Santa Muerte

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Santa Muerte, Santísima Muerte o Niña Blanca
Muerte-Blanca 6.jpg
Estampa popular con la imagen de la la Muerte.
Nacimiento Década de 1960
CatemacoFlag of Mexico.svg México
Fallecimiento Desconocido
Venerado en Creencias Prehispánicas
Canonización Desconocida por la Iglesia católica
Festividad Noviembre

Santa Muerte o Santísima Muerte es una figura popular mexicana que personifica la muerte y es objeto de culto. Recibe peticiones de amor, afectos, suerte, dinero y protección, así como también peticiones malintencionadas y de daño a terceros por parte de sus fieles. Por eso, diversas iglesias como la católica, bautista, presbiteriana, metodista, entre otras, rechazan y condenan su veneración, considerándola diabólica.

En ocasiones su culto es vinculado a distintos tipos de delincuencia como el narcotráfico, asaltantes y personas de distintos estratos sociales que se dedican al comercio informal, ambulantaje o piratería.

Historia[editar]

Imagen de la Santa Muerte en un local de ocultismo en la Ciudad de México.

La historia del culto tiene un largo proceso de evolución que se puede dividir en dos etapas. Una larga etapa de gestación donde se fueron conjugando los distintos elementos que va desde la época prehispánica, pasando por el catolicismo de la época colonial, llegando hasta la mitad del siglo XX. Una rápida etapa donde el conjunto de estos elementos da a la figura su actual apariencia; esto último achacado a un entorno de marginación social, pobreza y delincuencia.

Origen sincrético[editar]

Estatua de Mictlantecuhtli en el museo del Templo Mayor.

El origen muestra detalles de un sincretismo entre distintos elementos del culto prehispánico por los muertos, los dioses aztecas y mayas relacionados y de la iglesia católica.[1] Los principales elementos encontrados que se pueden distinguir son los siguientes:

  • Ah Puch. dios maya rey de Xibalbá, el inframundo. Descrito como un esqueleto o cadáver con un rostro de jaguar (o búho) adornado con campanas;
  • Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl. dios y diosa de la muerte aztecas, la oscuridad y el Mictlán "la región de los muertos".
  • Día de muertos. Una celebración mexicana de origen prehispánico que honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos.
  • La Unción de los enfermos en la que se pide a Dios una "santa muerte", es decir, "morir en amistad con Dios", en el caso de que el enfermo se encuentre en estado terminal.
  • Apocalipsis. La Biblia coloca a la muerte como uno de los Jinetes del Apocalipsis en la primera parte del capítulo 6º del Apocalipsis, y la Muerte y el Hades en la última mitad del capítulo 20° del Apocalipsis.
  • San Pascual o San Pascualito Rey En la religión católica, se refiere a San Pascual Baylón; originado en Guatemala y el Estado Mexicano de Chiapas, se representa como un esqueleto humano coronado. Ha sido objeto de rechazo de la propia religión Católica desde su origen y su culto prohibido por la inquisición y rechazado hasta hoy, en que persiste su veneración, al igual que la "Santa Muerte", se le adicionan colores en las ropas con que se represente o en las velas que se le ofrendan, que representan las diversas peticiones favorables o adversas, según sea el caso.
  • La Muerte. En la cultura helénica y occidental desde tiempos remotos existe en la mitología la figura de la Muerte. La imagen de la muerte personificada que se ha hecho más popular es la de un esqueleto con una guadaña y, en ocasiones, con una túnica negra que lo cubre desde la cabeza hasta los tobillos. En la iconografía de tal figura se pueden ver claramente estos elementos en el culto actual.

La siguiente tabla muestra el supuesto nexo entre el Hades de la cultura helenística que aparece en el Apocalipsis y los dioses prehispánicos que resguardaban los inframundos:

   Cultura Maya   
Cultura Azteca.
   Cultura Helenística       Apocalipsis   
   Inframundo o región de los muertos   
Xibalbá.
Mictlán.
Inframundo griego.
El Hades.[2] [3]
   Dioses que resguardan los inframundos   
Ah Puch.
   Mictlantecuhtli y Mictlanzíhuatl.   
Hades.
La Muerte[2] [3]

Detalle del culto prehispánico[editar]

Mictlantecuhtli, Dios azteca de la muerte.

