San Pedro y San Pablo Ayutla

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Pedro y San Pablo Ayutla
Asentamiento de México
San Pedro y San Pablo Ayutla
San Pedro y San Pablo Ayutla
Localización de San Pedro y San Pablo Ayutla en México
San Pedro y San Pablo Ayutla
San Pedro y San Pablo Ayutla
Localización de San Pedro y San Pablo Ayutla en Oaxaca
País Flag of Mexico.svg México
• Estado Oaxaca
• Municipio San Pedro y San Pablo Ayutla
Ubicación 17°01′32″N 96°04′48″O / 17.025555555556, -96.08Coordenadas: 17°01′32″N 96°04′48″O / 17.025555555556, -96.08
• Altitud 2 040 msnm
Población[1] 2 134 hab. (2010)
Huso horario Tiempo del Centro (UTC -6)
• Verano UTC -5
Código postal 70283
Pref. telefónico 951
Código INEGI 203370001
[editar datos en Wikidata]

San Pedro y San Pablo Ayutla es un municipio encumbrado en la Sierra Norte de Oaxaca pertenece al distrito Mixe, los ayuujk, comúnmente llamados mixes, descendientes de la antigua civilización olmeca conforman uno de los 15 grupos etnolingüísticos presentes en el Estado de Oaxaca, cuyos usos y costumbres están impregnados de la más profunda tradición.

Etimología[editar]

Ayutla Tukyo’m proviene de tuk (tortuga en mixe antiguo) y –yo’m (locativo) que significa “en el lugar de las tortugas”, esto corresponde a la versión en náhuatl pues está compuesto por ayotl (tortuga) y –tla (locativo de abundancia), “donde abundan las tortugas”.

En otras versiones, se dice que Ayutla podría significar “lugar donde abundan las calabazas” porque en náhuatl calabaza es ayohtli; sin embargo, por su correspondiente en ayuujk y por los glifos que se han encontrado es mucho más probable que la raíz sea ayotl (tortuga).

Geografía[editar]

Localizado en la Sierra Norte, pertenece al Distrito Mixe, se encuentra localizado en las coordenadas 17°01′32″N 96°04′48″O / 17.02556, -96.08000 y a una altitud de 2,020 msnm, el total de población en 2010 según el Conteo de Población y Vivienda de ese año fue de 5,602 habitantes, con un total de 2,597 habitantes del sexo masculino y 3,005 habitantes del sexo femenino, esto contando a la cabecera municipal junto con sus agencias, rancherías y núcleos rurales.

Tan solo en la cabecera municipal se registró un total de 2,134 habitantes, 952 habitantes del sexo masculino y 1,182 habitantes del sexo femenino.

Colinda al norte con Mixistlán de la Reforma y Santa María Tlahuitoltepec; al sur con San Juan del Río, San Pedro Quiatoni y Santo Domingo Tepuxtepec; al oeste con Santo Domingo Albarradas y al este con Tamazulapam del Espíritu Santo. Su distancia aproximada a la capital del estado es de 123.5 Kilómetros. Extensión

La superficie total del Municipio es de 108.45 Km² que representan el 0.11% del total del estado.

Orografía[editar]

Cerro de la cruz ayutla.jpg
Cerro de la cruz

Este municipio cuenta con el cerro de la Cruz. que se considera el más alto del municipio y en el cual en la punta hay una cueva.

Hidrografía[editar]

El sistema fluvial es propio de la alta montaña, con numerosos arroyos permanentes que en diferentes puntos se unen a las dos corrientes principales: hacia el norte de la cabecera municipal corre, de oriente a poniente, el río de Ayutla y hacia el sur, con la misma dirección de oriente pontiente, el río Chintete, ambos de corriente veloz que forma cascadas de regular dimensión, debido a los rugoso y empinado del relieve. Estos ríos pertenecen a la cuenca del Papaloapam.

