Rock y satanismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Cronos, bajista y vocalista de Venom, banda de metal con contenido explícito que hace referencia al satanismo y a temas relacionados

La conexión entre la música rock y el satanismo es un fenómeno complejo de orden artístico-cultural, religioso y socio-político que involucra tres áreas de análisis principales:

1) Artistas del rock e industria musical: contenido lírico satánico (explícito o subliminal) en el material artístico, manifestación pública u ocultamiento de ideas satanistas, conductas y modos de vida relacionados con las diversas corrientes del satanismo e involucramiento de la industria musical en el asunto.

2) Público consumidor: Opiniones, reacciones y conductas de los aficionados, seguidores y fans de la música rock con respecto al satanismo.

3) Sociedad y autoridades: Opiniones, reacciones y conductas de la sociedad y de las autoridades públicas con respecto al satanismo y a su relación con el rock. De parte de las autoridades, las políticas públicas pueden ir encaminadas hacia la aprobación o la censura, mientras que los órganos legislativos tienen a su cargo la normatividad al respecto.

Cabe apuntar que el satanismo no es una doctrina única y establecida, sino que implica diversas corrientes filosóficas, cultos, grupos sociales, sectas y manifestaciones religiosas, muchas veces en desacuerdo entre sí, por lo que no necesariamente todos los músicos de rock relacionados con el satanismo se agrupan bajo una sola creencia ni comparten las mismas ideas, opiniones o ritos.

Por otro lado, para evitar confusiones, es importante distinguir entre:

  • Músicos de rock que profesan y practican el satanismo, ya sea públicamente o en secreto.
  • Músicos de rock que utilizan el satanismo como estrategia publicitaria pero que no necesariamente lo profesan o lo practican.
  • Músicos de rock relacionados con el ocultismo, la magia, la alquimia, el hermetismo, el paganismo, el luciferismo o la wicca. Estas doctrinas y prácticas no necesariamente están relacionadas con el satanismo, incluso algunos de sus seguidores y practicantes se han manifestado en contra de éste.


Historia[editar]

Precedentes[editar]

Tumba de Robert Johnson, en la que reza: Resting in the blues (descansando en el blues).

Las relaciones entre el rock y el satanismo se remontan a las raíces del género y a los orígenes del rock and roll como género (en los 50s); así, ya en el campo del blues, precedente más directo de la música rock, se recoge la popular leyenda que relata el encuentro del intérprete Robert Johnson quien habría vendido su alma al Diablo en el cruce de la autopista 61 con la 49 en Clarksdale, (Misisipi), a cambio de interpretar el blues mejor que nadie [cita requerida]. La leyenda tiene su reflejo en su tema "Me and the Devil Blues"; este tipo de imaginería influiría más tarde en bandas posteriores de hard rock como Led Zeppelin.

Asimismo, posteriormente, los artistas Elvis Presley y Jerry Lee Lewis fueron acusados por sectores de la Iglesia, de promover el satanismo a través de su música, debido a la pronunciada sexualidad que se podía apreciar en ella, y la amenaza para la moral tradicional que ello suponía.[1]

La imaginería satánica[editar]

La utilización de imaginería de tipo satánica y ocultista en el rock se fue incrementando a finales de la década de los años sesenta, como consecuencia del creciente interés por el ocultismo y otras creencias que se anteponían a las convenciones sociales, facilitó el nacimiento del movimiento hippie. The Rolling Stones como un ejemplo, publicaron el álbum titulado Their Satanic Majesties Request ("El requerimiento de sus satánicas majestades") y posteriormente su clásico tema Sympathy for the Devil ("la palabra sympathy tiene dos significados: simpatía y compasión, por lo que este título se convierte en juego de palabras que causa confusión"), perteneciente al álbum "Beggars Banquet"; cobraron gran trascendencia los sucesos ocurridos en el festival de Altamont, en el cual un fan fallecería durante la interpretación de este último tema a manos de los ángeles del infierno.

Más aún al respecto, la portada del álbum de la banda británica The Beatles "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" muestra, entre un amplio elenco de personajes, la fotografía de Aleister Crowley, uno de los ocultistas ingleses más representativos del siglo XX. Más tarde, en el seno del grupo Led Zeppelin, se dio un ferviente interés en la figura del citado Aleister Crowley, personaje por el que el guitarrista de la banda, Jimmy Page, cultivó una creciente admiración, llegando a adquirir su mansión y diversos objetos pertenecientes al popular hechicero. Sin embargo, sería la banda inglesa de heavy metal Black Sabbath una de las que más explotaría la imaginería de tipo Satánico y ocultista en sus letras, en el diseño de sus álbumes y en su actitud. Sobre la banda pesaba la leyenda en torno a la portada de su homónimo primer álbum, en el cual aparecía una misteriosa figura femenina de la cual se afirmaba que no estaba presente al momento de ser tomada la fotografía. Así mismo, en la portada de su disco "Sabbath Bloody Sabbath" entre otros símbolos aparece el "666" (la marca de la Bestia según la Biblia Cristiana). Este tipo de estética continuaría durante toda la carrera del grupo, y discos posteriores como "Heaven and Hell", incluían portadas sugerentes y provocativas.