Las raíces de la creencia datarían de la época prehispánica, bajo el nombre de Mictlantecuhtli y Mictecacihuatl como el dios y diosa de la muerte, la oscuridad y el Mictlán "la región de los muertos" (se manejaba un concepto de dualidad en la religión Mexica). A este lugar iban los hombres y mujeres que morían de causas naturales. Pero el camino no era fácil. Antes de presentarse ante el Señor y Señora de la muerte había que pasar numerosos obstáculos; piedras que chocan entre sí, desiertos y colinas, un cocodrilo llamado Xochitonal, viento de filosas piedras de obsidiana, y un caudaloso río que el muerto atravesaba con la ayuda de un perro que era sacrificado el día de su funeral (Xoloizcuintl). De esta rama se puede asociar el animismo prehispánico con el variado santoral católico, al estilo de la santería cubana, que combina tradiciones animistas africanas con el catolicismo.

En la tradición, se le entregaba a los dueños del inframundo ofrendas. Este detalle es muy importante ya que con el tiempo estas ofrendas seguirían presentes en los altares de la Santa Muerte.

Mictlantecuhtli y Mictecacíhuatl fueron sin lugar a dudas las deidades a quienes se encomendaban a los muertos pero también eran invocados por todo aquel que deseaba el poder de la muerte. Su templo se encontraba en el centro ceremonial de la antigua ciudad de México-Tenochtitlan.

Algo de estas creencias prehispánicas aún sería latente en la cultura popular mexicana, concretizándose así en este culto, el cual el 1 de noviembre o Día de Muertos, se festeja el día con los antepasados muertos, o la idea de que a los muertos no hay que recordarlos con tristeza, si no con alegría como ellos vivieron, por lo que es muy popular el llevar música bailable a los entierros.

En la santería la Santa Muerte se sincretiza con Oya y en Palo Mayombe con Centella Ndoki.

Origen moderno en la cultura popular[editar]

El culto de la Santa Muerte se remonta a 1795, cuando los indígenas adoraban un esqueleto al que llamaban Santa Muerte en un poblado del centro de México y hay testimonios de que este culto permaneció oculto en los últimos dos siglos.[4] La leyenda popular, que se supone transmitida de boca en boca, indicaría que este culto haya estado naciendo alrededor de los años sesenta. Cuando en Catemaco, Veracruz, México, un local vio la figura de la Santa Muerte dibujada en las tablas de su choza. Fue a pedirle al cura local que verificara la imagen y la canonizara, pero este se negó rotundamente tachándola como rito de satanismo, de ahí que este culto se difundiese de persona a persona, sin tener una organización fija, por el temor a ser visto como satánico. Por lo menos, hasta el día de hoy.

Santa Muerte estampa popular.

A ella se daría a conocer el culto en el estado de Hidalgo, México, en el año de 1965. La Santa Muerte es así adorada o venerada sobre todo por personas que cotidianamente ponen en riesgo su vida; pero los habitantes urbanos de hoy en día, también invocan a esta figura para la protección y la recuperación de la salud, artículos robados, o aun miembros secuestrados de la familia. La similitud con el culto a San La Muerte Paraguayo/Argentino se evidencia en esta solicitud de aquellos que ponen en riesgo su vida; también en el culto sudamericano se pide a San Muerte por una muerte no violenta ni dolorosa.

La Muerte puede ser representada como una figura masculina o femenina; de forma masculina lo visten de manera tenebrosa, con guadaña y un rosario. Otras ocasiones, la Santa Muerte es femenina, vestida con una túnica larga blanca de satín y una corona de oro.

Actualidad[editar]

En el año 1992 el presidente Carlos Salinas de Gortari emprendió reformas a la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público con la finalidad de mejorar las relaciones entre el estado y los distintos tipos de religiones, otorgando mayores libertades por medio de modificaciones que les permitiría gozar de personalidad jurídica.

La mayor libertad de ejercer un culto desde 1992 y la crisis económica de México de 1994,[1] desencadenaron el deterioro de las condiciones sociales provocando marginación, pobreza y delincuencia aunados con un aumento del fervor por nuevos cultos, mismos que le permitieron a la Iglesia Católica Tradicional y al culto de la Santa Muerte emprender su crecimiento independientemente. Pero en algún punto, no muy bien esclarecido, los dos cultos que independientemente crecían se vieron reforzados y se fusionaron en una forma de conveniencia.

