Colonia de Roanoke

De Wikipedia, la enciclopedia libre
(Redirigido desde «Roanoke (colonia)»)
Saltar a: navegación, búsqueda


Colonia de Roanoke
Colonia del Imperio británico
Roanoke map 1584.JPG
Mapa de Virginea Pars, que incluye la Isla de Roanoke, dibujado por John White durante su primera visita en 1585.
Datos generales
Ubicación


Coordenadas: 35°55′42″N 75°42′15″O / 35.92833, -75.70417
Idioma Inglés
Fundación 1585
Desaparición Desconocido
Capital No especificada

La Colonia de Roanoke de la Isla de Roanoke en el Condado de Dare, actual Carolina del Norte, Estados Unidos, fue un intento del siglo XVI de la Reina Isabel I de establecer un asentamiento inglés permanente en América. Sir Humphrey Gilbert financió y organizó originalmente la empresa, antes de ahogarse en 1583 durante un intento infructuoso de colonizar San Juan de Terranova. El hermanastro de Sir Humphrey, Sir Walter Raleigh, obtuvo posteriormente la carta real entregada a su hermano por la Reina Isabel I y más adelante llevó a cabo los detalles del documento mediante sus delegados Ralph Lane y Richard Grenville, el primo lejano de Raleigh.

El último grupo de colonos desapareció durante la Guerra anglo-española, tres años después del último envío de provisiones desde Inglaterra. Su desaparición dio origen a su sobrenombre de "La colonia perdida". Hasta hoy siguen sin hallarse pruebas definitivas sobre el destino final de los colonos.

Carta real de Raleigh[editar]

El 25 de marzo de 1584, la Reina Isabel I concedió a Raleigh una carta real para colonizar el área de Norteamérica. Esta especificaba que Raleigh estaba obligado a establecer una colonia en Norteamérica o perdería su derecho de colonización.

Raleigh e Isabel I pretendían que la expedición proporcionara riquezas desde el Nuevo Mundo y una base desde la que enviar expediciones de corsarios contra la Flota de Indias de España. Raleigh jamás visitó en persona América del Norte, aunque encabezó expediciones en 1595 y 1617 a la cuenca del Río Orinoco en Sudamérica para buscar la legendaria ciudad de El Dorado.

Primeros viajes a la Isla de Roanoke[editar]

El 27 de abril de 1854 Raleigh envió a Philip Amadas y Arthur Barlowe al mando de una expedición para explorar la costa este de América del Norte. Llegaron a la Isla de Roanoke el 4 de julio, y pronto establecieron relaciones con los nativos locales, los secotan y los croatoan. Barlowe volvió a Inglaterra con dos croatoan llamados Manteo y Wanchese, quienes pudieron describir las divisiones y la geografía de la zona a Raleigh. Basándose en esta información, Raleigh organizó una segunda expedición, dirigida por Sir Richard Grenville.

La flota de Grenville partió de Plymouth el 9 de abril de 1585 con cinco naves de importancia: la Tiger (el navío de Grenville), la Roebuck, la Red Lion, la Elizabeth y la Dorothy. desafortunadamente una fuerte tormenta a la altura de la costa de Portugal separó a la Tiger del resto de la flota. Los capitanes habían previsto un plan de contingencia si llegaban a separarse, que consistía en reunirse de nuevo en Puerto Rico, y la Tiger alcanzó la Baye of Muskito (actual Bahía de Guayanilla) el 11 de mayo.

Acuarela del fuerte de la Bahía de Guayanilla, probablemente similar al construido en Roanoke.

Mientras esperaba a los otros barcos, Grenville estableció relación con los españoles de la zona al mismo tiempo que se involucró en actos de piratería contra ellos, además de construir un fuerte. La Elizabeth llegó poco después de la construcción del fuerte. Al final Grenville acabó por cansarse de esperar a las naves restantes y zarpó el 7 de junio. Abandonaron el fuerte y su ubicación sigue siendo desconocida.

Cuando la Tiger navegaba por la ensenada de Ocracoke el 26 de junio, chocó contra un banco de arena, lo que estropeó la mayoría de las provisiones. La expedición tuvo éxito en reparar el barco y a principios de julio se reunió con la Roebuck y la Dorothy, que habían alcanzado los Outer Banks algunas semanas antes. La Red Lion se había mantenido con las demás pero poco antes había desembarcado a sus pasajeros y puesto rumbo a Terranova para dedicarse a la piratería.

Tras la exploración inicial de la costa del continente y los asentamientos nativos de la zona se acusó a los indígenas del pueblo de Aquascogoc de robar una copa de plata. Como represalia la expedición saqueó y quemó la aldea. Los informes contemporáneos del escritor y cortesano Richard Hakluyt del primer viaje a Roanoke, recopilados de testimonios de varios inversores que incluían a Sir Walter Raleigh (Hakluyt nunca llegó a viajar al Nuevo Mundo) también describen este hecho.

