Sayago (España)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Sayago (Zamora)»)
Saltar a: navegación, búsqueda
Sayago
Comarca de España
Plaza Mayor de Fermoselle Panorámica de Peñausende
Los arribes Castillo del Asmesnal
Ayuntamiento de Roelos Mula vetona de Villardiegua
Cerámica de Pereruela Puente de Requejo
De arriba a abajo y de izquierda a derecha: Plaza Mayor de Fermoselle, panorámica de Peñausende, Los arribes, Castillo del Asmesnal, Ayuntamiento de Roelos, Mula vetona de Villardiegua, cerámica de Pereruela y puente de Requejo.
Comarca de Sayago 1(Provincia de Zamora, España).svg
Comarca de Sayago en la provincia de Zamora.
Coordenadas: 41°22′38″N 6°08′01″O / 41.37724451, -6.13358285Coordenadas: 41°22′38″N 6°08′01″O / 41.37724451, -6.13358285
Capital Bermillo de Sayago
Entidad Comarca
 • País Bandera de España España
 • Comunidad Flag of Castile and León.svg Castilla y León
 • Provincia Bandera de Zamora.svg Zamora
Superficie  
 • Total 1,484 6 km²(14,05% de la provincia)
Población (2013)  
 • Total 8978 hab.(4,76% de la provincia)
 • Densidad 6,04 hab/km²
Gentilicio Sayagués
[Editar datos en Wikidata]

Sayago es una comarca española de la provincia de Zamora, en la comunidad autónoma de Castilla y León.

Ocupa un territorio de 1.484,6 km², en gran parte flanqueado y aislado por profundas gargantas, hoces y tajos excavados por el Duero y el Tormes. En 2013, su población era de 8.978 habitantes, lo que indica una densidad de población de 6,04 hab/km², una de las más bajas del territorio nacional.

La diversidad de su paisaje sorprende a cada paso al visitante, en especial, los imponentes berrocales de peñas con formas caprichosas, cuya presencia aumenta a medida que nos alejamos del este ceralista y nos acercamos al oeste del "arribe" y de la raya con Portugal. Alcornoques, encinas, quejigos y robles, junto con matorral bajo de cantuesos, escobas, jaras y piornos se abren paso entre las rocas, cubriendo muchas de sus tierras, mientras que los enebros bordean las riberas de los ríos o los fresnos y negrillos las cristalinas riveras. Sus pueblos conservan aún su arquitectura tradicional propia e inconfundible, en el que la piedra juega un papel predominante, tanto en la edificación de viviendas mediante el sistema de mampostería careada, como en el cerramiento de mampostería en seco del cinturón de fincas que circundan sus característicos cascos urbanos, y que los sayagueses denominan cortineo.[1]

Esta comarca cuenta con un notable sentimiento de identidad, dadas las afinidades geográficas, económicas, sociales e históricas de los municipios que la conforman. Sin embargo, no cuenta con un ente administrativo que lo represente y gestione, motivo por el que la mayor parte de sus municipios se integran en la mancomunidad Sayagua, en cuanto que esta es la única fórmula legal que les permite optimizar de forma colectiva la gestión de algunos servicios públicos municipales.[2]

Toponimia y gentilicio[editar]

La palabra Sayago tiene una posible relación con los yacimientos mineros de época céltica, pudiendo derivar de la palabra céltica Salliacum. Sus formas medievales serían: Saliago, Salago, Salagu y Sayago.[3]

También se relaciona con sayo, sayal, capa o «sagum» celtibérico y lusitano de color pardo, buriel o vellorí de las ovejas llamadas negras. Se pagaban como tributos por los vencidos celtíberos a las tribus romanas. Con el «paño sayal» se confeccionaron (hasta finales del siglo XIX, principios del XX), todas las prendas externas de la indumentaria sayaguesa.[4]

Otros autores[5] buscan el origen de Sayago en el antiguo reino de Sabaria o Sibaria, en tanto que:

Según el texto de San Isidoro, Sabaria ab eo omnis devita est; y más claramente, según el Bidiacense, que llama provincia de Sabacia y Sabua a sus habitantes, que en otros códices se escriben Sagos, es muy regular que si ésta fue la Sibaria de Antonio, venga de aquí el nombre de Sayago y Sayagueses.

Su nombre podría ser la forma leonesa de Sanctus Iacobus (Santiago).

Algunos autores resaltan el posible origen árabe del término Sayago. En este setido, Pérez Viñuela[6] indica que:

En relación con los nombres de los pueblos de posible origen árabe debemos fijar nuestra atención en todos los que están formados por tres consonantes ya que la mayoría de los nombres, adjetivos y verbos árabes son de raíz triconsonántica y le dan escasa importancia a las vocales, y dentro de éstos a los que además tengan sólo las vocales, a, i, u, sin olvidarnos de los que empiecen por ar. Creemos que existen topónimos procedentes de la lengua árabe antigua, es decir, anterior a la clásica que es la que se habla en la actualidad, como: Sayago, Ganáme, etc. que derivan de nombres propios o de la característica destacada del terreno. Hay otros más claramente procedentes del árabe clásico, como: Almeida y Alfaraz. Peñausende es de origen germánico, y significa Peña de Gusende; Sayago, parece que significa valiente; Ganáme, Oveja; Almeida, la mesa de comer y Alfaraz y Fariza, significan caballero. Si le quitan a Alfaraz el al, que es el artículo, les quedan las mismas consonantes, en árabe se lee fariz que es caballero. Estas dos últimas han seguido la misma evolución que en el español la palabra caballero.

Según la RAE, el término sayagués tiene las siguientes acepciones:

  • Natural de Sayago.
  • Perteneciente o relativo a este territorio de la provincia de Zamora, en España.
  • Se decía de las personas toscas y groseras.
  • Habla arrusticada que se finge dialecto leonés de la comarca de Sayago, utilizada por personajes villanescos en el teatro español de los siglos XV al XVII.

El refranero se refiere al sayagués con dichos como:[7]

  • "Al sayagués, ni le quites ni le des. Si le das, no lo agradece; si le quitas, no lo merece".
  • "Al sayagués, ni le quites ni le des. No le quites que no lo merece. No le des que no lo agradece".
  • "El sayagués modorro es".
  • "El sayagués por el interés".
  • "Pantalón de pana, remiendo al culo, sayagués seguro".
  • "Si el sayagués come gallina, malo el sayagués o mala la gallina".
  • "Sayaguesa modorra, fina como una zorra".

El gentilicio de los naturales de esta comarca es sayagués.

