Robert G. Ingersoll

De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a: navegación, búsqueda
Robert Ingersoll
RobertGIngersoll.jpg
Nombre Robert Green Ingersoll
Nacimiento 30 de juliojul./ 11 de agosto de 1833greg.
Dresden, Nueva York
Fallecimiento 9 de juliojul./ 21 de julio de 1899greg.(67 años)
Dobbs Ferry, Nueva York
Causa de muerte Insuficiencia cardiaca congestiva
Nacionalidad Estadounidense, Bandera de los Estados Unidos
Etnia Occidental,
Ciudadanía Estadounidense
Ocupación Abogado, Orador, Político
Creencias religiosas Agnosticismo
Cónyuge Eva Parker Ingersoll
Hijos Eva Ingersoll Wakefield, Maud Ingersoll Probasco
Firma
RobertGIngersoll-signature.jpg
Sitio web
www.robertgreeningersoll.org/

Robert Green Ingersoll (30 de juliojul./ 11 de agosto de 1833greg. – 9 de juliojul./ 21 de julio de 1899greg.), conocido como Bob Ingersoll, fue un abogado, veterano de la Guerra Civil Estadounidense, líder político y orador de Estados Unidos durante la Edad de Oro del librepensamiento, recordado por su gran cultura, crítica a la religión y su defensa del agnosticismo. Lo apodaron "El Gran Agnóstico".

Biografía[editar]

Su juventud y la práctica del derecho[editar]

Robert Ingersoll nació en Dresden, New York. Su padre, John Ingersoll, era un predicador Pro-abolicionista Congregacionalista, que a causa de sus radicales puntos de vista su familia fue forzada a mudarse frecuentemente. Por un tiempo, el reverendo John Ingersoll ocupo el pulpito como vicario del predicador evangelista estadounidense Charles G. Finney mientras se encontraba de viaje en Europa. Al regreso de Finney, Ingersoll permaneció por un par de meses como pastor asociado bajo su tutela. Las experiencias pastorales del anciano Ingersoll influenciaron al pequeño Robert de forma negativa, sin embargo, como El Telegrama de Elmira describe en 1890: [1]

Aunque durante muchos años fue el más notable de los infieles estadounidenses, el coronel Ingersoll nació y se crió en un hogar cristiano devoto. Su padre, John Ingersoll, era un ministro congregacionalista y un hombre notable en su tiempo, un gran pensador, un orador lógico y elocuente, de mente abierta y generosamente tolerante con las opiniones de los demás. La impresión popular que se le atribuye a la infidelidad de Ingersoll en su mayor parte a la ortodoxia severa de su padre junto al entorno austero y sombrío en el que se pasó su infancia, es totalmente equivocada. Por el contrario las perspectivas liberales del anciano Ingersoll eran una fuente de constantes problemas entre él y sus feligreses de mente estrecha. Se le llevó a cambiar frecuentemente sus acusaciones, y varias veces lo convirtió en acusado en los juicios de la iglesia. Su carrera ministerial fue, de hecho, sustancialmente finalizada por un juicio eclesiástico que tuvo lugar cuando era párroco de la Iglesia Congregacional en Madison, Ohio, y en la que su tercera esposa actuó como fiscal. En esta ocasión se le acusó de prevaricación y conducta no ministerial. Las pruebas presentadas, el juicio es una de las respetadas tradiciones del pequeño y aburrido pueblo de Madison, era de lo más triviales y ridículas, pero el comité que las escuchó decidió que a pesar de que no haber hecho "nada en contra de su carácter cristiano," él había actuado "de forma contraria a su carácter ministerial," y le prohibieron predicar en el futuro. Entonces el anciano John se presentó ante las más altas autoridades de la iglesia y se le permitió continuar sus labores clericales. No obstante, él pronto se retiró a Nueva York, pasando desde allí a Illinois, donde murió. El juicio de Madison se produjo cuando el joven Robert tenía nueve años, y fue el trato injusto e intolerante que su padre recibió lo que lo hizo el enemigo, primero del calvinismo, y más tarde del cristianismo en sus diferentes formas.

