Sagua la Grande

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sagua La Grande
Bandera de Sagua La Grande
Bandera
Escudo de Sagua La Grande
Escudo
País Flag of Cuba.svg Cuba
• Municipio Municipio de Sagua la Grande
Ubicación 22°48′31″N 80°04′16″O / 22.808611111111, -80.071111111111Coordenadas: 22°48′31″N 80°04′16″O / 22.808611111111, -80.071111111111
Fundación 8 de diciembre de 1812
Fundado por: Don Juan Caballero
Población 55.381[1] hab. (2009)
Gentilicio Sagüero[2]
Huso horario EST (UTC-5)
EST (UTC-4) en horario de verano.
Fiestas mayores 10 de octubre, 20 de mayo, 9 de abril
Patrona Inmaculada Concepción de María
Sitio web http://sagua-la-grande.tripod.com
[editar datos en Wikidata]

Sagua la Grande es una ciudad de la provincia de Villa Clara (antes Las Villas, Cuba), cercana a la costa norte de la isla, se encuentra situada en la llanura norte de Villa Clara y forma una amplia franja de terreno llano entre la sierra de Jumagua y el mar, atravesada por el río Sagua La Grande (o río Undoso), el cual le da nombre y es además el tercero más largo del país, antes de desembocar en el Atlántico por Isabela de Sagua.





Historia[editar]

La fundación oficial de la ciudad ocurrió el 8 de diciembre de 1812, aunque ya existía un asentamiento poblacional en este sitio desde finales del siglo XVII y algunos asentamientos de madereros en sus alrededores casi desde la conquista de América. Fue fundado por Don Juan Caballero.

En esta fecha, se construyó una pequeña ermita y se celebró la primera misa. A partir de ese entonces la población experimentó un rápido crecimiento y desarrollo. El 3 de junio de 1817 fue creada la Capitanía y en 1822 el Ayuntamiento.

Esta prosperidad condujo a su separación de Santa Clara con la creación de la primera Tenencia de Gobierno como cabecera de la nueva jurisdicción de Sagua La Grande y el otorgamiento del título de Villa de la Purísima Concepción de Sagua La Grande en 1866 por la reina Isabel II de España.

La ciudad no fue muy afectada por las guerras de Independencia, lo que condujo a un acelerado desarrollo económico en la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX, período en el que se construyeron elegantes edificaciones y obras públicas como el primer alcantarillado de Cuba (1853), uno de los primeros ferrocarriles de la Isla y el acueducto (1893). Este desarrollo condujo a que esta ciudad fuera a la delantera en muchos aspectos de la vida social y económica. Algunas de las primicias de Sagua La Grande fueron la construcción del primer buque de vapor cubano en 1849; la redacción del primer poema romántico en Cuba por Francisco Poveda y Armenteros; la publicación del primer periódico científico editado fuera de la capital cubana, "El eco científico de Las Villas" (1883), el desarrollo del primer movimiento reformista de alcance nacional para enfrentar la crisis económica de la década de 1880; la fundación del primer colegio laico de Cuba, "Luz y Verdad", en 1886 por Juan J. de Garay; la instalación de la primera red telefónica del centro de Cuba en 1892 (lo que la convirtió en la cuarta ciudad cubana dotada de telefonía); la constitución del primer partido político fundado al finalizar la dominación española, Partido Democrático Sagüero, el 14 de diciembre de 1898;y la fundación del primer centro de enseñanza preescolar en Cuba por Francisco P. Machado. Fui igualmente una de las primeras ciudades cubanas en disponer de energía eléctrica.

Este desarrollo continuó hasta la década de 1920 en la que se vio afectada por la crisis por la que atravesaba la nación. Aun así, en la década de los 1950 era una importante ciudad desde el punto de vista económico, concentrando gran parte de la industria del centro de Cuba. Durante la República era considerada la Segunda Ciudad Industrial de la Isla de Cuba.

En la actualidad la ciudad conserva el espíritu neoclásico de su planificación urbana y de su arquitectura en muy malas condiciones, con reducidas incursiones modernas en su centro histórico. Por estas razones, el centro histórico de Sagua la Grande fue declarado Monumento nacional el 6 de diciembre de 2011, en correspondencia con sus valores arquitectónicos y de conservación. En reunión efectuada en Matanzas la Comisión Nacional de Monumentos tituló el expediente presentado por la Oficina de Monumentos perteneciente a la Dirección Municipal de Cultura de la Villa del Undoso en alusión a una exhaustiva investigación y justificación de sus inmuebles. Fueron reconocidas 32 hectáreas con la condición de Monumento nacional, que se enmarcan entre las calles Máximo Gómez, Luz Caballero, Libertadores y Enrique J. Varona. Además, la resolución registra 12 hectáreas como zonas protegidas, las que integran el Mausoleo “José Luis Robau”, la antigua cárcel de la ciudad y la zona del río con sus edificios.Con la declaratoria del centro histórico de Sagua la Grande como Monumento nacional todos los inmuebles del área quedan protegidos por la ley.