Geografía física[editar]

Ubicación[editar]

Enclavada al suroeste de la provincia de Zamora, las «arribas» o acantilados originados por el río Duero le han aislado históricamente por el norte de las comarcas de Tierra del Pan, Tierra de Alba y Aliste. Este obstáculo natural, durante siglos insalvable, comienza en la esquina noreste de la comarca de Sayago, en el término de San Román, lugar en el que el río describe un enorme meandro, para continuar posteriormente por los términos de Arcillo, Abelón, Moral, Moralina y Villadepera. En este último municipio, y tras alcanzar Portugal, el Duero hace un notable giro de noventa grados, comenzando desde ese momento su tramo internacional.[1]

Por el oeste, las arribas o acantilados aún más recrudecidos por la fuerza erosiva del Duero, aislaron aún de forma más severa el territorio de Sayago e impidieron una mayor fluidez en el intercambio cotidiano con la vecina Portugal. La grandiosidad de los cortados originados por el Duero, ha sido sin embargo aprovechado para la creación durante el s. XX de una serie de centrales hidroléctricas, conocidas en su conjunto con el sobrenombre de Saltos del Duero, todas ellas surgidas gracias a los compromisos internacionales alcanzados entre España y Portugal. El aislamiento, sin embargo, trajo consigo que en esta comarca perduraran hasta nuestros días las características propias de un espacio natural privilegiado, en el que destaca sobremanera la belleza agreste de su paisaje granítico y su rica y variada fauna y flora, motivos por los que esta franja territorial ha sido objeto de protección tras la constitución del denominado parque natural de Arribes del Duero. Delimitando este costado sayagués sobre el río, se encuentran los términos de Torregamones, Badilla, Cozcurrita, Fariza, Mámoles, Palazuelo, Fornillos, Pinilla y Fermoselle, este último situado en la esquina suroeste de la comarca de Sayago y de la propia provincia de Zamora.[1]

Nuevamente un accidente geográfico generado por un río, el Tormes y su embalse el Almendra, es quien perfila el frente sur de la comarca de Sayago, separándola de la vecina provincia de Salamanca. Este paisaje, muy similar a los anteriores, también está formado por profundas gargantas, más estrechas, acordes al caudal transportado. Desde Dos Aguas en Fermoselle, paraje en el que desemboca el Tormes en el Duero, el límite comarcal lo van definiendo los términos de Cibanal, Salce, Roelos, Carbellino, Alfaraz y Moraleja.[1]

Finalmente, el este comarcal, a diferencia de los anteriores costados, no presenta ningún accidente geográfico que dificulte geográfica, histórica, cultural y económicamente el intercambio con los pueblos vecinos, en este caso de la Tierra del Vino y de la salmantina Tierra de Ledesma. La línea comarcal quedaría perfilada con los términos de los pueblos de Moraleja, Peñausende, Cabañas, Pueblica de Campeán y, por último, San Román.[1]

Sayago, a su vez, se divide en las subcomarcas de "Alto Sayago" y "Bajo Sayago". De ellas, la última se circunscribe a las localidades más próximas a Portugal y en su mayor parte incluidas dentro de la zona conocida como los arribes del Duero.[8]

Geología[editar]

La comarca es una penillanura de altura uniforme, en torno a los 800 m, con dos excepciones:

  • Al oeste, en los arribes del Duero, donde el Duero se encajona hasta en 400 m por debajo del nivel de la penillanura en algunos tramos.[9]
  • Al suroeste, donde se alcanzan los 984,316 m en el paraje del Teso Santo de Peñausende,[10] lo que le convierte en uno de los principales miradores de Sayago, sólo superado en vistas panorámicas por el cercano paraje de El Castillo (también de Peñausende), este último denominado así por contener una fortaleza que, durante siglos, perteneció a la Orden de Santiago, y de la que hoy en día se conservan restos.

Salvadas estas dos excepciones, el relieve comarcal consiste en una superficie de suaves y ondulados cerros de modesto resalte que van a marcar las líneas divisorias entre las riveras existentes según las alineaciones de los cerros, altos o tesos. Dichas riveras cesan de correr con la llegada del calor en el mes de junio dejando en su cauce pozas o cadozos.

Hidrografía[editar]

Las alineaciones de sus cerros van a delimitar en Sayago dos vertientes distitnas hacia los dos ríos que lo enmarcan, Duero y Tormes. Así la alineación Teso Santo en Peñausende y Llucha en Villadepera origina una serie de riveras que nacen en sus inmediaciones y concluyen en la parte más septentrional del río Duero a su paso por la comarca. Algunas de ellas son la rivera de Judiez, de Mogatar, de Pueblica o de Fresno. Todas ellas se caracterizan por un curso lento a través de valles hasta su final precipitación en forma de cascada.

Al otro lado de esta alineación, surgen riveras muy similares a las anteriores pero que vierten sus aguas en el Tormes. Todas ellas son de curso lento, profundamente encajadas en sus desembocaduras, como la de La Moraleja, Belén de Almeida, Suelgas de Villamor y la de Pelazas. Todas ellas originan vistosas cascadas como las de Abelón, Arcillo, Mámoles, Villardiegua y Fariza-Cozcurrita.

El curso alto de las riveras ha permitido el riego de las huertas en los pueblos por los que pasan y el de su curso bajo, encajonado en ocasiones entre berrocales, ha sido testigo de los tradicionales molinos, hoy derruidos en su mayoría.

Todas las riveras sayaguesas dejan de correr en junio, con la llegada del calor, dejando sólo en su cauce pozas o cadozos con abundantes ranas, sardas y tencas.

Respecto al Duero, a su paso por Zamora inicia un proceso erosivo que en Sayago se hace más patente, tras su llegada a San Román y Pereruela, donde el encajonamiento es ya profundo. En el término de San Román se construyó la "Presa el Porvenir". Frente a la raya de Abelón y Moral se le une el río Esla por la derecha. Entre Moral y Villalcampo se construyó una nueva presa hidroeléctrica. De los acuerdos hispano-lusos surgieron nuevas presas como las de Castro, Miranda de Douro, Picote, Bemposta, Saucelle y Aldeadávila.

El Tormes sirve de frontera natural entre el Sayago zamorano y Salamanca, pasando por los términos de Carbellino, Roelos, Salce, Cibañal y Fermoselle, donde se une al Duero, tras haber formado profundos tajos en el subsuelo granítico, especialmente a partir de la presa de Almendra, cuya construcción supuso la pérdida del pueblo de Argusino y de tierras de los pueblos ahora rivereños.

Clima[editar]

El clima de la penillanura de Sayago es mediterráneo continentalizado. Sus inviernos comienzan en noviembre y se prolongan hasta mediados de junio, loa veranos son calurosos y secos, mientras que las primaveras y otoños son muy cortos. En general, el índice pluviométrico es bajo a lo largo del año, excepto los meses de invierno.

Los arribes, sin embargo, muestran un clima mediterráneo, con escasa influencia atlántica, presentando inviernos suaves con ausencia de heladas en las zonas bajas y veranos calurosos. Consecuencia de esta privilegiada situación es que, como media, puede calcularse que supera en 5 grados la temperatura del resto de Sayago.

Administración y política[editar]

Esta comarca, a pesar de su gran sentido de identidad, con características geográficas, económicas, sociales e históricas afines, no cuenta con el necesario reconocimiento legal para su desarrollo administrativo, lo que ha llevado a sus municipios a organizarse en mancomunidades como única fórmula legal que les permite la optimización de la gestión de algunos servicios públicos municipales.[11]

Municipios[editar]

Sayago está dividida en 24 municipios que, a su vez, incluyen 35 pedanías, lo que da un total de 59 núcleos de población. La comarca ocupa una superficie de 1484,6 km² y cuenta con una población de 8978 habitantes (INE, 2013), arrojando por tanto una densidad de población de 6,04 habitantes por kilómetro cuadrado.