A pesar de este desencuentro y de la falta de comida, Grenville decidió dejar a Ralph Lane y a 107 hombres para que establecieran una colonia en el extremo norte de la Isla de Roanoke, después de comprometerse a volver en abril de 1586 con más hombres y más provisiones, tras lo que desembarcaron el 17 de agosto de 1585. Lane construyó un pequeño fuerte en la isla y ordenó que se explorase la zona que lo rodeaba. No han pervivido imágenes del fuerte de Roanoke pero muy probablemente su estructura era similar al de la Bahía de Guayanilla.

Cuando llegó la fecha acordada de abril de 1586 no hubo señal de la flota de apoyo de Grenville. Ya en junio, el resentimiento por la destrucción de la aldea nativa condujo a un ataque al fuerte que los colonos fueron capaces de rechazar. Poco después de este ataque, cuando Sir Francis Drake se detuvo en su vuelta a casa tras una incursión exitosa por el Caribe y ofreció llevarse con él a los colonos, incluyendo al metalúrgico Joachim Gans, de vuelta a Inglaterra, oferta que aceptaron. Al volver de su viaje los colonos de Roanoke, introdujeron el tabaco, el maiz y la patata. La flota con suministros llegó poco después de la partida de Drake con los colonos. Al encontrar la colonia abandonada, Grenville regresó a Inglaterra con el grueso de la expedición, aunque dejó un pequeño destacamento tanto para mantener la presencia inglesa como para proteger la reivindicación de Raleigh sobre la Isla de Roanoke.

Viajes posteriores a la Colonia de Roanoke[editar]

Bautismo de Virginia Dare, primer nacimiento inglés en América del Norte, litografía de 1880.

En 1587 Raleigh envió un nuevo grupo de 115 colonos para establecer una colonia en la Bahía de Chesapeake. Al frente de la expedición estaba John White, un artista y amigo de Raleigh que le había acompañado en sus expediciones previas a Roanoke. White fue elegido gobernador con posterioridad y Raleigh nombró a 12 asistentes para ayudar en el asentamiento de Roanoke. Se les ordenó viajar a Roanoke para reunirse con los hombres de Grenville, pero cuando llegaron el 22 de julio de 1587 no encontraron nada excepto un esqueleto que podría haberse tratado de los restos de uno de los miembros de la guarnición inglesa.

Los viajeros contaban con esos hombres para ayudarles con la nueva colonia, pero cuando no encontraron a nadie, perdieron la esperanza de ver a los hombres de Grenville con vida. El comandante de la flota, Simon Fernandez, se negó entonces a permitir el regreso de los colonos a los barcos e insistió en que fundaran la nueva colonia en Roanoke. Sus motivos nunca fueron aclarados.

White restableció las relaciones con los croatan e intentó mantener una relación amistosa con las tribus con las que Ralph Lane había combatido el año anterior. Las tribus hostiles rehusaron enncontrarse con él. Poco después un indio mató al colono George Howe mientras este buscaba cangrejos en Albemarle Sound.

Temiendo por su vida, los colonos persuadieron al Gobernador White de volver a Inglaterra para explicar la desesperada situación de la colonia y para que pidiera ayuda. Atrás quedaron 115 colonos, el resto de mujeres y hombres que habían cruzado el Atlántico más la nieta recién nacida de White, Virginia Dare, el primer nacimiento inglés en las Américas.

Regreso de White a Inglaterra[editar]

White navegó hasta Inglaterra a finales de 1587. Cruzar el Atlántico en esa época del año significaba correr un riesgo considerable, como demuestra la afirmación de Fernandez de que su navío apenas pudo completar el viaje. Los planes para enviar una flota de rescate tuvieron que ser aplazados por la negativa del capitán a volver durante el invierno. La llegada de la Armada Española conllevó que toda nave inglesa capaz de hacerse a la mar recibiese la orden de combatir, lo que dejó a White sin barcos capaces de navegar de vuelta a Roanoke.

Al final logró contratar dos pequeñas embarcaciones consideradas innecesarias para la defensa de Inglaterra y partió hacia Roanoke en la primavera de 1588. El intento de White se vio frustrado por la naturaleza humana y las circunstancias: las dos embarcaciones eran pequeñas y sus capitanes avariciosos. Intentaron atrapar diversos barcos españoles en el viaje de ida para aumentar sus beneficios, pero en vez de eso fueron capturados en su lugar y perdieron su cargamento. Con nada en su poder para entregar a los colonos, los barcos volvieron a Inglaterra.

El descubrimiento de la palabra "croatoan".

Debido a la guerra entre Inglaterra y España, White se vio incapaz de organizar otro intento de reabastecimiento durante tres años más. Finalmente comsiguió pasaje en una expedición corsaria que aceptó detenerse en Roanoke al volver del Caribe. White desembarcó el 18 de agosto de 1590, el día del tercer cumpleaños de su nieta, pero se encontró el asentamiento completamente desierto. Sus hombres no hallaron ni rastro de los 90 hombres, 17 mujeres y 11 niños ni tampoco había huellas de enfrentamientos o combates.