Clima[editar]

Es templado a frío húmedo, con pequeñas regiones más cálidas en las partes bajas y en las cañadas. La época de lluvia comienza en el mes de mayo y termina en octubre aunque normalmente llueve durante todo el año. Ayutla es una región dónde habitualmente hay neblina.

Hiela con irregularidad y por pocos días desde fines de noviembre y hasta principios de marzo. La temperatura media anual es de 16° con máximas de 31° y mínimas de 2°C.

Recursos Naturales[editar]

Los recursos naturales de municipio son fundamentalmente forestales, sobre todo pino-encino, al que están asociados otra especies como el palo de águila. El ocote, el madroño y el capulín.

Características y Uso del Suelo[editar]

El tipo de suelo localizado en este municipio es él luvisol órtico, de textura fina propicio para la actividad forestal. Sujetos a uso agrícola resultan duros, compactos y muy susceptibles a la erosión.

Historia[editar]

Antigua Capilla, Ayutla Mixe, 1985

Según los abuelos de la raza mixe y en general de los pueblos mesoamericanos, creían que el universo estaba dividido por un plano horizontal, que dividía al mundo superior del espacio extraño o mundo inferior, espacio caótico, poblado de espíritus, el lugar de los muertos.

Mundo Superior = Padre, macho, calor, cielo, sequía, luz, fuerza. Mundo Inferior = Madre, hembra, frío, inframundo, humedad, obscuridad, debilidad.

Para ellos existían lugares especiales en donde se podía tener acceso al inframundo, a lo desconocido. La tarea de los pueblos era buscar esos lugares o puentes mediadores con las divinidades.

Para las antiguas culturas, este mundo estaba habitado por hombres mortales, limitados, que pasaban su vida en un tiempo normal; en este mundo se envejecía todo el tiempo y al final se moría. En cambio el otro mundo estaba habitado por alguien inmortal, omnipotente, en donde no existe el tiempo; por lo tanto la fuente de salud, de bienestar, de vida, de riqueza, se encontraban en ese otro mundo.

Todos los pueblos mixes, según nuestros abuelos tuvieron un origen sobrenatural, Ayutla no fue la excepción, puesto que la tradición indica que un grupo de personas llegaron al cerro donde actualmente se ubica siguiendo una imagen y una luz. Tradición o hecho verídico, los antepasados de esta comunidad llegaron a establecerse en esas tierras hace ya varios siglos, mucho antes de la llegada de los hispanos.

Siguiendo la tradición, se buscaba un lugar sagrado, una señal de lo trascendente, para poder comunicarse con la divinidad, es así como se halló esa montaña, el ahora llamado “Cerro de la Cruz”, en el que hoy en día se erige toda la comunidad.

Ayutla al igual que otros pueblos de la Sierra Norte, han ofrecido culto al Rey Kondoy, máximo rey y divinidad de los mixes, personaje que expresa en su mito, leyenda o realidad perdida en la historia, la fortaleza de una nación prehispánica. Los sacrificios siempre han sido ofrecidos a Cong, juez supremo, dueño de todo lo que existe, el que nunca muere y que entró en el cerro ipxyukp, “Veinte Picos” (Zempoaltépetl, como lo conocían zapotecos y aztecas), y que allí todavía habita.

La llegada de los españoles cambió completamente la cosmovisión de las culturas que habitaban la antigua Oaxaca; cambió radicalmente el entorno político, militar y religioso, haciendo realidad la pesadilla que años antes habían tenido algunos sacerdotes mexicas y zapotecas.

En 1521 Cortés acababa de vencer a los Aztecas en Tenochtitlán, su capital. Su situación militar era segura y esto le permitió pensar en emprender las conquistas de nuevas tierras.

Cortés había oído hablar mucho de Oaxaca. Los hombres que la exploraban en 1520 le informaron sobre sus características y su riqueza en oro.

