Sage (cómic)

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Sage
Primera aparición Uncanny X-Men vol. 1 # 132 1980
Marvel Comics
Creador(es)
Información
Nombre original Tessa (Apellído desconocído)
Alias
  • Britannia
  • Diana Fox
Color de pelo Negro
Color de ojos Azules
Especialidad
Afiliaciones actuales Exiles
Afiliaciones anteriores Excalibur
Estatus actual Inactiva

Sage (Tessa) es una superheroína perteneciente al Universo Marvel, creada por por Chris Claremont y John Byrne. Fue miembro de los X-Men y del Club Fuego Infernal. Apareció por primera vez en Uncanny X-Men vol.1 # 132 (1980).


Historia[editar]

Orígen[editar]

El país de origen de Sage, así como su origen exacto permanecen sin revelarse, pero ella dice haber venido de una región devastada por la guerra. En el momento en que alcanzó la edad adulta, ella vivió en Afganistán. Aunque ella intentó mantenerse al margen de los conflictos entre los rebeldes y el gobierno, tuvo que utilizar sus armas de fuego en contra de cualquier amenaza. Un día, ella sintió una llamada a una cueva mientras era perseguida por los lugareños. Oyó una voz en su cabeza que la guió a lo más profundo de la caverna, donde se encontró con Charles Xavier, que estaba atrapado debajo de un montón de escombros. Sus piernas habían sido aplastadas durante su batalla con el extranjero de Lucifer. Xavier sintió que Sage era una mutante, y le explicó lo que significaban sus habilidades. Sage ayudó a Xavier y trató de llevarlo a un hospital, pero durante su viaje por la montaña se encontraron con un convoy de las Naciones Unidas que había sido brutalmente atacado por unos ladrones. Sage exigió venganza en su nombre y mató a los ladrones, aunque ella misma se despreció por ser tan brutal.[1]


Club Fuego Infernal[editar]

Años más tarde, Sage se reencontró con Xavier, en los tiempos en los que él formó al equipo original de X-Men. En lugar de ser elegida para la primera clase de X-Men, fue enviada a espiar al Club Fuego Infernal. Xavier la envió principalmente para vigilar a Sebastian Shaw. Mientras trabajaba allí (conocida entonces solo como Tessa), se encontró con Psylocke y Jean Grey, así como con Emma Frost, que en este momento era la Reina Blanca del Club. Ella previno con éxito a Psylocke de mantenerse lejos del Club Fuego Infernal.[2] Sage sintió remordimientos al ser incapaz de evitar la corrupción de Jean en la Reina Negra. Esta transformación fue un factor clave en la creación de Fénix Oscura.

En algún momento durante el tiempo en que Sage estuvo con el Club del Fuego Infernal, Shaw y Emma Frost se atrevieron a invitar al hombre conocido como Elias Bogan. A pesar de que no poseía un rango oficial en el Círculo Interno del Club, la telepatía de Bogan lo convirtió en uno de los miembros más importantes y poderosos del Club. Su patrocinio garantizaría el éxito en la organización. Los términos se decidieron en un juego de póker que fue manipulado por Sage para que Bogan perdiera. Por ello Bogan acumuló un profundo rencor hacia ella. Durante los conflictos de los X-Men con el Club Fuego Infernal, Sage mantiene principalmente un papel de fondo y se ve unicamente como asistente de Shaw, eso si, extraordinariamente inteligente. Su papel se incrementa, cuando ella y Xavier son secuestrados por Donald Pierce, miembro renegado del Club. La interacción entre los dos fue frío y en apariencia antagónica Los dos son rescatados por el equipo naciente de Nuevos Mutantes.[3] La próxima aparición importante de Sage con los estudiantes de Xavier ocurre meses después, cuando los X-Men y el Club Fuego Infernal estaban cazando a Rachel Summers después de su intento de asesinato contra Selene, la Reina Negra. En medio de su lucha, ambos equipos fueron tomados por sorpresa por Nimrod, un robot cazador de mutantes del futuro. Reconociendo la amenaza inmediata, los dos grupos se unieron y fueron capaces de dañar severamente al Nimrod. Los X-Men y el Club sufrieron grandes pérdidas y se ven obligados a huir de la escena rápidamente.[4] Sage ofreció a Tormenta una alianza temporal de los X-Men con el Club, que más tarde dio lugar a que Magneto y Tormenta en forma conjunta aceptaran los roles de Rey Blanco en el Círculo Interno.

Después del Club[editar]

Magneto poco a poco tuvo una participación más activa con el Club Fuego Infernal después de la supuesta muerte de los X-Men en Dallas. Las tensiones entre Magneto y Sebastián Shaw fueron creciendo hasta que, finalmente, Magneto destituye a Shaw del grupo. A pesar de esto, Sage se quedó con el Club Fuego Infernal, aunque después de su partida, su papel disminuye. Poco después, los Upstarts iniciaron la cacería de los líderes mutantes, comenzando con los líderes actuales y anteriores del Círculo Interno del Club. Shinobi Shaw aparentemente asesina a su padre, Sebastián, y Emma Frost, cae en estado de coma. Sage continúa sirviendo como ayudante de Shinobi, y comenzó a utilizar sus habilidades telepáticas de manera más abierta.[5] No obstante, poco después ambos dejan de trabajar juntos.

