Sémele

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Óleo en lienzo de Sebastiano Ricci: Sémele y Júpiter (Semele e Giove, 1695 - 1704). Galería Uffizi (Florencia).

Sémele (en griego, Σεμέλη, Semelē) es un personaje perteneciente a la mitología griega. Su equivalente en la mitología romana es Stimula.

Dentro de la tradición tebana, Sémele era hija de Cadmo, rey de Tebas, y Harmonía. Elegida por el dios Zeus como amante mortal, de este engendró a Dioniso (en griego antiguo Διώνυσος Diônysos o Διόνυσος, dos veces nacido ) es el dios de la vendimia y el vino en uno de sus encuentros furtivos.

La sacerdotisa del dios, Hera, celosa por los encuentros, le sugirió a esta que dejara su relación con Zeus pero, al no lograr su propósito, decidió que lo mejor sería castigar a la joven amante. A este respecto Hera le dijo que, en verdad, estaba siendo engañada pues su verdadero amante no era Zeus, sino un hombre normal y corriente que se hacía pasar por la divinidad aprovechándose para ello de su ingenuidad. Ante esto, y si quería estar segura, debería de pedirle que este le diera alguna prueba de su poder e inmortalidad.

Dicho esto, Sémele no dudó en ir a pedirle a Zeus que le demostrara todo su poder y, este, feliz porque a esas alturas ella ya estaba embarazada, le prometió que le daría todo cuanto ella deseara. Ella, perseguida por las palabras de Hera, le imploró que se le apareciera en todo su esplendor y, aunque el dios trató de persuadirla para que pidiera otra cosa, no encontró el modo de convencerla. Siendo esto imposible, y al parecer como ella le pedía Zeus en toda su magnificencia, los rayos y fuego que este desprendía acabaron por incinerar a Sémele. Zeus consiguió salvar al niño y lo cosió a su muslo para que terminara su proceso de gestación. Unos meses después, Dioniso nació en el monte Pramnos de la isla Icaria, a donde Zeus fue para liberarlo ya crecido de su muslo.

Enlaces externos[editar]