Una supuesta maldición pesaba sobre el grupo, motivo por el cual portaban en todo momento unas voluminosas cruces metálicas, fabricadas por el padre del vocalista del grupo, Ozzy Osbourne, las cuales les acompañaron durante su carrera;[2] el vocalista sería bautizado posteriormente por la comunidad fanática como el “Príncipe de las Tinieblas”.

Ozzy Osbourne y su esposa Sharon

El satanismo de Black Sabbath es más que discutible, basta con prestar atención al contenido cristiano de las letras de las canciones After Forever y Lord of this World, del disco Master of Reality; lo cual relevaría el uso de imaginería satánica a mero marketing.

De igual manera, el disco Hotel California, de The Eagles mostraba en su portada un edificio, que en su momento fue supuestamente identificado como la sede de la Iglesia de Satán de Anton LaVey, un movimiento conocido por hace hincapié en un aspecto filosófico del satanismo.

Otra banda que se sirvió de la temática satánica dentro de la historia del rock fue la banda de heavy metal, Iron Maiden, la cual encabezaría la conocida nueva ola del heavy metal Británico, conocida como NWOBHM, con el disco titulado "The Number of the Beast" en (1982), el cual incluía el tema del mismo título, un corte que se convertiría en su canción más emblemática, y que hacía referencia a la famosa marca de la bestia. Un año más tarde, el grupo de hard rock y glam metal, Motley Crüe se serviría también del pentagrama invertido (un símbolo tradicionalmente satánico), en la portada de su álbum de 1983 "Shout at the Devil" ("Grítale al diablo").

Este tipo de referencias se convirtieron en habituales en otros muchos grupos, y en concreto en el campo del heavy metal se volvieron una temática recurrente, incidiendo en su aspecto más fantástico, y apartándose del interés suscitado en los años 60 por el ocultismo como creencia o filosofía alternativa a lo convencional.

El "Backmasking" y las críticas conservadoras[editar]

La portada del álbum "Shout at the Devil" de Mötley Crüe, reflejaba un Pentagrama invertido

Uno de los pilares del rock & roll de los sesentas (“The Beatles”) había sido acusado de incluir mensajes satánicos en el tema "Revolution 9" perteneciente al denominado "Álbum blanco", mensajes que habrían sido de tipo subliminal, grabados para ser escuchados al revés mediante la técnica conocida como "Backmasking". Así mismo Charles Manson luego de los asesinatos que realizó señaló que había sido inducido por el tema Helter Skelter, del mencionado álbum blanco de The Beatles, acrecentando la especulación en torno a supuestos mensajes ocultos en las canciones del género. Muy posteriormente, Brian Hugh Warner, tomaría parte de su nombre artístico del apellido del popular asesino junto con el nombre de Marilyn Monroe, formando el nombre de Marilyn Manson, el cual según el propio artista, formaba su particular Yin y Yang.

Concierto de Slayer. Nótese los pentagramas dentro de su puesta en escena.

En relación a estos supuestos significados ocultos, y al "Backmasking" en particular, cobraron posteriormente una especial popularidad, los comentarios en torno al tema Stairway to Heaven, del grupo Led Zeppelin, tema del que se decía que, al pincharlo en sentido inverso, se escuchaban claramente textos y frases completas relativas al diablo o de temática satánica. Más tarde, en 1990, el grupo británico de heavy metal, Judas Priest se enfrentó a un juicio en Nevada, EE.UU., del que salieron absueltos, debido al suicidio de dos de sus fans, según la acusación por un supuesto mensaje oculto mediante la citada técnica del Backmasking en el tema "Better By You, Better Than Me", perteneciente a su álbum de 1978, Stained Class (según familiares de las víctimas, al encontrar los cadáveres de los fanáticos, se apreciaba que se suicidaron mientras escuchaban la clásica canción en su reproductor de sonido).

Muchos de estos rumores se desataron durante la década de los 80, principalmente en Estados Unidos. A ello ayudó la creciente influencia durante esta década, en EEUU, de grupos conservadores y sectores cristiano/evangélicos fundamentalistas que sostuvieron tesis de este tipo. En 1985, Tipper Gore creó el PMRC, (Parents Music Resource Center o Centro de Recursos Musicales de Padres), una entidad encaminada a la persecución de determinadas temáticas o actitudes que consideraban perniciosas en el mundo del rock. Se dio en los EEUU durante la Era Reagan todo un ambiente de crítica de corte conservador a la imaginería usada habitualmente en la música rock. Ello facilitó el crecimiento de diversos rumores, uno de los cuales apuntaba a que el nombre de la banda de hard rock y heavy metal de Nueva York "Kiss" era una sigla satánica, la cual significaria Knights in Satan Service ("Caballeros al servicio de Satanás"), además de que las dos últimas letras en el símbolo de Kiss parecerían ser Rayos, "Signos Satánicos". Además se creyó estaban inspirados en el símbolo de las SS, Servicio Secreto Nazi, aunque después de esto, Gene Simmons, el bajista, vocalísta y líder de la banda, declaró que era muy poco probable, ya que era de ascendencia judía directa. Las puestas en escena con disfraces y maquillajes reforzaban, a juicio de los críticos, el argumento.

