Ruta de Siberia

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mapa de la ruta de Siberia (en verde, en el siglo XVIII; y en rojo, a comienzos del XIX).

La ruta de Siberia (en ruso: Сибирский тракт, transliterado Sibirsky trakt), también conocida como la ruta de Moscú (Московский тракт, trakt Moskovsky) y la Gran Ruta (Большой тракт, trakt Bolshoi), fue una ruta histórica que conectaba la Rusia europea con Siberia y China. La construcción de la carretera fue decretada por el zar Pedro I de Rusia dos meses después de la conclusión del Tratado de Nerchinsk, el 22 de noviembre de 1689, pero no se inició hasta 1730 y no fue terminada hasta mediados del siglo XIX.

El recorrido se iniciaba en Moscú en la carretera Vladimir y pasaba por las ciudades de Múrom, Kozmodemyansk, Kazan, Perm, Kungur, Yekaterinburg, Tiumén, Tobolsk, Tara, Kainsk, Tomsk, Yeniseysk, Irkutsk, Verkhneudinsk (luego Ulán-Udé) y Nerchinsk, antes de terminar en Kyakhta, un puesto comercial en la frontera con China. Seguían luego las caravanas de camellos desde Kyakhta cruzando Mongolia Interior hasta una puerta de la Gran Muralla China en Kalgan.

En el siglo XIX la ruta se trasladó parcialmente más hacia el sur. Desde Tiumén la carretera seguía a través de Yalutorovsk, Ishim, Omsk, Tomsk, Achinsk y Krasnoyarsk, antes de volver a la antigua ruta en Irkutsk. Hasta las últimas décadas del siglo XIX siguió siendo una arteria vital que conectaba Siberia con Moscú y Europa, papel que perdió cuando fue reemplazada por el ferrocarril Transiberiano y la carretera de carretas Amur (Аму́рская колёсная доро́га o "Аму́рская колесу́ха", transliterado.Amurskaya kolesukha) (fue construida en 1898–1909 y conectaba Khabarovsk con Blagoveshchensk, en un recorrido de más de 2 000 km).

Ruta del té[editar]

Mercado de Irkutsk, a mediados del siglo XIX.

La ruta de Siberia también fue conocida como la ruta del té, debido a las grandes cantidades de que fueron transportados desde China a Europa a través de Siberia. Charles Wenyon, que pasó por la Gran Ruta en 1893, suscribió la popular creencia de que «el mejor té que se produce en China va a Rusia».[1] En 1915 China exportó a Siberia 70.297 toneladas de té, que representaron el 65% de las exportaciones totales de té del país.[2]

Era importado principalmente en forma de fardos de té, que permitían que cada camello llevase grandes cantidades de una forma más compacta[3] y también podían emplearse como unidades de intercambio, casi de moneda. Desde Kyakhta el té era transportado a la feria de Irbit (la segunda feria más importante de la Rusia Imperial) para seguir las transaciones comerciales. Otra importación china popular era la raíz seca de ruibarbo, que era vendida al oeste de San Petersburgo «por quince veces lo que cuesta en Kyakhta».[4]

Notas[editar]

  1. Wenyon, Charles. Across Siberia on the Great Post-road. Charles H. Kelly, London, 1896, Page 76 (reprinted by Ayer Publishing, 1971).
  2. M. I. Sladkovskii. History of Economic Relations Between Russia & China. Transaction Publishers, 2007. ISBN 1-4128-0639-9. Page 129.
  3. Mary Lou Heiss, Robert J. Heiss. The Story of Tea: A Cultural, History and Drinking Guide. Ten Speed Press, 2007. ISBN 1-58008-745-0. Page 211.
  4. W. Bruce Lincoln. The Conquest of a Continent: Siberia and the Russians. Cornell University Press, 2007. Page 146.

Referencias[editar]

  • Avery, Martha. The Tea Road: China and Russia Meet Across the Steppe. Mandarin Books, 2003. ISBN 7-5085-0380-5.

Enlaces externos[editar]