Síndrome de movimientos periódicos de las piernas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Síndrome de movimientos periódicos de las piernas
Clasificación y recursos externos
CIE-9 327.51
DiseasesDB 29476
MeSH D009207
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El síndrome de movimientos periódicos de las piernas (también conocido como PLMD por las siglas de su denominación en inglés, Periodic Limb Movement Disorder) suele aparecer sobre los 40 años y aumenta progresivamente con la edad. Un 30-40 por ciento de los ancianos sufren esta patología, que se caracteriza por el movimiento de las piernas durante el sueño con una periodicidad determinada. La duración oscila entre los 0,5 y los 5 segundos, y se puede producir un movimiento cada 20 ó 40 segundos. Asimismo, este síndrome aparece sobre todo al principio de la noche y en el último tercio del sueño. Las consecuencias consisten en interrupciones muy frecuentes del sueño, lo que a su vez provoca somnolencia y cansancio al día siguiente. Es difícil realizar un diagnóstico correcto del síndrome de movimientos periódicos de las piernas, que a veces aparece ligado al síndrome de piernas inquietas. Son dos entidades diferentes que pueden presentarse concomitantemente y también asociadas con el síndrome de apneas del sueño. Aunque se han descrito movimientos periódicos en un 80% de los pacientes con síndrome de piernas inquietas, de entre los pacientes con movimientos periódicos se encuentra un escaso número de casos con síndrome de piernas inquietas.

De la misma manera que las apneas, determinan una fragmentación del sueño por múltiples microdespertares, que en éste caso son producidos por bruscos movimientos involuntarios de las piernas, repetidos durante gran parte de la noche, en el caso del síndrome de movimientos periódicos, o la necesidad constante de mover las piernas en el momento de ir a dormir y en las primeras etapas del sueño, en el caso del síndrome de piernas inquietas.

Estos trastornos a veces se asocian a otras patologías (polineuropatía diabética, insuficiencia renal crónica, etc)

Clínica[editar]

Muchas veces es el compañero de habitación quien lo manifiesta, mientras el paciente no ha notado nada, pero en la evolución seguramente aparecerá excesiva somnolencia durante el día, y de acuerdo a la gravedad sumará otros síntomas.

Diagnóstico[editar]

Al igual que el síndrome de apneas del sueño, se realiza polisomnografía nocturna. Recordando que muy frecuentemente éstas patologías se asocian.

Tratamiento[editar]

Existen varios fármacos adecuados, que deben ser indicados específicamente para cada caso.

El tratamiento es semejante al de síndrome de piernas inquietas, salvo si existen apneas.

Véase también[editar]

Enalaces externos[editar]