Sálvio Fagundes

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Sálvio Spínola Fagundes (Urandi, estado de Bahía, 14 de septiembre de 1969) es un árbitro de fútbol brasilero.


Profesional[editar]

Sálvio es árbitro de fútbol hace 11 años, economista y también abogado. Nació en Bahía en la ciudad de Urandi. Actualmente vive en São Paulo capital.

Inicios en la vida deportiva[editar]

Sálvio Spínola comenzó a ejercer su profesión sin querer. Vivía en la ciudad de São Paulo desde 1 año de edad. En su vida adulta trabajaba en el centro de la ciudad de São Paulo y pronto, pasando por la Federação Paulista de Futebol, decidió consultar sobre el curso de arbitraje. "El anuncio para el curso 92 de hoy ", avisó al portero Manolo. Sálvio se matriculó en el mismo día.

Al año siguiente Sálvio entró al cuadro de árbitros de FPF en 1996, pitó su primer partido en la Serie A del Campeonato Paulista, en el juego São Paulo 3x0 XV de Jaú - "me lembro do placar porque precisei dele numa matéria recente", comentó. En 1996, Sálvio pasó para el cuadro nacional e hizo su estrella en 2ª división, un partido entre América-MG y ABC-RN.

Ese mismo año se mostraba muy bueno para Sálvio. A partir de ahí, dirigió la final del torneio Rio-São Paulo del año 2000 entre Vasco 1x2 Palmeiras (juego de ida), la final de Campeonato Paulista del año 2000 entre Santos 0x1 São Paulo (juego de ida), la final de módulo amarillo de Taça João Havelange el año 2000 entre Uberlândia 1x1 Malutron (juego de ida) entre otros juegos importantes. Además de los clásicos tradicionales, pareció interesante para trabajar como por ejemplo Derby Campineiro (Ponte Preta x Guarani de Campinas) y también Come-Fogo (Comercial x Botafogo de Ribeirão Preto)", comentó. Cuando no está dirigendo, Sálvio pasa su hora con la familia. "Estar con mi familia es lo mejor!",según comenta.

Arbitró la definición del Campeonato Paulista de 2003, entre São Paulo 2x3 Corinthians en el Morumbi (sus asistentes fueron Marinaldo Silvério y Ana Paula de Oliveira). Con un buen arbitraje, hubo inconvenientes en el juego. Tuvo mucho trabajo, fueron diez tarjetas amarillas y tres tarjetas rojas. Luego a los tres minutos de juego, demostró firmeza y no se intimidó con las peleas, para expulsar a Reinaldo, de São Paulo, y a Kléber, del Corinthians.

Después, un gesto de gratitud, entregó una casaquilla que utilizó en la final para un viejo amigo - Manolo, el antiguo portero del FPF.

Dirigió un segundo juego de final de la Copa de Brasil del año 2011 y tuvo una actuación criticada.

Enlaces externos[editar]