Sésil

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Hoja sésil, en la que el limbo (lámina) se asienta directamente en el tallo.

El término sésil (del latín sessĭlis, apto para sentarse) o sentada se suele utilizar en botánica para expresar la falta de un órgano que sirva de pie o soporte. Una hoja es sésil si carece de su unión con el tallo o pecíolo, en el caso de la flor, si carece de pedúnculo, y la antera se llama sésil si no tiene filamento o es muy corto.

Corales y tridacnas (bivalvos gigantes) son ejemplo de animales sésiles.

El término sésil se usa también en zoología para referirse a un organismo acuático que crece adherido, agarrado o arraigado en su sustrato, del que no se separa y sobre el que no se desplaza. Muchos organismos del bentos lo son. Como ejemplos tenemos las esponjas, los corales, algunos moluscos bivalvos, como las ostras o los mejillones (pero no las almejas), los briozoos o los braquiópodos. Entre los crustáceos, los del orden cirrípedos, como percebes y balanos, lo son también.