Síndrome de taquicardia ortostática postural

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Disfunción autonómica
Clasificación y recursos externos
CIE-9 337.8
MeSH D054972
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (por sus siglas en inglés POTS, o también síndrome de taquicardia postural, PoTS) es una condición de disautonomía,[1] Más específicamente, de intolerancia ortostática, en la que un cambio desde la posición supina a una posición vertical provoca un gran y anormal aumento en la frecuencia cardíaca, llamado taquicardia. Varios estudios muestran una disminución del flujo sanguíneo cerebral con sistólica y diastólica del flujo sanguíneo cerebral (CBF), disminuyendo su velocidad en un 44% y 60% respectivamente.[2] Los pacientes con POTS tienen problemas para mantener la homeostasis al estar parados de pie durante cierto tiempo. A veces también ocurre al cambiar de posición, por ejemplo pasando de una silla a otra, o al intentar alcanzar algo por encima de sus cabezas. Algunos pacientes también experimentan síntomas incluso mientras están acostados.

Los síntomas se presentan en diversos grados de severidad según el paciente. POTS pueden ser muy debilitante. Algunas personas son incapaces de asistir a la escuela o al trabajo, y los casos especialmente graves pueden incapacitar completamente al paciente.

Síntomas[editar]

El principal síntoma de POTS es un aumento de la frecuencia cardíaca de más de 30 latidos por minuto estando en posición vertical (de pie), o una frecuencia cardíaca mayor de 120 latidos por minuto dentro de los 12 minutos de la inclinación con la cabeza erguida.

Esta respuesta taquicárdica está a veces acompañada por una disminución de la presión arterial (bajada de tensión) y una amplia variedad de síntomas asociados con la hipotensión:[3]

Por la hipoperfusión de los tejidos y órganos en la parte superior del cuerpo, se cree que también pueden aparecer estos síntomas:

La disfunción autonómica puede causar también problemas gastrointestinales:

La hipoperfusión cerebral puede causar los siguientes problemas cognitivos y emotivos:

  • Neblina mental
  • Burnout (Desgaste)
  • Disminución en la resitencia mental
  • Depresión
  • Dificultad para encontrar las palabras correctas
  • Disminución en la concentración
  • Trastorno del sueño

Niveles inadecuados de epinefrina y norepinefrina dan lugar a síntomas parecidos a la ansiedad:

Los síntomas del Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática coinciden en muchos aspectos con los del trastorno de ansiedad generalizada, y no es infrecuente que a los pacientes se les diagnostique erróneamente un trastorno de ansiedad o depresión.

No obstante, cabe destacar que la inactividad prolongada por cualquier causa, especialmente el pasar mucho tiempo en posición supina (decúbito), dará lugar a una disminución en el reflejo ortostático habitual. En otras palabras, la inactividad crónica asumiendo frecuentemente la posición supina, dará lugar a los signos característicos de este síndrome. Esto plantea la cuestión de si, en algunos casos, POTS es en realidad un epifenómeno, y es el resultado de la inactividad prolongada. Dado que muchos pacientes de POTS se sienten obligados a permanecer en posición supina, el potencial de un círculo vicioso es evidente.

Las condiciones asociadas[editar]

  • POTS se acompaña frecuentemente de síncope vasovagal, también llamado "síncope neurocardiogénico"(NCS). El síncope vasovagal es un reflejo de desmayo debido a una profunda bajada en la presión arterial. La disfunción autonómica que se produce con estos trastornos hace que la sangre se acumule de manera inadecuada en la parte inferior del cuerpo y extremidades, lejos del corazón, los pulmones y el cerebro. La combinación del flujo de sangre mal dirigido e hipotensión provocará el síncope. La taquicardia asociada con POTS puede ser una respuesta cardiaca para restaurar la perfusión cerebral.
  • POTS puede ser una causa de síndrome de fatiga crónica en los pacientes que presentan signos de intolerancia ortostática. El tratamiento de POTS puede mejorar en gran medida o incluso eliminar la fatiga incapacitante para estos pacientes.
  • Algunos pacientes con fibromialgia se quejan de síntomas relacionados con la disautonomía. El tratamiento de estos pacientes para POTS a menudo mejora el dolor miofascial y neuropático.
  • La disfunción autonómica es la causa más probable del síndrome de intestino irritable en muchos pacientes también.
  • Los pacientes con síndrome de Ehlers-Danlos también pueden tener POTS. La hiperlaxitud articular es una característica del subtipo más común del síndrome de Ehlers-Danlos.
  • Algunos pacientes con POTS experimentan síntomas asociados con el síndrome de las piernas inquietas. El tratamiento de POTS también debería aliviar estos síntomas.
  • Algunas conclusiones se asocian con hiperlaxitud.
  • Un pequeño porcentaje de casos pediátricos de POTS se han asociado con pérdida de memoria moderada a severa.[6]