Sebastian Shaw regresó después de un largo período de recuperación con el mutante extradimensional Holocausto a su lado. El buscó ayuda para controlar a este poderoso mutante, por lo que vuelve a llamar a Sage a su servicio. Sus habilidades telepáticas menores son capaces de mantener bajo control a Holocausto. Los dos perdieron el control sobre Holocausto, cuando Onslaught decide utilizarlo para sus propios fines. Más tarde, Selene y su nueva esclava, Madelyne Pryor, se unen a Shaw para recuperar su papel en el Club Fuego Infernal. Sospechando acerca de Pryor, Sage intenta sondearla telepáticamente mientras está durmiendo. Sin quererlo despertó en Madelyne los recuerdos de su trágica vida y casi mata a Sage.

X-Treme X-Men[editar]

A pesar de que habían pasado años desde que Sage se burló de él, Elias Bogan la secuestro y dominó mentalmente. Esta posesión dejó de forma permanente unas cicatrices debajo de sus ojos. Los X-Men tomaron conciencia de la difícil situación de Sage, y Tormenta la rescata. En agradecimiento, Sage se queda con los X-Men, en calidad de apoyo. Con los X-Men, Sage actúa como una computadora viviente, capaz de recordar todo lo que ve y oye, y proporcionar análisis. [6]

Después de que los X-Men descubren los diarios proféticos de Destiny, Tormenta forma un grupo que sale de la Mansión X para encontrar los volúmenes que faltan. Sage es uno de sus primeras reclutas. Mientras que el equipo X-Treme X-Men principalmente hizo uso de sus habilidades analíticas, su poder mutante de "activar" a otros mutantes, fueron cruciales para salvar la vida de Bestia, y darle su forma felina actual;[7] permitió a Rogue controlar sus poderes de forma temporal; la restauración de los poderes de Gambito, y el desbloqueo de los latentes poderes de teletransportación de Slipstream. Durante este período formó una sólida relación de trabajo con Bishop en la resolución de casos especiales, sobre todo cuando los dos volvieron brevemente a la Mansión X para ayudar a investigar el intento de asesinato contra Emma Frost.[8]

Después de que las profecías de los diarios se determina, (aparentemente) como no válidas, el grupo se mantiene separado del equipo principal de X-Men, debido a las diferencias en la filosofía con Xavier. Las peticiones de Tormenta a varios gobiernos del mundo para el reconocimiento oficial como una unidad mutante para la actividad policial mutante, se ven cristalizadas. Su unidad ahora fue conocida como X-Tremas Sanciones Ejecutivas (X-S.E.), y Sage se convierte en una de sus oficiales. La X.S.E. finalmente regresará a la Mansión X. La estancia de Sage con el equipo se terminó abruptamente cuando ella volvió a unirse al Club Fuego Infernal para mantener vigilado a Sunspot, que se había convertido en el nuevo Señor Imperial, y de esta forma, asegurarse de que no fuera corrompido por Sebastián Shaw.[9]

Nuevo Excalibur[editar]

Por razones todavía desconocidas, Sage abandonó a Mancha solar y viajó a Inglaterra para unir fuerzas con el recién reformado Excalibur.[10] Ella les ayuda en varias misiones, como la lucha contra el Rey Sombra y el retorno a la antigua Camelot. En un uso más útil de sus habilidades psíquicas, Sage es vital para que su compañera de equipo, Nocturna se recupere de un derrame cerebral.[11]


Para obtener más información sobre un enemigo nuevo y misterioso, Albion, y frustrar su intento de conquistar Gran Bretaña, Sage creó la identidad secreta de "Diana Fox". Este personaje parece estar totalmente dedicado a Albion y sus objetivos. Sin embargo, esto molesta a sus compañeros de equipo.[12] Los temores de Sage se revelan cuando Diana Fox toma el control absoluto y Sage se convierte en incondicional de Albión. Una confrontación directa con sus compañeros de equipo, ayudó a reafirmar la personalidad original de Sage. Ella finalmente derrota a Albion.


