parte del Albergue de los Baños del Inca en la misma ciudad y la Avenida de La Marina en Lima.
  • El 2 de julio de 1961 se realizó un Censo Nacional, que registró para el Perú una población de 10’420,357 habitantes.

Desarrollo industrial[editar]

  • Se dio la Ley de Promoción Industrial, que impulsó el aun incipiente desarrollo industrial del país.
  • Se implantó la televisión en el Perú, amparada por la Ley de Promoción Industrial (1958). Poco después surgieron las primeras estaciones televisivas.
  • Se instaló una planta siderúrgica en el puerto de Chimbote, con la que el país pretendía emular los esfuerzos de industrialización de otras naciones latinoamericanas. Chimbote además era ya el puerto pesquero más importante y su crecimiento explosivo fue uno de los fenómenos sociales más saltantes de esa época.
  • Empezó el despegue de la industria de la harina de pescado, hasta convertir al Perú en la primera potencia pesquera del planeta, mérito que se debió a un talentoso empresario peruano: Luis Banchero Rossi.

Política agropecuaria[editar]

  • Durante el verano de 1958-59 la región de Puno fue escenario de una desastrosa sequía que hizo estragos en la población. Para superar esta crisis, se nombró una comisión para la ayuda de los pueblos afectados con la contribución del gobierno de los Estados Unidos, que donó alimentos y se formó la Corporación Nacional de Alimentos con el fin de facilitar su conservación y comercialización.
  • Para fomentar el desarrollo de la ganadería se eliminó los precios topes a la carne, declarándose el comercio libre, y con el mismo propósito se elaboró el «Plan Regional del Sur», entidad encargada del estudio de la aplicación de la ayuda financiera proporcionada por el fondo especial de las Naciones Unidas.
  • Se trazó un vasto plan para el desarrollo de la agricultura.
  • En la selva se desarrolló un vasto programa de fomento agropecuario y de colonización.
  • La ganadería se intensificó con la importación de sementales vacunos Holstein y Brown Swiss
  • Para estimular el comercio de la lana se dio la Ley 12817, que estableció la vigencia de la tasa única a la exportación de este producto.
  • Ante la demanda campesina de una reforma agraria, el gobierno se limitó a la creación de un Instituto de Reforma Agraria y Colonización (IRAC), con el «fin inmediato de estudiar, proponer y en lo posible, poner en práctica las medidas necesarios para aumentar la superficie cultivada colonizando la selva, difundiendo la pequeña y mediana propiedad y procurando preferencialmente el establecimiento de granjas familiares», cuyos estudios fueron retomados por los gobiernos siguientes.

Defensa nacional[editar]

  • Se adquirieron los nuevos cruceros BAP Almirante Grau y BAP Coronel Bolognesi que vinieron a reemplazar a los primeros cruceros de nombres similares que habían sido adquiridos hacía 50 años atrás, en el primer gobierno de José Pardo y Barreda. Prestarían servicios hasta inicios de los años 1980.
  • Se adquirieron diversas unidades auxiliares para la marina de guerra: el remolcador Guardián Ríos, el destroyer Almirante Villar, las corbetas Gálvez y Diez Canseco. Se construyeron el Ilo, el Atico, el Lomas, el Paita y el Zorritos, en los astilleros del Servicio Industrial de la Marina (SIMA).
  • Se creó el Comando Conjunto de la Fuerza Armada, institución que agrupa los comandos de las tres armas defensivas de la República: Ejército, Marina y Aviación.
  • Los servicios de aeronáutica fueron ampliados y se dio considerable impulso al desarrollo de la aviación civil. Entró en funcionamiento la primera Escuela de Aviación Civil, en Collique. Se dotó a la Escuela de Paracaidistas de los medios necesarios para el cumplimiento de sus fines.

Política educacional[editar]