Causas[editar]

Las causas del Síndrome de Taquicardia Ortostática Postural no son todavía plenamente conocidas. La mayoría de los pacientes desarrollan los síntomas en la adolescencia, y puede aparecer una mejoría gradual en los siguientes 3-5 años. Otros desarrollan el síndrome después de una infección viral o bacterial como la mononucleosis o una neumonia. Otras personas lo desarrollan después de sufrir algún trauma, como un accidente de automóvil u otra lesión. Las mujeres a veces desarrollan síntomas durante o después del embarazo. Estas pacientes en general tienen una prognosis menos optimista.

En una prueba clínica, un 12.5% de 152 pacientes con el síndrome reportaron una historia familiar de intolerancia ortostática, sugiriendo que puede haber una asociación genética.

Tratamiento[editar]

La mayoría de los pacientes responden a algún tipo de tratamiento. Cambios de dieta en particular, beber grandes cantidades de agua, aumentar la cantidad de sal en las comidas, y evitar condiciones que empeoren los síntomas, como estar de pie o exponerse a temperaturas ambientales altas, es algo importante para todos los pacientes. Muchas personas se benefician también de la adición de otros tratamientos, como ciertos medicamentos.

Cambios en la dieta y estilo de vida[editar]

Beber más agua mejora los síntomas de casi todos los pacientes, por lo que es recomendable beber almenos 64 onzas (dos litros) de agua al día. Se ha demostrado que el alcohol exacerba drásticamente todos los tipos de intolerancia ortostática debido a sus propiedades de vasodilatación y deshidratación, además de sus efectos adversos, que interactúan de manera desfavorable con muchos de los medicamentos prescritos para pacientes del síndrome, por lo que debería ser evitado. Las comidas pequeñas y frecuentes pueden reducir los síntomas gastrointestinales asociados con el síndrome, al exigir el desvío de menos sangre al abdomen.

El aumento de la ingesta de sal, añadir sal a la comida, tomar tabletas de sal o bebidas deportivas con electrolitos es un tratamiento que se utiliza a menudo; es una forma eficaz de aumentar la presión arterial en muchos pacientes con hipotensión ortostática, ya que ayuda al cuerpo a retener agua y por lo tanto a la expansión del volumen sanguíneo. Diferentes médicos recomiendan diferentes cantidades de sodio a sus pacientes. [35] [39] Las comidas abundantes, especialmente ricas en hidratos de carbono, pueden causar una reducción en la presión arterial y exacerbar los síntomas en los pacientes, por lo que no son recomendables. [40] La cafeina ayuda a algunos pacientes por sus propiedades estimulantes. A otros, sin embargo, puede empeorarles la condición. Inclinar la cama en un ángulo de 30º puede también ayudar a aliviar los síntomas.

