Robert H. Jackson

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robert H. Jackson (c. 1945).

Robert H. Jackson (13 de febrero de 1892 - † 9 de octubre de 1954) fue Fiscal General de los Estados Unidos, Juez Asociado de la Corte Suprema de los Estados Unidos y Fiscal Jefe durante el juicio principal dentro de los Procesos de Núremberg.

Biografía[editar]

Nació en el poblado de Spring Creek, en Pensilvania y se trasladó a estudiar derecho a Nueva York en 1909. Pasó su examen de la BAR en 1913. Fue nominado por Franklin Delano Roosevelt a puestos oficiales en 1934. Dos años después, en 1936, entró a trabajar en la Fiscalía General de los Estados Unidos, primero como subdirector y en 1938 hasta 1940 como Fiscal Jefe, representando los intereses del gobierno federal ante la Corte Suprema. En 1940 remplazó a Frank Murphy como juez asociado en la Corte Suprema, hasta que fue enviado por Roosevelt, como representante de los Estados Unidos, a la reunión entre las potencias aliadas que dio nacimiento a la Carta de Londres. Ésta fue hecha pública el 9 de agosto de aquel año, por la cual se instituía un Tribunal Penal Militar Internacional con el fin de castigar los crímenes del nazismo.

Hermann Göring durante los juicios de Nüremberg, fue un difícil caso para Jackson.

Trabajó con gran vigor con el fin de demostrar y hacer castigar a la maquinaria de destrucción y muerte creada bajo el gobierno de Hitler. Entre sus acusados estaba Hermann Göring quien contendió intelectualmente contra sus argumentos en la fase inicial del proceso debilitando notablemente los argumentos en su contra e hizo que Jackson (quien estuvo a punto de declararse incompetente) se replanteara en la forma de exponer las evidencias consolidando su posición. Su nueva forma de exponer argumentos y su inciativa de presentar testigos supervivientes de los campos de concentración, lo hizo famoso. Favoreció en cierto modo a Albert Speer, pese a que las pruebas acumuladas en su contra lo hacían candidato a la pena de muerte.

Las innegables pruebas de los inconmensurables crímenes del fascismo quedaron de manifiesto en las sentencias dictada por el Tribunal. Pese a su gran trabajo, no prosiguió su labor con posterioridad al gran jucio en las causas menos públicas, puesto que el presidente Roosevelt le había prometido off the record nominarlo como presidente de la Corte Suprema. Ante la muerte del presidente, su sucesor Harry S. Truman no lo favoreció en su decisión y nominó en su lugar a Fred M. Vison. Con posterioridad a esto, se embarcó en una muy publicitada y amarga polémica con su contrincante a la corte Hugo Black. Murió a los 62 años en Washington. Su rol durante el Juicio de Núremberg fue interpretado en el cine por Alec Baldwin en la película para televisión Núremberg.

Véase también[editar]