Segunda Venida

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Las profecías de una Segunda Venida son varias y están presentes en muchas religiones y culturas. La más conocida en Occidente es la creencia del cristianismo sobre el regreso de Jesús.

Esta creencia está fuertemente ligada a la creencia en Dios, en una visión providencialista de la Historia (que existe un plan divino para el devenir de la humanidad, pero que no abarca todos los aspectos de la vida humana, puesto que para ello existe el libre albedrío) y la creencia en profetas, a veces llamados mensajeros o manifestaciones, quienes tienen un nivel de divinidad o santidad o cercanía a Dios que les permite acceder a lo que sucederá en el futuro. Casi todas las tradiciones religiosas tienen una forma de profecía del regreso de una de estas figuras, o la venida de una nueva figura.

Cristianismo[editar]

La amplia mayoría de aquellos que se identifican a sí mismos como cristianos esperan la segunda venida o el segundo advenimiento de Jesucristo. Entre las diversas denominaciones cristianas, los detalles de la segunda venida de Cristo son relativamente distintas. Muy pocos se atreven a asegurar una interpretación autoritativa y completa de las fuentes bíblicas, que son típicamente simbólicas y proféticas. Lo que comúnmente se acepta es que:

  1. Jesucristo murió en la cruz.
  2. Al morir, redimió los pecados de las personas.
  3. Se levantó de los muertos y ascendió al cielo.
  4. Va a regresar a juzgar al mundo y establecer el Reino de Dios,
  5. Nadie sabe el día o la hora del regreso de Cristo.

El Libro de Daniel, el Evangelio según Mateo y el Apocalipsis son considerados la mayor fuente de estudio, aunque muchas partes de la Biblia aparecen referencias al día final y la Segunda Venida de Cristo. Una pequeña referencia está contenida en el Credo Niceno: «Él [Jesucristo] vendrá de nuevo con gloria para juzgar a los vivos y a los muertos: de su reino que no tendrá fin».

Sobre el tiempo en que ocurrida la segunda venida la Biblia dice en el Evangelio de Marcos (13.32): «Pero acerca de aquel día o de la hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles en el cielo».

Sin embargo el pastor estadounidense William Miller y su movimiento millerista esperaban la segunda venida el 22 de octubre de 1844. El hecho que esto haya fallado fue llamado posteriormente como el Gran Engaño. Algunos de sus seguidores crearon la Iglesia Adventista del Séptimo Día y los Testigos de Jehová, la primera apoyándose sobre la interpretación de Apocalipsis 10 versículos 9, 10 y 11.

Hinduismo[editar]

Los hinduistas creen en la encarnación o la manifestación de Dios (especialmente del dios Visnú) la cual se llama un avatar (literalmente, ‘descenso’, en sánscrito). Posiblemente la doctrina de los avatares apareció primero en la Bhágavad-guitá (siglo III a. C.); retratos de varios avatares se encuentran también en los Puranas (siglo II a. C.) y otros textos épicos de India. Krisná es una de las encarnaciones más populares de Vishnu. De acuerdo con el autor Yaiádeva (siglo XII), el dios Visnú ya ha asumido nueve avatares, con un décimo, Kalki, que deberá aparecer dentro de 427.000 años para recomenzar una era dorada. Existen cuatro iugás o épocas: satiá, treta, dwapara y kali. El Ramayana habla de hechos ocurridos en treta iugá y el Majábharata en los finales de dwaparaiugá tardío. Kalki tendría que aparecer al final de kali iugá, o la época oscura en el que los hinduistas creen que actualmente vivimos. Kali iugá es considerada la época del sufrimiento, oscuridad y perdición. La tarea de Kalki será el de matar a toda la humanidad, permitiendo que dos sabios (en meditación en los Himalayas desde hace miles de años) se reproduzcan y generen una humanidad nueva, más pura y seguidora del dharma (la religión verdadera: el hinduismo). Esto comenzará un nuevo ciclo iniciando con el satya iuga, o la época de la verdad. Kalki, el supremo castigador, aparecerá cabalgando su caballo blanco y blandiendo su brillante espada.

