Roberto Carlos Mario Gómez

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Mario Gómez
Nombre Roberto Carlos Mario Gómez
Apodo El Rácano, Gorrita
Nacimiento 27 de febrero de 1957 (57 años)
Nacionalidad Bandera de Argentina
Trayectoria como entrenador
Club actual Libre
Debut 1998
Lanus
Títulos 1 Primera B Nacional
Trayectoria como jugador
Posición Defensor
Debut 1979
Kimberley de Mar del Plata
Retirada 1987
Ferrocarril Oeste


Roberto Mario Carlos Gómez (Mar del Plata, Provincia de Buenos Aires, Argentina, 27 de febrero de 1957) es un entrenador de fútbol y exfutbolista argentino.

Durante su carrera como futbolista era conocido como Roberto Gómez, mientras que en su carrera como entrenador de fútbol es conocido como Mario Gómez.

Historia[editar]

Etapa como Futbolista[editar]

La primera afición de Gómez fue el ciclismo, aunque alguien lo convenció que el fútbol era un deporte que también le era propicio.

Así se hizo futbolista y en 1979 jugó para Kimberley de Mar del Plata. Mario fue un lateral derecho de mucho temperamento, solidez defensiva y criterio con sus pies, a pesar de no tratarse de un futbolista demasiado dotado técnicamente. Por su buen desempeño por el lateral derecho, Ferrocarril Oeste lo incorporó a sus filas, desde 1980 hasta 1987.

Mario Gómez era voluntad y sacrificio desde que vistió la camiseta verdolaga, hasta que decidió hacerse técnico de fútbol, seguramente siguiendo los pasos del maestro, “El Viejo” Griguol. Por supuesto que también aprendió de su experiencia al lado de Héctor Cuper, Rochia y Garré.

En total como jugador disputo 146 partidos y marcó tan solo 3 goles.


Etapa como Ayudante de Campo[editar]

Luego de retirarse de la actividad profesional como futbolista, Gómez comenzó su trayectoria en los cuerpos técnicos como asistente de quien reconoce como su gran maestro: Carlos Timoteo Griguol, aquel que lo llevara a la gloria con la camiseta de Ferro en sus épocas de jugador.

Junto al “Viejo” formó parte de Ferro y Gimnasia de La Plata, donde realizaron campañas con resultados más que satisfactorios. Posteriormente, decidió plegarse al cuerpo técnico de su amigo y ex compañero Héctor Cúper, con quien realizó un periplo que incluyó equipos en la faceta nacional e internacional, y que depositó a Gómez en el primer plano del fútbol europeo.

Su trabajo junto a Cúper comenzó en Lanús, con el que obtuvieron la Copa Conmebol del año 96, en la que incluso eliminaron a Rosario Central triunfando por 4-1 en la serie de cuartos de final. Aquel equipo granate es recordado por la jerarquía de los futbolistas que poseía, entre los que se destacaban Ariel Ibagaza, Hugo Morales y Ariel “Chupa” López entre otros.

Una vez que Cúper recibió la oferta de asumir en Mallorca de España, los dirigentes de Lanús le ofrecieron el cargo de entrenador a Mario Gómez, que aceptaría el desafío y se haría cargo del equipo durante dos años (ver aparte).

En 1999, Héctor Cúper, que había ganado una Supercopa de España y perdido una final de la Copa del Rey con Mallorca, fue contratado por el Valencia de España, y decidió convocar nuevamente a Mario Gómez, quien recientemente se había desvinculado de Lanús.

En el club en el que alguna vez supo brillar Mario Kémpes, Cúper comenzó a chocar con el “estigma de las finales” ya que, a pesar de realizar grandes campañas, se quedó en la puerta de triunfar en la Champions League al perder sendas definiciones en las temporadas 2000 y 2001.

En ese mismo año, el cuerpo técnico fue contratado por el Inter de Milán, donde permanecieron dos temporadas y media, aunque Gómez decidió retomar sus funciones como entrenador a mediados del 2003 al recibir el llamado de Gimnasia de La Plata.

