Rochom P'ngieng

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda

Rochom P'ngieng o Ro Cham H'pnhieng, niña salvaje camboyana nacida en 1979 que se informó como perdida a la edad de 9 años en la jungla, y apareció 19 años después, el 19 de enero de 2007.

El anuncio de su aparición llamó la atención internacional. Su historia fue equiparada con Mowgli, protagonista de El libro de la selva de Rudyard Kipling. Se la conoce como la niña de la selva ya que se crió como una niña salvaje. Se perdió en el bosque de Camboya cerca de la granja de su familia mientras vigilaban búfalos con un primo. Fue descubierta 19 años después de desaparecer por un campesino a quien ella estaba intentado robar comida de su granero. El campesino la entrego a la policía local, dándose la casualidad que uno de los policías locales dijo ser su padre, ya que reconoció en ella una cicatriz en su espalda. Los padres en un comienzo aceptaron someterse a pruebas de ADN para comprobar el parentesco, pero posteriormente revocaron su consentimiento.[1]

Cuando fue encontrada, tenía la piel sucia y el cabello hasta los tobillos. Desde sus primeros días después de ser hallada comenzó a tener problemas para adaptarse a la civilización. No recordaba hablar, emitía gruñidos y se negaba a vestirse.[2] Los policías locales informaron que solamente podía decir tres palabras, las correspondientes a “papá”, “mamá” y “dolor de estómago”. Prefería caminar en cuclillas en lugar de erguida. Cuando tenía hambre o sed, apuntaba a su boca. Debía ser constantemente vigilada por su familia, ya que continuamente intentaba escaparse, y su madre le volvía a poner la ropa que la mujer intentaba quitarse.

Un periodista del diario británico The Guardian describía su vida con su familia indicando que ésta mantenía su preocupación por ella. Además mencionaba que, aparte de las cicatrices que permitieron la identificación por parte de su posible padre, Rochom tenía otras cicatrices, aún más notorias, y opinaba que sus extremidades no se veían como si hubiera vivido largo tiempo en la jungla. Pudo utilizar una cuchara sin que se le instruyera cómo. Terminaba mencionando que eventualmente pudo haber sido víctima de cautiverio en el pasado.[3]

Una organización de derechos humanos, Licadho, manifestaba su temor por el trauma que sufriría la mujer por su regreso a la vida civilizada y especulaba que podía ser víctima de abusos. Por su parte, otra organización humanitaria local, Adhoc, sostuvo que el flujo de visitantes podía acarrear estrés a Rochom. Ambos grupos ofrecieron su apoyo para solventar gastos médicos para su diagnóstico y tratamiento.

En Mayo 28 de 2010, la agencia de noticias Deutsche Presse-Agentur informó que Rochom habría desaparecido con destino a la jungla sin dejar rastros.

Pero Rochom P’ngieng fue encontrada 11 días después en un baño al aire libre a unos 300 metros de su casa, dijo a la Agence France-Presse el hombre que dice ser su padre, Sal Lou. Un vecino la escuchó llorando.

“Fue descubierta en un baño de 10 metros de profundidad. Es una historia increíble. Pasó 11 días allí”, dijo, añadiendo que estaba empapada de los residuos hasta el pecho.

“Aún estamos pensando cómo pudo entrar en el baño”, dijo. El inodoro tiene un pequeño agujero cubierto de madera, dijo.

P’ngieng, apodada “la mujer de la selva” después de ser encontrada por primera vez, fue internada en un hospital luego de ser rescatada de la fosa de aguas residuales, dijo Lou.

La encontraron sin comida ni agua, informó el Telegraph, agregando que se arrancó la sonda intravenosa que le administrara el médico y que se negó a otros tratamientos.

“Los aldeanos sacaron a mi hija del baño, y nosotros la limpiamos, pero ahora se ve pálida y débil”, dijo el padre al periódico. “No tiene fuerza. Ella ha estado durmiendo todo el tiempo”. AOL News

Fuentes[editar]

Referencias[editar]

  1. Niña camboyana regresa a su hogar, Bangkok Post, 24 de septiembre de 2007
  2. La Vanguardia, página 30, 20 de enero de 2007
  3. Wild child?, The Guardian, 23 January 2007