Roberto D'Amico

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Roberto D'Amico

Roberto D'Amico Nacido Ligio Dartani (n. 1 de mayo de 1946) es un destacado primer actor argentino radicado en México.

Biografía[editar]

Este actor y director de larga y reconocida trayectoria nace en Argentina, el 1 de mayo de 1946, aunque posee la doble nacionalidad argentina e italiana gracias al origen de sus padres. Inicia su carrera como actor en Argentina a la temprana edad de cinco años. Su trabajo lo ha llevado a representar historias de grandes autores como William Shakespeare, Jean-Baptiste Poquelin Molière, Federico García Lorca, Arnold Wesker, Tennessee Williams, Peter Weiss, Jean Anouilh y Hugo Argüelles, en diversos países como: Canadá, Inglaterra, Holanda, Italia, España, Turquía, Ecuador, Guyana y México, lugar en el cual radica desde 1980.

www.robertodamicoactor.com

RDA2.JPG

Formación[editar]

Roberto D'Amico inició su formación artística al lado de maestros como Luchino Visconti y Lee Strasberg, pero considera su Posgrado en Estudios Superiores de Teatro en Inglaterra, como una pieza clave en su formación profesional. Como pedagogo y maestro ha impartido clases y talleres para universidades en Inglaterra, Canadá, España, Holanda y México, respectivamente.

Trayectoria teatral[editar]

Ha dirigido más de cincuenta puestas en escena, en distintos países e idiomas. Además ha participado en diversos festivales internacionales con muchas de sus creaciones entre las que destacan: "Historias de romances y corridos"', junto a la inolvidable Kitty de Hoyos; "Réquiem por un Imperio", basada en el libro de Fernando del Paso que recrea la vida de Maximiliano I de México y Carlota de Bélgica, la cual presentó junto a la gran actriz Susana Alexander en el Alcázar del Castillo de Chapultepec durante cuatro exitosas temporadas; y "¡Buenos días, mamá! ¡Buenas noches, papá!", junto a Macaria (actriz) y el inolvidable Carlos Díaz "Caíto", por la cual obtuvo el Premio Emmy a la excelencia artística, otorgado por , National Academy of Television Arts and Sciences de Estados Unidos. Entre sus temporadas más recientes en el Distrito Federal, están "Los lobos", obra de fuerte crítica política, junto al entrañable y recordado Pedro Armendáriz Jr, Jesús Ochoa y Víctor Trujillo; "El juicio de Hidalgo", con producción de Jorge Ortíz de Pinedo. Recientemente Roberto D'Amico dirigió y actúo junto con Angélica Aragón la obra "Pasiones Peligrosas" de J.B. Priestley, bajo la producción de Tina Galindo, Claudio Carrera, Rubén Lara y OCESA. La obra que se estrenó en el Teatro de Los Insurgentes, cuenta con un elenco de lujo encabezado por Fernando Allende y Jacqueline Andere, la cual comparte el escenario por primera vez con su hija Chantal Andere; completan el reparto la señora Luz María Aguilar y Patricio Borghetti. Tanto Angélica Aragón como Roberto actúan en la obra. En estos días, septiembre de 2012, ensaya, como actor y director, "Los árboles mueren de pie", de Alejandro Casona, en versión propia y junto a Susana Alexander, Edith González, Mauricio Islas y Norma Lazareno, con estreno previsto para el 17 de octubre de este mismo año.

Televisión[editar]

D'Amico también ha participado en exitosas producciones televisivas en México, como lo son Apuesta por una amor, producida por Angelli Nesma; y "Juan Querendón", de Mapat; Fuego en la sangre y Triunfo del Amor para la cadena Televisa.

Cine[editar]

En el cine su trabajo no ha sido menos exitoso gracias a películas como "7 días", de Fernando Kalife; "Morirse está en Hébreo", de Alejandro Springall; y "Niñas mal", de Fernando Sariñana.

Espectáculos en Repertorio[editar]

"Por la Vereda Tropical..." Espectáculo musical que conmemora la vida y canciones de Gonzalo Curiel[editar]

Silvia Pinal y Roberto D'Amico juntos en un espectáculo que conmemora la vida y canciones de Gonzalo Curiel, con la voz de Doris.

Un enero de 1904 nació en la ciudad de Guadalajara , Jalisco, uno de los mayores exponentes y compositores de la música popular mexicana, Gonzalo Curiel. Desde niño mostró interés por la música.

Aprendió a tocar el piano, guitarra, mandolina y violín. Dudando de sus capacidades musicales, decidió ingresar a la escuela de Medicina en su oriunda Guadalajara. Sin embargo, renuncio a la carrera de galeno para trasladarse a la capital del país, con el propósito de perfeccionar se en lo que más le apasionaba: la música.