En 1853, enseñó por un tiempo en la escuela de Metropolis, Illinois, donde permitió que uno de sus estudiantes, el futuro juez M.L. Angus Mac Bane, haga la "mayor parte de la enseñanza, mientras que el latín y la historia centraban su atención". También había enseñado en la escuela de Mount Vernon, Illinois, en algún momento antes de ocupar su puesto en Metropolis.[1]

Robert G. Ingersoll


Más tarde ese año, la familia se estableció en Marion, Illinois, donde Robert y su hermano Ebon Clarke Ingersoll fueron admitidos como abogados en 1854. Un historiador del condado señaló 22 años más tarde que los lugareños consideraban a los Ingersolls como una familia "muy intelectual, pero, siendo abolicionistas, y los muchachos siendo deístas, lo hizo insoportable para nuestro pueblo en ese sentido."[2]

Mientras que en Marion, estudió leyes a cargo del juez Willis Allen y se desempeñó como secretario adjunto de John M. Cunningham, Secretario y actuario del condado de Williamson. En 1855, después de que Cunningham fuera nombrado registrador de la oficina de tierras federales al sureste de Illinois en Shawneetown, Illinois, Ingersoll lo siguió hasta la ciudad ribereña a lo largo del Río Ohio. Después de un breve periodo de tiempo allí, asumió la posición de secretario adjunto con John E. Hall, secretario del condado y secretario de circuito del Condado de Gallatin, y también yerno de John Hart Crenshaw.[3] El 11 de noviembre 1856, Ingersoll cogido a Hall en sus brazos cuando el hijo de un opositor político asesinó a su patrón en su oficina.[4]

Cuando se mudó a Shawneetown, él continuó estudiando abogacía a cargo del juez William G. Bowman que tenía una extensa biblioteca tanto de leyes como de libros clásicos. Además de su trabajo como secretario, él y su hermano abrieron su propio bufete bajo el nombre de "E.C. and R.G. Ingersoll".[5] Durante este tiempo contó también con una oficina en Raleigh, Illinois, entonces la sede del condado vecino de Saline County. Como abogados en el tribunal de circuito, a menudo practico al lado del futuro yerno de Cunningham, John A. Logan, abogado del Estado y aliado político de Hall.

A medida que el juicio del asesino de Hall dominaba la escena y con su anterior mentor teniendo que regresar a Marion después del cierre de la oficina de tierras en 1856, Logan se traslada a Benton, Illinois después que su matrimonio fracasara, mientras que Ingersoll y su hermano se trasladaron a Peoria, Illinois, donde finalmente se establecieron en 1857.

Ingersoll se casó en Febrero 13 de 1862 con Eva Amelia Parker (1841-1923). Tuvieron dos hijas. Él era un gran creyente en la importancia de la vida familiar.

La guerra civil, la política y el radicalismo[editar]

Con el estallido de la Guerra de Secesión, Ingersoll formo el 11.º Regimiento de Caballería Voluntaria de Illinois y asumió el mando. Este luchó en la Batalla de Shiloh. Donde fue capturado para luego ser puesto en libertad bajo promesa de que no lucharía otra vez, una práctica común a principios de la guerra.

Después de la guerra, se desempeñó como Fiscal General de Illinois. Era un miembro destacado del Partido Republicano y, a pesar de que nunca ocupo un cargo electo, fue un participante activo en la política. Según Robert Nisbet, Ingersoll era un "acérrimo conservador Republicano."[6] Su discurso proponiendo a James G. Blaine para la elección presidencial de 1876 no tuvo éxito, al recibir Rutherford B. Hayes la nominación republicana, pero el discurso en si mismo, conocido como el "Caballero Emplumado", se consideró un modelo de oratoria política. (Franklin Roosevelt probablemente lo utilizo como modelo para su discurso "Guerrero Feliz" al proponer a Alfred E. Smith a la presidencia en 1928). Sus radicales ideas sobre la religión, la esclavitud, el sufragio femenino, y otros temas de la época constantemente le impidieron aspirar o desempeñar cargos políticos más altos que el de fiscal general del estado. Los republicanos de Illinois trataron de presionarlo para que se postulase para gobernador con la condición de que ocultara su agnosticismo durante la campaña, a lo que rehusó alegando que ocultar información al público era inmoral.

Como abogado participó en varias causas judiciales importantes, en particular los juicios de la Star Route, un gran escándalo político del que sus clientes fueron absueltos. También defendió a un hombre de Nueva Jersey acusado de blasfemia. Aunque no ganó la absolución, su enérgica defensa es considerada por haber desacreditado las leyes sobre la blasfemia y algunos juicios vigentes.

Represento al famoso estafador, James Reavis, conocido como el 'Barón de Arizona', pronunciando su reclamo sobre la concesión de tierras de Peralta irrevocable.[7]

Robert Ingersoll hizo muchas observaciones sobre la religión durante su vida. Afirmó que el mito del infierno representa "toda la mezquindad, toda la venganza, todo el egoísmo, toda la crueldad, todo el odio, toda la infamia de la que el corazón del hombre es capaz."