Nuevos Exiles[editar]

Inmediatamente después de la derrota de Albion, una fiesta se celebra en honor de la espada Excalibur. Mientras que el equipo disfruta de la fiesta, Sage se siente culpable por sus acciones. El evento es interrumpido abruptamente por Psylocke y su equipo extradimensional, los Exiles . Luego, todos son atacados por Rouge-Mort y arrastrados a una batalla por la seguridad del Omniverso, en contra de un psicótico Merlin. El equipo derrota a Merlín, pero antes, este se las arregla para matar a los gitanos. Antes de su muerte, Roma se las arregla para transmitir todo su conocimiento sobre el Omniverso en la mente de Sage, lo que la hizo sentirse abrumada, y temerosa por su salud mental.[13] Temerosa de lo que pasaría si alguien en la Tierra cada vez adquiriera el conocimiento que ahora poseía, Sage se une a los Exiles.[14] Eventualmente, Sage sufre de alucinaciones, que se mezclan con sus recuerdos y la información transmitida por Roma. Además, "Diana Fox" , su alter-ego, ha reaparecido y está tratando de tomar control de nuevo. Finalmente Sage termina sucumbiendo al cansancio por tratar de controlar sus desordenes mentales. Los fantasmas de la mente de Sage se liberan de su prisión mental. Sage decide enfrentarse a ellos y a Diana Fox de una vez por todas. Sage y Diana luchan entre sí, pero deciden agruparse frente a una amenaza mayor: el retorno de Merlín. Durante la batallas, Sage y Diana obtuvieron una mejor comprensión la una de la otra y sus motivos. Merlín casi mata a Sage. Sabiendo que ella nunca podría encontrar las respuestas de la misma forma de Sage para evitar el colapso del Omniverso, Diana decide sacrificarse para revivir Sage para el bien común. Sage reabsorbe a Diana y destruye la versión malvada de Merlín. Sage luego sigue sus instintos y se funde con el Palacio de Cristal, un acto para que se estabilice el Omniiverso.[15] Sage fue vista por última vez en el Palacio de Cristal. Sin embargo, ella parece haber sido absorbida de forma permanente y cayó en estado de coma junto a su equipo de Exiles. Si ella puede ser revivida, separada del Palacio, o si volverá a la Tierra, permanece en el misterio.[16]

Regreso[editar]

Recientemente Sage reapareció. Bajo circunstancias misteriosas, se le vio de nuevo, ayudando a Dazzler y a un Wolverine de una realidad alterna a rescatar a una versión infantil de Nightcrawler. Las circunstancias de su retorno permanecen sin revelarse.[17]


Poderes y habilidades[editar]

Sage es una mutante con increíbles capacidades intelectuales avanzadas: su mente trabaja en la misma forma que un ordenador con capacidad de almacenamiento ilimitada, sólo que mucho más rápido. Ella es capaz de realizar varias funciones mentales a la vez sin perder de vista ninguna de ellas. Su mente le permite recuperar instantáneamente la información específica con increíble velocidad y precisión. Ella es capaz de almacenar todo lo que ella experimenta en una memoria fotográfica y recuperarla inmediatamente. La velocidad de sus pensamientos aumenta su capacidad analítica a fin de que ella es capaz de tomar decisiones rápidas sobre su entorno y crear escenarios complejos a alta velocidad. Sage también es capaz de rastrear la probabilidad de un evento juntando los datos almacenados, y es capaz de realizar múltiples tareas a la vez mediante la asignación de una porción de su cerebro para cada tarea. Sage puede usar su mente para reproducir una película, jugar una partida de ajedrez por Internet, y centrarse en luchar contra un oponente al mismo tiempo.

Sage también es capaz de "ver" el código genético de una persona. Y después de analizar el ADN de otro mutante sobrehumano, Sage es capaz de evolucionar de forma selectiva sus rasgos genéticos existentes, así como catalizar el potencial sin explotar de mutantes latentes. Una vez iniciado, el procedimiento es irreversible y, a menudo puede resultar en efectos secundarios imprevisibles (véase el caso de la Bestia). Sage cuenta con un grado de telepatía que le permite la capacidad de comunicarse con los demás en distancias cortas, crear ilusiones y liberar una forma astral dentro de un rango limitado. . Sage es una experta en las artes marciales. Después de su fusión con la casa de los Exiles, la Panoptichron antigua (también conocido como el "Palacio de Cristal"), Sage ha tenido acceso a todas sus funciones. Ella puede proyectar su imagen como un holograma, así como un cuerpo sólido. Ella posee la conciencia con el medio ambiente del Palacio, y puede teletransportar objetos y los seres vivientes de cualquier lugar del Omniverso.


Apariciones en otros medios[editar]

Novela[editar]

En la versión novelizada de X-Men: The Last Stand Sage es una nueva estudiante en la Mansión X entrenada por Wolverine, junto con Bala de Cañón, Danielle Moonstar, y Gambito.

Referencias[editar]

  1. X-Treme X-Men # 40-45
  2. X-Treme X-Men # 3
  3. Marvel Graphic Novel # 4
  4. Uncanny X-Men vol. 1 # 207-208
  5. X-Men vol. 1 # 29
  6. X-Men vol. 1 # 101
  7. X-treme X-Men # 3
  8. X-Men vol. 1 # 39-42
  9. Uncanny X-Men vol. 1 # 452-452
  10. New Excalibur # 6-7
  11. New Excalibur # 16-17
  12. New Excalibur # 19
  13. X-Men: Die by the Sword # 1-5
  14. New Exiles # 1
  15. New Exiles # 13-18
  16. Exiles vol. 3 # 6
  17. X-Treme X-Men vol. 2 # 6-7

Enlaces externos[editar]