Sarpa salpa

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Commons-emblem-notice.svg
 
Salema
Sarpa salpa 02.jpg
Clasificación científica
Reino: Animalia
Filo: Chordata
Clase: Actinopterygii
Orden: Perciformes
Familia: Sparidae
Género: Sarpa
Smith, 1938
Especie: S. salpa
Salema (Linneo 1758)

La salema o salpa (Sarpa salpa) es una especie de pez perciforme de la familia Sparidae.

Características[editar]

Cuerpo oval-oblongo, comprimido. Cabeza pequeña y hocico romo. Boca pequeña, terminal, con labios gruesos. Aletas dorsal y anal poco elevadas y con radios espiniformes delgados. Caudal ahorquillada. El color es gris azulado con 10 u 11 típicas listas longitudinales doradas con reflejos naranjas. La cabeza es más oscura y el vientre más claro. En la base de las aletas pectorales hay una pequeña mancha negra. Las aletas son grisáceas. Puede alcanzar 50 cm de largo.

Hábitos[editar]

Vive en bancos cuyos miembros se mantienen muy agrupados y se mueven de forma coordinada.

La especie es hermafrodita proterándrica y se reproduce en primavera y otoño. Los individuos jóvenes son sobre todo carnívoros, pero los adultos son de los pocos peces herbívoros del Mediterráneo, y se alimentan casi exclusivamente de algas (por ejemplo, Ulva lactuca y algas pardas como Lavrencia pinnatifida, actualmente han empezado a comerse la "Caulerpa", alga invasora del Mediterráneo ), que «pacen» en las rocas o sobre las hojas de posidonias. Vive entre 2 y 100 m, raro a los 200 m de profundidad.

Pesca[editar]

Banco de salpas en El Portús (Cartagena, España).

De interés bajo. salvo por el tamaño que pueden alcanzar y que en aguas abiertas pueden resultar esquivas.

En Marruecos se pesca a la caña o con trasmallos pegados a la costa. Ilegalmente se sigue empleando la pesca a la dinamita, con graves impactos en el ecosistema

A la menor señal de peligro, el banco entero de salpas echará a nadar rápidamente y sin pensarlo. Lo harán como si de un único individuo se tratara, todos al unísono y hacia una misma dirección.

En estos casos, en la pesca con arpón el mayor error es el de tirar a bulto, puesto que casi con total seguridad fallaremos en nuestro intento.

Lo más adecuado es intentar escoger un ejemplar, el que más cerca se encuentre y centraremos en él nuestro tiro.

Si logramos herir a uno, éste reaccionará enérgicamente. Puede que trate de enroscarse, en cuyo caso su recuperación será sumamente fácil puesto que, sin sus compañeros, una salpa se encuentra totalmente desamparada y el miedo termina por inmovilizarla.

Calidad de su carne[editar]

Va desde una calidad regular hasta mala, debido a su alimentación herbívora que le da un extraña sabor a la carne. Sin embargo, si recién pescado se sangra, se consigue seccionando las agallas, pierde ese sabor tan desagradable.

Comercialmente se encuentra como besugo americano y a veces lo presentan con la falsa denominación de dorada, besugo u otros. No es adecuado al horno porque se abre en demasía.

Curiosidades[editar]

La especie ha sido recientemente detectada en aguas inglesas, lejos de su hábitat natural, fenómeno que algunos achacan al calentamiento global.

El consumo de su carne puede producir alucinaciones pues este pez puede alimentarse de algas tóxicas cuyos alcaloides pueden pasar a su carne.[1] La carne, es de muy mala calidad y desprende un olor nausiabundo debido a su alimentación.

Referencias[editar]

  1. Fish that triggers hallucinations found off British coast. The Daily Telegraph May 13, 2009. Accessed May 27, 2013.