En 1927 ya trabajaba en la grabación de rollos para pianola. Pero su verdadera oportunidad llegó en la tercera década del Siglo XX, cuando surgió la XEW, estación que rompió con los convencionalismos de comunicación de la época ofreciendo música en vivo. A los 26 años de edad Curiel debuto como pianista en la radiodifusora al frente de su propia orquesta. Por décadas los oídos románticos mexicanos escucharon diariamente los temas de la inspiración de este autor: "Desesperanza", "Morena linda", "Noche de Luna", "Incertidumbre", "Vereda tropical", entre muchas otras.

Gonzalo Curiel fue fundador de la Sociedad de Autores y Compositores de Música, la cual dirigió en dos ocasiones. Es autor de tres conciertos para piano y orquesta (el último inconcluso), de la música de más de 100 películas, entre ellas 8 norteamericanas y 3 francesas; y de la melodía y letra de unas 150 canciones, de las cuales destacan: "Caminos de ayer", "Dime que me quieres", "Anoche", "Traicionera", "Veredita de mi tierra". Su composición "Vereda tropical", se canta también en inglés, francés, alemán e italiano. Gonzalo Curiel murió en México, el 4 de julio de 1958.

"Viaje al corazón de las palabras"[editar]

"Viaje al corazón de las palabras" con Susana Alexander y Roberto D'Amico

Espectáculo de gran refinamiento estético, el cual nos remite al esplendor de la palabra escrita, interpretado por Susana Alexander y Roberto D'Amico. Estos actores, quienes siempre se han preocupado por la belleza y contenido de sus espectáculos, se aventuran esta vez por los terrenos de la poesía y algunas escenas de la riquísima literatura española. Así, frente a nuestros ojos cobrarán vida romances anónimos plenos de gracia o dramatismo, reflexiones sobre la muerte y algunos textos del Siglo de Oro Español de autores como, Miguel de Cervantes, Santa Teresa de Jesús y Lope de Vega; el profundo mundo emocional de León Felipe; las voces contemporáneas y comprometidas de Tomás Segovia y José María Valverde; para culminar con la sangre de amor y crimen de Federico García Lorca, quizás el poeta español más notorio, no sólo por su obra, única y personalísima; si no también, por su destino trágico.

Roberto D'Amico

La segunda parte, dedicada a la literatura de América Latina, comienza por un breve pero delicioso transito por el corrido mexicano, relatando historias de la Revolución Mexicana o de alguna coqueta, que paga un alto precio por sus desvíos amorosos. A continuación, dos gigantes del sur: Jorge Luis Borges y Mario Benedetti; ambos poetas están preocupados por el placer o la angustia amorosa; no podía faltar un fragmento de "Piedra de Sol", de nuestro inmenso Octavio Paz.

Programa de mano de "Viaje al corazón de las palabras"

El desasosiego pasional y la tortura del engaño en textos de Uwe Frisch y Juana de Ibarbourou, seguidos del chispeante y a la vez significativo texto de otro grande de México, Efraín Huerta, en un fragmento de su "Juárez-Loreto". El chileno Nicanor Parra le pide a Dios que lo libre de los demonios cotidianos y une su voz a la de dos entrañables figuras de México, Rosario Castellanos y Jaime Sabines. Rosario nos revela su desgarrado mundo en un fragmento de sus conmovedoras "Cartas a Ricardo", y Jaime, apasionado, directo, sensual, nos habla de la mujer y de la necesidad absoluta de su presencia en la vida del hombre.


En la culminación, la doliente Violeta Parra nos pide que demos "Gracias a la vida"; mientras el enérgico Pablo Neruda insulta a la pobreza y el encantador brasileño Vinicius de Moraes, nos regocija con su interpretación, un tanto inusual e irreverente, del "Día de la Creación".

Alguna vez, Saint-Exupery, a través de su "Principito", dijo: "Las palabras suelen ser fuente de malos entendidos". En el caso de este espectáculo, las palabras, cargadas de emoción, de verdad y de belleza, nos llevan no sólo a su propio corazón, si no también al corazón del espectador.