Islam[editar]

  • Visión de la corriente principal: La visión de la corriente principal del islam sobre la segunda venida mantiene que Jesús fue reemplazado por un hombre al que Dios hizo parecerse al profeta, y que es ese hombre el que fue crucificado y que el Jesús real fue elevado al cielo por Dios, donde está esperando para descender durante los «últimos días» cuando la corrupción y la perversidad sean abundantes en la Tierra. Entonces destruirá al anticristo (Dajjal), romperá la cruz,y llamará a toda la humanidad a la adoración monoteista del Islam.
  • Visión de la corriente minoritaria: Algunas sectas minoritarias han adoptado creencias diferentes y presuntamente heréticas de acuerdo con la corriente principal de los musulmanes. La visión del Movimiento Lahore Ahmadiyya y la Comunidad Musulmana Ahmadiyya está basada en una interpretación alegórica de las referencias de la Segunda Venida de Jesús en la literatura islámica. Creen que Jesús murió de una muerte natural y que la «segunda venida" se refiere a Mirza Ghulam Ahmad y sus esfuerzos para contrarrestar las amenazas al islam de otros grupos religiosos.

Fe bahái[editar]

Los seguidores de la fe bahái creen que la segunda venida de Jesús, así como las profecías del quinto Buda y muchas otras profecías religiosas de la segunda venida, fueron cumplidas en Bahá'u'lláh. Ellos comúnmente comparan el cumplimiento de Bahá'u'lláh de las profecías cristianas con el cumplimiento de Jesús de las profecías judías, donde en ambos casos la gente estaba esperando el cumplimiento literal de las afirmaciones apocalípticas.

Dado el debate natural que se genera de esta fe, muchos libros han sido publicados con respecto a las profecías y su cumplimiento. Los siguientes son los argumentos más utilizados para defender la visión Bahá'í de la segunda venida.

Cuando se le pregunta, Jesús les dice a sus seguidores sobre los signos de la segunda venida.
  1. "Y este evangelio del reino se predicará en todo el mundo como testimonio a todas las naciones y entonces el fin vendrá." (Mateo 24: 14).
  2. "Los gentiles pisotearán a Jerusalén, hasta que se cumplan los tiempos señalados para ellos... Entonces verán al Hijo del hombre venir en una nube con poder y gran gloria." (Lucas 21: 24-27).
  3. "... cuando llegaron los discípulos y le preguntaron en privado: ¿cuándo sucederá eso, y cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?... [Jesús responde] Así que cuando vean en el lugar santo "el horrible sacrilegio" de la que habló Daniel (el que lee, que lo entienda)..." (Mateo 24: 3-15).
1) A principios del siglo noveno comenzó la fundación de sociedades misioneras las cuales tradujeron la Biblia en muchos lenguajes y comenzó una gran operación para esparcir las nuevas de Jesús en cada país. En 1842 los misioneros alcanzaron China, y los esfuerzos organizados para proclamar el Evangelio en el África Central comenzaron en 1844.
2) La revuelta judía en contra del régimen romano finalizando el año 70, cuando Jerusalén cae ante las tropas romanas, y el Templo fue destruido. Este fue el comienzo de la abominación de desolación, en la cual el Templo fue "trodden down by the Gentiles". Los judíos fueron expulsados de Palestina, y su situación duró hasta 1844. En ese año, el Imperio Turco proclama el Edicto de Tolerancia, la cual permite a los judíos el vivir en su tierra original.
3) Esto se refiere a los capítulos 8 al 12 del Libro de Daniel donde las profecías parecen dar las fechas de la primera y segunda venida de Cristo. Los estudiosos bíblicos creen que cada "día" referido en esos textos deben ser entendidos como un año. Un punto de referencia dado por Daniel corresponde a la reconstrucción de Jerusalén, mucho antes que los romanos la destruyeran nuevamente. Desde el 457 a. de C. cuando la reconstrucción de Jerusalén se extinguió, Daniel profesa 70 semanas (490 días) hasta el "corte" (crucifixión) del Mesías. La fecha de nacimiento exacta de Jesús es desconocida, pero se cree que fue crucificado cerca del 33, el cual sería 490 años después del pronunciamiento.
Daniel también profetiza 2300 "días" hasta que el santuario sea purificado, y la abominación de desolación - la profanación del Templo en Jerusalén - llegue a su fin. Desde el 457 a. de C. llegaría a su término en 1844.
Todas estas profecías apuntan al año 1844, el cual es el año que Báb declara por primera vez su misión, estimado por los Bahá'í como el año en que su religión comienza.
Dentro de la visión que contiene estas profecías, Daniel se vio a sí mismo estando en la tierra de Elam, más tarde llamada Persia. El profeta Jeremías también dice: "Estableceré mi trono en Elam (Persia) y destruiré a su rey y a sus oficiales - afirma el Señor" (Jeremías 49:38). Bahá'u'lláh viene de Persia, y fue exiliado hacia la región de Palestina.