La fisioterapia y el ejercicio[editar]

El ejercicio es muy importante para mantener la fuerza muscular y evitar el deterioro físico. Aunque muchos pacientes reportan grandes dificultades para el ejercicio físico, es importante para controlar los síntomas y, con el tiempo, mejorar la condición. [41] Los ejercicios que mejoran la musculación de las piernas, muslos y abdomen pueden ayudar en la mejora del bombeamiento sanguíneo y, por lo tanto, la prevención de la acumulación de sangre en las extremidades inferiores y el abdomen. El ejercicio aeróbico suave durante 20 minutos al día, tres veces a la semana, es recomendable para los pacientes que puedan tolerarlo. [39] Ciertas modalidades de ejercicio pueden ser más facilmente tolerables, como la bicicleta estática o la natación. Sin embargo, el ejercicio moderado en posición vertical puede beneficiar a los paciented a través de la formación ortostática. Todos los programas de ejercicios deben comenzar con ejercicios de baja intensidad durante un período corto de tiempo, y aumentar lentamente.

Medicamentos[editar]

Esta sección necesita referencias adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes confiables. Material de referencias puede ser impugnado y eliminado. (Mayo de 2013)

Diversas clases de medicamentos proporcionan cierto control y alivio sobre los síntomas del Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática. Los tratamientos deben ser cuidadosamente analizados debido a la sensibilidad a la medicación a menudo asociada con pacientes, además cada uno responderá a las diferentes terapias de diferentes maneras. [Cita requerida]

La Fludrocortisona o Florinef es generalmente uno de los fármacos más usados para el alivio sintomático. Se trata de un corticoide mineral utilizado para aumentar la retención de sodio, y por lo tanto, incrementar el volumen sanguíneo y la presión arterial. Un aumento en la ingesta de sodio y agua debe coincidir con la terapia de fludrocortisona para un tratamiento eficaz. [Cita requerida]

Los Beta-bloqueadores como atenolol, metoprolol y propranolol a menudo se prescriben para tratar el Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática. Estos medicamentos reducen el ritmo cardíaco elevado (taquicardia) que experimental los pacientes. Hacen que el corazón sea más eficiente al aumentar el tiempo de permanencia en la diástole, con lo que permite más tiempo para que el ventrículo izquierdo se llene de sangre. Sin embargo, los betabloqueadores son una espada de doble filo, debido a que también inhiben la liberación de renina desde el aparato yuxtaglomerular en los riñones. Esto disminuye la cantidad de aldosterona circulante, lo que disminuirá el volumen de sangre debido al aumento de la excreción de sodio. Dicho esto, los betabloqueadores son los algunos de los fármacos más usados para tratar este síndrome, y con frecuencia son útiles debido a su capacidad para mitigar algunos de los síntomas más angustiantes (taquicardia refleja, por ejemplo). Desafortunadamente, en algunos casos también disminuyen la presión arterial (PA) al disminuir la frecuencia cardíaca y la contractilidad miocárdica. Este descenso de la PA puede ser compensado por otra medicación común, midodrina. Algunos betabloqueadores, como acebutolol y pindolol, tienen actividad simpaticomimética intrínseca (ISA). Esto significa básicamente que son agonistas parciales. Ellos actuarán como antagonistas (bloqueadores beta regulares) en presencia de exceso de norepinefrina endógena, pero en realidad activan los receptores beta cuando el tono simpático es bajo. Estas características podrían ser útiles en algunos pacientes del síndrome (no la variedad hiperadrenérgico) por el hecho de que ellos no causan tanta disminución en la frecuencia cardíaca o de la presión arterial en reposo. Pero tendrían definitivamente bloquear el aumento de catecolaminas que asalta a estos pacientes durante el ortostatismo. [Cita requerida]

Midodrina (Proamatine), ha sido aprobado por los EE.UU. Food and Drug Administration (FDA) para el tratamiento de la hipotensión ortostática, que es uno de los signos / síntomas característicos del Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática. Es un estimulante del SNC que no causa vasoconstricción y de este modo aumenta la presión arterial y permite que más sangre para regresar a las partes superiores del cuerpo. El uso de midodrina a veces se suspende debido a efectos secundarios (sarpullidos de piel, picazón del cuero cabelludo), y se sabe que causa hipertensión supina (presión arterial alta al acostarse). Algunos médicos prefieren empezar el uso de midodrina en los pacientes sin el uso concomitante de bloqueadores beta, y luego añadirlos una vez que la dosis de midodrina se ha ajustado correctamente. Esto le da tiempo a la midodrina a que comience a subir la presión arterial del paciente, que a menudo ayuda a evitar la hipotensión, que es un efecto secundario común de los bloqueadores beta. Obviamente la reducción de la presión arterial de un paciente exacerbaría cualquier hipotensión ortostática existente o empeorararía la intolerancia ortostática. Adicionalmente, las acciones vasoconstrictoras de la midodrina pueden desencadenar una bradicardia refleja, por lo tanto, lo mejor es ver cómo el corazón de una persona se ve afectada por la droga antes de dar un betabloqueante que disminuirá aún más el ritmo cardíaco. [Cita requerida]