Los Reagan en 1981

Ayudó a alimentar este tipo de rumores, las muertes en circunstancias extrañas de estrellas como el vocalista de AC/DC Bon Scott y John Bonham, baterísta de Led Zeppelin, ambos muertos por causa de abusos de alcohol. Un caso especial es el asesinato de John Lennon, el 8 de diciembre de 1980, a manos de Mark David Chapman. Lennon fue asesinado frente a la puerta de su casa, el célebre edificio Dakota de Nueva York, el cual ya arrastraba una leyenda negra como lugar de encuentros sátánicos a principios del siglo XX, debido a que fue habitado por el mencionado mago Aleister Crowley;[3] la leyenda cobró otros matices al rodar Roman Polanski en su interior el film "Rosemary's Baby"; sufriendo, en 1969, tras estrenar la película, el asesinato de su esposa Sharon Tate, a la sazón embarazada, a manos del ya mencionado Charles Manson.

El black metal[editar]

Véase black metal

Mientras que en Estados Unidos se buscaba "limpiar" la industria musical, en Europa surgían bandas donde el satanismo cobraba más importancia líricamente, entre ellas una banda británica llamada Venom. A pesar de que sus primeros álbumes (Welcome to Hell y Black Metal, este último consagrandose como el que le daría el nombre al género) serían considerados musicalmente como thrash metal para los estándares actuales, líricamente el tema de mayor importancia era "la maldad" que incluía el sexo y las drogas, pero cuyo centro de atención eran las prácticas "satánicas" como el sacrificio humano, por ende, Venom es considerado la banda que inició el black metal. Venom, junto a bandas tales como Mercyful Fate y Bathory fueron los precursores del black metal, que en ese entonces se refería a música con letras con contenido satánico (aunque algunos miembros pertenecientes a estos tipos de bandas han declarado que las letras fueron escritas por razones de mera provocación hacia los conservadores) cuya melodía era predominantemente de thrash metal.

Venom es considerada como la primera banda de black metal

El movimiento del black metal se hizo especialmente fuerte en el país de Noruega, donde ahí se desprendió un movimiento distintivo, pero esta vez, era más ideológico y tenía como objetivo imponer una cultura nativista pagana basada en la época de los vikingos. Este movimiento, liderado por la banda Mayhem pero cuyo mayor representante ideológicamente hablando fue Varg Vikernes, provocó una ola de violencia en el país, incluyendo los incendios de múltiples iglesias tanto por los seguidores como algunos músicos de este género. Todo culminó con el asesinato de Euronymous, guitarrista de Mayhem, por parte de Vikernes, y la subsequente condena a prisión de este último.

Este último movimiento fascinó a los medios tanto noruegos como internacionales, al punto de crearse libros como Lords of Chaos: The Bloody Rise of the Satanic Metal Underground y documentales fílmicos como Until The Light Takes Us.

Basta decir que varios músicos de black metal fueron o son practicantes del satanismo, tales como King Diamond y recientemente, Infernus de Gorgoroth.

Glen Benton, vocalista de Deicide se ha marcado una cruz invertida en la frente repetidas veces, se proclamó una vez abiertamente practicante del satanismo tradicional o teísta, fue ordenado sacerdote satánico por Anton LaVey al igual que Marilyn Manson y otros artistas. Muchos le acusan de usar el satanismo para vender. El mismo dijo que a los 33 años se suicidaría, edad en la que crucificaron a Cristo, cosa que luego no hizo. Hubo rumores de que se convirtió al cristianismo en el año 2009.

Sucesos recientes[editar]

Al iniciar la década de 1990, la organización de Parents Music Resource Center ya era prácticamente inexistente, para finales de los 80's esta organización se enfocó más en la censura del rap y el hip-hop. Al establecerse el sticker de Parental Advisory (Aunque voluntario, era necesario para que un álbum con contenido ofensivo pudiese ser almacenado en un lugar apropiado y fuera de la vista de los menores), la PRMC ya no era necesaria. Al mismo tiempo, las bandas de rock (generalmente de glam y hard rock) criticadas por la PRMC iban perdiendo popularidad.

Aunque la banda Marilyn Manson ya existía para 1990 (Y tenía varios incidentes para 1995), no fue sino hasta 1996, con la salida de su segundo álbum Antichrist Superstar que vino la controversia y la subsequente popularidad. Cada fecha del tour Dead to the World recibió protestas de grupos conservadores alrededor del mundo. En ese tour, uno de los momentos más polémicos era cuando Manson rompía una Biblia sobre un estrado, al estilo de un "reverendo" satánico (cabe decir, que Manson es satanista, únicamente busca provocar a conservadores y religiosos, tiene el título de sacerdote en la Iglesia de Satán, el cual le fue conferido por el fundador Anton LaVey).

Denuncias[editar]

Jean-Paul Régimbald es conocido por su denuncia de los mensajes subliminales satanicos en la música rock en uno de sus libros.[4]

Bibliografía[editar]

Referencias[editar]