Síndrome de hiper-IgM

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Síndrome de hiper-IgM
Clasificación y recursos externos
CIE-10 D80.5
CIE-9 279.05
MeSH D053306
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

El síndrome de hiper-IgM es una enfermedad congénita, de origen genético y transmisión hereditaria ligada al cromosoma X, que se caracteriza por provocar un déficit de inmunidad (inmunodeficiencia). Los pacientes afectados son varones que presentan niveles altos o normales de IgM, pero en cambio otras inmunoglobulinas como la IgA e IgG se encuentran en sangre en cantidades más bajas de lo normal. Además varias funciones inmunitarias están alteradas, por ejemplo el número de granulocitos, un tipo de glóbulos blancos, está disminuido. Como consecuencia existe mayor susceptibilidad a infecciones, siendo particularmente frecuentes las neumonías por pneumocystis carinii y las infecciones intestinales por cryptosporidium.[1]

La causa del trastorno es en la mayoría de los casos una mutación en un punto no determinado del cromosoma X que afecta a una proteína denominada ligando CD40, muy importante para el adecuado funcionamiento de los linfocitos T, una de las células clave del sistema inmunológico. El ligando CD40 (CD40L) es una proteína de membrana que se expresa principalmente en los linfocitos T CD4 activados. Las moléculas CD40L que el linfocito T expresa en su superficie se unen al receptor de CD40 del linfocito B. En circunstancias normales esta unión induce una señal para que el linfocito B se active y produzca inmunoglobulinas IgG e IgA.[1]

Referencias[editar]

  1. a b Síndrome de hiper IgM. FEDER. Consultado el 15 de junio de 2012.