Con un crecimiento demográfico muy lento y con tendencia a la longevidad, la ciudad cuenta en la actualidad con 78 756 habitantes (2008).

Se encuentra conectada al resto de las poblaciones de Cuba mediante carreteras y ferrocarriles, y es un centro económico regional que, aunque ha mermado mucho desde el año 1959, aún conserva parte de aquel desarrollo económico-social que tuvo durante la colonia y la época republicana.

El amplio y elegante edificio del instituto pre-Universitario construido durante la República, considerado entre los mejores de Las Villas, y que fuera el único del mundo en contar con un avión para realizar estudios por la cátedra de geografía, lamentablemente fue muy abandonado después de 1959 pero desde 2010 ha vuelto a albergar a esta prestigiosa institución de la enseñanza media.

Cuenta con instituciones de educación superior, como la Universidad Médica de Sagua La Grande así como otras sedes municipales universitarias, pedagógicas y politécnicas.

Deportes[editar]

Durante la República fue tierra de grandes atletas en el deporte profesional y después de 1959 también lo ha sido en el deporte aficionado.



De Sagua la Grande son los boxeadores profesionales: Kid Charol (1901-1909), quien participó en las películas del cine mudo "Puños, chárleston y besos" (1927) y "El 90" (1928); el mundialmente famoso Kid Gavilán (1926-2003); así como Kid Nacional, Black Pico, Roleaux Sagüero y Relámpago Sagüero, todos ellos dieron gran prestigio al boxeo cubano.

El deporte profesional desaparece en 1959 y solo se mantiene el deporte aficionado. Entre estos atletas de esta segunda mitad del siglo XX se destacan: José Gómez Pinto receptor del Equipo Azucareros, Víctor Mesa, jardinero central titular de la Selección de béisbol de Cuba /Selección Cubana de Béisbol durante las décadas de 1980 y 1990.

Personajes[editar]

Varias personalidades de la ciencia, la historia y el arte de Cuba nacieron en Sagua La Grande, algunas de ellas son conocidas internacionalmente.

Ciencia

Arte

Política

Otros

Investigaciones históricas[editar]

La historia general de Sagua la Grande se concentra en dos grandes investigaciones. La obra del historiador Antonio Miguel Alcover Beltrán (1875-1915), quien dejó la herencia de los acontecimientos relacionados con el siglo XIX, gracias a sus entrevistas personales a habitantes de la región; y actualmente Pedro Suárez Rojo (Tintín) que rescató todo el siglo XX y parte del XXI en su obra Tintín Collection que incluye periódicos, libros, fotos, películas y videos de todos los acontecimientos históricos de época referida: Archivo Sabaneque.



Recientes estudios del grupo de investigaciones Sabaneque y el Delta, han revelado una enorme cantidad de sitios arqueológicos precolombinos, que dibujan un poco la antigua geografía de Sagua.

Se sabe que el nombre de Sagua (Cagua) proviene de la pronunciación indígena que significaba "lugar de mucha agua" y la actual región de Villa Clara donde está ubicada no es más que el antiguo territorio indio Sabaneque que significa (llanura pequeña), que se extendía desde el río Sagua la Chica hacia el Oeste hasta los límites actuales de la provincia de Matanzas.

Por su parte Sabana, que significa (llanura grande), se localizaba desde el río Sagua La Chica hacia el Este hasta los límites de Camagüey, según los aportes actuales de la Colección Tintín, pues antiguamente los historiadores confundían a Sabana y Sabaneque como parte de un mismo territorio indio (que hubiese sido descomunalmente desproporcionado en relación al resto de las jurisdicciones indígenas). Los cronistas nunca hablaron de "Sabana o Sabaneque", sino más bien de dos zonas diferenciadas.

Posterior a la conquista española de Cuba, el nombre de Sabaneque fue substituido por el de Jurisdicción de Sagua la Grande, y el de Sabana por el de Jurisdicción de Remedios. En la actualidad ambos se han reducido a nivel de Municipio que pertenecen a la provincia Villa Clara.

