Schipperke

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Schipperke
Schipperke in Riga.JPG
Schipperke
Nombres alternativos
Spitzke (until 1888)
Spits(until 1888)
Spitske(until 1888)
País de origen
Flag of Belgium.svg Bélgica
Clasificación y estándar de la raza
FCI: Grupo 1 Sección 1 #083 Est
AKC: Non-sporting Est
ANKC: Group 7 (Non-sporting) Est
CKC: Group 6 (Non-sporting) Est
KC: Utility Est
NZKC: Non-sporting Est
UKC: Companion Breeds Est

El Schipperke es una raza canina originaria de Flandes que fue usada como guardia en las barcazas.

Historia[editar]

Los schipperke ("pequeño barquero") son descendientes del Leauvenaar, el cual también dio origen al pastor belga. Son perros pequeños, rechonchos y rabones con un pelaje denso y cabeza zorruna, miden de 31 a 33 cm y pesan hasta 8 kg. Tienen una alegre e inquisitiva expresión siendo generalmente resistentes y enérgicos, hábiles cazadores y buenos perros guardianes. Historia

Sus orígenes son antiguos. En documentos de finales del siglo XVII se habla de un perro que podría ser perfectamente un Schipperke, el cual vivía principalmente con los zapateros del barrio Saint Géey de Bruselas. Dichos zapateros, organizaban unas exposiciones caninas muy singulares, en las cuales, más que al perro en sí mismo, valoraban los collares que estos llevaban puestos y que obviamente eran obra del artesano que presentaba al perro. Según la leyenda, uno de esos zapateros, al ser derrotado en un concurso de colares y preso de su ira, le corto la cola al perro vencedor, dejándolo de este modo rabón. Sin embargo, el resultado no fué el esperado por el mal perdedor, ya que lejos de las burlas de los presentes, el perro en cuestión obtuvo más éxito aún. Desde ese momento, se comenzó a amputar las colas a todos los Schipperke.

Carácter y Aptitudes[editar]

Es un perro alegre, activo y siempre atento, que gusta muchísimo del agua. Es un buen animal de compañía, cazador de topos o ratones, y guardián. Su nombre en flamenco, como se ha citado anteriormente, significa "pequeño barquero" ya que acompañaba a los barqueros que transitaban por el canal de Flandes. A bordo de las embarcaciones, su cometido era limpiar la embarcación de roedores y hacer la guardia, ladrando furiosamente a cualquier extraño que se acercara a la embarcación.

Podría ser el mejor compañero de las personas que practican la equitación, ya que entre los caballos y los Schipperke, puede surgir una relación inmediata de simpatía, sin olvidar que las cuadras estarían limpias de roedores. Resulta ser un gran acompañante en excursiones y paseos de parque, pese a su talla, ya que tiene mucha energía.

Véase también[editar]

Enlace externo[editar]