Rohatsu

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Rohatsu (que literalmente significa el octavo día del duodécimo mes lunar) es el momento cuando los budistas zen conmemoran la iluminación de Buda. Esto comienza el 1 de diciembre y termina con el propio día de Rohatsu, el 8 de diciembre. En los siete días que lo preceden, los monjes pasan su tiempo en el Dojo o en un cuarto de meditación, entregados en silencio a una intensiva meditación. Este período de concentración es conocido como Sesshin. Esta práctica es la culminación de todo el trabajo hecho previamente en el año.

La iluminación[editar]

La iluminación de Buda es, evidentemente, de suprema importancia en todas las escuelas budistas. Al alcanzar la iluminación, Buda vio por primera vez las cosas con claridad, consiguiendo un final para su propio sufrimiento y destruyendo dentro de sí todas las tentaciones y distracciones. La experiencia del Nirvana fue la experiencia de la perfecta paz en la cual las llamas de la avaricia y del odio habían sido completamente extinguidas. Era este conocimiento de que el Nirvana era posible y este el camino que Buda decidió propagarlo hacia el mundo.

Significativo para que Buda alcanzara la iluminación fue la meditación. Buda practicó el ascetismo durante muchos años creyendo, equivocadamente, que esto traería las respuestas a su búsqueda espiritual. No fue así. Fue posible sólo por la práctica de la perfecta moralidad y meditación que pudo conseguir la superación del sufrimiento y del ciclo del nacimiento y la muerte (reencarnanción).

La estrella del amanecer[editar]

El Budismo tiene cierta cantidad de técnicas de meditación que van desde la concentración en la respiración hasta las visualizaciones. En el Budismo Zen la meditación es conocida como Zazen o meditación “sentada”, paradójicamente, la meditación zen no tiene un propósito de adquirir un objetivo externo. ¿Cuál es el punto de tratar de adquirir algo que uno tiene ya?. El Nirvana está aquí y ahora, sólo que nosotros no lo vemos. Zazen, por lo tanto no se trata de intentar hacer alguna otra cosa más que sentarse, sin deseo ni propósito. La purificación esencial está ahí, lo preciso es que sea vivido.

El rohatsusesshin, entonces, trata de llegar a esta realización mediante la práctica intensiva, con el Buda como ejemplo de que es posible. Según la tradición, Buda alcanzó la iluminación apenas la estrella del amanecer se levantó del horizonte en el octavo día del duodécimo mes lunar, del mismo modo, los monjes están despiertos durante la noche del séptimo día emulando, de esta manera, la propia experiencia de la iluminación de Buda.

Referencias[editar]