De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

(del latín sīc) es una de las palabras más usuales en español, la gramática tradicional lo analiza como un adverbio de afirmación que se suele emplear respondiendo a pregunta. Sirve, además, para afirmar con especial aseveración, o para ponderar algo; avivando la afirmación expresada por el verbo de la oración. También se usa como sustantivo, significando en tal caso consentimiento o permiso. Al ser una palabra heredada del latín, se emplea también en italiano y portugués.

Es el opuesto lógico de no, aunque sintácticamente existen diferencias, ya que «sí» debe ocupar algún lugar en la periferia izquierda de la oración asociada al sintagma complementante, mientras que «no» puede aparecer fuera de la periferia izquierda.

Usos de la palabra[editar]

  • Como adverbio:
    • Respondiendo a pregunta: - ¿Has ido a clase? - .
    • Denotando especial aseveración o ponderando algo, por encima de la afirmación ya contenida en el verbo: Ese cuadro que es horrendo.
    • Dando énfasis avivando el verbo: Lo conseguiré, , a pesar de todas las dificultades.
  • Como sustantivo:
    • Con el significado de consentimiento o permiso: Ella se lo pensó, pero al final le dio el .

Lenguas sin la palabra "sí"[editar]

Algunas lenguas caracen de un adverbio del tipo que tienen las lenguas romances o las lenguas germánicas occidentales. En esas lenguas ante preguntas, se repite el verbo. Entre las lenguas que carecen de "sí" están el latín y algunas lenguas celtas insulares. Así en latín ante una pregunta:

Vēnistine herī? '¿Viniste ayer?'

se puede responder alguna de las siguientes:

(a) Sīc est. 'Así es'
(b) [Enimverō] vēni '[Efectivamente] vine'

De oraciones como (a) por elipsis se gramaticalizó el morfema que dio lugar al "sí" de las lenguas romances.

Referencias[editar]