Judaísmo[editar]

El judaísmo espera la "Primera Venida" más que la "Segunda Venida". Esperan la venida del Mesías. Este Mesías llevará al milenio que Isaías y otros profetas han descrito.

Nueva Iglesia / Swedenborgianismo[editar]

Emanuel Swedenborg y aquellos en la Nueva Iglesia creen que Jesús ya ha hecho su segundo advenimiento mediante las ideas reveladas en los trabajos teológicos del swedenborgianismo. Creen que el Juicio Final fue completado en el mundo espiritual el 19 de junio de 1770.....

Nueva Era / Maitreya[editar]

Maitreya es un nombre que aparece en la religión budista para referirse al próximo Buda. La aparición definitiva de Maitreya en el mundo ocurriría dentro de un largo tiempo, que puede variar dependiendo de la interpretación del kalpa como medida de tiempo de la cosmogonía budista. Así, en diferentes Sutras[1] se dice que Maitreya aparecerá dentro de 5.670 millones de años.

Rastafari[editar]

El movimiento rastafari cree que Haile Selassie es la segunda venida. Él encarnó esta profecía cuando se convirtió en el emperador de Etiopía, pero también se espera que regrese una segunda vez para iniciar el día del juicio. Haile Selassie, también llamado Jah rastafari, se le considera aún vivo.

Tradición del cristianismo esotérico[editar]

En la tradición esotérica oriental, los esenios y más tarde los Rosicrucianos, hacen una distinción entre Jesús y el Cristo. Jesús es considerado un alto iniciado de la oleada de vida humana (la cual evoluciona en el ciclo de la reencarnación) y un tipo de mente singularmente puro, ampliamente superior a la gran mayoría de la humanidad presente. Fue educado durante su juventud entre los esenios y se preparó para el más grande honor jamás otorgado a un ser humano: el entregar su cuerpo físico puro, altamente evolucionado (ya sintonizado a las altas vibraciones de la 'vida espiritual'), en el momento del bautismo, al ser Cristo para su ministerio en el mundo físico. Cristo es descrito como el Ser Espiritual más alto de la oleada de vida llamada arcángeles e hizo su unión ("el Hijo") con el segundo aspecto de Dios.

En esta tradición, hay una clara distinción entre el Cristo Cósmico, o el Cristo exterior, y el Cristo Interno: el Cristo Cósmico ayuda a cada individuo en la formación del Cristo Interno (también llamado cuerpo alma, la "correcta" traducción del "soma psuchicon" de Pablo de Tarso o también la Prenda de Bodas Dorada de Mateo 22:2), sin embargo el énfasis es que el trabajo requerido para formar el Cristo Interno es de responsabilidad de cada individuo. El Cristo Interno es considerado como el verdadero Salvador que necesita nacer dentro de cada individuo para que evolucione hacia la futura Sexta Época de "cielo nuevo y tierra nueva": la Nueva Galilea. De acuerdo con esta tradición, la Segunda Venida o Advenimiento de Cristo no es en un cuerpo físico sino que en el nuevo cuerpo alma de cada individuo en la región etérica del planeta donde la humanidad "serán llevado a las nubes para encontrarse con el Señor en el aire" (1 Tesalonicenses 4:17). El Día cuando este evento ocurra, como se describe en la Biblia, no está en el conocimiento humano. La tradición esotérica cristiana enseña que primero hay un periodo preparatorio cuando el Sol entre a Acuario en precesión: la llamada Era de Acuario.

Notas[editar]

  1. Crónica completa de los Budas y Patriarcas (T:2035:49.301a5-7)

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]