Ya se había iniciado la amistad con los zapotecos y chinantecos, Hernán Cortés decidió enviar a Francisco de Orozco con 30 hombres a caballo, 80 a pie y cuatro mil aliados indígenas a conquistar el Valle de Oaxaca. Aztecas y mixtecos defendieron el valle, pero no pudieron resistir. La guerra duró una semana, finalmente los españoles controlaron la parte central del valle y desde ahí empezaron a conquistar a los distintos pueblos que habitaban en las montañas.

El conquistador envió a Sandoval para someter a los mixes y chinantecos que habitaban las montañas cercanas a Tuxtepec, pero para someter a los mixes se necesitaba dominar primero la formidable cordillera del Zempoaltépetl, defendida por indómitos guerreros.

Entre los soldados que militaban bajo las órdenes de Sandoval se hallaba un tal Briones, quien se jactaba de haber combatido en Italia contra enemigos superiores, y por la misma razón se consideraba muy valiente.

Con esta cualidad pidió a Sandoval dirigir la expedición por la conquista de los mixes, sin saber desde luego, que ni siquiera el Rey de Zaachila había podido someterlos, cuando estos eran acaudillados por el legendario Rey Kondoy. Su expedición fracasó, puesto que el difícil acceso a la zona y la fuerza de la naturaleza ayudaron al pueblo mixe.

El mismo Hernán Cortés en sus Cartas de Relación informaba así a Carlos V:

“...tiene vuestra sacra majestad por la parte del norte más de cuatrocientas legua de tierra pacífica y sujeta a su real servicio, sin haber cosa en medio, y por la mar del sur más de quinientas leguas; y todo, de una mar a la otra, que sirve sin ninguna contradicción, excepto dos provincias que están entre la provincia de Tehuantepeque y la otra la de Chinantla y Oaxaca y la de Guazacualco en medio de todas cuatro; que se llama la gente de la una zapotecas y la otra los mixes.

Las cuales, por ser tan ásperas que aun a pie no se puede andar, puesto que he enviado dos veces gente a conquistar y no lo han podido hacer porque tienen muy recias fuerzas y áspera tierra, y buenas armas que pelean con lanzas de a veinticinco y treinta palmos, y muy gruesas y bien hechas, y las puntas de ellas de pedernales; y con esto se han defendido, y muerto algunos de los españoles que ahí han ido...”

Ayutla 14.jpg Ayutla mixe 1982.jpg
San Pedro y San Pablo Ayutla Mixe en 1982

Al paso de los años, y viendo los españoles que no era posible dominar a los mixes por medio de las armas, les quedaba otra alternativa, esta era la religión.

A partir de 1555 desde el pueblo zapoteco de Villa Alta se realizan los primeros contactos con los Ayuuk Jai´. Estratégicamente abarcan la región y construyen templos en Juquila (1555-75), Totontepec (1572-89), Quetzaltepec (1603), en Ayutla y AlotepeSe daba un paso así a la conquista espiritual en las poblaciones que concentraban mayor número de habitantes de la región mixe.

En su mitología se habla de una pareja de gemelos, un niño y una niña que se convirtieron en el sol y la luna. Se habla también de un importante caudillo llamado Condoy quien mora en la cima del cerro Cempoaltépetl.

Desde el 21 de diciembre de 1964, San Pedro y San Pablo Ayutla es la sede de la Prelatura de Mixes.[2]

Cultura[editar]

Música[editar]

Banda Municipal 2009

Uno de los rasgos más sobresalientes de la cultura mixe es su sentido musical; en las ejecuciones de música tradicional y mestiza los integrantes de las bandas mixes manifiestan todo el sentimiento de su etnia.