El primer barrio que se conoce de esta antigua Jurisdicción es Carahatas, ya que en época tan lejana como 1512 durante la expedición de Pánfilo de Narváez, estuvo el padre Fray Bartolomé de las Casas y compartieron con los primeros habitantes sagüeros unos días de verdadero paraíso alimenticio y de descanso.

En 1975 el grupo espeleológico Sabaneque de Sagua la Grande descubrió el primer sitio arqueológico de toda la franja norte de la provincia de Las Villas y durante el mismo año se realizó la primera excavación. A partir de entonces se han descubierto decenas de sitios arqueológicos a lo largo de lo se conoció como juridicción y región de Sagua la Grande.

El estudio de la prehistoria de Sagua la Grande se ha complicado, luego de que durante investigaciones arqueológicas comenzaran a aparecer en sus alrededores unas enormes hachas de mano o bifaces (bifaz) que solo la antigua industria paleolítica produjo, por lo que los arqueólogos cubanos están en una verdadera encrucijada investigativa al no poder comprender cómo una comunidad tan primitiva pudo habitar en una isla de América.

Piratas, corsarios y filibusteros[editar]

También se registran algunos hechos y algunas leyendas sobre los primeros tiempos de la colonización, cuando piratas, corsarios filibusteros y bucaneros descubrieron en esta zona de Cuba un verdadero reducto geográfico hecho a su medida.



No existe región de Cuba más rica en leyendas de tesoros piratas que el norte de Las Villas, con centro en Sagua La Grande, donde se dice que muchos de los viejos bucaneros se retiraron para pasar su vejez y gastar sus fortunas acumuladas en pasadas aventuras marinas.

La enorme cantidad de leyendas regadas por las calles de Sagua quizá prueben esta afirmación y hagan de la Villa del Undoso una localidad cubana con mitología propia. La costa norte de Cuba, con su estratégica cayería de Sabana y Sabaneque -la cual alberga la asombrosa cifra de 2 517 cayos en la antigua ruta a Europa- fue refugio y domicilio de estos salteadores de los mares antillanos, a los cuales este tesoro geográfico les quedaba justo al borde de la ruta del oro a España.

Este constante tráfico o tentación flotante hizo que por aquí pasaran el inglés Francis Drake (“El Azote de Dios”)(1540-1596); el holandés Cornelius Jol (“Pie de Palo”)(1597-1641); el francés Jean David Nau (“El Olonés”)(1630-1671); el temible inglés Sir Henry Morgan (1635-1688); el cubano Diego Grillo (“El Mulato”, un pirata negro) (1558-1640); el corsario francés Jean Lafitte (1781-1826?), que en 1821 se retiró en Cayo Cristo, y los bucaneros holandeses Laurens de Graaf (“Lorencillo"), llamado así por su corta estatura, y su coterráneo Rock o Roche Brasiliano, entre los más conocidos.

Desde América hacia España viajaron unos 300 000 pesos-oro anuales entre 1492 y 1500. Desde el año 1500 hasta 1545 se trasladaron 3 millones de pesos-oro anuales. Desde 1545 a 1600, 11 millones de pesos-oro anuales. Desde 1600 a 1748, 25 millones de pesos-oro anuales; pero a partir de 1748 a 1754 la cifra se situó en 115 440 000 pesos-oro.

Antonio Miguel Alcover nunca quiso reconocer el origen pirata de Sagua La Grande, sin embargo otros afirman que lo cierto es, que la niebla de la leyenda ha quedado flotando en la Villa del Undoso, y que muchos autores se inspiran en ese “algo” que aquí sucedió; piratas, corsarios, galeones y tesoros son a veces sinónimos de esta interesante región para los autores e investigadores, aunque nunca lo puedan explicar.

La historia nacional cubana siempre nombra los grandes ataques de piratas a Santiago de Cuba, Puerto Príncipe, La Habana, etc, pero no menciona la enorme cantidad de peticiones de traslados de poblaciones villareñas, más hacia el sur debido a las desastrosas incursiones de piratas, como es el caso de Remedios, Caibarién, Quemado, Santa Clara, etc.

El tenebroso Olonés tuvo por un tiempo su cuartel general en Cayo Francés y el funesto Henry Morgan lo tuvo en Cayo Mosquito.

Son muchas las historias, anécdotas y leyendas que han quedado en la zona sobre los tesoros de Sabaneque.