Durante el año 2000 la Iglesia Santa Católica Apostólica Tradicional Mex-USA (ISCAT Mex-USA) solicita formalmente su registro a la Secretaría de Gobernación (SEGOB), omitiendo en tal solicitud el culto a la imagen de la "Santa Muerte". El registro es otorgado el 4 de abril de 2003 empezando a mostrar un crecimiento considerable de su presencia en los medios de comunicación a lo largo de todo el territorio nacional valiéndose de la imagen de la Santa Muerte, misma que declararon como figura de veneración en una fecha posterior a la obtención del registro durante el 15 de agosto de 2003.

Tal adopción ideológica por parte de la ISCAT Mex-USA, según algunos afirman, se puede deber a que la separación de la imagen de la advocación mariana (Virgen de Guadalupe), de la psique del mexicano es tan difícil de lograr por parte de las religiones que niegan la Inmaculada Concepción o la Asunción Mariana que para poder competir con la Iglesia Católica en México tuvieron que encontrar en la Santa Muerte una especie de sustituto femenino para penetrar en la población.[1] De hecho es tal la confusión que muchos creyentes también le llaman de forma cariñosa “virgencita”.

A la par con la desregulación durante los gobiernos de alternancia en México se vio un incremento de las fuerzas y pugnas entre los carteles del narcotráfico y entre los carteles y el estado. Muchos atribuyen también el aumento de seguidores al culto debido a una apología popular (narcocorridos) de los grandes jefes de la droga o de secuestradores, de los cuales también se cuentan muchos seguidores de la "Santa Muerte" como Osiel Cárdenas Guillén o Daniel Arizmendi López.

El 29 de abril de 2005 la Dirección General de Asociaciones Religiosas de la SEGOB emitió en su boletín número 87 que el culto practicado por la Iglesia Católica Tradicional Mex-USA infringió los estatutos dispuestos en el Artículo 29, fracción VIII de la ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público de México, haciéndose acreedores del retiro de registro por parte de tal dependencia.[5] Oficialmente tal disposición fue resultado de una denuncia expuesta por Noé Guillén Ibáñez, anterior ministro del mismo culto, quien había sido expulsado por sus propios compañeros debido a confrontaciones de índole personal con otro ministro.[6]

El retiro de tal registro tendría las siguientes consecuencias para el culto:

Toma cercana en Nuevo Laredo.

Según la revista semanal del diario Milenio en el año 2006 los líderes del culto volvieron a solicitar su registro a la SEGOB, el cual esta dio a conocer a través del oficio AR-02-P/1442/2007 que de acuerdo con la ley a partir del 23 de julio se contabilizarán cinco años para volver a considerar la probabilidad de otorgar el registro nuevamente. No obstante, las iglesias de esta denominación pueden operar sin tener registro.[7]

De acuerdo con el diario mexicano La Jornada, del 22 de noviembre de 2007, p. 46, “la Secretaría de Gobernación otorgó 'toma de nota', como agrupación religiosa, a la Iglesia Santa Católica Apostólica Tradicional Mex-Usa, identificada popularmente como la 'Santa Muerte'" según declaró David Romo Guillén, considerado "arzobispo primado de esa agrupación".

De acuerdo con el diario El Universal en su sitio de internet del 22 de noviembre de 2007: La Secretaría de Gobernación (SEGOB) afirmó hoy que la iglesia de la Santa Muerte carece de personalidad jurídica, por lo que advirtió que de ostentarse como asociación religiosa podrían hacerse acreedores a sanciones; precisa que: “no cuenta con personalidad jurídica alguna y de hecho la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público prevé sanciones a quien se ostente como asociación religiosa, sin contar con el registro constitutivo correspondiente”.

Tales declaraciones emitidas por los dos diarios se pueden ver en el boletín número 314 de la subsecretaría de población, migración y asuntos religiosos de la SEGOB.[8]

Al poder operar iglesias de esta denominación sin tener registro David Romo Guillén, líder del culto, anunció que la Santa Muerte tendrá su catedral en la Ciudad de México para el año 2010 teniendo una extensión de mil 200 metros cuadrados, dos niveles, capacidad para 500 personas sentadas y lugar para criptas con un costo total de 38 millones de pesos[9] [10]

El líder de tal agrupación dice no poder aclarar la localización específica de tal templo por temores a sabotajes por parte de la iglesia católica y debido al temor de la destrucción de altares (como en Tamaulipas) animando a sus feligreses a defender el culto a pesar de la oposición de la iglesia católica romana, por lo cual los medios de comunicación han nombrado este llamado como "La Guerra Santa de la Santa Muerte".[7]

Crímenes asociados al culto[editar]

El 28 de marzo del 2012,[11] la policía estatal de Sonora detuvo ocho personas señaladas como responsables del asesinato de dos niños y una mujer, así como de utilizar su sangre en rituales relacionados con el culto a la Santa Muerte.