La tabla adjunta indica la relación de ayuntamientos, indicando la superficie del término municipal en kilómetros cuadrados, el número de habitantes y las pedanías o anejos de cada municipio:


Municipio Superficie[12]
(km²)
Habitantes
(INE-2013)
Anejos[13]
Alfaraz de Sayago 73,02 162 Viñuela de Sayago
Almeida de Sayago 76,37 548 Escuadro
Argañín 12,64 77 -
Bermillo de Sayago 189,55 1155 Fadón, Fresnadillo, Gáname, Piñuel, Torrefrades, Villamor de Cadozos y Villamor de la Ladre
Cabañas de Sayago 49,77 156
Carbellino 32,79 215
Fariza 90,40 599 Badilla, Cozcurrita, Mámoles, Palazuelo de Sayago, Tudera y Zafara
Fermoselle 68,13 1356 -
Fresno de Sayago 64,51 219 Los Maniles y Mogátar
Gamones 13,49 93 -
Luelmo 36,34 191 Monumenta
Mayalde 43,71 223 -
Moral de Sayago 67,04 294 Abelón
Moraleja de Sayago 33,70 244 -
Moralina 20,90 330 -
Muga de Sayago 36,42 373 -
Peñausende 95,02 448 Tamame y Figueruela de Sayago
Pereruela 160,69 638 Arcillo, La Cernecina, Las Enillas, Malillos, Pueblica de Campeán, San Román de los Infantes, Sobradillo de Palomares, Sogo y La Tuda
Roelos 54,99 184 -
Salce 34,86 108 -
Torregamones 37,07 302 -
Villadepera 30,11 249 -
Villar del Buey 134,23 673 Cibanal, Pasariegos, Formariz, Fornillos de Fermoselle y Pinilla de Fermoselle
Villardiegua de la Ribera 28,85 141 -


El listado no incluye al antiguo municipio de Argusino cuyo término fue anegado, el 17 de septiembre de 1967, por el embalse originado tras la construcción de la presa de Almendra. Su territorio pasó a formar parte del término municipal de Cibanal y este último, a su vez, posteriormente se integró en el municipio sayagués de Villar del Buey.

Mancomunidades[editar]

La mancomunidad es una asociación libre de municipios, dentro del marco jurídico autonómico y nacional, que crea una entidad local superior y a la que los municipios asociados delegan parte de las funciones o competencias que la ley les atribuye, al objeto de que preste a sus miembros un servicio público conjunto. En Sayago, la mayor parte de sus municipios está adeheridos a la mancomunidad de Sayagua y de forma minoritaria a la de Tierra del Vino.

Historia[editar]

Prehistoria[editar]

En Sayago ha habido asentamientos humanos desde la prehistoria. Su territorio sufrió los gélidos fríos de las cuatro glaciaciones, especialmente la última, la Wurm de hace más de 20.000 años. No obstante, y a pesar de esta climatología tan adversa, existieron asentamientos humanos en las terrazas orientadas al sur del Tormes —especialmente en Roelos— y en las cuevas naturales de este río y del Duero. Entre otros refugios, son conocidos loss de la cueva de Valcuevo de Torregamones, la Fisga del Diablo en Fariza, el Buraco del Diablo en Fermoselle, la Casa del Grelo en Mámoles, los Hociles de Pereruela y la Cueva de los Moros en Almeida.

Las herramientas de esta etapa fueron de piedra, perfiladas mediante percusión en piedras de cuarcita, con las que produjeron los herramientas necesarias para la caza, defensa y restantes necesidades. En el término de Roleos han aparecido algunos de estos utitensilios, como hachas unifaciales y bifaces achelenses de forma almendrada.

Durante el neolítico aparecerían los primeros asentamientos definitivos, generalmente situados en las zonas más elevadas por su fácil defensa y visibilidad para la vigilancia del ganado. De esta época sería el desaparecido dólmen que se encontraba junto a la ermita de la Virgen del Castillo en Fariza[14] Otro dólmen que ha perdurado en mejores condiciones es el de Torregamones.[15]

Los autores vienen a coincidir en la tardía revolución neolítica de Sayago, principalmente por las infranqueables barreras de los ríos Tormes y Duero. Esta idea hace pensar que también fue tardía la llegada a Sayago de los metales, de los que se han encontrado hallazgos aislados, como una pieza de cobre en el dólmen de Almeida o la alabarda de la cultura campaniforme en Fariza[16]

Cultura celta[editar]

Mucho más precisos son los restos legados por el pueblo vetón, instalado en el territorio de Sayago a partir del siglo V a.C., y de los que resalta el verraco de Villardiegua de la Ribera, junto con otras testimonios de su presencia en Almeida, Bermillo, Carbellino o Peñausende.

Sayago fue un terriotrio vetón, aunque también existen dudas sobre la posible presencia de asentamientos vacceos en su territorio. Ambos pueblos estaban fuertemente influenciados por las culturas indoeuropeas que llegaron a la penísula ibérica en las migraciones que se produjeron desde Europa central a partir del primer milenio antes de la era común.

Cultura romana[editar]

Más profunda y decisiva fue la huella romana en Sayago, aunque existen dudas sobre si Sayago estuvo, o no, incluida dentro de la provincia romana de Lusitania. Tras los recientes estudios realizados a partir de los testimonios onomásticos, se han identificado los límites étnicos y administrativos de los vetones, que hacen plausible alinear a Sayago dentro de la provincia romana de Lusitania. Dicha provincia tendría el inicio de su frontera norte en la desembocadura del Duero, continuaría a contracorriente por el cauce de este río hasta la confluencia con el Esla –cauce que separaría astures del norte de los lusitanos del sur–, para posteriormente descender hacia la rivera de Sobradillo por Peñausende hasta enlazar con el arroyo de la Ribera y el Teso Santo, para desde ahí continuar por la rivera de Izcala y el arroyo Carralafuente hasta Castillejo –tramo en dirección sudeste que separaría los vetones, al oeste, y vacceos, al este–.[17]

La romanización se hizo efectiva en la creación de diversos núcleos urbanos, como Fermoselle o Escuadro, y en la creación de una red básica de calzadas que unió estas poblaciones entre sí y a estas con el resto del territorio nacional a través de la Vía de la Plata a su paso por las cercanías de Peñausende, lo que potenció en la zona la comunicación, el comercio y el movimiento de la ganadería.

Por otra parte, Sabaria ha sido identificada repetidas veces con la actual Peñausende[18] [19] de la provincia de Zamora, situándola en el camino de 632 millas que comunicaba Mérida con Caesaraugusta, y concretamente entre las localidades de Salmanticae (Elmandica, Salmantica, Salamanca) y Ocelo Duri (Zamora).