Industria maderera (Época Colonial Primitiva)[editar]

Tras la época de la piratería (o paralelo a ella) Sagua La Grande entró en el período de los cortes de maderas; enormes y ricos bosques se conservaban intactos desde remotos tiempos y por la gran variedad se le llamó a esta región la costa de oro.


Muchas sociedades madereras se movieron por estas tierras durante los siglos XVII y XVIII, estableciéndose una y otra vez desde Granadillo al Este de Sagua, hasta Corralillo al Oeste.

Los cortes, como se les conocía, abastecían a los astilleros de La Habana y en algunas ocasiones hasta los propios astilleros y construcciones europeas; se conoce que toda la madera del Palacio-Monasterio de El Escorial de España, fue extraída de los antiguos bosques sagüeros.

A pesar de la poca historia rescatada sobre los primeros tiempos, se sabe que en 1590 el cabildo de Sancti Spíritus entregó en merced a Alonso de Cepeda, el Hato Sabana de Sagua, más tarde llamado Jumagua.

En el lugar actual existían rústicas viviendas fabricadas por los obreros de los cortes de madera, de las cuales había gran cantidad al tomar en 1762 los ingleses la ciudad de La Habana. Suspendidas las construcciones navales, la gente se dispersó hacia otros lugares.

Industria Azucarera (1820-1958)[editar]

Durante el siglo XIX contaba la región de Sagua La Grande con la asombrosa cifra de 170 ingenios azucareros que se beneficiaban de un ferrocarril muy ramificado y de un puerto marítimo muy importante que ya por esta época se encontraba entre los principales de Cuba.



Estos primeros ingenios se fueron demoliendo o fusionando en otros mayores a los que se llamaron centrales azucareros de los que Sagua tenía nada menos que quince. Sus nombres fueron:

  • Constancia
  • Corazón de Jesús
  • Macagua
  • María Antonia
  • Nazábal
  • Purio
  • Ramona
  • Resolución
  • Resulta
  • San Isidro
  • Santa Lutgarda
  • Santa Teresa
  • Ulacia
  • Unidad
  • Washington

Puerto de Sagua la Grande en el Barrio Isabela de Sagua[editar]

(22º 56.4’ LAT – 80º 00.8’ LON)

EL BARRIO MARITIMO DE SAGUA LA GRANDE

Algunos afirman que el barrio marítimo se fundó con el establecimiento del ferrocarril en 1857, hecho que contradecería el concepto de “Fundación Oficial” que se estableció para Sagua. Si acaso aceptáramos al ferrocarril como punto de partida, entonces, ¿Cual sería el día?, ¿El inicio de las obras el 19 de Marzo de 1856 o la inauguración el 31 de Enero de 1858?. En todo caso sería preferible aceptar como fecha oficial el día en que se aprueba el establecimiento de la Aduana en 1844 y se comienzan las exportaciones, haciéndose el Puerto funcional, aunque la oficina aduanal radicara en Sagua; pero como sucedió con los oscuros inicios de Sagua, ya Isabela o “La Boca” tenía mucha actividad desde mucho tiempo atrás de las estimadas “fundaciones”. Las grandes talas de bosques que se hacían desde siglos atrás en esta región tenían como único punto de salida hacia los astilleros de La Habana, a Isabela de Sagua que era llamada "La Boca" por esos tiempos.



En 1781 Don Juan Manuel Portocarrero compró los terrenos del Oeste de la desembocadura del río Sagua La Grande. A estos terrenos se les conocía como: Haciendas de “San Luis del Rosario”; San Juan de Dios” (a) “Las Congojas” o “Lagunas de Gusmán”, y mucho más atrás aún en el tiempo, los barcos entraban a recoger madera.La Iglesia se construye en 1885, cuando ya existían muchas casas, muelles, tiendas, astilleros y almacenes (Ver: ADUANAS, ALMACENES, ASTILLEROS) .En cuanto a su nombre, se manejan dos teorías;una lo explica teniendo en cuenta que Isabela puede relacionarse con el nombre de la reina Isabel;y la otra se deriva de la voz de los marinos que al llegar a este punto, desde el interior del Undoso, se tropezaban con los vientos marinos, por lo que gritaban: “Iza-vela”, pero quizás esto último sea un pretexto para olvidarse de España en una época tan conflictiva.

Una península ubicada junto a la desembocadura del río más grande de la costa norte de Cuba, no podía permanecer invisible desde los tiempos de la conquista. Existen muchos relatos y leyendas relacionadas con esta zona marítima de Sagua La Grande desde la época de los Corsarios y Piratas.