Los dos niños —de 10 años de edad—, y la mujer —Cleotilde Pacheco, de 55—, fueron asesinados y su sangre fue derramada sobre un altar de la Santa Muerte para pedir por la protección de la familia Meraz, informó el vocero de la fiscalía local, José Larrinaga.

Los detenidos vivían en la pequeña comunidad minera de Nacozari, localizada a unos 250 kilómetros al norte de Hermosillo, la capital del estado. Según la Procuraduría de Justicia local, los acusados reconocieron los asesinatos tras localizarse los restos de las víctimas en un predio cercano a su vivienda.

Postura de la ISCAT Mex-USA[editar]

Tanto líderes como seguidores del credo mencionan que el Arzobispo Primado de la ISCAT Mex-USA cuenta con la Sucesión Apostólica de la Iglesia Brasileña, mismo título que le confirió la facultad de canonizar a la Santa Muerte.[12]

Argumentan que la SEGOB trató de fundamentar con artilugios legales el retiro del registro para hacer naufragar la demanda en contra de José Guadalupe Martín Rábago (presidente del Episcopado Mexicano de esa época) por daño moral en contra de David Romo Guillen (Arzobispo de la ISCAT).[cita requerida] Otra intención, según refieren estos mismos, fue la de evitar que la devoción siguiera creciendo a toda costa aunada con una campaña en los medios masivos de comunicación en contra de la imagen de la Santa Muerte.

Culto[editar]

Ideales del Venerador[editar]

Además es un culto que ve a la muerte como algo innegable en la vida, una ley natural y que se tiene que aceptar. Se entiende a la muerte como un ser sufriente que se encarga de un trabajo penoso, que se le dio un gran poder pero una carga aún más grande. Recibe su poder de Dios, a quien obedece, al ser la muerte un elemento indispensable para la vida. Bajo esto se ve a la Santa Muerte más como un ángel que como cualquier otra cosa.

"La muerte es justa y pareja para todos pues todos vamos a morir". Este es el ideal principal de la personalidad que se entiende de la Santísima (como también se le conoce) por lo que cuando se pide algo se sobreentiende que no es recomendable pedir nada negativo para una persona. Al pedir algo a la Santísima se puede o no ofrecer alguna ofrenda a cambio, mismas que pueden variar en todo sentido, pueden ser desde algo material como veladoras o mejoras al altar o cosas simbólicas como el cantarle, "echarse un tequila juntos", sacarla a pasear o vestirla de fiesta, también son válidas cosas como hacer las paces con algún familiar, cambiar algún habito o cualquier cosa que dicte el corazón e imaginación del orante. La Santísima espera que se le cumpla lo que se le dice, por lo que es más recomendable no ofrecer nada a cambio del favor que ofrecer algo que no se tiene la seguridad de cumplir o que puede ser olvidado.

Mercado de Sonora, Ciudad de México

El trato que se tiene a las imágenes de la Santa Muerte y el culto en general es un trato más de sinceridad y compañía, algo muy diferente del habitual temor a los rituales religiosos. El caso es tratar a la imagen como un miembro más de la familia y mostrarse ante ella sin temerle ni faltarle el respeto.

Cuando una persona se informa sobre el culto, la primera información que recibe es que se debe retractar antes de iniciar, si es que tiene algún temor al respecto y que nunca deberá faltarle el respeto a la Santísima. El trato que debe de recibir debe ser el mismo que se le da a una persona real por lo que es muy común poner dulces en los altares, que se platique con la imagen en voz alta, o que se tome junto a los altares. Se trata de hacer con la Santísima lo mismo que con los amigos más respetados que tenemos.

Un venerador tiene como ideales el evitar toda actitud que límite la vida humana, como los miedos, las tristezas, el odio, envidias, etc. Psicológicamente, desde que se empieza a analizar los miedos y a irlos perdiendo, ya sea confrontándolos o aceptándolos como es el caso del hecho de que vamos a morir, la persona tiende a reflexionar más sobre lo que en verdad quiere de la vida y las cosas que lo hacen feliz.