Desde muy temprana edad los niños adquieren los conocimientos y la sensibilidad para tocar. Desde la época prehispánica el uso de instrumentos de viento y percusión era ya tradicional entre los mixes. Los códices, la cerámica, los frescos y las crónicas nos dan noticia del tipo de instrumentos que utilizaban, y se sabe específicamente que cumplían una función religiosa, civil y militar. Sin embargo, la música sufrió también el impacto de la Conquista, y nuevos instrumentos como las trompetas, los tambores y pífanos, las arpas y las vihuelas se conjugaron con las chirimías, el huéhuetl, los caracoles y los teponaztlis dando lugar a nuevos sonidos. El repertorio de las bandas mixes es muy amplio y una gran parte de él lo forman expresiones musicales como sones, jarabes y música de otras regiones del país, aunque también interpretan obras de carácter académico como valses, polkas, mazurcas, pasos dobles, trozos de óperas, zarzuelas y oberturas. Actualmente, hay varios jóvenes mixes estudiando en el Conservatorio de la ciudad de México con una capacidad reconocida e indiscutible.

En San Pedro y San Pablo Ayutla, existen dos Bandas Filarmónicas en la actualidad, la Banda Filarmónica Municipal, que cuenta con un promedio de 40 integrantes, y la Banda Filarmónica Alborada Mixe, esta última una banda particular que cuenta de igual manera con un aproximado de 40 integrantes, mismos que van en aumento gracias a la intensa labor de ambas bandas por preservar la música tradicional de las bandas de viento.

Fiesta de los muertos - Todos Santos[editar]

Ofrenda

El ciclo de vida culmina con la muerte y los mixes consideran que esta última es sólo un paso más en la existencia, y por ello deben realizarse algunas ceremonias. Al ocurrir el deceso, en el sitio donde se produjo los familiares del difunto hacen una cruz de ceniza en el suelo a la que rocían con agua bendita y que permanecerá allí varios días. Los velorios se alumbran con velas, porque ellos piensan que su luz ayuda a las almas a encontrar su camino; se reza durante toda la noche y se ofrece a los asistentes café, mezcal y cigarros.

En realidad aquí no se puede hablar del Día de Finados, lo más apropiado sería decir La Semana de los Muertos. Al acercarse el mes de noviembre se inician los preparativos para la colocación de las ofrendas con que los mixes rinden culto a sus antepasados, los agasajan y esperan para compartir con ellos los frutos de la cosecha y del trabajo.

Ofrenda

Esta tradición que se repite anualmente, está impregnada del sabor de lo antiguo, y en esta zona tiene características especiales. Entre la espesa neblina de las montañas, en las frías mañanas de finales de octubre, las mujeres caminan presurosas para llegar al mercado y adquirir todo lo necesario para la ofrenda: amarillos y frescos cempasúchiles, roja e intensa mano de león, velas y veladoras de cera y sebo, naranjas, dulces manzanas, cigarros y tabaco de hoja. Con tiempo hay que ir granando el maíz, preparando la masa para los tamales, encargando el pan, eligiendo las imágenes, lavando los manteles y adecuando los espacios, siendo el idóneo una mesa grande en la habitación más importante de la casa. También los músicos se alistan; cada instrumento es tratado con respeto, se limpia y pule para tocarlo en la fiesta, pues con cada nota emitida se restauran los lazos de parentesco y se establecen las bases de la relación de los vivos con los muertos. El 31 de octubre el altar familiar debe estar ya adornando con flores y velas, con los alimentos, las bebidas, las frutas y objetos que fueron del gusto de los fieles difuntos. Aunque en nuestros días la etnia mixe se encuentra inmersa en la problemática general del país, todavía conserva intactas muchas de sus tradiciones ancestrales. El primer día de noviembre se sale a las calles a buscar a los familiares, se invita a los compadres y se les ofrece caldo de gallina humeante y apetitoso para combatir el frío, así como tamales de frijol recién hechos, tepache y mezcal. Se hacen recuerdos, lamentos, bromas sobre los parientes difuntos, y quizá algún familiar se ponga triste y surja el comentario: “su alma es difícil que venga a esta fiesta porque se quedó a cuidar su casa en elmucu amm (nombre dado por los mixes al infierno), allá abajo en el centro de la tierra. Este comentario refleja la concepción del mundo, la cosmovisión del grupo: todavía sitúan el inframundo en el centro de las tierra como se hacia en la época prehispánica.