Los antidepresivos, los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina en especial (ISRS), como fluoxetina (Prozac), sertralina (Zoloft), citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), y paroxetina (Paxil), pueden ser muy eficaces en la re-regulación del sistema nervioso autónomo y el aumento de la presión arterial. Algunos estudios indican que los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y norepinefrina (IRSN), como venlafaxina (Effexor) y duloxetina (Cymbalta) son aún más eficaces. Los antidepresivos tricíclicos, antidepresivos tricíclicos e inhibidores de la monoamino oxidasa son recetados en raras ocasiones. Una combinación de dos antidepresivos, por lo general un ISRS o IRSN con bupropión (Wellbutrin) o mirtazapina (Remeron), también ha demostrado ser muy eficaz. [Cita requerida]

Los medicamentos usados ​​para tratar el trastorno por déficit de atención y desorden de hiperactividad de déficit de atención, tales como el metilfenidato (Ritalin) y Adderall aumentan efectivamente la norepinefrina y los niveles de dopamina, lo que aumenta la vasoconstricción y la presión arterial.

Recientemente, se ha informado que también sea eficaz el Modafinil -. Especialmente para la fatiga [42] [43] En algunos casos, cuando el aumento de líquidos por vía oral y la ingesta de sal no son suficiente, la solución salina por vía intravenosa se ​​utiliza para ayudar a aumentar el volumen de sangre, ya que muchos pacientes sufren de hipovolemia. [16] [44] El aumento de volumen de sangre puede disminuir los síntomas causados o agravados por bajo volumen de sangre, tales como taquicardia, presión arterial baja, fatiga y síncope. La solución salina se puede administrar en una sala de urgencias en hospitales, de una forma regular en un centro médico, o en casa con la ayuda de una enfermera de atención domiciliaria. Muchos pacientes reportan una profunda mejoría en sus síntomas (aunque de corta duración) tras una dosis de solución salina intravenosa.

En el Reino Unido, la ivabradina se ha utilizado para tratar a pacientes síntomaticos con buenos resultados. [45] [46] Ivabradina actúa reduciendo el ritmo cardíaco en un mecanismo diferente a la de los bloqueadores beta y los bloqueadores de los canales de calcio, dos fármacos antianginosos comúnmente prescritos . Se clasifica como un agente cardiotónico. Se planean ensayos para otras posibles terapias novedosas.. [47]

Recientemente se ha convertido en una creencia popular de que la marihuana médica puede tener efectos positivos sobre los pacientes de POTS. Sin embargo, hay poca evidencia que apoya su eficacia, y los componentes activos de la marihuana se asocian a menudo con la hipotensión postural.

Hay informes anecdóticos de los beneficios que se derivan de extracto de semilla de Castaño de Indias (escina), glutinosa Rehmannia, raíz de regaliz, ulmoides Eucommia, diosmina y Ruscus aculeatus (Rusco) [48] Sin embargo, actualmente no hay investigación que apoye la eficacia de estas hierbas en el Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática.

La compresión del cuerpo[editar]

Las prendas de compresión pueden reducir los síntomas asociados con la intolerancia ortostática mediante la constricción de la presión arterial con la presión del cuerpo externo. La ropas de presión pueden reducir los síntomas asociados con la al restringir la presión arterial con la presión externa del cuerpo. Dispositivos de compresión, como fajas abdominales y medias de compresión, ayudan a reducir la cantidad de sangre puesta en común. Las medias de compresión deben ser de al menos 30-40 mm Hg y funcionan mejor si son de talle hasta la cintura. [49] [7] Las medias de compresión deben estar equipadas para lograr el mayor beneficio.