Este culto se basa en el respeto, así que no va en contra de ninguna religión, aunque en el caso de la cristiana, esta va en contra del culto a la muerte pues cuando Cristo resucitó al tercer día, la venció para quitarle su poder sobre la humanidad y así podamos tener resurrección juntamente con Cristo.

Formas de culto[editar]

Las estatuas tenebrosas se hacen en colores rojo, blanco, y negro (para el amor, la suerte, la protección, respectivamente). Las ofrendas a la Santa Muerte incluyen flores, tequila, comida e incluso tabaco y marihuana. Las capillas públicas a la Santa Muerte se adornan con rosas y botellas de tequila, y se encienden velas en su honor.

Iglesia de la Muerte. Curioso nombre de una antigua iglesia católica en el sur de Italia.

En México los principales elementos característicos de la estatuilla de la "Santa Muerte" son una balanza que representa la justicia, una guadaña con la que cosecha las almas y un pequeño mundo que carga en una de sus manos representando su impacto en el mismo, y un reloj de arena que señala el paso del tiempo. La figura es humanoide andrógina aunque tiende a tener más semejanza con la figura femenina, esto debido a la idea de que si nacimos de una mujer, morimos por una. Es un esqueleto cubierto con una túnica que cubre todo menos la cara y las manos.

En la frontera entre México y los Estados Unidos se hacen y se venden al público novenas de la Santa Muerte, medallas, y velas. De manera similar a otras culturas alrededor del mundo, las figuras de viejos cultos en México están sincretizados a veces como santos.

Por otra parte, puede representar simplemente una reinterpretación religiosa de la gente tradicional y católicos, ortodoxos practican el rezo para recibir una muerte bendecida en un estado de tolerancia. Sus rezos, oraciones, y los novenas contienen a la Santísima Trinidad. Mientras que existe una cierta visión de la Santa Muerte como figura de la magia negra, existen otras opiniones de ella como, específicamente, un santo católico digno de veneración.

Oposición de la Iglesia Católica[editar]

La Iglesia Católica ha condenado su devoción, por una cuestión teológica basada en la cita del Apocalipsis de San Juan, donde se menciona que la Muerte será lanzada a un pozo de lava hirviendo:

"Y el mar devolvió los muertos que guardaba, la Muerte y el Hades devolvieron los muertos que guardaban, y cada uno fue juzgado según sus obras.... La Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego, este lago de fuego es la muerte segunda"

Apocalipsis 20, 13-14[2] [3]

O bien, se debe a las oraciones del rito del sacramento de la Unción de los enfermos en la que se pide a Dios una "santa muerte", es decir, "morir en amistad con Dios", en el caso de que el enfermo se encuentre en estado terminal.

Desde el punto materialista, la muerte no es una persona, sino un estado de los seres vivientes. Otros autores identifican a la muerte no como entidad susceptible de adoración, sino como un evento u ocurrencia del devenir del ser.

Diferencias entre la Iglesia Católica y la Tradicional Mexicana[editar]

La siguiente tabla muestra las principales diferencias y similitudes entre los dos credos:

Iglesia Católica Apostólica Romana Iglesia Católica Apostólica Tradicional Mexicana
Culto reconocido y registrado por el gobierno mexicano Si (con personalidad jurídica). No (sin personalidad jurídica).
Número aproximado de creyentes en México 97 millones de personas según el último censo de población. 2 millones de personas (5 millones según sus fuentes)
Principales figuras de culto en México Jesucristo, Virgen de Guadalupe Jesucristo, Santa Muerte
Principal líder del culto Papa: Francisco ¿?
Principal líder de culto en México Arzobispo Primado: Norberto Rivera Carrera ¿?
Promueve el celibato clerical Si No[13]
Promueve la familia monogámica Si Si
Permite las relaciones prematrimoniales. No[14] [15] Si[13]
Postura sobre el uso de anticonceptivos. Solo permite métodos anticonceptivos naturales[16] dentro del matrimonio.[15] [14] Permite todo tipo de anticoncepción incluyendo la píldora del día después.[13]
Permite el aborto provocado En ningún tipo de circunstancia. Solo en casos de violación.[13]
Aceptación del estilo de vida y practica de actos homosexuales entre sus fieles: No[17] [18] [19] Si[13]
Aceptación del matrimonio homosexual No Si (desde diciembre de 2009)[20] [21]
Aceptación de la ordenación sacerdotal femenina No[22] [23] No[24]
Aceptación de los siete sacramentos Si Si[25]
Aceptación de los siete concilios ecuménicos Si Si[25]
Aceptación de los credos niceno y atanasiano Si Si[25]
Aceptación de la infalibilidad pontificia Si No[25]
Aceptación de la asunción de María Si No[25]
Aceptación de la inmaculada concepción Si No[25]