"Échame a mi la Culpa" - Vida y Canciones de José Ángel Espinoza Ferrusquilla[editar]

Espectáculo estelarizado por Angélica Aragón y Roberto D'Amico. Hombre apasionado por México, Jose Ángel Espinoza"Ferrusquilla", nació en Choix, Sinaloa. Su infancia y primera adolescencia transcurrieron en la vida de la Sinaloa de principios del siglo XX, pero su traslado a la ciudad de México marca el comienzo de una carrera artística de múltiples facetas. Su trabajo en la XEQ lo lanza de lleno a su trabajo como actor, primero radiofónico y luego de amplio espectro en el cine nacional e internacional. Su sensibilidad poética y musical se pone de manifiesto en todas sus canciones las cuales han sido interpretadas por figuras estelares, tanto en México como en el resto del mundo. Hombre perfeccionista, disciplinado y apasionadamente dedicado a su trabajo, "Ferrusquilla" es el ejemplo perfecto de un artista en constante proceso creativo. Interesado en tareas de difusión cultural; es miembro fundador del Colegio de Sinaloa y ha colaborado también con la Asociación Nacional de Actores, así como con la Sociedad de Autores y Compositores de México, SOGEM. "El tiempo que te quede libre", "La ley del monte", "Échame a mi la culpa", "El camisa de juera", "Sufriendo a solas" o "Cariño nuevo", por mencionar sólo algunas canciones de una vasta producción, nos emocionan y nos remiten al talento y al refinamiento estético de un mexicano inigualable: José Ángel Espinoza "Ferrusquilla".

En el siguiente enlace podrán escuchar parte del espectáculo original, la canción es una versión en francés de "Échame a mi la culpa", a cargo de la hija de "Ferrusquilla": Angélica Aragón.

https://soundcloud.com/roberto-damico-3/la-banda-de-huipanguillo-c-st

"El Rey" - Homenaje a José Alfredo Jiménez[editar]

José Alfredo Jiménez (1926-1973) no se consideraba así mismo un músico, no pretendía que sus canciones fueran consideradas como poemas, pero da la casualidad que algunas de sus letras son estudiadas hoy en día, en la Universidad de Alcalá de Henares, en España. Sus canciones pueden estar sonando en la radio japonesa o siendo escuchadas en un teatro abarrotado en Alemania al mismo tiempo; lo mismo da escucharlas en el Luna Park, de Buenos Aires; o en el Teatro Olympia, de París.

En estas épocas, cuando todo exceso, incluso el intelectual, es visto como una señal de inmadurez, surge el recuerdo de este compositor guanajuatense, como el de aquellos personajes que no quieren llegar a la muerte con una buena salud y que prefieren desgastar su condición física en la bebida y en las tormentas que azotan su corazón.

Para Nietszche, el super-hombre era factible si se eliminaba esa figura del Dios que todo lo sabe. Para José Alfredo, bastaba una botella de tequila, que lo encaminaba hacia su canto, que era, a la vez, su gloria y su castigo. Así El Rey prescindía de trono y de reina y de la comprensión de los demás. El seguía siendo El Rey, a cambio de que el alcohol no lo abandonara y de que su pueblo, al que tanto amaba, siguiera cantando sus canciones.

México canta y cantará las canciones de José Alfredo y esa predilección que les tiene se debe, quizás, a la sensibilidad que tuvo el guanajuatense de expresarse en una verdad que el pueblo siente.

Alguna vez, un poeta suicida, escribió: “Es mejor arder que consumirse poco a poco...” Éste parece ser el credo de José Alfredo. ¿Para qué andar por esta vida estimando las moderaciones? José Alfredo, sin la menor duda, amó, lloró y escribió sin miedo.

Ojalá, querido espectador, que, con este espectáculo, logremos fijar aún más en su corazón, la figura y el genio de este mexicano inigualable.

"Mala muerte, muerte amiga..."[editar]

Jacqueline Andere y Roberto D'Amico juntos en un espectáculo de música, canto y palabras para celebrar a la Muerte. Venerada en algunos casos, ansiada en otros y temida muchas veces, la muerte ha sido una presencia obsesiva en el pensamiento de los hombres y, desde luego, en su realidad cotidiana. Dedicada a su irrenunciable tarea de dictar condena definitiva a todo lo que tenga vida, y sin la más remota esperanzade que conceda indulto o amnistía, la Muerte ha encontrado terreno fértil en el corazón, el espíritu, y el entendimiento de los hombres. La Muerte ha soportado, sin reproches, que se la vista de charro, se la haga calavera de azúcar, se la insulte, difame, ridiculice, y hasta que se le rindan honores. Porque ella sabe que, a pesar de todo, es la dueña irrefutable de la sentencia. La Muerte nos iguala. nos quita la condición de ricos o pobres. La muerte es un gran mar en el que no sirven de nada los privilegios. Ojalá que usted, querido y respetado espectador, luego de presenciar "Mala muerte, muerte amiga...", tenga una buena cantidad de preguntas, súplicas, insultos y alabanzas, dirigidas a la poderosa Señora de la Guadaña.