Siglo XIII[editar]

Las fuentes escritas con referencias a Sayago, son relativamente tardías, las primeras de comienzos del siglo XIII. Las primeras menciones son del 1205, en estas primeras ocasiones aparece mencionado como Saliago, en una documentación de Alfonso IX, y como Sallago, en el Tumbo Blanco de Zamora, aunque seguramente ha de leerse esta última como Saliago. El proceso de consolidación de las propiedades del Cabildo de la Catedral de Zamora dejó nuevas menciones: Salagu (1216 y 1220, Tumbo Negro) –aunque seguramente deba leerse como Saiagu-, Saago (1250, “carrera de Saago”, esto es, camino de carros hacia Sayago) y Sayago (1256, Tumbo Blanco). Estas primeras menciones pudieron referirse a un concepto territorial más restringido que el comarcal actual y que con el tiempo fue creciendo junto con la influencia de la ciudad de Zamora.[20]

Siglo XIV[editar]

La documentación correspondiente a repartimientos del siglo XIV de “peones y bestias” (1484), se refiere a la “Tierra de Sayago” con un total de 1.371 vecinos pecheros, mencionando la asignación que le corresponde a cada una de las poblaciones.[20]

Siglo XVI[editar]

Como “partido de Sayago” aparece en el Censo de población de las provincias y partidos de la Corona de Castilla (1591), a diferencia de otras zamoranas que son mencionadas como “tierra de” (Toro, el Vino y el Pan).[20]

Siglo XVIII[editar]

También aparece mención en el Catastro de Ensenada (1752-1753), en el que aparecen citadas el conjunto de villas, lugares, dehesas y despoblados pertenecientes a Sayago.[20]

El padrón de 1763 registra los lugares que conforman la comarca de Tierra de Sayago, mencionando a Abelón, Alfaraz, Almeida, Argañín, Argusino, Badilla, Bermillo de Sayago, Cabañas de Sayago, Carbellino, Carrascal, Cernecina, Cozcurrita, Las Enillas, Escuadro, Fadón, Fariza, Figueruela de Sayago, Formariz, Fresnedillo, Fresno de Sayago, Gamones, Gáname, Luelmo, Malillos, Los Maniles, Mamoles, Mayalde, Mogatar, Monumenta, Moral de Sayago, Moralina, Muga de Sayago, Moraleja de Sayago, Palazuelo de Sayago, Pasariegos, Peñausende, Pereruela, Piñuel, Roelos, Salce, San Román del Valle, Sobradillo de Palomares, Sogo, Tamame, Torrefrades, La Tuda, Tudera, Villadepera, Villar del Buey Villardiegua de la Ribera, Villamor de Cadozos, Villamor de la Ladre, Viñuela de Sayago y Zafara.[20]

El geógrafo Tomás López nos ofrece una descripción detallada del territorio sayagués de finales del siglo XVIII, en el que se indica que el partido consta de:[20]

  • Siete villas: Fermoselle, San Román de los Infantes, Mayalde, Peñausende, Moraleja, Santarén y Azmesnal.
  • Cincuenta y cuatro lugares: Escuadro Villamor de Cadozos, Piñuel, Arcillo, Cernecina, Mogatar y Los Maniles, Sogo, Carrascal, Fadón, Tamame, Las Enillas, La Tuda, Cabañas, Luelmo, Moralina, Fresnadillo, Zafara, Argañin, Muga, Monumenta, Cozcurrita, Argusino, Formariz, Palazuelo, Fariza, Pasariegos, Villar del Buey, Villamaor de la Ladre, Gamones, Alfaraz, Badilla, Torregamones, Fresno, Mámoles, Salce, Moral, Bermillo, Tudera, Villadepera, Viñuela, Torrefrades, Figueruela, Almeida, Pereruela, Abelón, Gáname, Carbellino, Roelos, Sobradillo de Palomares, Malillos, Villardiegua de la Ribera, Fornillos, Cibanal y Pinilla.
  • Cuarenta y siete dehesas: Macadina, Cadozos, Carbellino, Villoria, Paredes, San Pablo de la Cetre, Puercas, Banafiel, Las Chanas, San Mamed, Congosta, Furnias, Mezquitilla, Barbadillo, Casillina, La Carba, Llamas de Ayuso, Sesmil, San Julián, Fresneda, Villardiegua del Sierro, Las Vegas, Trabanquina, Cuartico, Sobradillo de las Garzas, Albañeza, Fernandiel, Fadoncino, Sn Juan de Becerril, Macada del Sierro, Macada del Hoyo, Soguino, Requejo, Sacedillo, Villanueva la Malasentada, Pelazas, Campean, Alcamín Alto, Alcamín Bajo, Judíez, Viñuela, Fontanillas, Valdegarcía, Estacas, Villardiegua del Nalso, Castro Terreño y Serna y Bárate.
  • Tres despoblados: Corporales, Amor y Torre el Mut.

El límite comarcal de Sayago es claro por el norte y noroeste, al ser trazado por el río Duero. Por el este, lindando con la Tierra del Vino, hay una frontera ondulante que arranca de la propia ciudad de Zamora. Esta línea incluye Alcamin Alto y Bajo, excluye Tardobispo, incorpora Amor, excluye El Perdigón, y después sigue estrictamente la rivera de Campeán hasta llegar a Cabañas, que es incorporado a Sayago como un pequeño embolsamiento. Desde esta última, la línea gira para incluir a Mayalde, excluyendo de Sayago a Villagarcía de los Pinos. Hay un entrante perteneciente a la provincia de Salamanca (La Sagrada) que coincide con las estribaciones del Teso Santo. A partir de este punto, la frontera se dirige hacia el sur para incluir en Sayago a Santarem, Moralejay continuar por el Asmesnal hasta tocar con el Tormes en Estacas. Posteriormente sigue el curso de este último río, aguas abajo, hasta su desembocadura en el Duero.[20]

Los posteriores censos marcan un territorio sayagués similar al actual, con la única diferencia de que algunos topónimos desaparecen al pasar a ser despoblados y luego a la toponimia menor. Un ejemplo de esta evolución, puede ser el de Torremut. Además, las desamortizaciones decimonónicas también dejaron su huella por la absorción de algunos lugares dentro de realengos anejos.[20]

Siglo XX[editar]

En el siglo XX son reseñables la creación de nuevos municipios por la escisión de otros existentes. Fue el caso de Cibanal y Figueruela que en 1926 se independizaron de Argusino y de Fresno, respectivamente. En 1927 Formariz se separó de Fornillos, y La Tuda con Las Enillas de Tardobispo. En 1928 Fadón de Gáname. Tras la Guerra Civil, esta tendencia se invirtió, generándose el proceso contrario de pérdida de independencia municipal de algunas localidades sayaguesas.[20]

Fiestas[editar]

La mayoría de las fiestas locales son celebradas durante los meses de verano, época de regreso de los naturales emigrados en los años 50 y 60 del siglo XX. De todas las celebraciones de la comarca, tres son las que alcanzan un mayor renombre:

  • Romería de Nuestra Señora de Gracia: Es considerada la patrona de Sayago y es venerada en la ermita de Villamor de Cadozos. Su festividad es celebrada el domingo siguiente a San Marcos, congregándose allí gente de toda Sayago.
  • Romería de los Viriatos o los Pendones de Fariza: Considerada como una de las procesiones de más rancia tradición y de las que existentes en Sayago. Se celebra el primer domingo de junio, consistiendo en una populosa procesión que traslada la imagen de la Virgen del Castillo desde la parroquia de Fariza hasta la ermita de la misma localidad. La comitiva es acompañada por los pendones de los ocho pueblos sayagueses que tradicionalmente han participado en la romería y que son montados en grandes mástiles que precisan de tres vientos para su avance equilibrado.
  • Encierros de Fermoselle: Corresponden a las fiestas de San Agustín y se celebran durante las dos últimas semanas de agosto. En ellas se congrega a naturales y foráneos en torno a la fiesta del toro bravo, con los notables y tradicionales encierros y festejos taurinos.
Traje charro sayagués
El traje femenino se compone de jubón, saya o manteo con faltriquera y delantal, manteo, pañoleta, denque, mantilla o mantón de Manila; camisa, pololos, enaguas y medias blancas con zapatos de lentejuelas. En los bordados se reproducen discos solares, elementos florales, aves exóticas, medias lunas, etc. El jubón y el manteo son las piezas con más esmedrada decoración, principalmente a base de lentejuelas plateadas y doradas, azabaches, pedrería y botones de plata.
El traje masculino es mucho más austero y está formado por prendas como polainas, camisa blanca con puños bordados. El resto de prendas son de color negro, como el chaleco con doble fila de botones de plata, la chaquetilla de felpa, el sombrero y los zapatos.

