Rodrigo Cisternas

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Rodrigo Alexis Cisternas Fernández (Laraquete 1981 - † Curanilahue 2007)

Trabajador forestal chileno asesinado a los 26 años durante una protesta obrera por una mejora en sus condiciones laborales la noche del jueves 3 de mayo de 2007, en la localidad de Laraquete, en la Provincia de Arauco, Región del Biobío, a unos 60 kilómetros de la ciudad de Concepción frente a la Planta de Celulosa Horcones, de propiedad del empresario chileno Anacleto Angelini.

Muerte[editar]

Su muerte fue producto de ráfagas de disparos efectuados por policías miembros de Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile, luego de que el obrero volcara varios vehículos policiales usando una grúa, en represalia al destrozo de los vehículos de los trabajadores de la empresa que hizo la policía tras arremeter contra los manifestantes. Murió en el acto con al menos veinticinco balas de metralleta uzi en el cuerpo [cita requerida]. Al momento de su muerte vivía con su esposa e hijo en una pieza que alquilaba en la localidad de Curanilahue. Sus funerales se llevaron a cabo en ese lugar, ante más de 25.000 personas venidas de todos los puntos de la región.

Sentencias Judiciales[editar]

En Abril del 2013, el Primer Juzgado Civil de Concepción determinó la responsabilidad policial y del Estado Chileno en el crimen,[1] ordenando al fisco cancelar una indemnización de 30 millones de pesos a la viuda del obrero asesinado, 10 millones de pesos cada uno a otros cuatro operarios heridos de bala, mientras que 20 millones a un quinto trabajador, quien perdió la vista en su ojo izquierdo.

Legado[editar]

Tras la muerte de Rodrigo Cisternas, la movilización de trabajadores subcontratados iniciada semanas antes de su deceso, llegó a su fin. Tras el trágico desenlace se lograron los 23 puntos del petitorio sindical, logrando equiparar las condiciones de trabajo de los trabajadores de planta con los subcontratados. A partir de la lucha de los subcontratados de Bosques Arauco y la muerte de Rodrigo Cisternas, comenzó una ola de protestas y huelgas de trabajadores subcontratados en el país, comenzando por los de CODELCO y continuando con los de ENAP. Cabe señalar que en Chile, los sindicatos interempresas no tenían existencia legal al momento de estos acontecimientos, ni tampoco la tienen hacia agosto de 2007.

Otros muertos en democracia[editar]

Su muerte se suma a otros casos emblemáticos de ciudadanos muertos en protestas sociales durante gobiernos posteriores a la dictadura de Pinochet. El primero de ellos fue en 1999, al final del mandato de Eduardo Frei Ruiz-Tagle. Se trató del joven estudiante universitario Daniel Menco, quien recibió una bala en su cabeza que fue disparada por el policía de Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile Norman Vargas. Otro caso es el del joven comunero mapuche de 17 años Alex Lemun Saavedra, quien murió tras recibir un balín en la cabeza disparado por el Mayor Marco Antonio Treuer de Fuerzas Especiales de Carabineros de Chile, mientras estaba en una ocupación pacífica de un predio de Foresal Mininco que su comunidad mapuche (Montuitu pui) reivindica como tierra ancestral. Otro caso corresponde a Matías Catrileo, estudiante de agronomía de la Universidad de La Frontera, alcanzado en la espalda por una bala del GOPE de Carabineros el 3 de enero de 2008 durante una recuperación de tierras en Vilcún, Región de la Araucanía. El último caso es el de Jaime Mendoza Collío quien el 12 de agosto de 2009 recibió un impacto de bala por parte de un efectivo del GOPE, tras la ocupación pacífica del Fundo San Sebastián, actualmente la investigación muestra un montaje policial contra el mapuche.

Enlaces externos[editar]

  1. Radio Bío Bío (3 de abril de 2013). «Estado es condenado a pagar millonaria indemnización por muerte de Rodrigo Cisterna» (en español). Consultado el 3 de mayo de 2013.