Espectáculos Recientes[editar]

"Los Árboles Mueren De Pie" - Una comedia de Alejandro Casona[editar]

El autor Alejandro Casona, es una figura trascendente de la dramaturgia universal; nació en Asturias, España, en 1903 y murió en Madrid, en 1965. Heredó de su tierra natal el culto por lo maravilloso, la nostalgia de nieblas pensativas y una tranquila ironía, elementos que están presentes en todas sus obras. Sus creaciones pueden acercarse a la "literatura fantástica", ya que muchos de sus personajes viven en planos de ensueño, aunque jamás pierden su presencia cálida y humana. Los árboles mueren de pie (obra teatral), fue escrita hacia 1947/48, estrenada en Buenos Aires, el 1º de abril de 1949; es la obra más reconocida y representada de Alejandro Casona. Otros títulos notables de este autor son; "La sirena varada", "Nuestra Natacha", "Prohibido suicidarse en primavera", "La dama del alba"; "La barca sin pescador", "Siete gritos en el mar" y "La casa de los siete balcones". Los actores, productores, personal técnico y colaboradores de esta producción dedican esta puesta en escena de "Los Árboles Mueren De Pie" a la memoria de la señora Ofelia Guilmain, quien hizo una creación memorable del personaje de "la abuela" en este mismo montaje tiempo atrás. Ofelia Guilmain, mujer entrañable y actriz inmensa que imprimió una huella memorable e imborrable en el panorama artístico de México. La acción de la obra se desarrolla en cualquier país del mundo donde la fantasía puede volverse una realidad.

"Pasiones peligrosas", de J.B Priestley[editar]

Recientemente Roberto D'Amico dirigió y actuó junto a Angélica Aragón la obra "Pasiones Peligrosas" de J. B. Priestley, bajo la producción de Tina Galindo, Claudio Carrera, Rubén Lara y OCESA. La obra se estrenó en el Teatro de los Insurgentes contó con un elenco de lujo encabezado por Fernando Allende y Jacqueline Andere, la cual compartió el escenario, por primera vez, con su hija Chantal Andere; completaron el reparto la señora Luz María Aguilar y Patricio Borghetti. Tanto Angélica Aragón como Roberto actuaron en la obra.

"El Juicio de Hidalgo"[editar]