Economía[editar]

Sayago es fundamentalmente una comarca ganadera, con una agricultura principalmente cerealistade y de apoyo o complemento a la primera.

En Pereruela pervive la tradición artesana de la alfarería, con productos internacionalmente conocidos como los hornos de barro, la cacazuelas y otros recipientes de la cocina tradicional. Cibanal y Carbellino también fueron famosos por sus cacharros de barro aunque hace años que fallecieron sus últimas alfareras. En Carbellino aún quedan en pie los antiguos hornos donde se cocían los asadores de castañas, las vasijas, los cántaros y las fuentes que le dieron renombre en otras épocas. Renombre tienen también otros productos de la región como son los vinos de Fermoselle y Mámoles, los quesos de Fariza y el aceite de Fermoselle.

Otros productos, que también destacan por su calidad, son el pan, así como otros productos de la familia como el hornazo, el bollo maimón, el rebojo, la magdalena y, en general, todos los productos cárnicos derivados de la matanza, con especial referencia al embutido que, a pesar de no ser tan conocidos fuera de la comarca, son también de primera calidad.

Destaca la existencia de pequeñas industrias artesanales como las de Almeida, en las que se elabora y produce productos derivados del corcho, cerámica y telares.

En Tamame existe una mina de caolín que exporta sus diversos productos a varios países de la Unión Europea. En la comarca también hay varias empresas dedicadas a la extracción, corte y comercialización del abundante granito existente.

Más reciente es el desarrollo de la oferta de turismo rural en Sayago, especialmente en Fermoselle, Peñausende, Almeida y Bermillo que, junto con otras poblaciones, han visto crecer su plazas hoteleras y de restauración.

Lugares de interés[editar]

  • Carbellino, en tiempos famoso por su tradición alfarera, aún conserva los restos de sus hornos y su tejar. En la iglesia de San Miguel pueden admirarse pinturas murales del siglo XVI, el retablo mayor, el palio, y el venerado “Cristo de las Aguas”, obra gótica del siglo XIII en madera policromada, de tamaño natural y que fue expuesto en una sala propia en la exposición de las Edades del Hombre celebrada en la Catedral de Ciudad Rodrigo. Es destino turístico por su patrimonio histórico, etnográfico y paisajístico. Entre sus singularidades, tiene acceso directo por carretera a las aguas del embalse de Almendra por lo que es visitado por amantes de la naturaleza, los deportes náuticos, la escalada y los pescadores que diariamente acuden al pueblo.
  • Fermoselle es una localidad sayaguesa situada junto a la desembocadura del Tormes en el Duero y junto a la frontera con Portugal. Debido a su emplazamiento junto a ambos ríos, ha sido denominada como "El Balcón del Duero". Declarada Conjunto Histórico-Artístico, es especialmente famosa en su cormarca por sus bodegas de vino excavadas en la roca.
  • Mámoles posee unas impresionantes vistas cercanas al parque natural de Arribes del Duero y que se extiende a todo lo largo de la frontera que entre España y Portugal trazada el río Duero. Desde aquí se accede a la ciudad portuguesa de Miranda do Douro que está al otro lado del río.
  • Moralina destaca por su oferta turística, con el museo de la Tradición y el "sendero botánico", este último con un recorrido de 2 km en el que sus ocho puntos muestran la flora del parque natural de Arribes del Duero.
  • Peñausende se asienta en la ladera de El Castillo, destacable formación de roca de granito, que tuvo importancia estratégica ya en las luchas de Viriato contra los Romanos y que albergó una de las principales fortalezas defensivas del Reino de León, durante siglos perteneciente a la Orden de Santiago. De El Castillo, aún se conservan restos de su muralla exterior, un algibe o mazmorra y un arco de la entrada. El Castillo actualmente es uno de los privilegiados miradores de la comarca de Sayago, ya que en los días claros, desde su cima, se puede divisar con toda claridad la capital zamorana (a 26 km), la comarca sayaguesa, parte de la vecina Portugal y de los territorios que constituyen Aliste y Sanabria. De Peñausende también destaca su oferta turística de calidad, con iniciativas como la del CTR La Becera, del que destaca su cocina, y casas rurales como La Fragua y La Atalaya.
  • Pereruela es un pequeño pueblo situado a unos 15 km de Zamora, en el que aún pervive la tradición alfarera que durante siglos le ha proporcionado renombre a nivel nacional.
  • Torregamones ofrece en todo su esplendor el espectáculo natural de los Arribes del Duero y un rico patrimonio etnográfico como son los "chiviteros" donde los cabreros protegían a sus animales de las alimañas, la Ruta de los Molinos siguiendo una serie de construcciones en piedra a lo largo de la rivera de los Moriegos, el antiguo poblado de San Juan en la dehesa de la Veiga, un dolmen legado de las culturas prerromanas y un fuerte utilizado por Carlos III en sus luchas contra Portugal. De especial mención es su ermita de Nuestra Señora del Templo, cuyo nombre evoca la presencia de los caballeros templarios en estas tierras.

Habla sayaguesa[editar]

El término sayagués, entendido como habla o idioma, es definido en el RAE[21] como el “habla arrusticada que se finge dialecto leonés de la comarca de Sayago, utilizada por personajes villanescos en el teatro español de los siglos XV al XVII”.

Históricamente, sin embargo, el sayagués o habla sayaguesa es una realidad sociolingüística, enclavada como dialecto dentro del leonés o habla romance vernácula que surgió en los territorios que actualmente ocupan las provincias españolas de León, Zamora y Salamanca.

Entre los autores que han mencionado en sus obras el sayagués, destaca Unamuno,[22] que se refiere al mimso del siguiente modo:

“Llevo algún tiempo recogiendo elementos para un estudio del habla popular, o mejor, de las hablas populares de la región salamanquina, y cuanto más material agavillo, más vasto me parece el que queda fuera de mi diligencia. Lo que en la historias de la literatura española se conoce con el nombre de dialecto sayagués, el lenguaje en que están escritas las farsas y églogas que a fines del siglo XV escribieron Lucas Fernández y Juan del Encina, el habla rústica del famoso Auto del Repelón, no es más que leve muestra de un dialecto que abortó aquí, y del que áun hay rastros. Queda más de él en Portugal, en lo que llama dialecto mirandés el señor Leite de Vasconcillos, conservador de la Biblioteca Nacional de Lisboa, que ha publicado dos fuertes volúmenes de Estudios de Philología Mirandesa.

Si Dios me da vida y salud, pienso dedicar a esta habla un estudio, y entonces se verá que preciosos giros, que briosas expresiones, que dichos decideros –como aquí se dice-, que característicos vocablos corren de boca en boca del pueblo, inadvertidos de los doctos, y qué luz tan viva puede arrojar este estudio sobre el conocimiento de nuestra lengua castellana literaria, esmirriada y encanijada por la vida de ciudad.”