La única pista fue la palabra "croatoan" tallada en un poste de una valla alrededor de la aldea y un "cro" tallado en un árbol cercano. Se habían desmontado todas las casas y fortificaciones, lo que significaba que su marcha no se había hecho de forma apresurada. Antes de haber abandonado la colonia, White les había dado instrucciones de que si algo llegara a ocurrirles, debían tallar una cruz de Malta en algún árbol de los alrededores, para indicar así que se habían visto obligados a marcharse. Dado que no había cruz alguna, White concluyó que esto quería decir que se habían marchado a la "Isla de Croatoan" (hoy conocida como Isla de Hatteras), pero le fue imposible investigarlo. Una potente tormenta se estaba formando y sus hombres se negaron a ir más lejos; al día siguiente se marcharon.

Thomas Harriot[editar]

Nacido en 1560, Thomas Harriot comenzó a trabajar para Raleigh a principios de la década de 1580, tras graduarse en la Universidad de Oxford. Aunque no participó en el primer viaje, es posible que se encontrara entre los hombres de la expedición a la colonia de Arthur Barlowe en 1584. Instruyó a los hombres de la primera expediciónd e Raleigh a Roanoke en técnicas de navegación y finalmente navegó hasta la colonia con el segundo grupo de pobladores, donde sus conocimientos como naturalista fueron de particular importancia junto con los del pintor y líder del poblado John White.

Entre su llegada en abril de 1585 y su marcha en julio de 1586, Harriot y White llevaron a cabo detallados estudios conjuntos del área de Roanoke durante los cuales Harriot recopilaba muestras y anotaciones en varios cuadernillos que desafortunadamente no sobrevivieron a la desparición de la colonia. Sin embargo Harriot también describió la flora y fauna de los alrededores de la zona, que perduraron en su obra A Brief and True Report of the new Found Land of Virginia, escrita como crónica del progreso de la colonia para el gobierno inglés a petición de Raleigh. A pesar de su consideración de "propaganda" en favor de la colonia por los historiadores modernos, su obra ha sido de una importancia vital para la historia de Roanoke no solo por las observaciones de la vida salvaje hechas por Harriot, sino también por las descripciones de las activivdades de los indios durante la época de la desaparición de la colonia.

Harriot escribió que las relaciones entre los indios de Roanoke y los pobladores ingleses eran mutuamente apacibles y prósperas, lo que contradice otras pruebas históricas que catalogan los sangrientos enfrentamientos entre los indios de Roanoke y los dos comandantes de Raleigh, Sir Richard Grenville y su sucesor Ralph Lane. Harriot no recogió casi nada de estos testimonios en su crónica para Inglaterra y no mencionó el estado tumultuoso de la colonia bajo el control tanto de Grenville como de Lane, asumiendo correctamente que ese conocimiento tendría un impacto negativo en la llegada de nuevos colonos a Roanoke. Irónicamente, el texto de Harriot no llegó a Inglaterra o a las imprentas del país hasta 1588, cuando ya se había producido el aciago destino de la "Colonia Perdida".

Investigaciones en Roanoke[editar]

Reconstrucción de la planta de la fortificación en el Sitio Histórico Nacional de Fort Raleigh.

Pasaron doce años antes de que Raleigh decidiera descubrir que le había ocurrido a la colonia. Encabezada por Samuel Mace, la expedición de 1602 difería de anteriores viajes de Raleigh en que este había adquirido su propio barco y garantizado la paga de los marineros para que no se distrajeran con actividades de piratería. A pesar de ello Raleigh todavía esperaba sacar beneficio del viaje, y el barco de Mace tomó tierra en los Outer Banks para recolectar plantas aromáticas como sassafras que le reportaran unas ganancias aceptables al volver a Inglaterra. Para cuando pudieron prestarle atención al asunto de los colonos, el tiempo había empeorado y se vieron forzados a volver sin ni siquiera llegar a la Isla de Roanoke. Tras ser arrestado por traición, a Raleigh le fue imposible enviar más misiones.

Mientras tanto los españoles tenían razones propias para intentar encontrar la colonia. Como sabían de las intenciones de Raleigh de usar Roanoke como base para actividades de corso, esperaban poder destruirla antes de que fuera una amenaza. Además, los informes que les llegaban contenían descripciones inexactas de las actividades del lugar y por ello imaginaron que la colonia era mucho más próspera de lo que lo era en realidad.

En 1590 encontraron los restos de la colonia por puro accidente, pero asumieron que se trataba solo de una base periférica del asentamiento principal, que ellos pensaban que se encontraba en la zona de la Bahía de Chesapeake (la ubicación planeada por John White). Pero del mismo modo que la guerra anglo-española impidió a White volver a tiempo, las autoridades españolas en el Nuevo Mundo no pudieron reunir el suficiente apoyo de la metrópoli para semejante empresa.