Oratoria y libre pensamiento[editar]

Ingersoll hablando en New Rochelle, NY, 1894: Debido a las limitaciones tecnológicas de las primeras cámaras, esta es la única imagen conocida de Ingersoll dirigiéndose a una audiencia.

Ingersoll era más conocido como orador, el más popular de su época, en un tiempo en que la oratoria era entretenimiento público. Habló sobre todos los temas, desde Shakespeare a la Reconstrucción, pero sus temas más populares fueron el agnosticismo, la santidad y el refugio de la familia. Se comprometió a que sus discursos quedaran en la memoria de la gente a pesar de que había ocasiones en el que se extendían por más de tres horas. Se decía que su público nunca se impacientaba.

Muchos de los discursos de Ingersoll abogaban por el librepensamiento y el humanismo, y frecuentemente se burlaba de las creencias religiosas. Por ello frecuentemente era blanco de ataques por parte de la prensa, pero ni sus opiniones ni tampoco la mala publicidad podrían detener su creciente popularidad. En la cúspide de su fama, su público pagaría 1$ o más para oírlo hablar, una suma enorme para su día.

Ingersoll murió de una insuficiencia cardiaca congestiva a los 65 años de edad. Poco después de su muerte, su cuñado, Clinton P. Farrell, recopilo copias de sus discursos con el fin de publicarlas. En el volumen 12 de Las obras de Robert G. Ingersoll, Ediciones Dresden se interesó en mantener vivas sus ideas y preservar sus discursos para las generaciones futuras. Sus cenizas están enterradas en el Cementerio Nacional de Arlington (Sección 3, Lote 1620, Casilla S-16.5).

En 2005, una edición popular de trabajo de Ingersoll fue publicado por el periódico Steerforth. Editado por el crítico musical ganador del Premio Pulitzer Tim Page, "Qué tiene que ver Dios con esto: dijo Robert Ingersoll hablando sobre la Libertad de Expresión, el Hablar honestamente y la separación de Iglesia y Estado" llevo las ideas de Ingersoll a una nueva audiencia.

Amistad con Walt Whitman[editar]

Ingersoll disfrutó de una amistad con el poeta Walt Whitman, quien lo consideraba como el mayor orador de su época. "No debería ser sorprendente que me siento emparentado con Ingersoll, porque él es Hojas de Hierba... Él vive, personifica, la individualidad, que yo predico. Veo en Bob [Ingersoll] el más noble ejemplar con la esencia estadounidense pura de esta tierra, extendiendo, dando, exigiendo luz."[8]

El sentimiento era mutuo. Tras la muerte de Whitman en 1892, Ingersoll pronunció el panegírico en su funeral. El elogio fue publicado con un gran éxito y se lo considera un panegírico clásico.[9]

En la cultura popular[editar]

Estatua de Ingersoll en Peoria, Illinois
  • En su libro Diccionario del Diablo el periodista y escritor estadounidense Ambrose Bierce incluyo su propia versión del Decálogo en la que el segundo mandamiento dice, "Ni imágenes ni ídolos harás / por Robert Ingersoll para ser quebrantada."
  • En el libro de A.B. Simpson escrito en 1890, Wholly Sanctified , el destacado pastor de la ciudad de Nueva York y fundador de la Alianza Cristiana y Misionera escribe acerca de querer leer las conferencias de Ingersoll con el fin de responderlas, pero estaba tan indignado después de leer una página que "no se atrevió a ir más lejos." Simpson se refiere a él como "este atrevido blasfemo."[10]
  • En la novela corta de William Faulkner De esta tierra y más allá un anciano deja su cuerpo en el momento de la muerte y visita una especie de ante-purgatorio donde se encuentra con la sombra de un hombre que podría ser Robert Ingersoll. Este es abordado por el anciano, quien le dice "Así que usted también se ha reconciliado. . . con este lugar." A lo que Ingersoll responde, "Ah . . . reconciliado."[11]
  • En la novela de Sherwood Anderson de 1920 Pobre Blanco, "Robert Ingersoll llegó [a un pequeño pueblo del Medio Oeste] para hablar . . . , y después de haber partido, la pregunta de la divinidad de Cristo ocupó las mentes de los ciudadanos durante meses."
  • En la novela de Sinclair Lewis de 1927 Elmer Gantry, un fornido un estudiante universitario llamado Elmer Gantry que está fuertemente influenciado por su agnóstico amigo Jim Lefferts, es objeto de una aparente milagrosa transformación al cristianismo Bautista. Por sugerencia de Lefferts, Gantry utiliza como inspiración para su primer sermón un discurso de Robert Ingersoll, que comienza, "El amor es el único arco en las nubes oscuras de la vida". Gantry decide no dar crédito a Ingersoll, que sería infame para su público, y reflexiona, "Maldición! Es probable que esta noche nadie haya leído nunca a Ingersoll. Están contra de él. Además en cierto modo lo cambiare todo."
  • El pueblo de Redwater, Texas, originalmente fue nombrado Ingersoll en honor a Robert Ingersoll cuando fue fundado a mediados de 1870; el nombre actual se adoptó después de una reunión de avivamiento celebrada en la ciudad en 1886.
  • "Después de visitar la tumba de Napoleón" por Ingersoll es citado en Nacida ayer.
  • En el libro de P. G. Wodehouse "La Temporada de Apareamiento", PC Dobbs, que resulta ser un ferviente Agnóstico/Ateo, dejó temprano el Concurso de Talentos del Condado ubicado en el salón local porque no le gustaba el entretenimiento, y se fue a casa a "fumar su pipa y leer a Robert G. Ingersoll".
  • La Montaña Coronel Bob en el estado de Washington fue nombrada así por Robert Ingersoll.[12]
  • Su lugar de nacimiento, conocido como Casa Natal de Robert Ingersoll, o Casa Natal Museo de Robert Green Ingersoll, fue incluido en el Registro Nacional de Lugares Históricos en 1988.[13]
  • La siguiente declaración de Ingersoll se cita en el cubierta interior del álbum "Consequences" del grupo Godley and Creme:
"En la naturaleza no hay ni recompensas ni castigos, hay consecuencias."