Sayagueses ilustres[editar]

Amando de Miguel
Antonio Robles
  • Amando de Miguel (Pereruela, 1937), catedrático emérito de Sociología de la Universidad Complutense. Realizó estudios de postgrado en la Universidad de Columbia y ha sido profesor visitante en las de Yale y Florida y en El Colegio de México. Ha publicado más de 120 libros y miles de artículos. Ha sido galardonado con los premios de ensayo: Espasa (1988), Jovellanos (2001), Miguel Espinosa (2003), Premio de Cuentos Café “El Pícaro” (Toledo, 2004) y Premio Ensayo Breve de Sociología “Fermín Caballero” (Cuenca, 2007). Colaborador habitual en la emisora de radio Onda Cero (en el espacio presentado por el periodista Carlos Herrera), el periódico La Gaceta y el periódico digital Libertad Digital. Tertuliano habitual en otros medios. Es miembro del Consejo Económico y Social de la Comunidad de Madrid.
  • Ángel Francisco Simón Piorno (Carbellino de Sayago, 1945), en 1991 fue nombrado obispo de Chachapoyas (Perú). En 1995 pasó a ser obispo diocesano de la diócesis de Cajamarca. En el año 2004, fue nombrado obispo de Chimbote, una importante ciudad peruana con más de 300.000 habitantes, por el Papa Juan Pablo II.
  • Aníbal Nieto Guerra (Fermoselle, 23 de febrero de 1949), ingresó en la Orden de los Carmelitas Descalzos en 1964. En 1975 partió para el Ecuador, para la Misión Carmelita de Sucumbíos (actualmente Vicariato Apostólico), por un período de tres años. Desde allí fue enviado a Quito, en cuyo Seminario Mayor "San José" estudió Filosofía y Teología en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, de 1978 a 1983. Fue ordenado sacerdote el 8 de agosto de 1982. Fue nombrado Obispo titular de Tuscania y auxiliar de la Archidiócesis de Guayaquil el 10 de junio de 2006, recibió la ordenación episcopal, 22 de julio del mismo año. En 2009 fue nombrado por el Papa Benedicto XVI el primer obispo de la nueva diócesis de San Jacinto de Yaguachi, en Ecuador.
  • Antonio Robles Almeida (Fermoselle, 9 de diciembre de 1954) político, licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona y en Ciencias de la Información por la Universidad Autónoma de Barcelona. Autor de varios libros y fundador de la "Asociación por la Tolerancia", y de los partidos "España, Constitución de Ciudadanos" (1997) e "Iniciativa No Nacionalista" (2003), partido éste último que se disolvió en septiembre de 2006 para integrarse en "Ciudadanos - Partido de la Ciudadanía" (C's). Fue elegido secretario general del partido, cargo del que dimitió en mayo de 2007. Diputado desde 2006, deja el acta en 2009 por disconformidad con el pacto que hiciera su partido con la coalición ultra conservadora Libertas. Desde 2009 es militante de UPyD. Poco después fue elegido portavoz de UPyD, y posteriormente candidato a la presidencia de la Generalitad de Cataluña. Actualmente ha dejado la política activa.
  • Arcadi Espada (Barcelona, 1957; descendiente de sayagueses de Formariz) periodista, ensayista, bloguero, escritor, intelectual y contertulio de radio y televisión. Además de ser miembro de "¡Basta Ya!", es uno de los promotores más conocidos de la plataforma cívica Ciutadans de Catalunya («Ciudadanos de Cataluña»). Apoyó activamente la creación del partido Unión Progreso y Democracia (UPyD), a cuyo acto de presentación en Madrid acudió en 2007.
  • Emilio Domingo Tejedor Fuentes (Fresno de Sayago, 1942 - Madrid, 1992) Capitán Infantería del ejército español asesinado por la banda terrorista ETA el 6 de febrero de 1992, cuando un coche bomba estalló en la céntrica plaza de la Cruz Verde, destrozando la furgoneta que le transportaba. La repulsa social a dicho atentado, en el que fueron asesinados otros cuatro militares, provocó un cambio de actitud de la clase política española que acabó emprendiendo acciones legales contra el partido pro-etarra Herri Batasuna.
  • Eugenio Cuadrado Benéitez (Carbellino de Sayago, 1855 - Zamora, 1914), afamado sacerdote, inventor y catedrático. Ideó un aparato precursor de los Rayos X, al que llamó «Excitador Eléctrico Universal» que posteriormente fue bautizado con el nombre de «la Centella». Iluminó por primera vez la Plaza Mayor zamorana y las procesiones de Semana Santa con luz eléctrica y sus inventos fueron premiados con una Medalla de Oro en la Exposición Universal de París en el año 1900.
  • Francisco Probanza Rodrigo (Peñausende 8 de enero de 1948), profesor de matemáticas de educación secundaria, director escolar y especialista en educación física por la Universidad de Valladolid. Colabora como articulista de temas educativos y políticos en el Correo Español el Pueblo Vasco, La Razón, El Correo de Zamora, La Opinión de Zamora y el Adelanto de Salamanca. Coautor de dos publicaciones destinadas a educación víal tituladas: "Mi amigo el semáforo" y "E.T.C. lo sabe, yo también lo sabré". Ha sido premiado con un voto de gracias de la Inspección Técnica de Educación de Alava, Premio Nacional de Educación Física y Premio Autonómico de Tráfico del País Vasco en Educación vial. Concejal de vía pública en el Excelentísimo Ayuntamiento de Vitoria, Presidente de AMVISA (Aguas Municipales de Vitoria) y representante en la Confederación Hidrográfica del Ebro. Exmiembro del Foro de Ermua y víctima del terrorismo, presidente de honor y vicesecretario general de Unidad Alavesa y, por su Majestad el Rey, tiene concedida la Real Orden del Reconocimiento Mayúsculo a las víctimas del terrorismo y por unanimidad el Excelentísimo Ayuntamiento de Almeida de Sayago (pueblo de su esposa) le concedió el nombre de una calle del municipio.
  • Gabriel Plaza Molina (Madrid, 1945 - Almeida, 2010) periodista, editorialista y escritor, fundador de la "Asociación Nacional de Informadores de la Salud" (ANIS), junto con José María Catalán y Ramón Sánchez Ocaña. Inauguró un Centro de Turismo Rural y organizó conferencias de relevancia nacional sobre el tratamiento del VIH en su Centro Cultural TRAZAS ("Tradiciones Zamoranas") de Almeida. Pasó sus últimos años de vida en Sayago, atraído por los encantos de la comarca y del embalse de Almendra, tal y como reconocía en sus escritos. Es autor de numerosos artículos, ensayos y novelas entre las que destacan "El Epílogo" y "El Triángulo de las Verduras", este último prologado por su amigo, el Premio Nobel Camilo José Cela. De él se dijo que escribía como hablaba y que tenía una gran pluma y sentido crítico.
  • Herminio Ramos Pérez (La Tuda, 1925) profesor, historiador y periodista, considerado Cronista Oficial de Zamora, creador de la Feria de la Cerámica y Alfarería Popular de la ciudad en 1972, Concejal de Cultura del Ayuntamiento de Zamora, Delegado provincial de Cultura y autor de una “Historia de Zamora” publicada por Semuret. Su vida y obra fueron reconocidas el 3 de octubre de 2009 cuando la ciudad de Zamora le rindió un sincero homenaje público con la edición de un libro con sus mejores artículos en prensa y se descubrió una escultura en bronce que representa a este sayagués a escala real, realizada por el artista Guillermo Alonso Muriel, y que puede admirarse frente a la iglesia de San Pedro y San Ildefonso de la capital.
  • Isaac Losada Ferrero (Badilla, 1943), maestro e inspector de educación, que llegó a ser nombrado Inspector Jefe de Valladolid y Secretario del Consejo Escolar de Castilla y León participando en la elaboración del "Informe sobre la situación del Sistema Educativo en Castilla y León" del año 2006.
  • Jesús Villar Pascual (Palazuelo de Sayago, 1946), técnico de la Televisión de Cataluña, donde ha desarrollado proyectos de televisión digital, alta definición y televisión en internet. Fundador y Webmáster de la página web www.sayago.com que ha ayudado a reencontrarse y a estrechar lazos a miles de sayagueses y sus descendientes repartidos por el mundo. Su Sayago virtual nació a mediados de los años 90 sin ánimo de lucro y ha sido visitado por más de 3 millones de internautas. Es director y guionista de películas documentales en formato televisivo, protagonizadas por los propios sayagueses, que suponen un tesoro de la etnografía al recoger costumbres, hablas y tradiciones del Sayago antiguo.