El día de Todos Santos, se tienen listos los tamales enrollados, los tamales amarillos de carne de res, tres o cuatro ollas de tepache de 80 litros; una o dos latas de mezcal, muchos paquetes de cigarros y tabaco de hoja. La fiesta durará ocho días y las bandas se aprestan a tocar en la iglesia y en el panteón la música elegida por los deudos. Limpiar las tumbas y adornarlas es una tarea sagrada; el ambiente de la zona se presta para la devoción: la bruma se extiende sobre la población mientras un músico solitario toca la trompeta en camino apenas recorrido. En la iglesia la banda toca incesantemente mientras que en el panteón hay más actividad: el gris de las tumbas y la tierra seca se empiezan a teñir en el amarillo brillante de las flores y las fosas se decoran dejando volar la imaginación para construir un sitio digno para los difuntos. Los niños imitan, tocan en las bandas infantiles, se contagian de las antiguas costumbres e inician su aprendizaje yendo de casa en casa comiendo las ofrendas: recetas ancestrales preparadas por las hábiles manos de sus madres y abuelas, guardianas de la tradición, reproductoras de la cultura, manos indígenas que año con año ofrendan y agasajan a sus muertos.

Infraestructura Social y de Comunicaciones[editar]

Vivienda[editar]

De acuerdo a los resultados que presento el II Conteo de Población y Vivienda en el 2005, en el municipio cuentan con un total de 1,014 viviendas de las cuales 980 son particulares.

Servicios Públicos[editar]

La cobertura de servicios públicos de acuerdo a apreciaciones del Ayuntamiento es:

  • Agua potable,
  • Alumbrado público
  • Mantenimiento del drenaje urbano
  • Recolección de basura y limpieza de las vías públicas
  • Seguridad pública
  • Pavimentación y rastros

Medios de Comunicación[editar]

Los medios de comunicación con que cuenta el Municipio son el radio y la televisión, señal privada de televisión por satélite, así como señal de internet a velocidad de 56kbps y señal de Internet Satelital con velocidad hasta 2Mbps

Economía[editar]

Se explota la madera de Pino-encino y otras como palo de águila, ocote, madroño y capulin.

Población Económicamente Activa por Sector

De acuerdo con cifras al año 2000 presentadas por el INEGI, la población económicamente activa (PEA) total del municipio asciende a 1,869 personas, mientras que de la ocupada son 1,852 y se presenta de la siguiente manera:

Sector Porcentaje
Primario (Agricultura, ganadería, caza y pesca) 61%
Secundario (Minería, petróleo, industria manufacturera, construcción y electricidad) 14%
Terciario (Comercio, turismo y servicios) 23%
Otros 2%

Gobierno[editar]

La cabecera municipal es San Pedro y San Pablo Ayutla y la organización y estructura de la administración pública municipal es la siguiente:

Jerarquía
Presidente Municipal y Alcalde
Síndico Municipal Regidores Tesorería Municipal

Esta organización es elegida mediante asambleas populares según sus usos y costumbres.

Regionalización Política[editar]

El municipio pertenece al 04 distrito electoral federal con sede en Ixtlán de Juárez y al XX distrito electoral Local con sede en Tamazulapan del Espíritu Santo.

Cronología de los Presidentes Municipales[editar]

