Samsara

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
pintura tibetana o Thanka mostrando la rueda de la vida y los reinos del saṃsāra.

Saṃsāra (sánscrito: संसार) es el ciclo de nacimiento, vida, muerte y encarnación (renacimiento en el budismo) en las tradiciones filosóficas de la India; hinduismo, budismo, jainismo, bön, sijismo y también al parecer, el gnosticismo, la masoneria, los Rosacruces y otras religiones filosoficas antiguas del mundo.

Según estas religiones en el transcurso de cada vida el karma (acciones hechas para bien o para mal) determina el destino futuro de cada ser en "el proceso del llegar a ser" (evolución o devolución). Este proceso cíclico termina con el logro del moksha.

Según el hinduismo, si uno vive de manera extremadamente malvada, uno renace como un animal u otro ser desafortunado.[1]

Etimología[editar]

Saṃsāra deriva del sánscrito saṃsārí, que significa 'fluir junto', 'pasar a través de diferentes estados', 'vagabundear'. "Samsara" es la raíz de la palabra Malay "sengsara" que significa sufrimiento. La persona sujeta al saṃsāra se llama saṃsāri.

Los orígenes históricos del concepto del ciclo de repetición, reencarnación, no están claros, pero la idea aparece frecuentemente en textos religiosos y filosóficos de la antigua Grecia e India durante la primera mitad del primer milenio A.C.Orfismo, Platonismo, Jainismo y Budismo discuten sobre la transmigración de los seres de una vida a otra. En India el concepto parece haberse originado en la religión védica por la heterogenia cultura shramanica. El Budismo y el Jainismo son la continuación de esta tradición. También el movimiento temprano de los Upanishad fue influenciado por él. La reencarnación fue adoptada por el brahmanismo védico ortodoxo. Los branmanes escribieron por primera vez estas ideas en los primeros Upanishad.

Ciclo de nacimientos y muertes[editar]

Saṃsāra es el ciclo de nacimientos, muertes y renacimientos en la mayoría de las tradiciones filosóficas de la India incluyendo el hinduismo, el budismo y el jainismo. Se asume como un hecho irrefutable de la naturaleza. Estas tradiciones difieren en la terminología con la que describen al proceso y cómo es interpretado.

La mayoría de estas religiones, consideran al saṃsāra negativamente, como una posición errónea de la que hay que escapar. Algunos como los adweitis, consideran que el mundo y la participación en el saṃsāra es fundamentalmente ilusorio.

El saṃsāra en el Hinduismo[editar]

En el hinduismo impersonalista, el saṃsāra es visto como mera ignorancia de la verdadera naturaleza del ser: no hay diferencia entre el alma (el yo) y Brahman (lo divino). Debido a avidya ('ignorancia', lo contrario de vidya) el alma cree en la realidad del mundo temporal y fenoménico, lo que lleva a la confusión de creer que el cuerpo es el yo. Ese estado de ilusión es conocido como māyā.

Según el hinduismo personalista el saṃsāra es generado por el deseo del alma de disfrutar aparte de la Divinidad y sus allegados.

Liberación del saṃsāra[editar]

El hinduismo tiene varios términos para referirse al estado de liberación de la materia, como mokṣa, mukti, nirvana, samādhi o mahasamadhi.

Las tradiciones de yoga sostienen creencias diferentes. Mokṣa o liberación se puede alcanzar mediante:

  • el karma ioga o el sendero de la acción altruista, que subvierte el ego y obliga a la comprensión de la unidad de todo.
  • el gñāna ioga (o yoga del conocimiento) mediante la discriminación entre lo que es real y lo que es maia, por medio de una intensa contemplación y del estudio de las Escrituras védicas.
  • el rāja yoga (meditación) parte del cual implica la práctica del hatha yoga.
  • el bhakti yoga camino espiritual o sendero de lo Divino.

El saṃsāra en el jainismo[editar]

En el jainismo, karma, anuva (ego) y el velo de māiā son considerados puntos centrales de sus creencias.

En el jainismo, la única liberación del saṃsāra se llama mokṣa o mukti. El Saṅsāra es la existencia mundana caracterizada por los continuos renacimientos y reencarnaciones en varias formas de existencia. Se describe como una existencia llena de sufrimiento y miseria a la que, por tanto, merece la pena renunciar. El Saṃsāra está con todos los seres ya que el alma está atada al Karma desde siempre, sin ni siquiera un comienzo temporal.

El samsara en las religiones europeas primitivas[editar]

El samsara en las religiones europeas primitivas como el gnosticismo tal vez tiene su origen en la sabiduria mesopotamica y esta, a su vez de las influencias orientales védicas. En estas religiones el samsara era un ciclo de nacimiento-muerte que tenía un total de 106 vidas como ser humano y otras como vegetal o animal.Terminada la última vida como ser humano, el difunto era enjuiciado con anubis y los tribunales del karma en el cual si su Dharma sobrepasaba la balanza, se iba al cielo y si su karma era más abundante involucionaba en animal y luego en planta, y así sucesivamente hasta el ser más básico hasta que recomenzara la edad de oro. La obra más conocida acerca del tema esta en el libro Pisstis Sophia y otros pergaminos y papiros escritos en copto. NOTAS:En egipto en vez de Dharma se decía Maat (pluma de avestruz), alegorizando que la sutileza de sus obras debían ser muy livianas.

El saṃsāra en el budismo[editar]

Se corresponde con el sufrimiento, propio del mundo material, del que los seres humanos son los únicos seres reencarnados capaces de distanciarse, mediante la liberación, y, posteriormente, de separarse, mediante el nirvana. El tiempo necesario para liberarse del samsara depende de las prácticas espirituales y del karma acumulado en vidas anteriores.

El saṃsāra en el budismo theravāda[editar]

El saṃsāra en el budismo mahayana[editar]

Los budistas utilizan el término saṃsāra para referirse a uno de los cinco skandhas ('estratos', 'capítulos') que forman la personalidad humana.

Referencias[editar]

Véase también[editar]

Enlaces externos[editar]