  • José Antonio Vega Morales (Gáname, 1962), licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid. Inició su andadura profesional en la sección de Economía del diario ABC en 1984, y en febrero de 1986 se incorporó a Cinco Días como redactor de Empleo y Seguridad Social. En 1994 fue nombrado jefe de la sección de Economía, y en 1996 redactor jefe, función que desempeñó hasta que fue nombrado subdirector del periódico económico con mayor tirada de ejemplares de España.
  • José Luis Gutiérrez Mazeres (Alcalá de Henares, 1927), sacerdote y maestro, fundador de la "Academia Libre" de enseñanza, posteriormente "Colegio Libre Adoptado", "Colegio Municipal Homologado de Muga de Sayago" y que actualmente ha pasado a denominarse "Instituto de Bachillerato José Luis Gutiérrez". Dedicó su esfuerzo personal a conseguir que las familias con bajos ingresos económicos pudieran dar a sus hijos una educación de calidad. Construyó dos residencias para los alumnos sin recursos que acudían al centro desde todos los rincones de España. Gracias a su perseverancia y esfuerzo consiguió que cientos de chicos y chicas se formaran intelectual y humanamente. La calle en la que está situado el colegio fue denominada "Calle de D. José Luis Gutiérrez". El agradecimiento del pueblo de Muga de Sayago queda reflejado en una placa conmemorativa que se encuentra en el interior del colegio. Fue galardonado con el "Premio al Docente" (2007) y reconocido como "Sayagués Ilustre" (2010). En septiembre de 2007 se le rindió un pequeño homenaje con motivo del cincuenta aniversario de su llegada al pueblo. A la ceremonia religiosa acudieron, entre otros, Excmo. Sr. Obispo de Zamora, autoridades políticas municipales, así como cientos de personas del pueblo que no quisieron perderse este pequeño y emotivo homenaje.
  • José Martín Barrigós (Almeida de Sayago, 1942), periodista y filólogo, premio nacional universitario de novela corta por su obra "El segundo globo"; el premio nacional Ademar de cuentos y el primer premio del certamen nacional de cuentos organizado por “Diario Regional” de Valladolid en colaboración con la Caja de Ahorros de Salamanca, por su obra "Los Quintos". Bajo la dirección de Fernando Lázaro Carreter, participa en la redacción del "Diccionario de Lengua Española para Estudiantes de Bachillerato" que publica la editorial Anaya. Trabaja como Redactor Jefe de la revista “Nuestra Ciudad” y colabora en distintas publicaciones nacionales (Ya, ABC, Informaciones, La Gaceta Literaria, Ínsula, etc.).
  • Juan Antonio Panero Martín (Almeida, 1935), maestro, ex-regidor, erudito y etnógrafo, autor de decenas de libros sobre Sayago, que recogen su pasión por la naturaleza, la historia, la etnología, la geología, la arqueología y otros aspectos sociológicos. Sus esfuerzos por mantener la actividad cultural en el mundo rural de Castilla y León y de Zamora han sido reconocidos por las instituciones y por los propios convecinos quienes le honraron con el título de "Sayagués Ilustre" durante las celebraciones del Día de la Comarca el 12 de septiembre de 2009.
  • Juan de Fermoselle (posiblemente Fermoselle, 1468 - León, 1529) popularmente llamado Juan del Encina, considerado el padre del teatro Español. Fue un poeta, músico y autor teatral del Prerrenacimiento español en la época de los Reyes Católicos. Perteneció, junto a Juan de Anchieta entre otros, a la primera época de la llamada escuela polifónica castellana, una de las más importantes de España, y que mejor representa la evolución polifónica en este país, siendo considerado uno de los patriarcas del teatro español. Alcanzó gran altura lírica en sus glosas y villancicos.
  • Julio Borrego Nieto (Moralina de Sayago, 1951), filólogo de la Universidad de Salamanca.
  • Julio César Iglesias (Fermoselle, 1944), popular periodista, tanto de prensa escrita como de radio y televisión, ha estado siempre muy vinculado con el periodismo deportivo en diferentes diarios (El País, Marca, El Mundo). Ha sido locutor en Radio Nacional de España y la Cadena SER y presentador en TVE. Ha recibido dos Premios Ondas (en 1990 y 2005) y una Antena de Oro.
  • Justo Alejo (Formariz, 1935 - Madrid, 1979) poeta de verso fácil con el que describió de manera magistral la tierra sayaguesa.
  • Manuel Sánchez Chapado (Carbellino de Sayago) Prestigioso médico que fue director del Hospital de Llerena (Badajoz), jefe del servicio de Urología del Insalud (Madrid) en 1990, profesor asociado en la Universidad de Alcalá de Henares (1992), profesor titular (1996) y Catedrático de la Universidad de Alcalá del área de "Cirugía" (2002) vinculado con la plaza de Facultativo Especialista de Área de Urología del Hospital Universitario "Príncipe de Asturias" (de la que es Jefe del Servicio) de la Universidad de Alcalá y el Instituto Madrileño de la Salud. También es miembro de la Asociación Española de Urología y de la Sociedad Urológica Madrileña. Sus trabajos de investigación sobre los tumores malignos del parénquima renal y mecanismos moleculares implicados en los procesos de proliferación celular en los tumores benignos y malignos de la próstata, son reconocidos a nivel internacional y algunos de sus proyectos han sido premiados. Es autor y coautor de varias publicaciones como el "Manual del Residente de Urología", libro de referencia para los médicos de dicha especialidad.
  • Miguel Alejo Vicente, (Almeida de Sayago, 1950), funcionario del Ministerio de Educación, ha sido inspector de educación primero y luego director provincial en León. En 1995 fue candidato socialista a la alcaldía de León. Desde abril de 2004 hasta 2011 fue delegado del Gobierno en Castilla y León por el PSOE.
  • Miguel Manzano Alonso (Villamor de Cadozos, 1934), músico, etnomusicólogo y ensayista, autor del "Cancionero de folklore musical zamorano" (1977). Es Premio Nacional de Folklore Agapito Marazuela (1998) y Premio Castilla y León de Conservación y Restauración del Patrimonio 2007, otorgado por la Junta de Castilla y León.
  • Paulino Guerra Bartolomé (Fermoselle), periodista del área de nacional y enviado especial, fue nombrado Subdirector y posteriormente Director Adjunto de la agencia de noticias Europa Press, la primera agencia de noticias independiente de habla hispana.
  • Ramiro Ledesma Ramos (Alfaraz de Sayago, Zamora, 23 de mayo de 1905 - Aravaca, Madrid, 29 de octubre de 1936) fue novelista, periodista, ideólogo y fundador de las JONS, movimiento de carácter fascista conocido como nacional-sindicalismo.
  • Ramón Manuel Carnero Felipe (Pereruela, 1954), entusiasta escritor y divulgador de la historia, gentes y tradiciones de Sayago.
  • Urraca de Portugal y Saboya (Coímbra, 1151? – Fermoselle, 1188) Infanta de Portugal y reina consorte de León por su matrimonio con el rey Fernando II de León. Era hija de Alfonso I Enríquez, primer rey de Portugal, y de su esposa, la reina Mafalda de Saboya. Fue madre del rey Alfonso IX de León y abuela de Fernando III el Santo, rey de Castilla y León. Después de su defunción, el cadáver de la reina Urraca de Portugal fue trasladado y recibió sepultura en el Monasterio de Santa María de Wamba, en Valladolid.
  • Viriato (es tradicionalmente aceptado que nació en Torrefrades y murió en un campamento hacia el 139 a. C.), fue el principal caudillo de la tribu lusitana que hizo frente a la expansión de Roma en el territorio comprendido entre el Duero y el Guadiana, incluyendo aproximadamente lo que hoy es parte de la provincia de Zamora, Salamanca, el occidente de Ávila, Extremadura, el occidente de Toledo y Portugal (salvo la región entre el Miño y el Duero).