Presidente Municipal Año de Gobierno Alcalde
Pablo José 1912
Gregorio Martínez 1913
Ignacio Isidro 1914
Alfonso Celestino 1915
Jesus Maria Rojas 1916
Felix Eugelio 1917
Julian Faustino 1918
Francisco Eugenio 1919
Geronimo Pablo 1920
José Costeño 1921
Fernando Pablo 1922
Carlos Ausencio 1923
Manuel Tiburcio 1924
Estaban Villanueva 1925
Cipriano Jerónimo 1926
Carlos Martínez 1927
Pablo Domínguez 1928
Jacinto Ramírez 1929
Lucas Prudencio 1930
Manuel Tiburcio 1931
Zacarías Vázquez 1932
Eustaquio Chávez 1933
José Fidencio 1934
Ciriaco Damián 1935
Esteban Jacinto 1936
Jacinto Galvan 1937
José Basilio 1938
Natalio Martínez 1939
Felipe Manuel 1940
Anastacio Rafael 1941
Meliton Andrés 1942
Crescencio Martínez 1943
Felipe Baltazar 1944
Arnulfo Villanueva 1945
Melchor Andres 1946
Tomas Pedro 1947
Carlos García 1948
Eulogio Damián 1949
Félix José Rosalino 1950
Nicanor Máximo 1951
Felipe Salazar Santiago 1952
Manuel Paulino 1953
Félix José Rosalino 1954
Zacarías Dolores 1955
Pedro Pastor 1956
Angel Manuel 1957
Pedro Tiburcio 1958
Felix Morales 1959
Angel Reyes 1960
Benito Guzmán González 1961
Gilberto Reyes 1962
Demetrio Martínez 1963
Jesús María González 1964
Porfirio Galvan 1965
Cuauhtémoc Sigüenza Franco 1966
Adolfo López Matías 1967
Indalecio Ramírez 1968
Crescencio Galdino Ruiz 1969-1971
Manuel P. Martínez 1972
José López Gallardo 1973
Froilán Castellanos Franco 1974
Juvencio Martínez Díaz 1975-1977
Rogelio Antonio Macedonio 1978-1980
Pedro Ortiz Villanueva 1981
Filogonio Morales Galvan 1982
Delfino Guzmán López 1983
Onofre Reyes Mateos 1984
Jorge Martínez Canseco 1985
Artemio Martínez Díaz 1986
Froilán Castellanos Franco 1987
Arturo Flores Rojas 1988
Adolfo Ruiz Rodríguez 1989
Aristeo Villanueva Ortiz 1990
Francisco Ruiz Rodríguez 1991
Nemesio Sigüenza Franco 1992-1993
Federico Villanueva Damián 1994
Ausencio Martínez Ambrosio 1995
Salomón Chávez Ramírez 1996
Rogelio Peralta Damián 1997
Zeferino Martínez Remigio

Muere en el mes de Junio en un accidente automovilístico queda en su lugar Hermenegildo Villanueva Cortez

1998
Arturo Martínez Galvan 1999-2001
Marciano Galván Rubio 2002
Juvencio Reyes Mateos 2003
Faustino Atanasio Olivera 2004
José Domitilo Pérez Rojas 2005
Arnulfo Baltazar Morelos 2006
Irene Hernández de Jesus 2007
Anacleto Julian Sánchez 2008
Alejandro Franco Canseco Cesado Marciano Pastor Villanueva
David Martínez Vázquez 2009
Ambrosio Antonio Basilio 2010
Alejandro Martínez Ramírez 2011-2013
Esther Martínez Altamirano 2014

Bibliografía[editar]

  • Consejo Nacional de Población y Vivienda, La Población de los Municipios de México 1950 - 1990. Ed. UNO Servicios Gráficos, México, Nov., 1994.
  • Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, Censo General de Población y Vivienda 2000. México 2001.
  • Secretaría de Gobernación, Centro Nacional de Estudios Municipales, Gobierno del Estado de Oaxaca, Los Municipios de Oaxaca, Enciclopedia de los Municipios de México. *Talleres Gráficos de la Nación, México, D.F. 1988.
  • Secretaría de Gobernación, Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, Sistema Nacional de Información Municipal. México 2002.
  • H. Ayuntamiento de San Pedro y San Pablo Ayutla.
  • Día de Muertos - Todo Santos - Fuente:México desconocido No. 213 / noviembre de 1994

Referencias[editar]

  1. Instituto Nacional de Estadística y Geografía (2010). «Principales resultados por localidad 2010 (ITER)».
  2. The Hierarchy of the Catholic Church. «Territorial Prelature of Mixes». Consultado el 13-01-2008. (en inglés)

Enlaces externos[editar]

Videos[editar]