Trajes de compresiones (Trajes-G) también se han utilizado con algunos buenos resultados.[8] [9]

Cambios en el medio ambiente[editar]

Algunos pacientes informan que los síntomas empeoran con los cambios en la presión barométrica. (Por ejemplo, antes de una tormenta.) Estos pacientes pueden encontrar alivio al mudarse a una nueva ubicación donde la presión barométrica es relativamente estable, por ejemplo San Diego.[10] [11] [12] El calor también puede ser un factor que empeore la taquicardia ortostática, ya que hace que las venas se dilaten y dificulta la llegada de la sangre a la parte superior del cuerpo. Baños o duchas frías pueden ayudar a mejorar ese problema, ya que dilatarán las venas, siendo además aconsejable usar una banqueta o taburete de baño para no mantener el cuerpo en posición vertical.

Historia[editar]

POTS fue nombrado por primera vez e identificado por Schondorf y Low en 1993;[13] sin embargo, el síndrome se ha descrito en estudios médicos que se remontan por lo menos a 1940. La hipertensión asociada con POTS ha sido previamente descrita como el "síndrome hiperadrenérgico" por Streeten, y como hipovolemia Idiopática por Fouad[14] La hipotensión asociada con POTS ha sido previamente descrita como la forma de POTS mediada neuralmente de hipotensión.

Referencias[editar]

  1. Dysautonomia Information Network
  2. Hermosillo AG, Jordan JL, Vallejo M, Kostine A, Márquez MF, Cárdenas M (March 2006). «Cerebrovascular blood flow during the near syncopal phase of head-up tilt test: a comparative study in different types of neurally mediated syncope». Europace 8 (3):  pp. 199–203. doi:10.1093/europace/eul001. PMID 16627440. http://europace.oxfordjournals.org/cgi/pmidlookup?view=long&pmid=16627440. 
  3. http://www.dinet.org/symptoms.htm
  4. Grubb, B. P. (2000, July). Orthostatic intolerance. National Dysautonomia Research Foundation Patient Conference. Minneapolis, Minnesota.
  5. Grubb BP, Kosinski DJ, Boehm K, Kip K (September 1997). «The postural orthostatic tachycardia syndrome: a neurocardiogenic variant identified during head-up tilt table testing». Pacing Clin Electrophysiol 20 (9 Pt 1):  pp. 2205–12. doi:10.1111/j.1540-8159.1997.tb04238.x. PMID 9309745. 
  6. "Migraines, memory loss: Was it all in his head?" http://www.washingtonpost.com/wp-dyn/content/article/2010/02/12/AR2010021204444.html?hpid=artslot
  7. Grubb BP, Karas B (May 1999). «Clinical disorders of the autonomic nervous system associated with orthostatic intolerance: an overview of classification, clinical evaluation, and management». Pacing Clin Electrophysiol 22 (5):  pp. 798–810. doi:10.1111/j.1540-8159.1999.tb00546.x. PMID 10353141. 
  8. http://www.oiresource.com/index.htm
  9. http://www.oiresource.com/pdf/mstudy.pdf
  10. http://emma-stronger.blogspot.com/2009/12/san-diego-day-5.html
  11. http://dinet.ipbhost.com/index.php?showtopic=12201&st=0
  12. http://www.12morepages.com/blog/?p=140
  13. Schondorf R, Low PA (1 de enero de 1993). «Idiopathic postural orthostatic tachycardia syndrome: an attenuated form of acute pandysautonomia?». Neurology 43 (1):  pp. 132–7. PMID 8423877. http://www.neurology.org/cgi/content/abstract/43/1_Part_1/132. 
  14. Fouad FM, Tadena-Thome L, Bravo EL, Tarazi RC (March 1986). «Idiopathic hypovolemia». Ann. Intern. Med. 104 (3):  pp. 298–303. PMID 3511818. 

Enlaces externos[editar]