Animales domésticos autóctonos[editar]

Véase también[editar]

Bibliografía[editar]

  • "Recorriendo las Tierras de Sayago", Víctor Casas
  • "SAYAGO, Viaje al interior: Ermitas y romerías", Textos, fotografías y dibujos de: Francisco Colino González. Editado por el PRODER- Sayago, 2001
  • "Por los Pueblos de Sayago", Fotografía: Carlos Sánchez, Texto: José Luis Valdueza Morán, Juan Antonio Panero Martín, Joaquín Sanz-Zuasti Edición octubre de 2000. ISBN 84-931256-2-8.
  • "SAYAGO, costumbres, creencias y tradiciones", Texto: Juan Antonio Panero Fotografía: Carlos Sánchez Edición febrero de 2000. ISBN 84-931256-1-X
  • "El libro de los caminos de un maragato sayagués";Autor: Ramón Manuel Carnero Felipe; Editor: Zamora, Duero, 1997; Año de publicación: 1997; País: España; Idioma: Español; ISBN 84-921157-1-8.
  • "La privatización de la tierra en Almeida de Sayago durante el siglo XIX", Ramón M. Carnero Felipe Zamora: Instituto de Estudios Zamoranos "Florián de Ocampo", 1985
  • "Sayago: ganadería y comunalismo agropastoril", Luis Ángel Sánchez Gómez, Zamora: Caja España, D.L. 1991
  • "Sayago y sayagués en la historia y la literatura", Cyrus C. Decoster; traducido del inglés, por José Luis de las Heras; colaboración de M.L.V. y Chamo.
  • "Las comarcas de Aliste y Sayago (Zamora): restauraciones con el 1% cultural de las obras del IRYDA, 1987-1994, diciembre de 1994 / Hortensia Larren Izquierdo Madrid: Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, D.L. 1995
  • "Mítico Sayago", José Martín Barrigós. 2008. ISBN 978-84-612-7433-8
  • "Guardianes de recuerdos", Ramón M. Carnero

Referencias[editar]

  1. a b c d e Valdueza Morán, José Luis; Panero Martín, Juan Antonio; Sanz-Zuasti, Joaquín. (Edición revisada en junio de 2005, 1ª edición en octubre de 2000.). Por los Pueblos de Sayago. Aderisa. Depósito Legal. M-40644-2000.  Parámetro desconocido |fotografía= ignorado (ayuda)
  2. Art.46 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León
  3. MARTÍN VISO, 1996
  4. DEL BRÍO MATEOS, 1998
  5. Cesáreo Fernández Duro, en Antigüedades romanas de la provincia de Zamora, publicado en La Ilustración Española y Americana, año 18, nº 16, 30 de abril de 1874
  6. Amador Pérez Viñuela, "SAYAGO Y LOS ÁRABES".
  7. PANERO, JUAN ANTONIO; SAYAGO COSTUMBRE, CREENCIAS Y TRADICIONES; ISBN 84-931256-1-X
  8. PERVIVENCIA DE UNA AGRICULTURA TRADICIONAL EN LA COMARCA DE SAYAGO
  9. Prensa Ibérica, ed. (1991). Geografía de Zamora. «…Su encajonamiento en un profundo tajo, con desniveles que llegan a alcanzar los cuatrocientos metros» 
  10. «Teso Santo» (en español). Instituto Geográfico Nacional. ftp://ftp.geodesia.ign.es/Red_Geodesica/Hoja0424/042484.pdf. Consultado el 14 de octubre de 2011. 
  11. Art.46 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León
  12. «Datos del registro de Entidades Locales de la Secretaría de Estado de Administraciones Públicas». http://ssweb.seap.minhap.es/REL/.
  13. «Datos de ayuntamientos de Zamora según la Diputación». http://www.diputaciondezamora.es/.
  14. «El PSOE pide la declaración BIC para el dolmen de Almeida». El Norte de Castilla. http://www.elnortedecastilla.es/20091014/zamora/psoe-pide-declaracion-como-20091014.html. Consultado el 15 de noviembre de 2011. «El megalitismo tiene en la provincia de Zamora manifestaciones conocidas en la bibliografía especializada desde la publicación del atálogo monumental de la provincia de Zamora por Gómez Moreno, el cual reseña la presencia de dólmenes en Granucillo de Vidriales y en la comarca de Sayago. El historiador granadino había dado cuenta también del expolio de sepulturas de estas características en Fariza y Gallegos del Pan». 
  15. «Torregamones». Sayago.com. Consultado el 15 de noviembre de 2011. «En la dehesa de Villanueva (…) se encuentra un dolmen construido con grandes lanchas de granito».
  16. la alabarda de Fariza, yacimientos ambos que en este trabajo hemos considerado aún dentro de la esfera de lo Campaniforme
  17. Mitos administrativos y realidades sociales en lusitania. El caso de la provincia de Zamora.José María Vallejo Ruiz & Juan José Palao Vicente
  18. Prada Llorente, CIUDAD Y TERRITORIO Estudios Territoriales, XXXVII (144) 2005
  19. Miguel Cortéz y López; Diccionario Geográfico-Histórico de la España antigua, Tarraconense, Bética, y Lusitana; 1835; Imprenta Real; Madrid; Tomo I, pág. 270 y 391result&resnum=6&ct=result#PPP7,M1
  20. a b c d e f g h i Ester Isabel Prada Llorente. «El Territorio» (en español). Consultado el 6-9-2012.
  21. Real Academia Española, Diccionario de la lengua española
  22. Miguel de Unamuno, en su ensayo titulado “Los arribes del Duero” perteneciente a su obra “Por tierras de Portugal y España” (1911)

Enlaces externos[editar]