Lectura adicional[editar]

  • Lorusso, Fabrizio. Santa Muerte. Patrona dell'umanità (Stampa Alternativa/Nuovi Equilibri, 2013) ISBN 9788862223300 Original Link al libro and Link a su blog para más materiales académicos y divulgativos.
  • Chesnut, R. Andrew. Devoted to Death: Santa Muerte, the Skeleton Saint (Oxford University Press, 2012) ISBN 0199764654
  • Oscar, Donizetti. ¡No temas... Con vos estoy¡, La Santa Muerte (Editorial Fenix, 2013) ISBN 9786070068577

Véase también[editar]

Notas y referencias[editar]

http://www.santamuertemistica.com/ para entender la filosofía de la Santa Muerte sin consideraciones malignas o perversas del culto la por la Santa Muerte y que está muy relacionado con el culto a Coatlicue de los pueblos prehispanicos.

  1. a b c Carlos Garma: El culto a la Santa Muerte; Periodico El Universal; México, DF Viernes 10 de abril de 2009
  2. a b c Apocalipsis 20:13

    El mar entregó los muertos que había en él, y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos, y fueron juzgados cada uno según sus obras

  3. a b c Apocalipsis 20:14

    La muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda

  4. El culto a la Santa Muerte crece en la violenta Ciudad Juárez, diario El Mundo, 13/08/2011
  5. Error en la cita: Etiqueta <ref> inválida; no se ha definido el contenido de las referencias llamadas segob
  6. Lucrecia Roper, La Santa Muerte enfrenta a Segob, AutoresCatolicos.org
  7. a b Héctor Villarreal, La Guerra Santa de la Santa Muerte, Revista Milenio Semanal, 2009-04-05
  8. Subsecretaría Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (22 de noviembre de 2007). «Boletín No.314» (en español). «La Subsecretaría Población, Migración y Asuntos Religiosos, de la Secretaría de Gobernación, aclara que la Dirección General de Asociaciones Religiosas realizó la toma de nota a la agrupación religiosa “Iglesia Santa, Católica, Apostólica, Tradicional MEX-USA”, y puntualiza que dicha toma de nota no constituye un registro, sino simplemente se trata, de que la citada dependencia ha sido notificada, en los términos del artículo 24 de la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público, que la agrupación religiosa en cuestión ha iniciado actividades de culto público en los domicilios manifestados.».
  9. Eugenia Jiménez, La Santa Muerte tendrá su catedral en el DF para 2010, Milenio.com 04 de agosto de 2009
  10. Julián Sánchez, Santa Muerte tendrá templo mundial en DF, El Universal Ciudad de México Martes 14 de julio de 2009
  11. CNN México, 30 de marzo de 2012
  12. Tabla de la sucesión apostólica de la linea Vaticano-Brasileña; Página web oficial de la ISCAT Mex-USA; Consultado el 19 de Octubre del 2009
  13. a b c d e Araujo Peña, Sandra Alejandra, Barbosa Ramírez Marisela, Galván Falcón Susana, García Ortiz Aurea y Uribe Ordaz Carlos, El culto a la Santa Muerte: un estudio descriptivo, Revista de Psicología de la Universidad de Londres.
  14. a b Cardenal Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia Ciudad del Vaticano, 13 de mayo 1996, Preparación al sacramento del matrimonio:

    ...Por consiguiente, no será éste un tiempo sólo de profundización teórica, sino también un camino de formación en el que, con la ayuda de la gracia y la huida de toda forma de pecado, los novios se preparen a donarse como pareja a Cristo que sostiene, purifica y ennoblece el noviazgo y la vida conyugal. Así adquiere pleno sentido la castidad prematrimonial y descalifica las convivencias previas, las relaciones prematrimoniales y otras expresiones como el mariage coutumier en el proceso del crecimiento del amor.