Fuente: Arturo Cruz Bárcenas - Periódico La Jornada Miguel Sabido tiene un currículo amplio. Es licenciado en Letras Dramáticas y doctor honoris causa por el Centro de Estudios Universitarios en Monterrey, es uno de los dramaturgos, directores y productores más prolíficos de la escena nacional. Ha dirigido innumerables obras de teatro, filmes y programas de televisión, y recibido más de 70 premios y reconocimientos nacionales e internacionales. Como estudioso de la comunicación es autor de la Teoría del Tono, la cual fue publicada por la Universidad Nacional Autónoma de México y traducida a varios idiomas. Como director teatral algunos de sus éxitos son: El gran teatro del mundo, de Pedro Calderón de la Barca; El avaro, de Molière; La Celestina, de Fernando de Rojas, y Falsa crónica de Juana la Loca de su propia inspiración. Es autor de la primera telenovela histórica, "La tormenta", que abordaba el tema de la invasión francesa, además de Senda de gloria, "Los caudillos", y "Los insurgentes", por mencionar algunas.En "El juicio de Hidalgo", su autor y director Miguel Sabido recurre a la noción del teatro de la fuerza y la fuerza del teatro.Al final de la primera representación hace unas semanas, expresó que con está obra cerraba su ciclo como dramaturgo y que no volvería a estar al frente de una pieza de esta naturaleza, pues ya había concluido el gran mural histórico de siete piezas cuyo rompecabezas se completó con está creación sobre el cura de Dolores. Ignacio López Tarso con un tono de molestia, dijo a La Jornada: Era innecesario que dijera eso, pues debe seguir. El juicio de López Tarso sobre Sabido es justo, puesto que en México son pocas las obras de dramaturgos mexicanos que se estrenan con un despliegue de producción como El juicio de Hidalgo.En entrevista, Miguel Sabido expresó que El juicio de Hidalgo pertenece a un mural teatral de la historia de México, el cual “inicié con Falsa crónica de Juana la Loca, en donde se discute el modelo de colonia que será la nueva España. Triunfa el punto de vista de Carlos V, quien propone un imperio universal y todos sometidos al mismo.“Después sigue Conquista, realizada por Manuel Ojeda, en donde confronto los puntos de vista indígena y español entre la Malinche y Bernal Díaz del Castillo; luego viene Guadalupe y Juan Diego entre preguntas, en la que analizó la imagen fundamental de la Nueva España; sigue Las máscaras de Sor Juana en donde vemos cómo suprimen a las mujeres, y cierro con esta sobre Hidalgo, que no se había representado. Escribí posteriormente Carlota emperatriz, que aborda el último intento de Europa por volver a instaurar ese tipo de modelo de colonia, y extrañamente la última, que fue la primera que escribí, se titula Zapata, en la que el Caudillo del Sur se levanta al grito de ¡Mueran las haciendas y vivan los pueblos de indios!”El creador añadió que en esta puesta le interesaba mostrar desde un punto de vista dramático, qué es lo que hizo Hidalgo, cuál fue su importancia.“Él se levantó contra las leyes de Indias cuando dice: ¡Muera el mal gobierno!, representado por el virrey. Vemos la trayectoria de un Hidalgo muy guerrero, muy impetuoso, muy iracundo inclusive. Yo parto de su pleito con Allende, que lo toma como prisionero. Se trata de cómo Hidalgo termina con el concepto de las leyes de Indias que habían regido a la Nueva España durante 300 años. Lo difícil de las siete obras del mural fue hallar un hilo conductor, desde la llegada de los españoles hasta la fecha, pero afortunadamente lo encontré, y esta es la última obra que me faltaba representar. “Juana la Loca tiene más de 200 representaciones, Guadalupe la hice con Carmen Montejo, la de Sor Juana con Carmen Delgado. Me dicen que soy el dramaturgo de la historia de México, pero yo digo que soy el más afortunado, porque repartos como el de este Hidalgo no lo tuvo ni Rodolfo Usigli. Son siete personajes hechos por actores excelentes.”Para Sabido, toda nación integrada necesita un sistema mítico de creencias compartidas.Si no se tiene ese sistema mítico no se tiene esa nación, inclusive se puede ser una nación sin un territorio, ahí tenemos el caso de los judíos, que durante 2 mil años se mantuvieron unidos gracias a sus creencias míticas. En México, es importante hacer un rastreo desde las culturas olmecas, que son el origen de lo que hoy es esta nación. Uno de de los conceptos míticos desde los olmecas hasta María Sabina es el de aquel que puede hablar con Dios e interpretarlo. Eso se aborda en este tema de Hidalgo, quien está unido a lo que es la virgen de Guadalupe.

"Los Lobos"[editar]

Una clase política corrupta, chantajista y mentirosa es lo que retrataba esta puesta en escena de Los lobos, bajo la dirección de Héctor Bonilla, e interpretada por un excelente reparto encabezado por Pedro Armendáriz Jr., Roberto D´Amico, Jesús Ochoa, Rafael Sánchez Navarro y Víctor Trujillo. "Los lobos" es una producción de Fernando Junco y Atracciones Artísticas Contemporáneas, que después de tres años de gestiones, concretan acuerdos para presentarla en México. El grupo de productores mexicanos que reúne este proyecto se ha dado a la búsqueda de un quehacer teatral contemporáneo, que una vez más ha logrado reunir a importantes personalidades de la escena teatral del país. La obra aborda con magistral crudeza un hecho de poder y corrupción, cuando cinco importantes personajes de la vida pública del país se reúnen en un sótano para resolver un conflicto extremo. Metidos hasta el cuello en un robo millonario, implicados a fondo en un gran fraude, echan mano de todos sus recursos para influirse mutuamente: intereses, deudas de amistad, extorsiones, engaños, amenazas, chantajes y revelaciones serán las acciones que muevan a este grupo de políticos sin escrúpulos. En medio de urgentes y agitadas discusiones, de emocionantes confrontaciones, se adueña de la situación la más dura violencia contrastada con el más crudo humor. En un medio de lujo, poder y corrupción, se agitan las mayores pasiones, bajezas e intereses y se toman las más graves decisiones. El libreto original se basa en un escandaloso hecho real, sucedido en Argentina en 1940, cuando la compra de terrenos por parte del ejército en la localidad de El Palomar, dio origen a un enfrentamiento entre políticos y militares. Las opciones fueron realizar una investigación para hacer transparente la gestión del gobierno o callar los hechos, a fin de obtener los beneficios de esa operación ilegal. Escenografía: Auda Caraza, Atenea Chávez y Rodolfo Sánchez Alvarado. Vestuario: Cristina Sauza. Iluminación: Xóchitl González Producción ejecutiva: Mari Carmen Núñez.

Filmografía[editar]

Telenovelas[editar]

Series de TV[editar]

Películas[editar]