Etapa como Director Tecnico[editar]

La carrera de Mario Gómez como entrenador se inició en el año 1998 en Lanús, donde mostró un perfil similar al de su otrora compañero Héctor Cúper, mostrándose como un cultor del perfil bajo y como un entrenador metódico y amante de la táctica y de la estrategia.

Desde los comienzos mismos, su ayudante de campo es el rosarino Rolando Bertolini, de basta trayectoria en el ascenso de nuestro país, y que se destacó justamente con la camiseta de Lanús, con el que obtuvo el ascenso a la Primera División siendo una de las figuras del equipo en el año 1990.

Desde un primer momento Gómez recibió el rótulo de entrenador “defensivo”, "amarrete" como dirian desde la tribuna, a pesar de algunas buenas campañas realizadas con el conjunto granate. En total, comandó a Lanús durante cinco certámenes, destacándose el Torneo Clausura 98, en el que fue subcampeón detrás del Vélez de Marcelo Bielsa.

En esos cinco torneos, también obtuvo dos cuartos puestos, una 11era colocación y un pobre 17mo lugar en su último certamen, el Clausura del 1999, en el que renunció a falta de una jornada para el cierre al manifestar en ese momento que el ciclo se había “desgastado”.

Su trabajo como entrenador se interrumpió luego de dirigir Lanús ya que retomó sus tareas como ayudante de campo de Cúper en Europa. No obstante, a fines del Clausura 2003 fue convocado para hacerse cargo de Gimnasia de La Plata, un club en el que la suerte le resultó netamente adversa.

Sus tareas en el Lobo solamente se extendieron por 9 encuentros (1 del Clausura 2003 y 8 del Apertura 2004), cuando fue cesanteado por los magros resultados, ya que el equipo se encontraba a esa altura en el 17mo lugar.

En ese momento se realizó un punto de inflexión en la carrera de Mario Gómez, ya que decidió aceptar el desafío de comandar a Gimnasia de Jujuy en la Primera B Nacional, con el que logró ascender a la máxima categoría en la temporada 2004 tras imponerse en el torneo Clausura y luego obtener el segundo ascenso mediante un torneo reducido.

El equipo jujeño es, indudablemente, el que mejor le ha sentado a la carrera de Gómez, ya que además consiguió en la Primera División registrar la mejor campaña del club en la historia, que se produjo en el Clausura 2006, con 33 puntos obtenidos y un cuarto puesto inédito para el Lobo jujeño.

Por motivos que no quedaron claros, los tres exitosos años de Gómez al mando del conjunto del Norte se vieron interrumpidos durante la Pretemporada, aunque automáticamente aceptaría el desafío de dirigir a Quilmes en el Apertura 2006, donde la campaña estuvo lejos de ser la esperada y debió renunciar ocupando el último puesto y habiendo dirigido solo seis partidos.

Luego retornó a Jujuy para dirigir a Gimnasia, pasó por Belgrano de Córdoba en Primera División y en la B Nacional y fue responsable táctico en el último certamen de Atlético Tucumán, donde no pudo evitar el descenso del equipo a la segunda categoría del fútbol Argentino.

En el año 2010 dirigió técnicamente al Atlético de Tucumán de Argentina. En ese mismo año, fue técnico del Asteras Tripolis FC de Grecia, dónde consigue el mejor arranque de todos los tiempos, quedando en la cuarta posición del torneo local.

En el año 2011, recala en Ferro Carril Oeste.

Más tarde en marzo de 2012, Mario Gómez se convierte en el sucesor de José Luis Calderón, en el banquillo de Gimnasia de Jujuy, iniciando una nueva etapa en el club.

Posteriormente fue convocado (en un pase absolutamente inesperado) como el nuevo Entrenador del Deportivo Cuenca ecuatoriano

Palmarés[editar]

Títulos como jugador[editar]

Temporada Equipo Título
Torneo Nacional 1982 Bandera de Argentina Ferro Carril Oeste Primera División Argentina
Torneo Nacional 1984 Bandera de Argentina Ferro Carril Oeste Primera División Argentina

Titulos como Director Técnico[editar]

Temporada Equipo Título
Clausura 2005 Bandera de Argentina Gimnasia y Esgrima de Jujuy Primera B Nacional