  15. a b Cardenal Alfonso López Trujillo, Presidente del Pontificio Consejo para la Familia 1 de diciembre de 2003, Los valores de la familia contra el sexo seguro
  16. AA.VV. (a cargo de A. López Trujillo y E. Sgreccia), Metodi naturali per la regolazione della fertilità: l'alternativa autentica. Atti del Convegno organizzato dal Pontificio Consiglio per la Famiglia. Roma, 9-11 dicembre 1992, Vita e pensiero, Milán 1994.

    A la luz de una antropología que se niega a separar alma y cuerpo, el acto sexual se muestra ya como expresión del don total de la persona a la persona. Por este motivo se subraya que la anticoncepción, obstáculo voluntariamente opuesto al nacimiento de la vida, altera la relación de amor auténtico entre los cónyuges.... En cambio, ese obstáculo no existe en los métodos naturales, que respetan el cuerpo y están abiertos a la vida. Hemos constatado los progresos realizados en los últimos años en este campo. El valor altamente científico de los métodos naturales se reconoce cada vez más.

  17. J. Michael Miller, CSB Arzobispo tit. de Vertara Secretario, Congregación para la educación católica, Roma, 4 de noviembre de 2005; Instrucción sobre los criterios de discernimiento vocacional en relación con las personas de tendencias homosexuales antes de su admisión al seminario y a las órdenes sagradas, Página web oficial del Vaticano. Consultado 12 de enero de 2010

    Desde el Concilio Vaticano II hasta hoy diversos documentos del Magisterio y especialmente el Catecismo de la Iglesia Católica han confirmado la enseñanza de la Iglesia sobre la homosexualidad. El Catecismo distingue entre los actos homosexuales y las tendencias homosexuales.... Respecto a los actos enseña que en la Sagrada Escritura éstos son presentados como pecados graves. La Tradición los ha considerado siempre intrínsecamente inmorales y contrarios a la ley natural. Por tanto, no pueden aprobarse en ningún caso.

  18. Cf. Catecismo de la Iglesia Católica (edición típica, 1997), nn. 2357-2358. Cf. también los diversos documentos de la Congregación para la Doctrina de la Fe: Declaración acerca de ciertas cuestiones de ética sexual Persona humana (29 de diciembre de 1975)
  19. Carta sobre la atención pastoral a las personas homosexuales Homosexualitatis problema (1 de octubre de 1986); Respecto a la inclinación homosexual, la Carta Homosexualitatis problema afirma:

    La particular inclinación de la persona homosexual, aunque no sea en sí un pecado, constituye sin embargo una tendencia, más o menos fuerte, hacia un comportamiento intrínsecamente malo desde el punto de vista moral. Por este motivo la inclinación misma debe ser considerada como objetivamente desordenada (n. 3).

  20. Univision.com, 5 de enero de 2010: Culto a la Santa Muerte acepta bodas gay Revisado el 12 de enero de 2010
  21. Agencia EFE – 05/01/2010: La Iglesia de la Santa Muerte mexicana celebrará bodas entre homosexuales Revisado el 12 de enero de 2010
  22. Cf. PABLO VI, Rescripto a la Carta del Arzobispo de Cantórbery, Revdmo. Dr. F.D. Coogan, sobre el ministerio sacerdotal de las mujeres, 30 noviembre 1975: AAS 68 (1976), 599-600:

    "Your Grace is of course well aware of the Catholic Church's position on this question. She holds that it is not admissible to ordain women to the priesthood, for very fundamental reasons. These reasons include: the example recorded in the Sacred Scriptures of Christ choosing his Apostles only from men; the constant practice of the Church, which has imitated Christ in choosing only men; and her living teaching authority which has consistently held that the esclusion of women from the priesthood is in accordance with the God's plan for his Church"

    (p. 599)
  23. Cf. CONGREGACIÓN PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Declaración Inter insigniores sobre la cuestión de la admisión de las mujeres al sacerdocio ministerial, 15 octubre 1976: AAS 69 (1977), 98-116.
  24. Relación con otras Iglesias; Página web oficial de la ISCAT Mex-USA; Consultado el 7 de Agosto del 2009
  25. a b c d e f Cuerpo de Creencias; Página web oficial de la ISCAT Mex-USA; Consultado el 7 de Agosto del 2009

Enlaces externos[editar]