ARQUEOLOGIA COLONIAL Y LEYENDAS

Lo que no recoge la historia lo tiene que reconstruir la arqueología y lo cierto es que en la zona existe actividad casi desde los mismos principios de la Conquista española. En los Caletones de Cayo Cristo aparecieron unos cañones que tenían una inscripción con fecha de 1612 y que por sus características se dedujo que habían pertenecido a una embarcación pirata.

PRIMERA ACTIVIDAD MERCANTE

Se sabe que antes de 1844 (fecha en que oficialmente se nombra como: “Puerto” a La Boca, las goletas entraban por todo el río hasta la propia ciudad de Sagua (nombrada “El Embarcadero” por aquel entonces), y era aquí precisamente donde se concentraba la producción de toda la región para ser embarcada en los mercantes y recoger la carga importada. La actual calle Ribera (debajo del actual Puente El Triunfo) era el sitio donde se levantaban los muelles y almacenes para dicha actividad, y la actual calle Clara Barton era el camino antiguo que conducía a Santa Calra y al resto del país por el Oeste del río Sagua La Grande; este mismo camino atravesaba el río por el área de “La Chorrera” y continuaba hacia el Este del país, es decir que en este punto se encontraban las 4 vías de comunicación con el resto del país, era la intercepción de los caminos del comercio.

En el siglo XVIII y principios del XIX, Sagua aún no tenía Aduana por lo que cuando las goletas llegaban, el capitán (o un ayudante) tenía que tomar un caballo y viajar al lejano Santa Clara para poder poner sus papeles en orden, dificultad que se solucionó en 1844 al establecerse esta oficina en Sagua.

CALADO

En 1844 atracaban buques que soportaran los 12 pies de calado que tenían sus improvisados muelles y los más grandes fondeaban en La Poza de la Bahía y en La Boya (frente a Cayo Cristo).Con el tiempo se profundizó a 16 durante el Gobierno del gran amigo de los sagüeros Don José Miguel Gómez, hasta que con el nuevo canal descubierto por el Departamento de Hidrografía de Estados Unidos, se sitúa en 17 pies y medio.Los demás gobiernos de Grau, Prío y Batista llevan el calado oficial hasta los 25 pies.

PRIMEROS HOTELES

Según Rousset, existía en 1846 una casa, a la que le decían “El Hotel”, en el puerto de Sagua, construida por los señores Zayas y Abreu (que más tarde, en 1938, fue una tienda llamada “La República”, lo cual nos indica que en esa temprana fecha ya existía, al menos, cierto vestigio de masa social, pues un Hotel no se construyen en un desierto solitario.

PRIMEROS ASTILLEROS

Durante la primera mitad del siglo XIX los barcos que se usaban en el Puerto de Sagua La Grande eran traídos desde otros lugares de la Isla de Cuba pues aquí aun no se había levantado el primer astillero, aunque se habla de carpinterías en Sagua que sí hacían pequeños botes, chalanas y panaderas que eran usadas tanto en el río como en La Boca.

Alrededor del año 1852, Don Juan Miranda, isleño de Canarias, construye el primer Astillero o Varadero en Isabela, entre las avenidas # 8 y # 9 por el lado de la desembocadura del río Sagua La Grande el cual toma fama en muchos puertos de Cuba por la calidad de lanchas, botes y chalanas que allí se construían. Su competencia llegó unos años después cuando Don Luis Doreste construye el segundo, y según nos deja Don Antonio Morejón “un tercero fue construido por el Sr. Santos”.

PRIMERAS TIENDAS

La tienda Fernández y Cía fue la más antigua de Isabela de Sagua pues existía desde 1856 en La Punta siendo su primer dueño Don Fernando Fernández, más tarde adquirida por Alvaré y Co. que la trasladó a donde siempre se le conoció en el siglo XX. En 1919 fue adquirida por Manuel Fernández González y José Ramón Menéndez. Poseía un muelle particular con lanchas de motores, goletas de cabotaje de gran tonelaje, suministros de barcos por la costa, ferretería y víveres. Su ubicación final fue en la calle independencia # 47 (telf: 23) con víveres y ferretería, consignatarios de buques y agentes de la “Cristal”.

PRIMERA FARMACIA

La Farmacia “BENDOYRO Y HNO” se establece en Isabela de Sagua en los años 1910.