  • Como primer paso para dar solución práctica a los problemas del sector de Educación, fue reorganizado el Ministerio de Educación y se realizó un censo de la realidad educativa del país.
  • En aras de la descentralización administrativa en el ramo se crearon las sedes regionales de Piura, La Libertad, Tacna y Cuzco.
  • El presupuesto asignado al ramo aumentó considerablemente, pues de 559'000000 de soles del año de 1956, subió a 2,266'000,000 en 1962.
  • Se hizo una reforma de la educación secundaria, que se dividió en Letras y Ciencias a partir del cuarto año.
  • Se fundaron las escuelas normales de Chachapoyas, Piura, Chiclayo, Huancavelica, Huaraz, Tacna, Arequipa y Urubamba. La Escuela Normal Superior Enrique Guzmán y Valle pasó a depender del Ministerio de Educación Pública.
  • En lo concerniente a la enseñanza superior, fue reorganizada la Escuela de Bellas Artes, y se crearon las universidades nacionales de la Amazonía Peruana, San Luis Gonzaga de Ica, Técnica de Piura, Técnica del Altiplano en Puno, Nacional del Centro en Huancayo, Técnica de Cajamarca, Nacional de Lambayeque y las privadas Cayetano Heredia, Lima y San Martín de Porras en Lima y Santa María en Arequipa. La Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga fue restablecida después de muchos años de estar clausurada.
  • Se aprobó el “pasaje universitario”, que permitía a los estudiantes universitarios pagar la mitad de la tarifa en los autobuses del servicio público.

Acontecimientos destacables[editar]

Derrocamiento[editar]

Al finalizar su gobierno Prado llamó a elecciones, siendo los principales candidatos los siguientes:

Las elecciones se realizaron el 10 de junio de 1962. Al finalizar el escrutinio ningún candidato había obtenido el tercio de votos que exigía la Constitución Política de entonces, teniendo entonces que elegir el Congreso entre los que más votación habían obtenido, que eran los tres arriba mencionados. La situación obligaba a un pacto entre por lo menos dos de estos tres principales contrincantes. Insólitamente para algunos, el pacto se realizó entre los dos enemigos acérrimos, Haya y Odría, acordándose que éste último asumiría la presidencia de la república. Pero se acusó al gobierno de haber cometido fraude en algunos departamentos, por lo que el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas presidido por el general Ricardo Pérez Godoy, exigió al gobierno la anulación de las elecciones. Al recibir una respuesta negativa, los militares depusieron al presidente Prado en la madrugada del 18 de julio de 1962, cuando faltaban solo once días para el final del mandato presidencial. Se conformó una Junta Militar de Gobierno que anuló las elecciones y convocó a otras nuevas. Se ha dicho que el móvil verdadero de este golpe institucional de las Fuerzas Armadas fue el antiaprismo muy arraigado todavía entre los militares, que no deseaban que gobernara el APRA, ni siquiera en cogobierno.

Autoridades[editar]

Ministros[editar]