Obras[editar]

Referencias[editar]

Notas
  1. 1887. Historia de Gallatin, Saline, Hamilton, Franklin, y Williamson Counties, Illinois. Goodspeed Publishing Co. 557, 585. A partir de 1887, el juez McBane aún tenía en su posesión las cartas de Ingersoll en donde consulta sobre la escuela, fechadas en el 16 de mayo de 1853.
  2. Milo Erwin. 1876. Historia del condado de Williamson, Illinois. 250.
  3. Kittredge, Herman E., Una apreciación biográfica de Robert G. Ingersoll, Cap. 2.
  4. Eva Ingersoll Wakefield, ed. 1951. Las Cartas de Robert G. Ingersoll, Nueva York: Imprenta Hallmark-Hubner, Inc. 18–19.
  5. Kittredge, Cap. 2. 1911.
  6. McCarthy, Daniel (2012-11-21) Conservatismo Extranjero, The American Conservative
  7. Myers, John Myers,"El Príncipe De Los Estafadores", Herencia Americana, Agosto de 1956 (7:5). Enlace actualizado recuperado el 05/11/2011.
  8. Intimando con Walt: Seleccion de Conversaciones con Whitman a Horace Traubel, Gary Schmidgall (Editor), 2001, Imprenta de la Universidad Iowa, Página 81.
  9. El Libro de los Elogios, Phyllis Theroux (Editor), 1977, Simon & Schuster. Página 30.
  10. Simpson, Albert Benjamin, Enteramente santificados: Vivir una Vida Fortalecidos por el Espíritu Santo., (Camp Hill, Pennsylvania: WingSpread Publishers, 2006) Páginas 45–46. Publicado por primera vez en 1890.
  11. Faulkner, William. "Historias seleccionadas de William Faulkner" La Biblioteca Moderna, 1993, pp.276–277
  12. Majors, Harry M. (1975). Explorando Washington. Van Winkle Publishing Co. p. 72. ISBN 978-0-918664-00-6. http://books.google.com/books?id=CoWrPQAACAAJ. 
  13. «Sistema de Información de Registro Nacional». Registro Nacional de Lugares Históricos. Servicio Nacional de Parques (2009-03-13).
  14. http://www.jstor.org/stable/25101967
  15. enlace a los libros de google
  16. enlace a los libros de google
  17. enlace a los libros de google
Otras lecturas
  • Tim Page, edición de Robert Green Ingersoll, ¿Qué tiene que ver Dios con esto?: por Robert Ingersoll acerca del libre pensamiento, Discusión honesta y la separación de Iglesia- Estado, Random House (Agosto, 2005), libro de encuadernación en rústica, ISBN 1-58642-096-8
  • Orvin Larson, Infiel Estadounidense: Robert G. Ingersoll la Biografía, Citadel Press (1962)
  • Eric T. Brandt, Timothy Larsen, " El Viejo Ateísmo Revisionado: Robert G. Ingersoll y la Biblia," Diario de la Sociedad Histórica, 11,2 (2011), 211–238.
  • Susan Jacoby, El Gran Agnóstico: Robert Ingersoll y el Libre Pensamiento Estadounidense, Yale University Press (2013)

Enlaces externos[editar]