EL ACUEDUCTO

El acueducto hasta el puerto sagüero se construye el 10 de Marzo de 1952 gracias a las gestiones del Representante a la Cámara por Sagua Sr Rafael del Busto Padín con el Presidente Sr. Carlos Prío Socarrás

Industria y Comercio (Época Republicana)[editar]

La categoría de Ciudad Industrial la fue adquiriendo durante la República y ya en 1958 estaba consideranda "Segunda Ciudad Industrial" después de La Habana debido no solo a la cantidad de talleres, fábricas e industrias si no a la importancia mundial de las mismas.

Se destacan entre otras: Fundición Macfarlane Distribuía piezas para todos los Ingenios Azucareros de América. Rodeada esta Gran Fundición por otras menores como la Fundición "Maribona y Cia", "Mora y Celaya", Destilería El Infierno Distribuía sus alcoholes a todo el planeta, y el famoso perfume Guarlain se surtía de esta industra ; Electroquímica El Caribe Elaboraba productos químicos básicos para otras fábricas; LLACAR Fábrica de carretas para uso en la industria azucarera que por primera vez puso gomas de autos (caucho) a sus carruajes. La marca era muy solicitada en todo el Caribe; Taller de Maderas ; Fábrica de Curtidos ; Fábrica de Licores ; Fábrica de Helados ; Fábrica de Jabones ; Fábrica de Perfumes "Vivero-Fraga" ; Fábrica de Tabacos, que eran las siguientes : Castellón y Mill, Herrera y Artigas; Fábrica de Refrescos "Martínez & Comp" (Shampán Sport); Fábrica de Cemento ; Fábrica de Dulces "Genaro Sánchez) Imprenta "Pompilio Montero" ; Imprenta "Enrique Leiva" ; Imprenta "Palacio y Estrada" ; Marmolería "Bacallao" ; Fábrica de Ornamentos "CUE" ;Fábrica de Mosaicos ; Cantera de Jumagua ; Calera de Jumagua ; Fábrica de Hielo "Roselló y Hnos ; Fábrica de Hielo "Pino y Cía ; Fábrica de Sal (salina) ; Tenería "La Aurora" ; Embotelladora "Amaro", etc...

Poblamiento[editar]

En 1792 existía en Sagua una vega de tabaco propiedad de Juan López Solén quien, además había levantado una casa, y en 1796 había un almacén de sal. El señor Domingo Antonio Caballero, asociado con Juan Caballero, Antonio José Díaz y José Vela, compraron una vega de tabaco a su propietario y haciéndose necesario organizar a la población naciente, Juan Caballero decide fundar oficialmente la ciudad en 1812 mediante el consiguiente reparto de solares.

Así tuvo Sagua un centro de reunión. Alrededor de él, bajo el impulso de los Caballero, la protección del Marqués de San Felipe y otros propietarios de haciendas, vino la instalación de dos pequeños ingenios, y con la fertilidad probada de aquellos terrenos, comenzó la afluencia de nuevos habitantes.

En 1816 el capitán general Cienfuegos creó la capitanía pedánea y en 1817 la capilla quedaba transformada en ermita de tabla y teja.

En 1822 se creó su ayuntamiento, y en 1823 un incendio destruyó la población naciente, lo cual sirvió de estímulo para recomenzar de nuevo y con mejores materiales.

En 1827 Sagua, según datos oficiales, constaba de 81 nuevas viviendas, de las cuales 8 de mampostería y su población ascendía a 463 vecinos.

En 1829 se trasladó a Sagua la ayudantía de Marina establecida en Villa Clara, y en 1830 surgió la primera de las escuelas de Sagua, cuyos gastos costeaba el vecindario.

Crisis de los misiles octubre 1962[editar]

Vista aérea de la instalación de misiles en Sagua la Grande.

Durante la histórica "Crisis de Octubre de 1962", Sagua la Grande fue una de las regiones que se escogió para almacenar los misiles nucleares que los soviéticos intentaban emplazar apuntando a los Estados Unidos de América..

Enlaces externos[editar]

Sitios Web

Primeros blogs


Video-canales

Revistas

Facebook

LIBROS: Enciclopedia Histórica de Sagua la Grande Tomo 1- Mitos, Leyendas y Curiosidades.

Tomo 2- Huracanes e Inundaciones. Tomo 3- Mogotes de Jumagua y sus alrededores

Referencias[editar]

  1. «Anuario Estadístico de Cuba 2008 (Edición 2009)» (en español). Consultado el 30 de marzo de 2011.
  2. Real Academia Española. . Diccionario panhispánico de dudas. Consultado el 30 de marzo de 2011.