Ministerio Ministros Periodo
Presidencia del Consejo de Ministros Manuel Cisneros Sánchez
Luis Gallo Porras
Pedro Beltrán Espantoso
Carlos Moreyra y Paz Soldán
28 de julio de 19569 de junio de 1958
10 de junio de 1958 - 17 de julio de 1959
17 de julio de 1959 - 24 de noviembre de 1961
24 de noviembre de 1961 - 18 de julio de 1962
Relaciones Exteriores Manuel Cisneros Sánchez
Víctor Andrés Belaúnde
Raúl Porras Barrenechea
Luis Alvarado Garrido
28 de julio de 19568 de enero de 1958
8 de enero de 1958 - 4 de abril de 1958
4 de abril de 1958 - 15 de octubre de 1960
15 de octubre de 1960 - 18 de julio de 1962
Agricultura y alimentación Carlos Sires Baroni
Alex Zarak Rissi
Carlos Moreyra y Paz Soldán
28 de julio de 195621 de julio de 1959
21 de julio de 1959 - 22 de noviembre de 1961
22 de noviembre de 1961 - 18 de julio de 1962
Trabajo y asuntos indígenas Ricardo Elías Aparicio
Antonio Pinilla Sánchez-Concha
Ricardo Elías Aparicio
28 de julio de 19564 de abril de 1958
4 de abril de 1958 - 3 de setiembre de 1958
3 de setiembre de 1958 - 18 de julio de 1962
Hacienda y Comercio Juan Pardo Heeren
Augusto Thorndike Galup
Luis Gallo Porras
Pedro Beltrán Espantoso
Alex Zarak Rissi
28 de julio de 1956 - 10 de enero de 1958
10 de enero de 1958 - 10 de junio de 1958
10 de junio de 1958 - 14 de marzo de 1959
14 de marzo de 1959 - 26 de abril de 1961
26 de abril de 1961 - 18 de julio de 1962
Salud pública y asistencia social Jorge Haaker Fort
Francisco Sánchez Moreno
Guillermo Garrido Lecca Alvárez Calderón
Rodrigo Franco Guerra
Eduardo Watson Cisneros
28 de julio de 1956 - 24 de setiembre de 1957
24 de setiembre de 1957 - 20 de julio de 1959
20 de julio de 1959 - 10 de junio de 1960
10 de junio de 1960 - 19 de febrero de 1961
19 de febrero de 1961 - 18 de julio de 1962
Justicia y Culto Augusto Thorndike Galup
Manuel Cisneros Sánchez
Ulises Montoya Manfredi
Raúl Gómez de la Torre Tamayo
José Merino Reyna
Geraldo Arosemena Garland
28 de julio de 1956 - 7 de enero de 1958
7 de enero de 1958 - 9 de junio de 1958
9 de junio de 1958 - 18 de julio de 1959
18 de julio de 1959 - 6 de junio de 1960
6 de junio de 1960 - 19 de noviembre de 1961
19 de noviembre de 1961 - 18 de julio de 1962
Educación pública Jorge Basadre Grohmann
Ulises Montoya Manfredi
Emilio Romero Padilla
José Rubio Rolando
Alfredo Parra Carreño
Alfonso Villanueva Pinillas
Darío Acevedo Criado
28 de julio de 1956 - 1957
1957 - 17 de octubre de 1958
17 de octubre de 1958 - 26 de julio de 1959
26 de julio de 1959 - 6 de junio de 1960
6 de junio de 1960 - 2 de mayo de 1961
2 de mayo de 1961 - 19 de noviembre de 1961
19 de noviembre de 1961 - 18 de julio de 1962
Fomento y Obras Públicas Federico Seminario
Eduardo Dibós Dammert
Alfonso Rizo Patrón Remy
Jorge Grieve Nach
Gobierno y Policía Jorge Fernández Stoll
Carlos Carrillo Smith
Ricardo Elías Aparicio
28 de julio de 1956 - 7 de abril de 1958
7 de abril de 1958 - 16 de junio de 1960
16 de junio de 1960 - 18 de julio de 1962
Aeronáutica Manuel Polidoro García Mejía
Salvador Noya Ferré
28 de julio de 1956 - 22 de julio de 1959
22 de julio de 1959 - 18 de julio de 1962
Marina Emilio Barrón Sánchez
Guillermo Tirado Lamb
28 de julio de 1956 - 22 de julio de 1959
22 de julio de 1959 - 18 de julio de 1962
Guerra Enrique Indacochea Galarreta
Victor Tenorio Hurtado
Alejandro Cuadra Rabines
28 de julio de 1956 - 16 de diciembre de 1958
16 de diciembre de 1958 - 23 de agosto de 1960
23 de agosto de 1960 - 18 de julio de 1962

Referencias[editar]

  1. Ello demuestra que el gobierno de Odría, tan celebrado por muchos, en realidad fue uno de los tantos fiascos de la historia republicana del Perú. Su bonanza temporal se debió sobre todo a causas exógenas, principalmente el repunte de los precios internacionales de las exportaciones, a raíz de la guerra de Corea, lo que le permitió realizar una vasta labor de infraestructura, pero ello conllevó a la vez una gigantesca corrupción pública.
Bibliografía
  • Chirinos Soto, Enrique: Historia de la República / 1930 -1985. Tomo II. Desde Sánchez Cerro hasta Alan García. Lima, AFA Editores, 1985.
  • Guerra, Margarita: Historia General del Perú. Tomo XII. La República Contemporánea (1919-1950). Primera Edición. Editorial Milla Batres. Lima, Perú, 1984. ISBN 84-499-4818-5
  • López Martínez, Héctor: La República Contemporánea (1933-2010). Tomo XII de la “Historia del Perú” publicada por la Empresa Editora El Comercio S.A, 2010. ISBN 978-612-4069-98-7
  • Palacios Rodríguez, Raúl El Perú republicano y moderno, 1868-1968
  • Portocarrero Grados, Ricardo: El Perú Contemporáneo. Incluido en Historia del Perú. Lima, Lexus Editores, 2000. ISBN 9972-625-35-4
  • Rivera Serna, Raúl: Historia del Perú. República 1822 - 1968. Segunda edición ampliada. Lima, Perú, 1974.


Predecesor:
Gobierno de Manuel A. Odría
Presidente constitucional
Gobierno del Perú
28 de julio de 1956 - 18 de julio de 1962
Escudo nacional del Perú.svg
Sucesor:
Gobierno de Ricardo Pérez Godoy
Presidente de la Junta Militar