San Antonio de Palé

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
San Antonio de Palé
Localización de San Antonio de Palé en Annobón
San Antonio de Palé
San Antonio de Palé
Localización de San Antonio de Palé en Guinea Ecuatorial
País Flag of Equatorial Guinea.svg Guinea Ecuatorial
• Provincia Bandera de la Provincia Annobón.png Annobón
Ubicación 1°24′16″S 5°37′56″E / -1.40432, 5.63216


Coordenadas: 1°24′16″S 5°37′56″E / -1.40432, 5.63216
Población 5.008 hab.
Idiomas Español y francés (oficiales), y annobonense (local)

San Antonio de Palé es una ciudad de Guinea Ecuatorial, capital de la provincia de Annobón y situada en la isla homónima.

A la ciudad también se la llama Palé, Palea, San Antonio, San Antonio de Palea, São Antonio da Praia y San Antonio de la Playa.

Su población aproximada es de unos 5.008 habitantes. Los idiomas mayoritarios son el annobonense (o criollo portugués) y el español.

La ciudad está situada en el extremo norte de la isla, la zona más llana y seca, rodeada de pastizales. Está a orillas del océano Atlántico y cuenta con un aeródromo, un embarcadero, un centro de asistencia médica, un colegio, un faro, una emisora de radio y una misión católica de los Padres Claretianos. La villa es el puerto de llegada de los visitantes, y hay un intercambio frecuente de personas y mercancías con São Tomé realizado por los pescadores.

Historia[editar]

La ciudad fue fundada por los portugueses, quienes trajeron a la isla esclavos del continente africano. Tras los tratados de San Ildefonso (1777) y de el Pardo (1778), entre España y Portugal, la isla de Annobón y otras posesiones portuguesas del golfo de Guinea pasaron a manos españolas. En aquel entonces la isla tenía unos 1.500 habitantes, y se la suponía la capital de una isla situada a 11º 30´ de latitud sur, mayor que Fernando Poo y habitada, así como de clima sano, provista con un buen fondeadero, agua dulce, tierra fértil y esclavos para la plantación de algodón y caña de azúcar, como la isla vecina São Tomé.

En 1801 los ingleses, que tenían permiso de España para recalar y abastecerse de agua potable, construyeron una pequeña fortaleza. En 1827, España alquiló la zona como base inglesa para interceptar el tráfico de esclavos hacia América y reasentar a los esclavos liberados.

La villa fue desde el principio un centro de evangelización de los descendientes de angoleños llevados allí en los fallidos intentos de establecer plantaciones. Se hicieron expediciones misioneras por carmelitas descalzos y capuchinos italianos, portugueses y españoles en 1580, 1640, 1645, 1647, 1654, 1771, etc.

Enlaces externos[editar]